MIOCARDITIS – Síntomas, Causas y tratamiento

0

Corazón
Miocarditis es el nombre dado a la inflamación del músculo del corazón llamado miocardio. Hay docenas de causas de miocarditis, incluyendo infecciones por virus, bacterias, protozoos u hongos, medicamentos, enfermedades autoinmunes, consumo excesivo de alcohol y cocaína, etc.

Las principales consecuencias de la miocarditis son la falla de la bomba cardíaca, es decir, disminución de la capacidad del corazón para bombear la sangre y la aparición de arritmias cardíacas.

En este artículo vamos a discutir las principales causas, síntomas y tratamiento de la miocarditis en adultos y en niños, dando énfasis a la miocarditis viral, que es la causa más común.

Publicidade - Publicidad

Otras formas de inflamación/infección del corazón son la endocarditis y pericarditis, temas tratados en artículos específicos, que  pueden ser accedidos en los siguientes enlaces:

¿Qué es la miocarditis?

La pared del corazón se divide en 3 capas. La capa más interna, que está directamente en contacto con la sangre en la cavidad del corazón, se llama endocardio. La capa más externa, que cubre la parte exterior del corazón, se llama pericardio. Entre estas dos capas delgadas se encuentra una capa gruesa de músculo, responsable de la contracción del corazón y bombeo de la sangre, llamada miocardio.

Capas corazón

Como ya se mencionó anteriormente, una de estas capas puede inflamar, causando cuadros de endocarditis, miocarditis o pericarditis. Cuando el pericardio y el miocardio inflaman juntos, llamamos miopericarditis.

La miocarditis es, generalmente, causada por una virosis y puede tener un curso clínico muy variable, desde cuadros leves, prácticamente sin síntomas, hasta situaciones catastróficas, con falla aguda de la bomba cardíaca e incapacidad del corazón para bombear sangre.

Causas de miocarditis

Hay docenas de causas de miocarditis, pero las infecciones virales son las más comunes. La miocarditis viral a menudo es responsable de repentinos cuadros de miocarditis que se presentan en niños o adultos sanos.

Al menos 20 diferentes virus han sido identificados como causas potenciales de la miocarditis viral; entre ellos, podemos mencionar:

– Virus Coxsackie B (causa enfermedades como herpangina, gastroenteritis y síndrome mano-pie-boca).
– Adenovirus (causas  resfriado común y gastroenteritis viral) (Lee: DIFERENCIAS ENTRE EL RESFRIADO Y GRIPE).
– Virus influenza (virus de la gripe) (Lee: GRIPE | Síntomas, Tratamientos y Vacuna).
– Citomegalovirus.
– Virus de la poliomielitis.
– Epstein-Barr virus (virus de la Mononucleosis) (Lee: MONONUCLEOSIS INFECCIOSA – Síntomas, Contagio y Tratamiento).
– VIH (Lee: SÍNTOMAS DEL VIH).
– Virus de hepatitis C (Lee: HEPATITIS C – Síntomas y Tratamiento).
– Virus de hepatitis B (Lee: HEPATITIS B – Síntomas, Contagio y Vacuna).
– Virus de la papera.
– Virus de la rubéola (Lee: RUBÉOLA – Síntomas y Vacuna).
– virus del sarampión.
– Virus de la varicela (Lee: VARICELA – Síntomas y Tratamiento).
– Virus de la fiebre amarilla.
– Virus de la dengue (Lee: DENGUE – Síntomas, Complicaciones y Tratamiento).

Publicidade - Publicidad

La miocarditis viral usualmente ocurre durante o poco después de una infección viral, que puede ser tan simple como un resfriado. En general, menos del 1% de las infecciones virales acaba afectando al corazón, sin embargo, en infecciones por virus Coxsackie B, la incidencia de la miocarditis puede llegar al 5%.

En los últimos años, la incidencia de miocarditis viral ha disminuido, probablemente porque muchos de los virus enumerados anteriormente se pueden prevenir con las vacunas que forman parte del calendario nacional de vacunación.

Otras causas de miocarditis

A pesar de la miocarditis viral ser la principal causa de miocarditis, no es la única. Hay docenas de otras causas de miocarditis, como, por ejemplo:

– Enfermedad de Chagas.
– Tuberculosis (Lee: TUBERCULOSIS – Causas, Síntomas y Tratamiento).
– Infección por bacterias, como Estreptococos, Estafilococos, Salmonella, Micoplasma, Meningococo, Gonococo, neumococo y Clamidia.
– Leptospirosis.
– Sífilis (Lee: SÍFILIS – SÍNTOMAS, VDRL Y TRATAMIENTO).
– Candidiasis (Lee: CANDIDIASIS – SÍNTOMAS, TIPOS Y CAUSAS).
– Estrongiloidíasis (Lee: Strongyloides stercoralis – Estrongiloidiasis).
– Toxoplasmosis.
– Amebiasis (Lee: AMEBA (Entamoeba histolytica) – Síntomas y Tratamiento).
– Uso crónico de alcohol.
– Uso de cocaína.
– Picadura de abejas y avispas (Lee: PICADURA DE ABEJA Y AVISPA).
– Enfermedad celíaca (Lee: ENFERMEDAD CELÍACA – Enteropatía por Gluten).
– Enfermedades  autoinmunes (Lee: ENFERMEDAD AUTOINMUNE – Causas y Síntomas).
– Fiebre reumática.
– Sarcoidosis.

