ANISAKIASIS – Parásito del Sushi – Síntomas y Tratamiento

El parásito Anisakis generalmente se contrae por ingestión de pescados crudos o mal cocidos.

Anisakiasis es el nombre de una parasitosis intestinal causada por parásitos de la especie Anisakis, que son generalmente adquiridos después de comer mariscos o pescados crudos.

La anisakiasis sigue siendo una enfermedad rara, pero que, debido a la creciente popularidad de pescados crudos o insuficientemente cocidos, como sushi, carpaccios de salmón, salmón ahumado o ceviches, se volvió cada vez más descrita.

En este artículo vamos a explicar lo que es la anisakiasis, cuáles son los síntomas, cómo se hace el diagnóstico y cuáles son las opciones de tratamiento.

Qué es la anisakiasis

La anisakiasis es una parasitosis intestinal causada por parásitos nematodos de la familia Anisakinae: Anisakis simplex, Anisakis physeteris y Pseudoterranova decipiens.

La anisakiasis es una parasitosis típica de los mamíferos marinos, como ballenas, delfines, leones marinos y focas, siendo el hombre solamente un hospedero accidental. La anisakiasis se comporta en animales marinos de forma similar a la ascariasis en el  hombre.

Para entender cómo ocurre la contaminación de los seres humanos, necesitamos saber el ciclo de vida del parásito.

1- Mamíferos marinos contaminados eliminan  huevos de parásito por las heces.
2- En el agua del mar, los huevos eclosionan y las larvas son liberadas para nadar libremente
3- Estas larvas son ingeridas por crustáceos y comienzan a desarrollarse en su interior.
4- Cuando los crustáceos contaminados son comidos por peces o calamares, la larva del parásito se mueve desde el tracto gastrointestinal hasta los músculos.
5- Peces contaminados son comidos por mamíferos marinos.
6- La larva, ahora en su hospedero definitivo, se desarrolló, se convirtió en un parásito adulto y pasa a liberar huevos en el intestino de estos mamíferos, empezando así un nuevo ciclo.

La contaminación de los seres humanos ocurre por accidente en la quinta etapa. Sin embargo, contrariamente a lo que ocurre en los mamíferos marinos, la larva del anisakis no puede convertirse en parásito adulto en los seres humanos.

Cuando un ser humano si contamina, se detiene el ciclo reproductivo del parásito, porque él no puede sobrevivir fuera de su hospedero habitual.

Por lo tanto, no hay ninguna transmisión de ser humano para ser humano, y la gente contaminada no elimina huevos ni parásitos por las heces.

Contaminación de los seres humanos por Anisakis

Como ya se mencionó, el hombre se infecta con el parásito anisakis cuando ingiere carne cruda o mal cocida de peces contaminados. Salmón, arenque, caballa y calamares suelen transmitir especies de anisakis, mientras el halibut y la anchoa transmiten especies de Pseudoterranova. El bacalao puede transmitir ambas especies.

La larva del parásito se presenta, generalmente, en el músculo de los pescados, y su identificación es posible en el momento que el pescado está siendo cortado.

Las mejores medidas preventivas son cocinar el pescado a una temperatura de no mínimo 70°C o congelamiento de -20°C durante un período mínimo de 72 horas (idealmente durante 7 días) o a -35°C durante al menos 24 horas. El proceso de ahumado no mata al parásito.

A pesar de la reciente explosión en el número de restaurantes japoneses en el mundo occidental en los últimos años, la anisakiasis sigue siendo inusual. Esto ocurre por 3 razones:

  1. Restaurantes de calidad congelan el pescado antes de servirlo al público.
  2. Muchos restaurantes usan peces criados en cautividad sin contacto con la vida marina natural.
  3. Chefs de sushi debidamente formados son capaces de detectar las larvas de Anisakis en el momento de preparación del pescado.

 ¿En qué países hay casos de anisakiasis?

La anisakiasis es todavía muy desconocida del público en general e incluso de la clase médica. Sin embargo, con la creciente popularidad de los restaurantes que sirven pescado crudo, especialmente ceviche y sushi, casos de infección de Anisakis comenzaron a ser descritos con más frecuencia.

En Japón, país con mayor incidencia de esta parasitosis, la tasa anual de infección es de 3 nuevos casos por cada 1 millón de personas. Esto significa, aproximadamente, 400 casos nuevos al año.

