Infección Aguda por el VIH – Síndrome Retroviral Agudo

Introducción

La infección aguda por el VIH, también llamada síndrome retroviral agudo, es un cuadro similar a la gripe, que surge de 2 a 4 semanas después de que el paciente haya sido contaminado con el VIH.

No todos los pacientes recién infectados por el VIH presentan una fase aguda, y muchos de los que presentan lo hacen de forma no específica, con síntomas similares a los de cualquiera de las varias virosis respiratorias comunes al ser humano.

En este artículo vamos a abordar los siguientes puntos sobre el síndrome retroviral agudo:

  • Qué es.
  • Por qué el surge.
  • Transmisión del VIH durante la fase aguda.
  • Síntomas más comunes.
  • Como se hace el diagnóstico.
  • Opciones de tratamiento.

¿Qué es la infección aguda por el VIH?

Desde los mediados de la década de 1980 ya sabemos que los pacientes recién infectados con el virus VIH pueden desarrollar un cuadro similar a una gripe o mononucleosis después del primer contacto con el virus.

La infección aguda por el VIH es un cuadro totalmente diferente del SIDA. Esta infección aguda ocurre generalmente entre dos y cuatro semanas después de la contaminación y es causada por la rápida multiplicación del virus en nuestro organismo.

Mientras el SIDA es un cuadro de inmunodeficiencia, resultado de años de destrucción del sistema inmunológico por el virus VIH, el síndrome retroviral agudo es provocado por la rápida multiplicación del VIH en los primeros días de contaminación.

Se cree que la mayoría de los individuos infectados por el VIH presentarán algún tipo de infección aguda en las primeras semanas, pero debido a que muchos tienen cuadros respiratorios aparentemente comunes, similares a una gripe, este síndrome retroviral agudo puede pasar más o menos desapercibido.

En general, cuando es directamente cuestionado, el paciente recién diagnosticado con VIH puede recordar un síndrome infeccioso que ocurrió 2 o 3 semanas después de un comportamiento de riesgo. Muchos, incluso, refieren haber buscado atención médica para ayudar en el control de los síntomas.

Cuando el paciente no es consciente de haber tenido un comportamiento de riesgo, por lo general se enfrenta a los síntomas de la fase aguda solamente como una gripe más fuerte.

Cómo surge el síndrome retroviral agudo

El virus VIH es el agente causante de la grave enfermedad llamada síndrome de inmunodeficiencia adquirida, más conocida por la sigla SIDA.

El SIDA es una enfermedad que surge debido a la destrucción de una parte relevante de nuestro sistema inmunológico por el virus, principalmente las células de defensa llamadas linfocitos T-CD4+. Como este proceso ocurre de forma lenta y gradual, habitualmente, los síntomas del SIDA aparecen solamente después de algunos años de contaminación por el VIH.

El virus del VIH no tiene capacidad para multiplicarse por sí mismo. Para sobrevivir en un organismo, el VIH invade los linfocitos T-CD4+, altera el funcionamiento normal de los mismos y, después de inyectar su material genético, hace que esas células se transformen en “zombis” productores del virus VIH.

Con el paso del tiempo, estos “linfocitos zombis” mueren, haciendo con su recuento de células CD4+ total caiga. El paciente infectado por el VIH es susceptible a una variedad de infecciones porque la mayoría de sus células CD4+ o han sido destruidas o están inutilizadas, sirviendo solamente como una “fábrica” de virus.

Cuando el VIH entra en contacto con nuestro organismo por primera vez, encuentra un medio rico en linfocitos T-CD4+ y pobre en anticuerpos específicos contra él mismo. Como resultado, en las primeras semanas de contaminación, el VIH se multiplica de forma acelerada, causando gran destrucción de los linfocitos T-CD4+. En el período de fase aguda, el paciente tiene elevada carga de virus en el torrente sanguíneo y un bajo conteo de linfocitos T-CD4+.

Con el paso de los días, sin embargo, el sistema inmune consigue contraatacar a través de anticuerpos específicos contra el VIH y otras células inmunológicas, tales como los linfocitos T-CD8+ citotóxicos. Como resultado, la carga viral se desploma y el número de linfocitos T-CD4+ vuelve a subir. En este momento el paciente deja de sentir los síntomas de la infección aguda por el VIH.

En general, el cuadro de infección aguda del VIH tarda de 7 a 14 días para desaparecer. Los pacientes que presentan mayor dificultad en controlar esta multiplicación viral inicial, presentando síntomas por más de 14 días, son aquellos que desarrollarán el SIDA más precozmente, generalmente dentro de los 3 primeros años después de la contaminación.

Transmisión del VIH durante la fase aguda

El riesgo de que una persona infectada transmita el virus VIH a una pareja es directamente proporcional a la carga viral en la sangre. En los hombres, por ejemplo, la cantidad de virus en el semen aumenta conforme la cantidad de virus en la sangre se eleva.

Como la fase de infección aguda por el VIH es un período de elevada carga viral, el paciente contaminado se encuentra altamente contagioso en este momento. En general, el pico de infectividad ocurre entre el 5º y el 6º día de síntomas del síndrome retroviral agudo.

