¿PARA QUÉ SIRVE LA VITAMINA B6 (PIRIDOXINA)?

Aprende qué es la vitamina B6 y cuáles son los síntomas de su carencia.

La vitamina B6, también conocida como piridoxina, es una de las 8 vitaminas que forman parte del llamado complejo B.

En virtud de ser una vitamina hidrosoluble, es decir, soluble en agua, la piridoxina no se almacena en nuestro cuerpo, y necesitamos un consumo regular a través de la dieta para prevenir la deficiencia.

En este artículo vamos a explicar lo que es la vitamina B6, que son las enfermedades que ocurren cuando hay una falta o exceso y cuáles son los alimentos ricos en piridoxina.

Qué es una vitamina

Llamamos vitamina al tipo de nutriente que se necesita en pequeñas cantidades para el funcionamiento normal del organismo, pero que nuestro cuerpo es incapaz de producir solo.

Ya que no tenemos capacidad de sintetizar las vitaminas que necesitamos (excepto alguna cantidad de vitamina D y B7), dependemos de la dieta o suplementos artificiales para obtener los niveles necesarios.

Es interesante notar que lo que puede ser considerado vitamina para algunos animales puede no ser para otros. Por ejemplo, reptiles y algunas aves pueden producir ácido ascórbico (vitamina C) a partir de sus propios riñones. Para estos animales, el ácido ascórbico no se considera una vitamina, a diferencia de los seres humanos, que necesitan constantemente de consumir alimentos que contienen vitamina C.

Para qué sirve la vitamina B6

La piridoxina participa en diversos procesos biológicos en nuestro organismo. Destacamos algunos de ellos:

  • Producción de neurotransmisores esenciales para el buen funcionamiento del cerebro, tales como serotonina, dopamina y noradrenalina.
  • Formación de la mielina, una sustancia que involucra y protege las neuronas.
  • Participa en el metabolismo de proteínas, aminoácidos, carbohidratos y lípidos.
  • Actúa en el sistema inmunológico.
  • Actúa en la producción de hemoglobina, sustancia esencial para la formación de los eritrocitos (glóbulos rojos en la sangre).

Hasta la presente fecha, contamos con al menos 100 reacciones enzimáticas en nuestro organismo que necesitan de la  vitamina B6 para funcionar correctamente.

Cómo el cuerpo utiliza la vitamina B6

Según lo que ha sido expuesto anteriormente, no es difícil entender porqué tener niveles adecuados de vitamina B6 es esencial para el buen funcionamiento del organismo.

Como la piridoxina es una vitamina, esto significa que tenemos que obtenerla a través de la dieta o de suplementos alimentares.

La vitamina B6 que ingerimos es absorbida en el intestino y posteriormente llevada por el torrente sanguíneo a los tejidos y  células que van a usarla. De toda vitamina B6  que el cuerpo necesitará consumir, el exceso termina siendo eliminado en la orina por los riñones.

Como la piridoxina es parte del grupo de las llamadas vitaminas hidrosolubles, nuestro cuerpo no puede almacenarla, siendo incapaz de crear reservas que podrían ser accedidas en periodos de necesidad.

Esto significa dos cosas: (1) es inútil llenarse de piridoxina, ya que cualquier exceso será eliminado por la orina; (2) el consumo de vitamina B6 debe ser más o menos constante a lo largo de la vida, ya que el cuerpo necesita recibir contribuciones regulares de este nutriente.

Carencia de vitamina B6

La real y severa deficiencia de vitamina B6 es algo raro porque, afortunadamente, no necesitamos de cantidades muy altas de esta proteína y se puede encontrarla en adecuadas proporciones en una amplia variedad de alimentos, como veremos más adelante.

Por otro lado, una deficiencia leve es relativamente común y suele ocurrir en pacientes con problemas de salud, tales como alcoholismo, desnutrición, diabetes, obesidad mórbida, enfermedad renal, artritis reumatoide, enfermedad celíaca o enfermedad de Crohn. Las mujeres embarazadas y los ancianos tienen mayor riesgo.

Algunos medicamentos también aumentan el riesgo de deficiencia de vitamina B6. Las más comunes son: isoniazida, penicilamina, pirazinamida, hidralazina, fenitoína, ácido valproico y levodopa-carbidopa.

Síntomas de carencia de vitamina B6

Cuanto más seria y prolongada es la falta de piridoxina, más frecuentes y más intensos son  los signos y síntomas. Los más comunes son:

  • Estomatitis (inflamación y lesiones de la mucosa oral).
  • Glositis (inflamación de la lengua).
  • Queilitis angular.
  • Irritabilidad (más común en bebés y niños pequeños).
  • Depresión.
  • Confusión mental.
  • Neuropatía periférica
  • Dermatitis seborreica.
  • Lesiones de la piel.
  • Anemia sideroblástica.
  • Crisis convulsiva.

