Información sobre el Ozempic (Semaglutida)

Foto del autor

Escrito por: Dr. Pedro Pinheiro

Actualizado en:
Tiempo estimado de lectura del artículo: 5 minutos

¿Qué es la semaglutida?

La semaglutida es un medicamento antidiabético de la clase de los agonistas del receptor GLP-1, que también incluye los fármacos: liraglutida, dulaglutida, exenatida, lixisenatida y tirzepatida.

Desarrollada inicialmente para el control de la glucemia en pacientes con diabetes mellitus de tipo 2, la semaglutida ha sido aprobada recientemente también como tratamiento del sobrepeso y de la obesidad.

La semaglutida se vende bajo los nombres comerciales de Ozempic® y Wegovy® en forma de inyecciones subcutáneas semanales o bajo el nombre de Rybelsus® en forma de comprimidos para administración diaria.

El uso de semaglutida en pacientes con diabetes de tipo 2 se asocia a una menor incidencia de las siguientes complicaciones:

La semaglutida en diabéticos también reduce la mortalidad en un 12% aproximadamente en pacientes con enfermedad cardiovascular conocida.

Este medicamento no está indicado para pacientes con diabetes mellitus de tipo 1.

Nota: este texto no pretende ser un prospecto completo de la semaglutida. Nuestro objetivo es ser menos técnicos que un prospecto y más útil para los pacientes que buscan información práctica sobre este medicamento. Lo que sigue es un resumen dirigido al público en general de la información clave contenida en los estudios clínicos y prospectos publicados por las empresas farmacéuticas.

Indicaciones

La semaglutida es un fármaco aprobado para el tratamiento de dos afecciones:

  • Diabetes mellitus tipo 2.
  • Sobrepeso u obesidad.

Control de la glucemia

La semaglutida está indicada para el tratamiento de segunda línea de la diabetes de tipo 2 en pacientes que no pueden alcanzar niveles adecuados de hemoglobina glucosilada con metformina exclusivamente, o como primera línea en pacientes que no toleran o no toman metformina.

La semaglutida debe ser el tratamiento preferido de segunda línea siempre que el paciente diabético presente también las siguientes comorbilidades:

  • Obesidad.
  • Nefropatía diabética.
  • Enfermedad cardiovascular aterosclerótica.
  • Cuando planees evitar episodios hipoglucémicos, ya que el fármaco no suele provocar descensos bruscos de la glucemia.

Semaglutida para la pérdida de peso

Desde 2021, la semaglutida está aprobada para el tratamiento del sobrepeso y de la obesidad, incluso en pacientes no diabéticos. Las indicaciones actuales son:

Para saber cuál es tu índice de masa corporal (IMC), visita: Calculadora del IMC (índice de masa corporal).

Cuando se utiliza con cambios en el estilo de vida (dieta y ejercicio), la semaglutida 2,4 mg por vía subcutánea semanal produce una pérdida de peso media de 10 a 15 kg al cabo de 60 semanas. Alrededor del 75% refieren efectos secundarios gastrointestinales, pero pocos necesitan interrumpir el tratamiento.

Mecanismo de acción

El péptido similar al glucagón-1 (GLP-1) es una incretina, es decir, una sustancia producida por el páncreas o por los intestinos que regula el metabolismo de la glucosa. Ejemplos de incretinas son la insulina, el glucagón, la amilina, el GLP-1 y el GIP (péptido inhibidor gástrico).

El GLP-1 se produce en el intestino delgado cada vez que comemos. Su función principal es estimular la liberación de insulina por el páncreas.

Además de aumentar la insulina circulante, el GLP-1 también actúa:

  • Bloqueando la liberación de glucosa del hígado.
  • Disminuyendo la secreción de glucagón cuando la glucemia es elevada.
  • Reduciendo el vaciado gástrico y la absorción de glucosa en el tracto gastrointestinal.
  • Promoviendo la saciedad y reduciendo la ingesta de alimentos.

Como la semaglutida es un agonista del receptor de GLP-1, actúa como si fuera un GLP-1 sintético, teniendo las mismas acciones que el GLP-1 producido de forma natural en el intestino.

Presentaciones

Ozempic

El Ozempic puede encontrarse en dosis de 0,25 mg, 0,5 mg, 1,0 mg o 2,0 mg. La administración del fármaco se realiza por vía subcutánea con el sistema de aplicación que viene con el producto (plumas precargadas).

Pluma para la administración subcutánea de ozempic
Pluma para la administración subcutánea de ozempic

Wegovy

La marca Wegovy tiene las siguientes presentaciones de su solución inyectable en pluma precargada: 0,25 mg, 0,5 mg, 1,0 mg, 1,7 mg y 2,4 mg.

