¿CÓMO ELIMINAR LA CELULITIS?

La celulitis se caracteriza por irregularidades en la piel, como las ondas causadas por trastornos en la anatomía del tejido subcutáneo.

La celulitis, aquellas irregularidades no deseadas en la piel que dan una apariencia semejante a la cáscara de naranja, en Medicina se llama hidrolipodistrofia ginoide.

En este artículo vamos a explicar qué es la celulitis, por qué surge, cuáles son los factores de riesgo y cuáles son las opciones de tratamiento que realmente funcionan.

Respetando la política editorial de nuestro sitio web, vamos a nos limitar solamente a los tratamientos científicamente comprobados. Aquí no encontrarás fórmulas milagrosas ni tratamientos revolucionarios que prometen dar fin a la celulitis durante la noche, ya que, por desgracia, no existen.

Si ves a alguien prometiendo milagros contra la celulitis, piensa dos veces antes de gastar tu dinero, ya que la posibilidad de que esta publicidad sea falsa es muy grande.

Celulitis infección de la piel x Celulitis estética

Antes de comenzar el artículo, tenemos que deshacer una pequeña confusión. El término celulitis puede ser utilizado para dos enfermedades distintas:

1. Hidrolipodistrofia ginoide, tema de este texto, que es mucho más un problema estético que una enfermedad en sí.

2. Celulitis, infección de la piel, una infección bacteriana que es similar a la erisipela. Este tipo de celulitis ya ha sido abordado en el texto: la erisipela | Celulitis | Síntomas y tratamiento.

El término celulitis para la hidrolipodistrofia ginoide no es lo más adecuado ya que no hay inflamación del tejido subcutáneo como el sufijo «itis» sugiere. Sin embargo, como el término se ha establecido por la costumbre y es mucho más fácil de decir y escribir, se utilizará en este texto. Así que de ahora en adelante cada vez que me refiero a la celulitis, voy a hablar de la celulitis estética, conocida por todos.

¿QUÉ ES LA CELULITIS?

La celulitis se caracteriza por irregularidades en la piel, como las ondas causadas por trastornos en la anatomía del tejido subcutáneo.

celulitis

Debajo de nuestra piel siempre hay una placa tejido adiposo (grasa), que puede ser grande o pequeña, dependiendo de la región y del estado nutricional del individuo. Por bajo de la grasa está el músculo, que se conecta a la piel por medio de fibras elásticas de tejido fibroso que atraviesan el tejido graso.

Cuando estas fibras conectivas presentan baja elasticidad y al mismo tiempo hay una acumulación de grasa en esta región, la piel se vuelve irregular. Esto ocurre porque las fibras ejercen una tracción de la piel en dirección al músculo, mientras que la grasa la empuja hacia arriba. Ve la ilustración al lado para comprender mejor este mecanismo. La celulitis es, por lo tanto, una especie de herniación de la grasa hacia la piel.

La celulitis ocurre con mayor frecuencia en las regiones que acumulan grasa con más facilidad,  como las caderas, los muslos, las nalgas y el estómago. La celulitis se produce más en los individuos obesos o con sobrepeso, pero también puede ocurrir en personas delgadas. Cuanto menor es la elasticidad del tejido subcutáneo, menor es la cantidad de grasa que debe acumularse para causar las ondulaciones. La acumulación de líquido y cómo la grasa se ​​distribuye en el tejido también influyen en la aparición de dichas irregularidades.

Factores de riesgo para la celulitis

La celulitis es más común en mujeres que en hombres; se estima que el 90% de las mujeres sufren de este problema en alguno grado. Posiblemente esta discrepancia entre los sexos es causada por los estrógenos y las características del tejido conectivo subcutáneo en los hombres,  lo que dificulta la herniación de la grasa. Además de estos factores, también aumentan el riesgo de celulitis:

  •  Edad (cuanto más viejo(a) mayor es el riesgo).
  • Antecedentes familiares.
  • Cigarrillos.
  • Exceso de peso (lee: CÓMO ADELGAZAR DE FORMA SALUDABLE).
  • Estilo de vida sedentario.
  • La dieta rica en sal, grasas y carbohidratos.
  • Bajo consumo de líquidos.
  • Estrés.

Clasificación de la celulitis:

Celulitis grado 1: no hay irregularidades visibles cuando el paciente está acostado o de pie, pero los cambios pueden ser vistos cuando se pinza el área con los dedos o bajo contracción de los músculos locales.

Celulitis grado  2: celulitis visible, con aspecto de cáscara de naranja evidente y sin ninguna compresión de la piel. A la palpación se puede observar la presencia de pequeños nódulos imperceptibles a la visión.

Celulitis grado 3: celulitis visible, con aspecto de cáscara de  naranja, sobreelevaciones evidentes y nódulos.

TRATAMIENTO DE LA CELULITIS

Como todavía no logramos entender completamente todos los mecanismos que provocan la aparición de la celulitis, existen en el mercado centenares de tratamientos ineficaces basados ​​en teorías sin ninguna base científica.

