25 Síntomas de la menopausia y climaterio

Autor: Dr. Pedro Pinheiro

Sin comentarios

Actualizado:

Tiempo estimado de lectura: 6 minutos.

¿Qué son la menopausia y el climaterio?

La menopausia es un momento significativo en la vida de las mujeres. Es un acontecimiento inevitable que ocurre debido al agotamiento de los óvulos y al consiguiente fin de los ciclos ovulatorios, caracterizando la transición entre la edad fértil y el climaterio.

Para que no haya confusiones con los términos, es bueno recordar que la menopausia es el nombre dado a la última menstruación de la vida de la mujer, mientras que el climaterio es el período pre y posmenopáusico en el que la mujer presenta síntomas debido a una reducción progresiva en la producción de estrógenos que surge por insuficiencia ovárica.

El climaterio comienza en la transición entre la fase reproductiva y no reproductiva de la mujer. Por lo tanto, no es técnicamente correcto decir que una mujer está en la menopausia. Lo correcto es decir que la mujer tuvo su menopausia y se encuentra en la fase posmenopáusica del climaterio.

Si tienes alguna pregunta sobre los términos que serán usados en este texto, usa la figura a continuación para orientarse.

Fases del ciclo reproductivo femenino:

Etapas del ciclo reproductivo
Etapas del ciclo reproductivo
  • Menarquía: es la primera menstruación de la vida de la mujer.
  • Premenopausia: es el período de 3 a 7 años antes de la menopausia, es decir, los últimos 3 a 7 años de edad fértil (la fase que inicia el climaterio).
  • Menopausia: es la última menstruación de la vida de la mujer.
  • Postmenopausia: comienza después de la última menstruación, es decir, después de la menopausia.
  • Climaterio: es el período que abarca la premenopausia, la menopausia y la postmenopausia.

El climaterio es una etapa en que el cuerpo de la mujer pasa por una serie de cambios fisiológicos que pueden afectar a su calidad de vida. Lo principal es la reducción de los niveles de estrógeno que ocurre porque los ovarios empiezan a producir menos cantidad de esta hormona.

¿Cuáles son los síntomas de la menopausia?

En general, cuando las personas dicen “síntomas de la menopausia”, en realidad se están refiriendo al conjunto de signos y síntomas físicos y emocionales que caracterizan la fase climatérica.

Este período se caracteriza por ciclos menstruales irregulares y significativas fluctuaciones hormonales, frecuentemente acompañadas de sofocos, disturbios del sueño, cambios de humor y resequedad vaginal. Además, los cambios en la grasa corporal  y la pérdida de masa ósea típica del climaterio causan gran impacto para la salud a largo plazo.

En este artículo vamos a abordar los 25 principales signos y síntomas de la menopausia, incluyendo los que ocurren durante la premenopausia y postmenopausia.

Aquí vamos a nos centrar solamente en los síntomas. Para más información sobre la menopausia, causas, diagnóstico y tratamiento, lee: Menopausia: qué es, causas, síntomas y tratamiento.

Sofoco

El sofoco (también llamado bochornos) son las famosas olas de calor que tienen lugar en la premenopausia. El sofoco es el síntoma más común de la menopausia, que ocurre en más del 80% de las mujeres.

Los calores son causados por la reducción de la producción de estrógeno, que provoca una falta de regulación del termostato corporal normal. Los sofocos comienzan en el período premenopáusico y suelen durar hasta 2 años después de la menopausia Durante el resto del climaterio, tienden a desaparecer, pero aproximadamente el 10% de las mujeres siguen teniendo durante mucho tiempo, algunas hasta los 70 años. El peor período de sofocos suele ser el año anterior a la menopausia.

El sofoco generalmente se inicia como una sensación repentina de calor centralizado en la parte superior del tórax y la cara, pero se generaliza rápidamente. La sensación de calor dura de dos a cuatro minutos, ya menudo se asocia con sudoración profusa y ocasionalmente palpitaciones. También es común surgir escalofríos, temblores y una sensación de ansiedad.

La frecuencia de los sofocos varía mucho, desde solamente 1 o 2 episodios al día hasta decenas de episodios a lo largo de las 24 horas. Las olas de calor son particularmente comunes en la noche.

Sudores nocturnos

Los sudores nocturnos son una variante de los sofocos. En algunas mujeres, los sudores ocurren predominantemente en la noche, provocando una intensa sudoración durante el sueño. En muchos casos, estos calores por la noche perturban el sueño y agravan los síntomas de fatiga e irritación de la perimenopausia.

El consumo de bebidas alcohólicas durante el día y una habitación mal ventilada contribuyeron al empeoramiento de los sofocos nocturnos.

Trastornos del sueño

Los sudores nocturnos, como ya mencionado, son importante causa de disturbios del sueño en el periodo de perimenopausia. Sin embargo, no son los únicos. Muchas mujeres en la premenopausia tienen dificultades para dormir inclusive en la ausencia de los sofocos.