Pluma para la administración subcutánea de Wegovy
Pluma para la administración subcutánea de Wegovy

Rybelsus

El fármaco Rybelsus es la forma en comprimidos de la semaglutida. Hay tres presentaciones disponibles: 3 mg, 7 mg y 14 mg.

Rybelsus comprimidos de 3 mg, 7 mg y 14 mg
Rybelsus comprimidos de 3 mg, 7 mg y 14 mg

Posología

Para el tratamiento de la diabetes mellitus de tipo 2

Cómo tomar Ozempic o Wegovy:

0,25 mg* por vía subcutánea una vez a la semana durante 4 semanas, después aumentar a 0,5 mg una vez a la semana. Si es necesario, puedes aumentar a 1,0 mg una vez a la semana después de 4 semanas a una dosis de 0,5 mg/semana. Si tras 4 semanas con 1,0 mg el paciente sigue sin alcanzar los objetivos glucémicos, puedes aumentar a 2,0 mg una vez a la semana.

* Nota: La dosis inicial más baja (0,25 mg/semana) está destinada a reducir los síntomas gastrointestinales adversos, pero no proporciona un control glucémico eficaz.

Los mejores puntos para aplicar la inyección son la parte anterior de los muslos, la parte inferior del abdomen y la parte superior del brazo. Un médico o una enfermera deben enseñarte cómo aplicarte la pluma durante la primera administración.

La semaglutida subcutánea puede administrarse a cualquier hora del día, independientemente de las comidas.

Dosis olvidada: si el paciente se olvida de tomar el medicamento el día correcto, la dosis olvidada debe administrarse lo antes posible en un plazo de 5 días; después, retomar el horario habitual. Si han transcurrido más de 5 días, omitir la dosis olvidada y reanudar la administración con la siguiente dosis semanal programada.

Si es necesario, puedes cambiar el día de tu inyección semanal de semaglutida, a condición de que hayan pasado al menos 3 días desde tu última inyección. Después de seleccionar un nuevo día, continúa con la inyección una vez a la semana, siempre el mismo día de la semana.

Cómo tomar Rybelsus:

3,0 mg* por vía oral una vez al día durante 30 días, después aumentar a 7,0 mg una vez al día. Si es necesario, puedes aumentar a 14,0 mg una vez al día después de 30 días a la dosis de 7,0 mg.

* Nota: La dosis inicial más baja (3,0 mg diarios) está destinada a reducir los síntomas gastrointestinales adversos, pero no proporciona un control glucémico eficaz.

El Rybelsus debe tomarse con el estómago vacío, al menos 30 minutos antes de la primera comida, bebida u otro medicamento del día.

Dosis olvidada: Si un día te olvidas de tomar el medicamento, esta dosis olvidada debe ignorarse. Toma la siguiente dosis al día siguiente como de costumbre. No está indicado tomar 2 comprimidos el mismo día.

Poblaciones especiales

Mayores de 65 años: no es necesario ajustar la dosis en función de la edad. La experiencia terapéutica en pacientes mayores de 75 años es limitada, y no puede excluirse la posibilidad de una mayor sensibilidad en algunos individuos de edad avanzada.

Insuficiencia renal: no es necesario ajustar la dosis en pacientes con enfermedad renal crónica.

Para adelgazar

Cómo tomar Ozempic o Wegovy: para reducir la incidencia de efectos secundarios, la semaglutida debe iniciarse con el siguiente régimen:

  • Semana 1 a semana 4: 0,25 mg una vez a la semana.
  • Semana 5 a semana 8: 0,5 mg una vez a la semana.
  • Semana 9 a semana 12: 1 mg una vez a la semana.
  • Semana 13 a semana 16: 1,7 mg una vez a la semana.
  • A partir de la semana 17: 2,4 mg una vez a la semana.

Si no se tolera la dosis diana de 2,4 mg a la semana, se puede disminuir temporalmente la dosis a 1,7 mg una vez a la semana durante un máximo de 4 semanas adicionales, y sólo entonces aumentar de nuevo a 2,4 mg una vez a la semana.

Rybelsus, la semaglutida oral, aún no se ha aprobado para el tratamiento de la obesidad, sólo para el control de la glucemia.

Efectos adversos

Los síntomas gastrointestinales, como náuseas, vómitos y diarrea, son los efectos secundarios más frecuentes de la semaglutida. Estos síntomas son frecuentes con las dosis más altas, pero tienden a mejorar con el paso de los días. Sólo el 4% de los pacientes no toleran los efectos adversos y necesitan interrumpir el tratamiento.

