¿El Método Ramzi Para Conocer el Sexo del Bebé es Confiable?

Una prueba con 97% de precisión para definir el sexo del bebé con solo 6 semanas de embarazo. ¿Charlatanería o un método revolucionario?

Querer saber pronto cuál será el sexo del bebé es algo natural y muy justificable, ya que permite que los padres puedan tener tiempo para elegir el nombre y planificar la decoración de la habitación e incluso el  ajuar.

Más importante aún son los casos de parejas que tienen antecedentes familiares de trastornos genéticos ligados a cromosomas sexuales. Para éstos, saber el sexo del bebé significa saber antes el riesgo del feto tener alguna anomalía genética.

Actualmente, los dos métodos más usados para determinar el sexo del bebé son la ecografía fetal, que tiene una tasa exitosa superior al 90% después de la 18ª semana de embarazo y el sexado fetal, que es una prueba  de sangre que tiene un  tasa del 99% de acierto  a partir de la 10ª semana  de embarazo.

Podemos explicar estos dos métodos en el siguiente artículo: CÓMO SABER SI EL BEBÉ ES NIÑO O NIÑA.

Advertisements

El llamado método Ramzi es una alternativa para saber el sexo del bebé, que ha ganado mucha popularidad, principalmente en foros en línea de mujeres embarazadas y en las redes sociales. Su gran ventaja es, en teoría, ser capaz de definir el sexo del feto con solamente 6 semanas de gestación.

Por ser un método descrito por un supuesto médico y publicado en forma de estudio científico, originalmente en un sitio especializado en Obstetricia y Ginecología, el método Ramzi, a primera vista, parece ser más fiable que otros métodos populares en Internet, como la tabla China, por ejemplo.

¿Pero este método realmente funciona?

En este artículo haremos una revisión crítica del método Ramzi bajo el punto de vista científico.

Qué es el método Ramzi

El método Ramzi fue supuestamente  desarrollado por el Dr. Saam Ramzi Ismail y publicado en el sitio web ObGyn.net en 2011 (http://www.obgyn.net/articles/relationship-between-placental-location-and-fetal-gender-ramzi%E2%80%99s-method).

Resumiendo el estudio, entre 1997 y 2007, 5376 mujeres embarazadas experimentaron una ecografía fetal con 6 semanas de embarazo, el 22% por vía transvaginal y el 78% por vía transabdominal. Con 18 a 20 semanas, se repitió la ecografía.

El objetivo de este estudio fue demostrar la relación entre la posición de la placenta con 6 semanas de gestación y la determinación del sexo del feto después de la 18ª semana, con posterior confirmación después de que el bebé nazca.

En el 97,2% de los fetos del sexo masculino, la placenta estaba implantada en el lado derecho del útero, mientras que en 97.5% de los fetos del sexo femenino, la placenta estaba implantada en el lado izquierdo.

Por lo tanto, según el autor del estudio, la determinación de la posición de la placenta a través de la ecografía fetal a las 6 semanas de embarazo puede predecir el sexo del feto con una precisión superior al 97%.

Advertisements

Problemas con el método Ramzi

A pesar de la publicación en formato de estudio científico en páginas web de Ginecología y Obstetricia, el método  Ramzi está lejos de cumplir con los requisitos para ser considerado un método científicamente validado.

El estudio en cuestión tiene varios problemas, pero para sernos económicos, me centraré solamente en los 3 más importantes.

El supuesto papel científico sobre el método no puede ser reconocido como estudio científico por varias razones. El primero es el hecho de que el referido sitio web no es una fuente reconocida para publicaciones científicas, ya que los estudios publicados no pasan por el tamiz académico de las revisiones por pares (peer-reviewed).

Esto significa que, para ser publicado, el estudio no necesitó pasar por ninguna revisión cuidadosa de otros expertos y miembros de la comunidad científica. Este es el principio básico de los estudios científicos.

Y eso es exactamente por qué el estudio tampoco está catalogado en cualquier base de datos científico como el Pubmed, por ejemplo, y no puede ser encontrado por cualquier investigador serio que está interesado en el tema.

Otro grave problema es la falta de descripción sobre el autor del artículo. El estudio no es firmado y no sabemos cuáles son las credenciales del autor. La identidad del Dr. Saam Ramzi Ismail supuestamente se revela solamente en otros sitios web, ninguno de ellos de carácter científico.

Por lo tanto, no sabemos ni siquier si el Dr. Ismail es el autor del estudio o cuáles son sus formaciones académicas que le dan la autoridad para escribir sobre el tema. Tampoco es posible encontrar cualquier otro artigo científico publicado en nombre de Saam Ramzi Ismail.

El tercer problema importante radica en el hecho del presunto estudio ser supuestamente multicéntrico, pero no existe cualquier referencia acerca de cuáles serían esos centros. El anónimo autor del estudio dice que el mismo fue aprobado por el comité de ética de la Universidad de Brunei, un pequeño país del Sudeste asiático, que nos lleva a imaginar que ha sido donde se realizó el estudio.

También llama la atención el hecho de que el autor del estudio dedicarlo a aquellos que creen en el creacionismo y en el diseño inteligente, que es una gran señal de alerta a todo aquel que piensa que los estudios científicos se deben orientar solamente por el método científico y no por cuestiones teológicas.

Validación científica del método Ramzi

Uno de los principios básicos del método científico es la posibilidad de reproducción de los resultados por grupos independientes. Si una determinada hipótesis es real, puede ser replicada y confirmada por otros estudios independientes.

Advertisements

En el caso del método Ramzi, esto no existe. No hay ningún otro estudio científico que ha sido capaz de mostrar la relación entre la posición de la placenta y el sexo fetal.

Lo que existe es exactamente el opuesto, pues un estudio australiano publicado en 2010 en el periódico Ultrasound in Obstetrics & Gynecology llegó a la conclusión inversa. No hube ninguna relación entre la posición de la placenta y el sexo del bebé. En este estudio, los resultados estaban próximos del 50% para niño y del 50% para niña, tanto para placenta a la izquierda cuanto a la derecha, que es exactamente el resultado que se espera de una prueba de sexado fetal que no funciona.

Además, en varios otros artículos científicos ya publicados que pretendían estudiar la posición de la placenta, no hay ninguna mención de la existencia de una relación con el sexo del feto.

Conclusión

Desde un punto de vista científico, el método Ramzi no tiene ninguna validación. Esto explica por qué muchas organizaciones obstétricas internacionales no reconocen el método cómo una forma confiable de identificar el sexo del feto.

El Método Ramzi puede ser considerado como una broma, así como varios otros métodos no científicos para determinar el sexo del bebé, como la tabla china, la forma del vientre, la prueba del anillo y varios otros.

Vale aquí recordar que todo método no científico para descubrir el sexo del bebé tiene una tasa exitosa de aproximadamente un 50%; de todos modos, hay solamente dos opciones: un niño o una niña. Esto significa que si 100.000 mujeres hacen la prueba, en cerca de 5000 de ellas el resultado será correcto.

Por lo tanto, no te dejes impresionar por los informes de las madres en foros de Internet y redes sociales que juran que el método es confiable porque funcionó con ellas. Por una simple cuestión de estadística cuánto más mujeres embarazadas hagan el método Ramzi, mayor será el número de testimonios en Internet diciendo que la prueba funcionó.

¿Te resultó útil este artículo?  
1 Estrela2 Estrelas3 Estrelas4 Estrelas5 Estrelas (9 votos, Total: 4,56 de 5)
Cargando…
Advertisements
Advertisements
También podría gustarte