Síntomas de miocarditis

Como ya se mencionó, la miocarditis es, a menudo, un cuadro suave, con pocos o ningún síntoma. A veces, el paciente confunde los síntomas de una miocarditis leve con la propia virosis que la causa.

El gran problema es cuando el acometimiento del músculo cardíaco causa disfunción del  mismo, llevando a un cuadro llamado insuficiencia cardíaca (lee: INSUFICIENCIA CARDÍACA – Causas y Síntomas).

En pacientes que desarrollan síntomas, los más comunes son fatiga, que en casos severos pueden presentarse inclusive con actividades de pequeña intensidad, como caminar, ducharse, cambiar de ropa o peinar el cabello, hinchazón de las piernas, dificultad para respirar y arritmias cardíacas (Lee: TAQUICARDIA Y PALPITACIONES CARDÍACAS).

En algunos casos, la miocarditis se presenta de forma fulminante, causando un cuadro repentino y grave de insuficiencia cardíaca, que lleva al paciente rápidamente a un estado de shock circulatorio. Si la atención no es rápida, el paciente progresa a la muerte. Se estima que hasta un 20% de muertes súbitas ocurrieron en pacientes menores de 40 años causados por cuadros de miocarditis. La muerte puede ocurrir por shock cardiogénico o por la aparición de una arritmia maligna provocada por la inflamación del miocardio.

A pesar de la miocarditis fulminante ser una forma catastrófica de insuficiencia cardíaca, si el paciente es atendido a tiempo y consiga sobrevivir a la fase crítica, el pronóstico a largo plazo es bueno, porque la mayoría se recupera completamente y mantiene un corazón con un funcionamiento bueno.

La miocarditis también puede  presentarse de forma menos exuberante, con instalación más lenta, pero progresiva de la insuficiencia cardíaca. Los síntomas de cansancio, edemas y dificultad para respirar se van instalando a lo largo de los días.

La historia típica para pensarse en miocarditis es un paciente relativamente joven, a veces un atleta sin enfermedad cardíaca previa o factores de riesgo, que desarrolla, cerca de 1 o 2 semanas después de un cuadro viral, un cuadro  de insuficiencia cardíaca inexplicable.

En las formas subagudas de miocarditis, el paciente puede evolucionar para miocardiopatía dilatada, que es una forma de irreversible de dilatación del corazón. A diferencia de la forma fulminante, la forma subaguda puede no llevar a la muerte rápidamente, pero el riesgo de lesión permanente del corazón es más grande. En las formas subagudas también hay riesgo de arritmias cardíacas y muerte súbita, también uno de los posibles desenlaces.

Diagnóstico de la miocarditis

Se debe sospechar de la miocarditis en todo paciente con signos y síntomas de insuficiencia cardíaca sin causa aparente. Generalmente, la insuficiencia cardíaca es una enfermedad progresiva lenta,  que empeora a lo  largo de los años,  y que se produce en las personas mayores, normalmente con hipertensión de larga data y enfermedad coronaria. Una insuficiencia cardíaca  que emerge rápidamente en pacientes sin factores de riesgo debe ser siempre una señal de advertencia para la miocarditis.

También se debe sospechar de la miocarditis en pacientes jóvenes sin factores de riesgo para enfermedad coronaria, que presentan altos niveles de troponina (enzima que indica lesión del corazón) y los cambios en el electrocardiograma (Lee: ¿QUE ÉS UN ELECTROCARDIOGRAMA (ECG)?). Del mismo modo, arritmias cardíacas que aparecen en pacientes previamente sanos también pueden ser un signo de inflamación del músculo del corazón.

El ecocardiograma es la prueba usada en el diagnóstico de insuficiencia cardíaca, pero no es capaz de decir con certeza el origen del problema. La resonancia magnética del corazón es una prueba más sensible, siendo capaz de identificar la presencia de inflamación del miocardio.

A pesar de todas las pistas que los exámenes complementarios nos pueden proporcionar, en muchos casos la certeza del diagnóstico solamente es obtenida a través de una biopsia del miocardio. Este procedimiento, sin embargo, no se realiza rutinariamente en casos menos graves, ya que es un procedimiento invasivo llevado a cabo a través de cateterismo cardíaco.

Tratamiento de la miocarditis

El tratamiento de la miocarditis depende de la causa y de la gravedad. Los casos leves no requieren ningún tratamiento específico y tienden a curar espontáneamente con el tiempo.

En pacientes con síntomas, el tratamiento para la insuficiencia cardíaca de la miocarditis es similar a lo que se recomienda para insuficiencia cardíaca clásica causada por hipertensión de larga evolución o enfermedad isquémica cardíaca. Restricción dietética de sal, diuréticos, bloqueadores beta e inhibidores de la ECA (IECA) son el pilar del tratamiento.

En las miocarditis causadas por virosis, fármacos antivirales, como el Interferón beta, pueden ser utilizados, pero solamente son eficaces si iniciados tempranamente.

En casos de miocarditis fulminante, el paciente debe ser hospitalizado en unidades de cuidados intensivos para recibir todos los cuidados hemodinámicos y respiratorios que un fallo agudo de la bomba cardíaca  demanda.

En general, el corazón se recupera totalmente con el tiempo, pero algunos casos pueden convertirse en dilatación permanente de las cavidades del corazón. En estos casos, si la insuficiencia cardíaca no puede ser adecuadamente controlada con medicamentos, el trasplante de corazón se convierte en la única opción de tratamiento.

Publicidade - Publicidad

Este post também está disponível em: Portugués

También podría gustarte