En Holanda, un país en que existe la costumbre de comer arenque crudo (haring), esta parasitosis es también relativamente conocida. De hecho, el primer caso de anisakiasis que se describe en la literatura médica vino exactamente de Holanda, en 1960.

En la actualidad, sin embargo, debido a una ley que requiere la congelación de haring durante 7 días antes de la comercialización al público, la enfermedad prácticamente ha desaparecido.

En otros países occidentales, la incidencia de anisakiasis es desconocida. Es muy probable que la incidencia real de este parásito sea mayor que realmente haya sido notificado.

En Brasil, por ejemplo, no hay casos registrados de anisakiasis. Sin embargo, el parásito ya ha sido encontrado por el departamento de salud en varios tipos de pescados como anchoas, bacalao, caballa, dorado, pez espada y vieiras.

Es posible que las personas estén infectadas con el parásito, pero el diagnóstico no esté siendo  hecho.

En Portugal, hubo recientemente una gran divulgación en las redes sociales del caso de un paciente de 32 años de edad que fue admitido a la sala de urgencias con dolor abdominal severo, fiebre y vómitos después de comer sushi.

Síntomas de la ANISAKIASIS

La mayoría de los síntomas asociada a la anisakiasis es debido a daños directos a los tejidos del tracto gastrointestinal o reacción alérgica causada por el parásito.

La reacción alérgica, que es la forma menos común, viene rápidamente después de comer pez crudo infectado. Algunos individuos desarrollan rash en la piel, picazón y hormigueo en la garganta. Casos de angioedema y de anafilaxia son raros, pero fueron  descritos.

El cuadro es similar al de cualquier alergia alimentaria, no siendo improbable que algunos de los casos se confundan con una alergia a los mariscos (Lee: ALERGIA ALIMENTARIA – Causas, Síntomas y Tratamiento). Casos de alergia pueden ocurrir inclusive si el pescado es bien cocido y la larva está muerta.

Habitualmente los síntomas gastrointestinales se presentan debido a una reacción inflamatoria causada por la presencia del parásito. En general, la larva trata de penetrar en la mucosa del sistema digestivo y termina muriendo en el camino. La presencia del parásito muerto estimula una reacción inflamatoria intensa, que puede provocar una masa o absceso en el esófago, estómago o intestino.

La anisakiasis gástrica generalmente se presenta entre 1 a 8 horas después de la ingestión del pez contaminado y se caracteriza por dolor agudo del estómago, fiebre baja, náuseas y vómitos. Los pacientes con vómitos pueden eliminar las larvas de esta forma y eventualmente curarse.

Ya la anisakiasis intestinal generalmente se desarrolla de 5 a 7 días después de la ingestión de la larva y puede estar asociada con dolor abdominal intensa, distensión abdominal, fiebre y obstrucción intestinal por la masa inflamatoria. Diarrea con sangre o moco también son manifestaciones comunes.

La larva suele quedarse en el intestino delgado y raramente alcanza el intestino grueso. Eventualmente puede perforar el intestino, cayendo en la cavidad peritoneal y provocando un cuadro  de  peritonitis.

Diagnóstico de ANISAKIASIS

En la mayoría de los casos, el diagnóstico de anisakiasis se realiza por endoscopia digestiva alta, que es capaz de visualizar fácilmente las larvas del parásito en el estómago (Lee: ENDOSCOPIA DIGESTIVA ALTA).

Anisakis identificado en una endoscopia digestiva.
Anisakis identificado en una endoscopia digestiva.

Cuando el parásito ya no está más en el estómago, el diagnóstico se hace más difícil. Hay análisis de sangre capaces de detectar la infección por el Anisakis, pero no están disponibles en todos los laboratorios y es necesario un alto grado de sospecha del médico para solicitar estas pruebas. Si el médico no ha visto nunca un caso de anisakiasis, probablemente no pasará por la cabeza investigar  esta parasitosis.

Tratamiento de la Anisakiasis

Cuando el parásito todavía está en el estómago, su eliminación a través de la endoscopia digestiva es suficiente para curar el paciente. Los síntomas desaparecen al final del procedimiento.

Cuando el parásito ya no está más en el estómago y penetró en la mucosa intestinal, causando abscesos u obstrucción intestinal, la cirugía es más indicada para tratar la infección.

Han sido descritos casos de éxito con el tratamiento a base de albendazol 400 mg de 12/12 horas durante 3 días (Lee: ALBENDAZOL – Para que Sirve, Dosis y Efectos Secundarios).

También podría gustarte