El insomnio puede ocurrir hasta 7 años antes de la menopausia y, generalmente, empeora en el último año de la premenopausia. Las mujeres ansiosas o deprimidas tienden a ser aquellas con mayor dificultad para dormir.

Menstruación irregular

Cambios en el periodo menstrual ya pueden ocurrir inclusive antes de la mujer entrar en el período premenopáusico. Inicialmente las alteraciones son sutiles e incluyen cambios en la intensidad del sangrado y acortamiento del ciclo.

A medida que se acerca la menopausia, los cambios menstruales se vuelven más evidentes. El ciclo ahora es errático y se vuelve más largo, pudiendo durar de 40 a 50 días. El volumen menstrual cambia – para más o para menos – y los escapes pueden ocurrir en la mitad del ciclo.

La menstruación se vuelve cada vez más irregular, hasta desaparecer. La mujer en la premenopausia no tiene cómo saber cuándo será su última menstruación. El diagnóstico de la menopausia solamente puede ser establecido retrospectivamente, cuando la mujer completar 1 año sin menstruar otra vez.

Depresión

Mujeres premenopáusicas tienen 2,5 veces más probabilidades de quedarse deprimidas que en otras etapas de la vida. El riesgo es aún mayor en aquellos que tienen síntomas severos de la premenopausia, especialmente sofocos y disturbios del sueño. La depresión también puede ocurrir en mujeres que se acercan a la menopausia y que aún desean quedarse embarazadas.

Se cree que la reducción de los niveles de estrógeno, asociada a los incómodos de los síntomas de la premenopausia y al hecho de que la mujer reconoce que está sobrepasando la frontera entre la juventud y la vejez, contribuyen para una mayor incidencia de depresión en este período. Después del primer año del climaterio, el riesgo de depresión comienza a caer.

Ansiedad

La ansiedad durante la perimenopausia es causada, probablemente, por la disminución de los niveles de estrógeno que circulan en el cuerpo, lo que reduce la producción de los neurotransmisores responsables de regular el estado de ánimo, tales como serotonina y dopamina.

Alteraciones del humor

Por las mismas razones expuestas en el tema anterior, los niveles fluctuantes de estrógeno son responsables de la gran variedad de estados de ánimo de las mujeres en el periodo de la premenopausia. Durante un solo día, la mujer puede cambiar entre la euforia, la ira y la tristeza, sin una razón real para hacerlo.

Cuando los síntomas físicos de la menopausia son importantes, los síntomas emocionales también tienden a ser.

Sequedad vaginal

El revestimiento de la vagina se compone de tejidos dependientes del estrógeno. La deficiencia de estrógenos que se produce en la menopausia lleva a un adelgazamiento del epitelio vaginal, resultando en atrofia vaginal (vaginitis atrófica) y síntomas de sequedad vaginal, picazón y dolor durante el acto sexual (dispareunia).

La sequedad vaginal comienza en la premenopausia, pero se hace muy evidente en la posmenopausia.

Reducción de la libido

Las alteraciones hormonales típicas de la menopausia son las responsables de la reducción de la libido en la mujer. Además de eso, la propia sequedad vaginal puede hacer el acto sexual doloroso, lo que, aliado a una reducción del aporte de sangre para la región vaginal y vulvar en virtud de la deficiencia de estrógeno, puede reducir la capacidad de la mujer de tener placer con el sexo.

Mala memoria

El estrógeno también parece tener un papel importante en el funcionamiento normal del cerebro femenino. En la perimenopausia, las mujeres pueden comenzar a tener lapsos de memoria a corto plazo, volviéndose cada vez más frecuentes los descuidos triviales, como dónde puso las llaves, los cumpleaños de tus amigos y las fechas de reuniones. En general no es nada muy grave, pero en personas muy metódicas puede ser algo que genere un gran malestar.

Los lapsos de memoria son más comunes en mujeres deprimidas, estresadas o demasiado cansadas.

Dificultad para concentrarse

Siguiendo la misma lógica del tema anterior, las alteraciones en los niveles de estrógeno causan cambios en la concentración de las mujeres en el climaterio. Además de eso, los otros síntomas de la menopausia, como insomnio, cansancio, ansiedad, sofocos, etc., también colaboran a una menor capacidad para centrarse en los estudios o en el trabajo.

Dolor en las articulaciones

La salud de las articulaciones, tendones, ligamentos y músculos también sufre con la caída de los niveles de estrógeno. Alrededor de un 60% de las mujeres en la premenopausia se quejan de dolor en las articulaciones. Las mujeres obesas o con sobrepeso son las que tienen más problemas.

A diferencia de muchos síntomas de la menopausia, que desaparecen en el postmenopausia, el dolor en las articulaciones generalmente permanece.

Piel seca

La reducción de los niveles de estrógeno está relacionada con una caída en la producción de colágeno, que es la sustancia que mantiene nuestra piel firme y con buena apariencia.

