PICAZÓN EN EL ANO – 12 Causas y Tratamiento

Introducción

El prurito anal, también llamado picazón o picor en el ano, es una condición muy común que generalmente causa mucha incomodidad y vergüenza.

La picazón en el ano es un síntoma, no una enfermedad en sí misma. La picazón puede estar en el ano o en la piel que lo rodea, puede ser transitoria o persistente y puede ir acompañada de dolor al defecar o al realizar la higiene anal.

Alrededor del 5% de la población adulta sufre de prurito anal, siendo la mayoría de las  causas benignas y fáciles de tratar.

Causas

Clásicamente asociada con la presencia de gusanos, la picazón anal puede ser causada por varias otras enfermedades y afecciones. En general, cualquier situación que cause inflamación o irritación del ano y la región perianal puede causar picazón.

Vamos a hablar de forma breve sobre las causas más comunes.

Higiene inadecuada después de la evacuación

Cuando la higiene no se realiza correctamente, los restos de heces pueden entrar en contacto con la piel y la membrana mucosa del ano.

Las heces son naturalmente ácidas, con un pH promedio de 6.6. El contacto prolongado con la piel causa irritación y en sí mismo puede provocar picazón, sin que exista ninguna otra enfermedad.

El proceso es similar al que ocurre en los bebés que usan pañales y tienen un área anal irritada.

En los días calurosos, además de las heces, la región perianal también puede humedecerse por la transpiración, lo que favorece aún más la irritación (dermatitis del pañal).

Los pacientes con diarrea frecuente o incontinencia fecal son especialmente propensos a tener irritación y picazón anal, ya que el contacto de la piel con las heces es más frecuente.

Limpieza intensa después de la evacuación.

Aunque el área anal debe limpiarse después de cada evacuación, esta limpieza debe ser suave. Frotar agresivamente, especialmente con papel higiénico, jabones u otros productos de limpieza puede irritar la piel y causar picazón en la región perianal.

Recuérdese de  cualquier irritación en la región perianal puede causar picazón.

Reducción de la presión del esfínter anal

El esfínter anal es el músculo responsable de mantener cerrado el ano. Algunos pacientes con picazón anal tienen un esfínter más relajado que lo normal, lo que permite pequeñas fugas de heces y moco a la región perianal.

En estos pacientes, la irritación anal estimulada por las heces puede ocurrir incluso si la higiene después de la evacuación es realizada correctamente, ya que la fuga ocurre de manera intermitente durante todo el día.

Estas personas necesitan limpiar el ano con más frecuencia, no solo después de defecar.

Dieta que contiene alimentos o bebidas que irritan el ano

Alimentos específicos, como café, tomate, cerveza, refrescos, té, maní, productos lácteos, cítricos, chocolate y uvas, por nombrar algunos, ya han sido asociados con la picazón anal.

Una vez que un paciente come o bebe algo que pueda irritar su ano, generalmente hay un intervalo de 24 a 36 horas hasta que comience la picazón anal. Este es el tiempo que tarda la comida en viajar por el tracto digestivo.

Los alimentos pueden causar picazón en la región del ano por dos mecanismos:

  • Es posible que no se digieran completamente y causen irritación por contacto directo con la piel de la región perianal después de la defecación.
  • Son irritantes o estimulantes a nivel intestinal, aumentando el contacto de las heces con la mucosa anal al aumentar la frecuencia de las deposiciones o la cantidad de moco presente en las heces.

Alergia a productos de limpieza e higiene

En personas susceptibles, algunos productos químicos o medicamentos aplicados al área anal pueden causar irritación local o reacciones alérgicas.

Ejemplos comunes son los perfumes o colorantes utilizados en algunas marcas de papel higiénico, aerosoles de higiene femenina, talco en polvo y jabones, especialmente los perfumados.

Medicamentos

Así como algunos alimentos pueden causar picazón anal en ciertas personas, algunos tipos de medicamentos pueden tener el mismo efecto.

La colchicina, la quinidina, el aceite de menta, los anestésicos locales y la neomicina son los fármacos más comúnmente descritos.

Los antibióticos en general, pero especialmente la tetraciclina y la eritromicina, pueden causar picazón perianal ya que interfieren con la flora bacteriana normal de los intestinos y el área anal.

Helmintiasis

El picor en el ano es un síntoma clásico de la oxiuriasis, helmintiasis causado por el helminto Enterobius vermicularis u Oxiurus vermicularis.