Dosis diaria recomendada de piridoxina

Como una forma de prevenir la aparición de  deficiencia de la vitamina, se recomienda que la ingesta diaria de vitamina B6 siga estas dosis, según la edad:

  • 0 a 6 meses – 0,1 mg.
  • 7 a 12 meses – 0,3 mg.
  • 1 a 3 años – 0,5 mg.
  • 4 a 8 años – 0,6 mg.
  • 9 a 13 años – 1,0 mg.
  • 14 a 18 años – 1,3 mg para hombres y 1,2 para mujeres.
  • 19 a 50 años – 1,3 mg.
  • Más de 50 años- 1,7 mg para hombres y 1,5 mujeres.
  • Mujeres embarazadas – 1,9 mg.
  • Lactantes – 2,0 mg.

Alimentos ricos en vitamina B6

Alcanzar las recomendaciones diarias de vitamina B6 enumeradas anteriormente no es una tarea muy difícil, ya que esta vitamina está presente en varios alimentos que forman parte de la dieta de la mayoría de las personas.

Algunos ejemplos de alimentos que contienen vitamina B6:

  • Garbanzos*.
  • Filete de hígado *.
  • Pollo*.
  • Perú*.
  • Atún*.
  • Salmón*.
  • Carne molida de res *.
  • Cereales en caja (fortificada con B6)*
  • Patata*.
  • Plátano*.
  • Camarón.
  • Castaña.
  • Avellana.
  • Sandía.
  • Espinaca.
  • Aguacate
  • Trigo.
  • Arroz.
  • Cebolla.
  • Coliflor.
  • Zanahoria.

* Alimentos ricos en vitamina B6.

Suplemento de piridoxina

Hay un mito con respecto a las vitaminas que es muy difícil de deconstruir, que es exactamente la baja ventaja del suplemento artificial de vitaminas para personas que ya tienen una dieta adecuada.

Necesitamos ingerir, en general, pequeñas cantidades de vitamina al día. Una vez alcanzado el valor apropiado, el exceso no hará bien o será eliminado por la orina.

Una analogía que se puede hacer es en relación al aceite del coche. El motor de automóvil necesita una cantidad X de aceite para funcionar bien. Llenar el depósito con más aceite de lo necesario no hará que el motor funcione mejor y todavía puede causar problemas.

Por lo tanto, el suplemento de piridoxina solamente está indicado en casos de deficiencia o cuando el paciente tiene un alto riesgo de carencia, como en los casos mencionados anteriormente.

Posibles beneficios del suplemento de piridoxina

Hay varios sitios de Internet propagando supuestos beneficios de la suplementación de vitamina B6 para varias enfermedades, que van desde depresión, hasta asma, pasando por la enfermedad de Alzheimer e incluso prevención de algunos tipos de cáncer.

Sin embargo, como se ha explicado en el ítem anterior, existen evidencias claras de los beneficios del suplemento de  piridoxina en pacientes con enfermedades relacionadas con la deficiencia de vitamina B6 o en pacientes con alto riesgo, tales como desnutridos o aquellos que usan medicamentos que interfieren con los niveles de vitamina B6 en la sangre.

Por lo tanto, contrariamente a lo que se puede encontrar en muchos sitios web, si el paciente tiene niveles normales de vitamina B6, no hay evidencias científicas claras que nos permiten decir que el suplemento de piridoxina es útil en las siguientes situaciones:

Hay dos situaciones en que la suplementación de la piridoxina parece tener algún efecto beneficioso: síndrome post-menstrual y náuseas del embarazo.

Aun así, no todos los estudios fueron capaces de demostrar los beneficios y los que lo lograron no eran estudios clínicos de gran calidad. Por lo tanto, inclusive en estas dos situaciones, el grado de certeza en relación al beneficio del suplemento de la piridoxina no es muy alto.

Consecuencias del exceso de vitamina B6

Como ocurre con otras vitaminas hidrosolubles, para que haya toxicidad por la vitamina B6, el paciente debe consumir grandes cantidades durante algún tiempo.

La dosis máxima diaria de piridoxina considerada segura para cada grupo de edad es la siguiente:

  • 1 a 3 años – hasta 30 mg/día.
  • 4 a 8 años – hasta 40 mg/día
  • 9 a 13 años – hasta 60 mg/día.
  • 14-18 años – hasta 80 mg/día
  • Más de 19 años – hasta 100 mg/día.

Por lo tanto, para que un adulto si intoxique, debe consumir más de 50 veces la dosis diaria recomendada. Por lo tanto, no hay ningún reporte de toxicidad de vitamina B6 por consumo excesivo en la dieta. Es prácticamente imposible consumir tanta vitamina B6 solamente en la alimentación.

Por otro lado, la intoxicación vía suplementos es posible e inclusive relativamente fácil de ocurrir, ya que el mercado puede encontrar la piridoxina en tabletas de 25, 40, 50 y 100 y hasta 300 mg.

El consumo de altas dosis durante muchos meses seguidos se ha asociado con la aparición de síntomas de intoxicación. Las más comunes son: neuropatía periférica, que provoca dolor y pérdida de sensibilidad en los miembros, dificultad para caminar, mareos, náuseas y vómitos, lesiones de piel y sensibilidad a la luz.

También podría gustarte