DISPEPSIA FUNCIONAL – Dolor de Estómago Sin Causa Aparente

La dispepsia funcional es la causa principal de dolor de estómago. Sus síntomas son similares a los de la gastritis, pero en estos pacientes, la endoscopia digestiva no encuentra ninguna lesión en el estómago.

Dispepsia funcional es el nombre dado a un cuadro de dolor o malestar crónico en el estómago, que no presenta cambios a nivel del estómago que pueda justificar los síntomas. La dispepsia funcional es, muchas veces, llamada indigestión o mala digestión crónica, dispepsia nerviosa o dispepsia no ulcerosa.

La dispepsia funcional es muy común, afectando alrededor del 20% de la población y puede ser duradera. El dolor que ella causa a menudo es muy similar al dolor de los pacientes con gastritis o úlcera gástrica/duodenal; la diferencia es que en estos pacientes no pudimos encontrar una explicación clara del dolor incluso después de extensa investigación médica.

En este artículo vamos a explicar qué es la dispepsia funcional, cuáles son sus causas, sus síntomas y las opciones de tratamiento.

Qué es dispepsia

Dispepsia es un término que abarca a una serie de síntomas relacionados con el estómago, como ardor o dolor de estómago, sensación de llenura después de las comidas, sensación de estómago distendido, exceso de gases, pirosis, saciedad precoz, náuseas y mala digestión.

Advertisements

Varias enfermedades pueden causar dispepsia, pero las más comunes son la gastritis, el reflujo gastroesofágico y la úlcera gástrica o duodenal.

El problema es que entre los pacientes con quejas de la dispepsia, solamente el 25% terminan consiguiendo un diagnóstico que justifique sus síntomas. En el 75% restante, nada se encuentra incluso después de una investigación exhaustiva con las examinaciones clínicas, exámenes de imagen y endoscópicas.

Estos casos de dispepsia sin causa aparente acaban siendo clasificados como dispepsia funcional.

Definición de dispepsia funcional

Para estandarizar los términos utilizados en el diagnóstico de diversas enfermedades gastrointestinales, un grupo formado por varios expertos internacionales ha elaborado una serie de criterios  diagnósticos, que actualmente se conocen como criterios de Roma IV (actualizado en el año 2016).

Según el criterio de Roma IV, dispepsia funcional se define como la presencia de uno o más de los siguientes signos y síntomas, con inicio por lo menos hace 6 meses *:

  • Una sensación incómoda de llenura postprandial (sentirse “atiborrado” o “hinchado” después de las comidas).
  • Saciedad temprana (sentirse satisfecho rápidamente, incluso después de comer una pequeña cantidad de alimento).
  • Dolor epigástrico (dolor en la altura de la “boca del estómago”).
  • Sensación de ardor estomacal.

Además de al menos uno de los síntomas anteriores, el paciente puede no tener ninguna evidencia de enfermedad gástrica o duodenal identificable en la endoscopia digestiva alta que pueda explicar los síntomas (Lee: ENDOSCOPIA DIGESTIVA ALTA).

* Los síntomas deben estar presentes en los últimos tres meses y deben haber iniciado por lo menos hace 6 meses.

Si el paciente tiene criterios para el diagnóstico de dispepsia funcional, puede aún ser  clasificado en dos grupos:

  • Síndrome de molestia postprandial: cuando los síntomas de la dispepsia funcional son predominantemente de plenitud postprandial o saciedad temprana.
  • Síndrome de dolor epigástrico: cuando los síntomas de la dispepsia funcional son predominantemente de dolor de estómago.

Causas de dispepsia funcional

Aún se desconocen las causas exactas de la dispepsia funcional. Sin embargo, existen 4 factores que están relacionados con la existencia del cuadro:

Advertisements
  1. Problemas  motores en los músculos del estómago que causan lentitud del proceso de vaciado gástrico.
  2. Trastornos  psicológicos, principalmente depresión y ansiedad.
  3. El estómago se distiende cada vez que comemos. Algunas personas, sin embargo, son más sensibles a este estiramiento y sienten dolor o molestias en el estómago después de las comidas.
  4.  Presencia de la bacteria H.pylori, que puede causar dispepsia incluso en ausencia de síntomas de gastritis o úlcera gástrica (Lee: HELICOBACTER PYLORI – Síntomas y Tratamiento).

