CIPROFLOXACINO- Para Qué Sirve, Posologia y Efectos Secundarios

El ciprofloxacino es uno de los antibióticos más utilizados en la práctica médica, que sirve para el tratamiento de la infección urinaria, de la prostatitis y de las diarreas bacterianas.

El cloridrato de ciprofloxacino (o ciprofloxacina) es un antibiótico de la familia de las quinolonas, químicamente semejante a otras drogas de la misma familia, como norfloxacino, ofloxacino, levofloxacino, moxifloxacino, entre otros.

El ciprofloxacino es un antibiótico usado para el tratamiento de infecciones urinarias, diarreas bacterianas e infecciones de la próstata.

En este artículo vamos a abordar los siguientes puntos sobre el ciprofloxacino:

  • Para qué se usa el ciprofloxacino.
  • Nombres comerciales.
  • Cómo tomar.
  • Efectos secundarios.
  • Contraindicaciones.
  • Interacciones medicamentosas.

Atención: este texto no pretende ser un prospecto del ciprofloxacino. Nuestro objetivo es ser menos técnico que un prospecto y más útil para pacientes que buscan informaciones sobre este medicamento.

Para qué sirve el ciprofloxacino

El ciprofloxacino es una quinolona de 2ª generación, con acciones contra diversas bacterias, incluyendo: Staphylococcus aureus, Escherichia coli, Haemophilus influenzae, Proteus mirabilis, Klebsiella pneumoniae, Moraxella catarrhalis, Shigella, Salmonella, Neisseria gonorrhoeae, Enterobacteriaceae, Pseudomonas aeruginosa y Proteus mirabilis.

Entre las infecciones que pueden ser tratadas con la ciprofloxacina incluyen:

– Cistitis (lee: CISTITIS – Causas, Síntomas y Tratamiento).
– Pielonefritis.
– Prostatitis (lee: PROSTATITIS – Síntomas y tratamiento).
– Gonorrea* (GONORREA – Síntomas, Causas y Tratamiento).
– Diarreas bacterianas (lee: DIARREA – Causas, Tipos y Tratamiento).
– Infecciones intraabdominales causadas por E. coli.
– Infecciones respiratorias*.

* No suelen ser la primera opción de tratamiento porque hay antibióticos más eficaces para estos casos.

Nombres comerciales del ciprofloxacino

El ciprofloxacino es un antibiótico ya existente en el mercado hace muchos años. Se puede comprar en la forma genérica o por las varias marcas disponibles, incluyendo:

– Baflox
– Baycip.
– Cifran.
– Ciloxan.
– Cipro.
– Ciproquim.
– Ciproxina.
– Globuce.
– Medaflox.
– Serviflox.

El clorhidrato de ciprofloxacina se comercializa normalmente en tabletas de 250 mg, 500 mg, 750 mg o 1000 mg.

Cómo tomar el ciprofloxacino

Como con la mayoría de los antibióticos, la dosis y el tiempo de uso dependen de qué infección se está tratando. La dosis máxima para adultos generalmente indicada es de 1500 mg al día.

Las indicaciones más comunes para el uso de ciprofloxacina son las infecciones urinarias. En la cistitis, la dosis recomendada es 250 mg a 500 mg de 12/12 horas. El tratamiento dura 3 días en las mujeres y 7 días en los hombres (Lee: TRATAMIENTO PARA INFECCIÓN URINARIA). En la pielonefritis, se realiza el tratamiento con 500 mg de 12/12 horas durante 7 a 14 días. En las formas graves, la vía intravenosa es la más indicada.

En las diarreas infecciosas, el tratamiento se realiza generalmente con 500 mg 12/12 horas durante 3 a 7 días, según el agente bacteriano causante de la infección.

Los casos de prostatitis aguda o crónica se tratan con ciprofloxacina 500 mg de 12/12 horas durante 4 a 6 semanas.

Generalmente, el prospecto del clorhidrato de ciprofloxacina también indica el antibiótico para el tratamiento de la gonorrea o infecciones del tracto respiratorio. Sin embargo, hay varias opciones más eficaces en el mercado para estas infecciones, haciendo con que en la práctica el Cipro termine siendo solamente la 3ª o 4ª opción en estos casos.

El ciprofloxacino puede ser tomado con el estómago lleno o vacío.

Efectos secundarios del ciprofloxacino

El ciprofloxacino es un medicamento con buena tolerancia y baja incidencia de efectos secundarios.

Entre los efectos adversos más descritos está la diarrea (común a casi todos los antibióticos), que ocurre en hasta un 5% de los pacientes. Otros efectos comunes incluyen náuseas, mareos, dolor abdominal, rash y dolor de cabeza.

Como con otros antibióticos, la aparición de la candidiasis vaginal también puede ser una complicación del tratamiento con el Cipro.

En el pasado ha sido descrito, a menudo, casos de lesión del talón de Aquiles secundarios al uso del ciprofloxacino. El riesgo de lesiones de los tendones es mayor en pacientes ancianos o que hacen uso crónico de glucocorticoides. Dosis excesivas del antibiótico también aumentan el riesgo.

En pacientes con insuficiencia renal, se debe ajustar la dosis según la tasa de filtración glomerular para evitar la intoxicación por el medicamento.

Contraindicaciones del ciprofloxacino

El ciprofloxacino, así como cualquier quinolona, debe ser evitado en niños porque puede provocar lesiones óseas. Actualmente, solamente en casos de infección respiratoria en la fibrosis quística, el ciprofloxacino está indicado en la población pediátrica.

El ciprofloxacino está contraindicado en mujeres embarazadas y durante la lactancia, ya que se excreta en la leche materna.

La ciprofloxacina también debe ser evitada en pacientes con miastenia gravis, ya que puede causar exacerbación de la enfermedad (lee: MIASTENIA GRAVIS – Causas, Síntomas y Tratamiento).

En pacientes con epilepsia, el ciprofloxacino puede facilitar la aparición de convulsiones.

Interacciones medicamentosas del ciprofloxacino

Antiácidos, sucralfato, multivitaminas, sevelamer, sulfato de hierro o sales de calcio, como el carbonato de calcio, disminuyen la absorción del ciprofloxacino.

En pacientes que usan anticoagulantes, el ciprofloxacino puede aumentar el efecto de la warfarina, causando elevación del INR. Cafeína y teofilina también tienen sus efectos exacerbados por el Cipro.

Debido al riesgo de arritmia, se debe utilizar el ciprofloxacino con precaución en pacientes tratados con antiarrítmicos, como sotalol, amiodarona, procainamida o  quinina.

El ciprofloxacino no interfiere con la efectividad de la píldora anticonceptiva (Lee: ¿Los Antibioticos Cortan el Efecto de los Anticonceptivos?).

El ciprofloxacino puede interactuar con una serie de otros medicamentos. Si haces uso de varios medicamentos, sugerimos una consulta al prospecto del medicamento para obtener una lista más extensa.