Cuando se toma junto con insulina o con antidiabéticos de la clase de las sulfonilureas (glipizida, gliclazida, glibenclamida o glimepirida) existe riesgo de hipoglucemia.

Otros efectos adversos descritos, pero menos frecuentes, son:

  • Indigestión.
  • Dolor de estómago.
  • Reflujo o acidez estomacal.
  • Cólico.
  • Estreñimiento.
  • Exceso de gases intestinales.
  • Cálculos biliares.
  • Mareos.
  • Cansancio.
  • Pérdida de apetito.
  • Aumento de la frecuencia cardiaca.
  • Aumento de las enzimas pancreáticas (como la lipasa y la amilasa)

Retinopatía diabética

Durante el estudio SUSTAIN-6, un ensayo clínico diseñado para evaluar el impacto de la semaglutida subcutánea en los resultados cardiovasculares de pacientes con diabetes de tipo 2, se observó un aumento de la incidencia de complicaciones de la retinopatía diabética.

Este efecto se observó principalmente en pacientes con retinopatía diabética preexistente que mostraron una reducción rápida y grande de la HbA1c durante las primeras 16 semanas del ensayo clínico. Se están realizando más estudios para comprender mejor los efectos a largo plazo de la semaglutida en la enfermedad ocular diabética.

La semaglutida oral (rybelsus) no se ha asociado a un aumento de la incidencia de retinopatía diabética.

Pancreatitis

Se han notificado casos de pancreatitis aguda asociados al tratamiento con GLP-1 (sitagliptina y exenatida). Sin embargo, no hay datos suficientes para saber si existe una relación causal.

Debe sospecharse un cuadro de pancreatitis en pacientes con dolor abdominal intenso persistente (con o sin náuseas), y los agonistas de los receptores de GLP-1 deben suspenderse en tales pacientes. Si se confirma la pancreatitis, no debe reiniciarse el tratamiento. Además, los agonistas de los receptores de GLP-1 no deben iniciarse en un paciente con antecedentes de pancreatitis.

En el estudio SUSTAIN-6, la tasa de pancreatitis aguda con semaglutida fue similar a la del placebo y sólo se produjo en el 0,1% de los pacientes.

Contraindicaciones

Además de en pacientes con antecedentes de alergia a cualquier agonista de los receptores de GLP-1, la semaglutida tampoco debe administrarse a mujeres embarazadas, durante la lactancia, en niños, adolescentes o pacientes con diabetes mellitus de tipo 1.

Debido a una mayor incidencia de tumores tiroideos en estudios con ratas, la semaglutida no debe administrarse a pacientes con antecedentes personales o familiares de carcinoma medular de tiroides o síndrome de neoplasia endocrina múltiple de tipo 2 (NEM 2).

No hay experiencia terapéutica en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva de clase IV de la New York Heart Association (NYHA) ni en pacientes sometidos a cirugía bariátrica.

Interacciones medicamentosas

La semaglutida retrasa el vaciado gástrico, lo que puede influir en la absorción de otros medicamentos orales. Algunas interacciones dignas de mención son:

  • Furosemida: puede disminuir el efecto terapéutico de la semaglutida y esta última puede aumentar la concentración sanguínea de furosemida.
  • Levotiroxina: la semaglutida puede aumentar la concentración sanguínea de levotiroxina. Puede ser necesario ajustar la dosis.
  • Hidroxicloroquina: aumenta el riesgo de hipoglucemia.
  • Insulinas: la semaglutida puede aumentar el efecto hipoglucemiante de las insulinas.
  • Meglitinidas: la semaglutida puede aumentar el efecto hipoglucemiante de los antidiabéticos repaglinida, nateglinida y mitiglinida.
  • Sulfonilureas: la semaglutida puede aumentar el efecto hipoglucemiante de los antidiabéticos glipizida, gliclazida, glibenclamida o glimepirida.
  • Warfarina: aunque la interacción es infrecuente, tras iniciar el tratamiento con semaglutida en pacientes que toman warfarina u otros derivados cumarínicos, se recomienda la monitorización frecuente del INR.

La semaglutida no interfiere en la eficacia de los anticonceptivos hormonales.


Referencias


Autor(es)

Dr. Pedro Pinheiro

Médico licenciado por la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), con títulos de especialista en Medicina Interna por la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y de Nefrología por la Universidad Estadual de Río de Janeiro (UERJ) y por la Sociedad Brasileña de Nefrología (SBN). Actualmente vive en Lisboa, Portugal, tiene títulos reconocidos por la Universidad de Oporto y por el Colegio de Nefrología de Portugal.

Sigue Leyendo

Artículos Similares

¿Tienes alguna duda?

COMENTARIOS Y PREGUNTAS

Deja un comentario