Otros factores que aumentan el riesgo de dispepsia funcional son el tabaquismo, consumo de alcohol, bebidas gaseosas y el uso de fármacos antiinflamatorios. Acontecimientos estresantes también pueden ser el detonante para este tipo de dolor.

DIAGNÓSTICO DE DISPEPSIA FUNCIONAL

El diagnóstico de dispepsia funcional se hace a partir de los datos clínicos (historia de plenitud postprandial, saciedad temprana o dolor epigástrico durante los últimos tres meses) asociados a una endoscopia digestiva que no muestre ninguna lesión en el estómago o el duodeno que pueda ser responsable de los síntomas. El paciente también no puede tener ninguna otra enfermedad para justificar el dolor, tales como problemas de vesícula biliar o páncreas.

El diagnóstico de dispepsia funcional es, por lo tanto, un diagnóstico de exclusión. Esto significa que solamente puede ser establecido después de haber sido descartadas las causas más comunes de la dispepsia.

TRATAMIENTO DE DISPEPSIA FUNCIONAL

Ser diagnosticado con  dispepsia funcional frecuentemente es un alivio para algunas personas y una frustración a los demás porque el tratamiento no siempre es efectivo.

1- Dieta

Aunque no hay ninguna evidencia que enlace directamente  ciertas dietas a la dispepsia funcional, tiene sentido orientar el paciente a limitar o evitar los alimentos que aumentan los síntomas.

El punto importante a entender aquí es el hecho de que la dieta más adecuada es algo muy individual. Un alimento que puede empeorar los síntomas en algunos pacientes puede ser perfectamente tolerado por otros. Por lo tanto, no hay ninguna dieta específica que pueda ser indicada en todos los pacientes con dispepsia funcional.

Sin embargo, esto no significa que algunos alimentos no son a menudo señalados como villanos de dolor de estómago. Leche, alcohol, cafeína, gaseosas, alimentos grasos o fritos, menta, tomates y frutas cítricas son algunos de los alimentos que frecuentemente son señalados como factores de empeoramiento de la sensación de ardor de estómago.

Otros consejos que generalmente ayudan son:

  • Comer porciones pequeñas varias veces a lo largo del día tiende a ser mejor que hacer 2 o 3 comidas grandes con un intervalo de varias horas entre ellas.
  • No acostarse en las primeras 2 horas después de una comida.
  • Individuos con exceso de peso tienden a encontrar el alivio cuando  pierden peso.
  • Elevar la cabecera en unos 10 a 15 cm puede también ayudar.
  • Parar de fumar.

2- Tratamiento de H. pylori 

Advertisements

La bacteria H. pylori puede ser responsable de la sensación  de quemazón en algunos pacientes, incluso sin lesiones detectables en endoscopia digestiva. Si el paciente tiene una prueba positiva para H. pylori y tiene síntomas de  dispepsia, se indica tratamiento con antibióticos para erradicar la bacteria.

3- Control del ardor estomacal

En pacientes con investigación negativa para  H. pylori, se puede hacer el tratamiento inicial con medicamentos de la clase de inhibidores de la bomba de protones. Los más conocidos son el omeprazol, pantoprazol, esomeprazol y lansoprazol (Lee: OMEPRAZOL – Dosis, Para qué Sirve y Efectos Secundarios). Se espera mejoría clínica entre 4 y 8 semanas.

4- Apoyo psicológico

Es importante entender que la dispepsia funcional es una enfermedad real. El dolor estomacal no es un producto de la cabeza del paciente.

Sin embargo, esto no significa que los problemas psicológicos no tengan ninguna influencia en el cuadro. Apoyo profesional con psicólogo o psiquiatra puede ayudar al paciente a enfrentar sus problemas emocionales y sentirse mejor, tanto física como mentalmente.

Si el paciente no responde a ninguna de las medidas terapéuticas descritas anteriormente, el tratamiento con fármacos antidepresivos puede ayudar a controlar los síntomas. La medicación más estudiada en casos de dispepsia funcional es la amitriptilina, pero algunos médicos usan antidepresivos de la clase de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).

¿Te resultó útil este artículo?  
1 Estrela2 Estrelas3 Estrelas4 Estrelas5 Estrelas (10 votos, Total: 4,70 de 5)
Cargando…
Advertisements
Advertisements
También podría gustarte