La picazón suele ser más intensa por la noche y puede hacer que el paciente esté inquieto y tenga dificultades para dormir.

Los gusanos adultos pueden migrar a lugares más allá del ano, como la vagina y la vulva, causando picor vaginalflujo.

Otros tipos de helmintiasis no suelen causar picazón anal.

ETS

Personas que practican sexo anal pasivo pueden adquirir enfermedades de transmisión sexual con síntomas anales. VPH (verruga anal), herpes genial, sífilis y gonorrea son ejemplos de ETS que pueden causar picazón anal.

Otras infecciones

Las infecciones fúngicas, principalmente candidiasis, escabiosis (sarna), pediculosis púbica (ladilla), dermatitis estreptocócica perianal y eritrasma (infección por la bacteria Corynebacterium minutissimum) son ejemplos de infecciones que también pueden causar picor en el ano.

Hemorroides

Las hemorroides externas generalmente se asocian con sangrado y dolor al evacuar. En algunos casos, sin embargo, la picazón anal es el síntoma más obvio.

Otras enfermedades anorrectales

Además de las hemorroides, otras enfermedades del ano y el recto pueden causar picazón, como fisura anal, fístulas, abscesos e incluso tumores.

Enfermedades dermatológicas

De la misma manera que las enfermedades dermatológicas pueden causar picazón en la piel, también pueden afectar la región perianal. Ejemplos:

Síntomas

Como se explicó anteriormente, la picazón anal es un síntoma común de varias enfermedades y afecciones diferentes. El rango de diagnósticos diferenciales es bastante amplio.

Lo primero que se debe hacer cuando el paciente tiene picazón en el ano es observar la región. Con una simple inspección, es posible ver si hay lesiones, como fisuras o hemorroides, gusanos en la región perianal, irritaciones, verrugas, signos de sangrado, etc.

Además de la inspección visual, otros datos que ayudan a distinguir la causa son los otros signos y síntomas que acompañan a la picazón, como dolor, sangrado en las heces, diarrea frecuente, lesiones en otras regiones de la piel, etc.

Algunas características específicas de ciertas causas de picazón anal que podemos destacar son:

  • Las hemorroides generalmente tienen dolor y sangrado asociados con picazón.
  • Las dermatitis del pañal puede causar dolor y un enrojecimiento intenso en toda la región perianal.
  • La oxiuriasis es más común en niños y causa picazón por la noche.
  • Las enfermedades dermatológicas, como la dermatitis, también están presentes en otras áreas de la piel además del ano.
  • Las fisuras generalmente causan dolor intenso en el momento de la defecación.
  • La picazón anal causada por las heces generalmente mejora poco después de limpiar el ano.

Tratamiento

Si no hay otros síntomas asociados y después de la inspección visual del ano no se detecta una lesión obvia, el tratamiento debe estar dirigido a la posible irritación de la región perianal por heces o productos químicos.

Siendo así, el tratamiento inicial consiste en mejorar la higiene anal, evitar que la región se humedezca, eliminar sustancias y productos que pueden ser agresivos, modificar la dieta y proteger la piel con ungüentos de óxido de zinc, como Hipoglós o vaselina.

Se debe limpiar el ano con agua (en el bidet o con duchas) después de cada evacuación intestinal y durante todo el día con toallitas desechables para bebés siempre que el ano pique más.

Se debe hacer la higiene con cuidado para no aumentar el daño a la piel. Evite los productos de limpieza, especialmente los perfumados.

El aumento de la ingesta de fibra hace que las heces tengan más forma y sean más saludables, lo que reduce el esfuerzo de evacuación y la posible fuga de moco del esfínter anal.

Para mantener la región baja en humedad, después de la limpieza, se puede secar con la ayuda de un secador de pelo a baja temperatura. Con respecto a la ropa, dé preferencia a las telas ligeras, como el algodón, y evita las prendas que sean demasiado apretadas para no causar mucha transpiración.

Evita rascarse el ano tanto como sea posible, ya que esto generalmente empeora la irritación y las lesiones. Si te rascas el ano sin darte cuenta mientras duermes, mantén tus uñas bien recortadas y duerme con guantes de algodón para reducir las lesiones que

Si la picazón anal tiene una causa obvia, como gusanos, hemorroides o enfermedades dermatológicas, el tratamiento debe ser direccionado a estas enfermedades y debe ser realizado con orientación médica.


Referencias


RELACIONADOS