Además de eso, la celulitis no es una enfermedad; es una alteración normal del  tejido subcutáneo femenino que, por una imposición de una sociedad muy machista, se ha convertido en un incómodo para las mujeres. Hasta el presente momento no hay ninguna tecnología disponible que puede corregir los cambios estructurales del tejido graso femenino y de la dermis profunda. En resumen, no existe un tratamiento 100% efectivo o milagroso contra la celulitis.

La Medicina Estética es una de las especialidades con mayor crecimiento económico, lo que atrae a una gran cantidad de grupos que ofrecen tratamientos sin comprobación científica o basados ​​en estudios de calidad cuestionable. Actualmente existen tantos tratamientos que es impracticable discutirlos en este texto. En las próximas líneas vamos a hacer una rápida revisión de lo que hay de más común en el mercado.

Cremas anticelulitis

La gran mayoría de las cremas contra la celulitis no funciona, e inclusive las que tienen algún efecto, lo hacen discretamente. Las cremas que presentan alguna comprobación de resultados son las que contienen retinoides o metilxantinas. Solas, sin embargo, casi no aportan beneficios.

Suplementos alimentarios para la celulitis

Existen cientos de productos dichos naturales que alegan poseer  propiedades anticelulitis. Habitualmente estos productos relatan ayudar a eliminar toxinas, reducir la retención de líquidos, aumentar el metabolismo de grasas, mejorar la circulación, etc. En verdad no hay ningún suplemento ni producto de uso por vía oral que comprobadamente tiene efecto sobre la celulitis.

Tampoco hay una dieta específica para la celulitis, con los alimentos seleccionados, que supuestamente actuarían directamente contra el problema. La dieta recomendada para la celulitis es la dieta saludable recomendada para todos: evitar el exceso de sodio, grasas saturadas y carbohidratos.

Masaje para la celulitis

Los masajes y el drenaje linfático presentan poco efecto sobre la celulitis. En los años 90 se desarrolló en Francia un dispositivo bautizado Endermologie® con miras a hacer una  especie de  masaje en las regiones afectadas por la celulitis. El producto fue aprobado por la FDA (U.S. Food and Drug Administration) como una opción para el alivio temporal de la celulitis. El aparato básicamente  hace un masaje en la piel con el fin de redistribuir la grasa, lo que lleva a una mejoría temporal en la apariencia de la piel. Si se interrumpe el tratamiento, la celulitis vuelve a aparecer como antes.

Láser para celulitis

El uso de láseres para el tratamiento de la celulitis ha ganado atención en los últimos años. Todavía hay controversias sobre su eficacia, ya que los actuales trabajos científicos sufren muchos cuestionamientos en cuanto a su metodología. También existen técnicas que asocian el uso de láser con ondas de radiofrecuencia y masaje. El hecho es que, como los masajes, la mejoría es temporal y se debe hacer el tratamiento regularmente, lo que lo hace muy costoso, además de consumir mucho tiempo.

Mesoterapia para celulitis

La mesoterapia es un tratamiento que consiste en inyectar sustancias directamente en el tejido afectado con miras a «deshacer» la celulitis y ayudar a eliminar la grasa localizada. Esta es una técnica controvertida porque involucra diferentes métodos y sustancias, siendo que ninguno de ellos fue debidamente estudiado en ensayos clínicos importantes. Existe, inclusive, el riesgo de efectos secundarios dependiendo de la sustancia que se administra. La falta de estudios sobre la eficacia y, sobretodo, la seguridad del procedimiento, son los principales problemas de este tipo de tratamiento.

Liposucción para celulitis

La liposucción o la lipoaspiración simplemente no funcionan para la celulitis, y pueden inclusive empeorar el cuadro, aumentando las irregularidades en la piel. Pero la liberación de las bandas fibrosas con cánulas especiales (subcisión), seguida por la lipoescultura (inyección de grasa lipoaspirada de la propia paciente en la depresión de la celulitis), ofrece buenos resultados, especialmente cuando se la combina con otras modalidades terapéuticas. Al igual que con los otros métodos, no proporciona la cura de la celulitis, pero la atenúa en gran medida.

Esta técnica debe ser ejecutada por un cirujano plástico competente. Evita las técnicas que prometen milagros y, sobretodo, evita profesionales no reconocidas por la Sociedad de Cirugía Plástica Reparadora y Estética.

AL FINAL,  ¿CÓMO SE LIBRAR DE LA CELULITIS?

Desafortunadamente, todavía  no existe un tratamiento efectivo para resolver el problema de la celulitis. Actualmente los mejores resultados no quirúrgicos ocurren con la combinación de cremas, masaje y terapia con láser. Sin embargo, como ya se ha explicado, son mejoras parciales y temporales, que llevan a un gran consumo de tiempo y dinero.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. OkLee mas