En los pacientes que no presentan síntomas de la infección aguda, el pico de infectividad suele ser alrededor del 20º día después de su contaminación.

Síntomas de infección aguda del VIH

Los estudios muestran que alrededor del 90% de los pacientes recién infectados con el VIH presentará algún tipo de síntomas de infección viral. Como los síntomas son muy inespecíficos, en algunos casos, es difícil saber si lo que el paciente tuvo fue realmente una infección aguda por el VIH o sólo una virosis común.

Los signos y síntomas más comunes del síndrome retroviral agudo en hombres y mujeres, con sus respectivas frecuencias, son:

  • Fiebre: el 74% de los hombres y el 83% de las mujeres.
  • Cansancio: el 67% de los hombres y el 78% de las mujeres.
  • Dolor muscular: el 50% de los hombres y el 26% de las mujeres.
  • Rash de piel: el 48% de los hombres y de las mujeres.
  • Dolor de cabeza: el 45% de los hombres y el 44% de las mujeres.
  • Faringitis: el 40% de los hombres y el 48% de las mujeres.
  • Linfonodos aumentados: el 39% de los hombres y de las mujeres.
  • Dolor articular: el 30% de los hombres y el 26% de las mujeres.
  • Sudor nocturno: el 28% de los hombres y el 22% de las mujeres.
  • Diarrea: el 27% de los hombres y el 21% de las mujeres.

En general, los síntomas surgen entre 2 y 4 semanas después de la contaminación, pero pueden tardar hasta algunos meses para aparecer.

Los signos y síntomas más comunes del síndrome retroviral agudo son fiebre (entre 38ºC y 40ºC), cansancio, dolor muscular, manchas rojizas en la piel (rash), aumento de los ganglios linfáticos, dolor de garganta y diarrea.

La tabla arriba muestra los resultados de un trabajo científico de 2008, que acompañó a cerca de 380 pacientes con infección aguda por el VIH.

El rash de la fase aguda del VIH suele acometer principalmente la parte superior del tronco y la cara. Los miembros, incluyendo las palmas de las manos y las plantas de los pies, también pueden ser acometidos. Las lesiones suelen ser múltiples, rojizas, pequeñas (alrededor de 1 cm de diámetro) y ovales. Algunas de ellas pueden tener algún relieve. La comezón es inusual. La erupción aparece, en general, en el 2º o 3º día de síntomas y dura unos 5 días.

La faringitis puede ser exactamente igual a una faringitis viral, con intenso dolor y enrojecimiento. Habitualmente, no hay pus en las amígdalas, pero eso no es una regla.

Los ganglios linfáticos palpables suelen ser indoloras y surgen con más frecuencia en el cuello. Otros lugares, sin embargo, también son posibles, como nuca, axilas y en la región inguinal (ingle). En general, los ganglios linfáticos aparecen más tarde, sólo en los últimos días de síntomas.

Otros signos y síntomas que también pueden estar presentes son anemia, pérdida de peso (hasta 5 kg), pérdida del apetito, mareos y vómitos.

Dos signos no muy comunes, pero que, si también aparecen, hablan mucho a favor del síndrome retroviral agudo, son las úlceras orales dolorosas (también pueden ocurrir en los genitales o ano) y la candidiasis oral.

En la mayoría de los casos, los síntomas duran de 7 a 10 días y desaparecen espontáneamente. Después de la fase aguda, el paciente entra en la fase latente de la enfermedad, un período sin síntomas que puede durar varios años.

Pacientes que presentan síntomas de fase aguda por más de 14 días, o presentan un cuadro muy agresivo, con varios de los síntomas descritos anteriormente, suelen tener peor pronóstico, con mayor riesgo de tener una fase latente corta y evolucionar precozmente hacia el SIDA.

Para obtener más información acerca de los síntomas del SIDA: SÍNTOMAS DEL SIDA.

Diagnóstico del síndrome retroviral agudo

Las pruebas más recientes para el VIH, como el ELISA de 4ª generación, ya son capaces de detectar el virus en su fase aguda. El recuento viral también puede ser realizado, y suele presentar valores elevados (mayor que 100,000 copias/mL). El recuento de linfocitos T-CD4+ suele presentar valores bajos durante la fase aguda. En el hemograma común, puede haber anemia y los valores de linfocitos y leucocitos suelen ser bajos.

Para más información sobre el diagnóstico del VIH: PRUEBA DE DETECCIÓN DEL VIH.

Tratamiento de infección aguda del VIH

Hasta hace poco tiempo, el tratamiento con el cóctel antirretroviral sólo se ofrecía a los pacientes que presentaban criterios clínicos y de laboratorio de inmunodeficiencia por el VIH. El enfoque más reciente, sin embargo, indica el tratamiento para TODOS los pacientes portadores de VIH que quieran tratarse, independientemente de la fase de enfermedad y de su estado inmunológico.

Los pacientes con infección aguda del VIH que inician tratamiento con cóctel antirretroviral presentan un menor riesgo de contaminación de las parejas y un mayor período libre de síntomas, disminuyendo la probabilidad de que se desarrollen para el SIDA.


Referencias:


¿Encontraste un error de traducción? Háganos saber por correo electrónico: pedro@mdsaude.com

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More