SARNA (escabiosis) – Síntomas, transmisión y tratamiento

¿Qué es escabiosis?

La escabiosis, conocida popularmente como sarna humana o roña, es una enfermedad de la piel causada por un ácaro llamado Sarcoptes scabiei.

La escabiosis es una infección contagiosa que puede propagarse rápidamente a través del contacto físico cercano, como ocurre entre las personas que viven en la misma casa o los niños en guarderías.

Ácaro – Sarcoptes scabiei

Los ácaros son seres microscópicos de ocho patas de la clase de los arácnidos. El Sarcoptes scabiei tiene un tamaño promedio de 0.3 mm, que es básicamente el límite de lo que el ojo humano puede ver.

El Sarcoptes scabiei es un parásito que vive, se alimenta y se reproduce en nuestra piel. El ciclo de vida de este ácaro dura unos 30 días.

Después de la cópula, el ácaro macho muere mientras la hembra penetra a través de las capas superficiales de la piel, creando un túnel microscópico, donde yace, depositando sus huevos durante toda su vida, que dura entre 30 y 60 días. La hembra de Sarcoptes scabiei libera de 2 a 3 huevos al día. Los huevos eclosionan en tres o cuatro días, y las larvas recién nacidas regresan a la superficie de la piel donde maduran y pueden extenderse a otras áreas del cuerpo.

Escabiose
Sarcoptes scabiei

Los ácaros Sarcoptes scabiei producen enzimas que descomponen las proteínas de la piel, especialmente la queratina, de la que se alimentan. A medida que se mueven a través de la epidermis, dejan sus heces atrás, creando lesiones lineales en la piel. Las lesiones de sarna y la picazón son el resultado de una reacción alérgica de la piel contra el ácaro, sus huevos y heces.

Transmisión

Tener sarna no es necesariamente un signo de mala higiene. La sarna es una infección transmitida entre personas a través del contacto cercano. Los casos más comunes son entre miembros de la familia que viven en la misma casa. La vía sexual es otra forma común de contraer sarna. Ejército, las casas de retiro, las guarderías y las cárceles son lugares donde a menudo ocurre la sarna.

El contacto entre niños y adolescentes en la escuela no suele ser lo suficientemente cercano como para causar transmisión, lo que de ninguna manera significa ningún riesgo. Del mismo modo, un simple apretón de manos o un abrazo rápido generalmente no es suficiente para la transmisión.

El ácaro Sarcoptes scabiei puede sobrevivir en el medio ambiente durante 24 a 48 horas, lo que le permite transmitirse a través de la ropa, sábanas o toallas, aunque esta no es la ruta más común.

Los animales, como perros y gatos, también pueden tener sarna, pero el ácaro que los infecta es diferente, lo que hace que la transmisión a los humanos sea poco común. Cuando ocurre, en general es en animales realmente infestados de ácaros. Sin embargo, como el hombre no es el huésped habitual de la sarna canina o felina, el ácaro no se reproduce y la infección dura solo unos pocos días (la vida útil del ácaro).

Síntomas

El síntoma clásico de la sarna es un picor difuso que suele ser más intenso por la noche.

El período de incubación promedio para la sarna es de aproximadamente 6 semanas. Sin embargo, en pacientes infectados otra vez, los síntomas pueden aparecer en solo 24 horas. Una persona infectada puede transmitir sarna, incluso si todavía no presenta síntomas, durante el período de incubación.

Las lesiones típicas de la sarna son pequeñas pápulas rojizas (pequeños puntos o bolas elevadas), de 1 a 3 mm de diámetro. Las lesiones a veces son tan pequeñas que pueden pasar desapercibidas o camufladas por los rasguños causados ​​por la picazón intensa.

Sarna
Lesiones de la sarna y Túneles creados por las
hembras del Sarcoptes scabiei

Las lesiones de sarna pueden ser difusas. Los sitios más comúnmente involucrados son las manos (especialmente entre los dedos), muñecas, codos, axilas, pezones (especialmente en mujeres), áreas alrededor del ombligo, genitales (especialmente en hombres), rodillas, glúteos, muslos y pies. La espalda generalmente se salva y la cabeza, las palmas y las plantas generalmente solo se ven afectadas en los niños.

Los túneles producidos por las hembras Sarcoptes scabiei también pueden ser visibles, aunque no son tan comunes como las pápulas. Suelen aparecer como trazos finos, ligeramente elevados en la piel que pueden tener hasta 10 mm de largo.

Sarna con crosta (sarna norueguesa)

En la mayoría de los pacientes con sarna, el número total de ácaros presentes generalmente no es más de cien. Después de un aumento exponencial en la aparición de la enfermedad, el sistema inmunitario del paciente puede retrasar la multiplicación de Sarcoptes scabiei, manteniendo su población más o menos estable.

En pacientes con alguna debilidad del sistema inmune, los ácaros pueden multiplicarse indefinidamente, llegando a una población de más de un millón en algunos casos. Esta súper infestación de Sarcoptes scabiei se llama sarna con costra o sarna noruega, que es la forma más grave de la escabiosis.

Los pacientes con mayor riesgo son los ancianos o aquellos con problemas como SIDA, lepra, linfoma, síndrome de Down u otros trastornos que causan trastornos del sistema inmunitario.

La sarna con costra causa grandes costras rojas en la piel, que se propagan fácilmente si no se tratan. El cuero cabelludo, las manos y los pies a menudo se ven afectados, aunque pueden aparecer manchas en cualquier parte del cuerpo. Las lesiones de sarna con costra generalmente no pican y contienen una gran cantidad de ácaros.

Tratamiento

Las dos opciones más utilizadas para tratar la escabiosis son las tabletas de Permetrina al 5% o Ivermectina. 

  • La Permetrina al 5% debe ser aplicada en todo el cuerpo desde el cuello hacia abajo (en niños se puede aplicar en la cara, teniendo cuidado de no llegar a los ojos), enjuagarse en el baño después de 8 a 14 horas. Después de 1 o 2 semanas, el proceso puede repetirse.
  • La Ivermectina por vía oral se usa como una dosis única, repetida después de 14 días.

La tasa de éxito de ambos tratamientos es similar, pero la Ivermectina es el tratamiento más apropiado para brotes en hogares de ancianos, prisiones o hogares con muchos residentes, porque tomar una píldora es mucho más simple que aplicar una crema en todo el cuerpo.

La sarna con costra se trata con una combinación de los dos medicamentos: Permetrina al 5% aplicada diariamente durante 7 días más Ivermectina, una dosis en los días 1, 2, 8, 9 y 15

Es importante recordar que la persona infectada con el ácaro de la sarna generalmente tarda hasta 6 semanas en mostrar síntomas. Por lo tanto, el tratamiento también se recomienda para los miembros de la familia y los contactos sexuales, incluso si no experimentan síntomas de escabiosis.


Referencias


RELACIONADOS