Por lo tanto, cuando se cambia la producción de colágeno, la piel se vuelve más delgada, más seca, más descamativa y menos joven. La sequedad de la piel puede causar picazón, que en algunos casos puede ser muy desagradable.

Pérdida de cabello

La salud del pelo de las mujeres también está relacionada con los niveles de estrógeno y colágeno. En la premenopausia, la mujer comienza a notar que hay un cambio en la calidad del cabello, cada vez más seco, frágil y cayendo con más facilidad. Esta situación tiende a empeorar en la postmenopausia.

Uñas débiles

Así como la piel y el cabello, la salud de las uñas también sufre con los niveles reducidos de estrógeno. En el climaterio, las uñas comienzan a quedarse más secas y débiles y pueden romperse fácilmente

Cansancio

El cansancio, la falta de energía y la poca disposición para eventos de la vida cotidiana también son muy comunes antes de la menopausia. Ocurren no sólo por desequilibrios hormonales, sino también por cambios de humor y falta de sueño. En general, el cansancio mejora en la etapa posmenopáusica.

Aumento de peso

El metabolismo y la forma en que el cuerpo almacena grasa cambian con la reducción de los niveles de estrógeno. El gasto calórico basal del cuerpo disminuye, haciendo con que sea más fácil aumentar de peso con menos calorías. El cuerpo también pasa a tener un patrón de acumulación de grasa más parecido a los hombres, con más depósitos de grasa en el vientre y alrededor de la cintura.

Dolor en el pecho

Mastodinia es el término usado para el dolor en las mamas. Este síntoma es muy común en los primeros años de la premenopausia, pero se vuelve más brando a medida que se acerca la menopausia. En general, desaparece en el climaterio.

Dolor de cabeza

Hay un tipo de migraña que se relaciona con el período menstrual, que ocurre en forma cíclica todo el mes, justo antes de la menstruación bajar. Las mujeres que tienen este tipo de dolor de cabeza pueden notar un empeoramiento de la misma cuando entran en la premenopausia.

Inclusive las mujeres que nunca han tenido un dolor de cabeza relacionado con la menstruación pueden pasar a presentarlo en la premenopausia. En general, la migraña comienza hasta 7 años antes de la menopausia y va intensificándose conforme el ciclo menstrual se hace cada vez más irregular.

Palpitaciones

A medida que se acerca la menopausia, palpitaciones y sensación de ritmo cardíaco acelerado se vuelven más comunes. Generalmente, no hay motivos para preocupación y las palpitaciones desaparecen en el postmenopausia.

Pacientes con ansiedad y con sofocos intensos pueden tener palpitaciones más frecuentemente.

Infección urinaria

Así como ocurre con la vagina, la uretra, canal que transporta la orina originaria de la vejiga, es revestida por un tejido muy sensible al estrógeno. Durante la premenopausia ella se vuelve más fina, resecada, menos elástica y más irritable, facilitando la invasión por bacterias.

Algunas mujeres pueden pasan a tener infección urinaria recurrente a partir de la menopausia, que puede ser minimizada con la aplicación de estrógeno vaginal.

Vellos faciales

En el climaterio, la relación entre los niveles de estrógeno (hormona femenina) y andrógenos (hormona masculina) se altera. Toda mujer  produce pequeñas cantidades de andrógenos durante la vida, cuyo los efectos son bloqueados por el estrógeno. Cuando la menopausia se aproxima, los niveles de estrógenos caen y los de andrógenos suben. Este aumento de las hormonas masculinas puede provocar la aparición de vellos en la cara de la mujer, principalmente en la barbilla.

Además de la barbilla, nuevos vellos también  pueden surgir en la región del bigote, en las mejillas e inclusive en el pecho y en el abdomen.

Huesos débiles

A la medida que envejecemos, nuestros huesos se vuelven más débiles. Este proceso se acelera debido a la falta de estrógenos en la menopausia, haciendo con que las mujeres estén más sujetas a la osteoporosis y fracturas, como del cuello femoral, que los hombres.

Conforme el climaterio avanza, la osteoporosis se vuelve más común.

Desequilibrio y mareos

Episodios repentinos de mareo y pérdida del equilibrio se vuelven más frecuentes en el climaterio. Las causas todavía no están bien aclaradas, pero, como todos los síntomas de la menopausia, hay un componente importante de la falta de estrógenos.

Sensación de vientre hinchado

Una sensación de vientre hinchado o dilatado es común en el período del climaterio. Las mujeres que han tenido este síntoma durante la menstruación frecuentemente son las que más sufren en esta fase.

Se cree que la reducción del cambio de estrógeno altere la forma como el cuerpo digiere las grasas de los alimentos, causando una mayor producción de gases, que sería responsable de la sensación de vientre hinchado.


Referencias


Autor(es)

Dr. Pedro Pinheiro

Médico licenciado por la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), con títulos de especialista en Medicina Interna por la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y de Nefrología por la Universidad Estadual de Río de Janeiro (UERJ) y por la Sociedad Brasileña de Nefrología (SBN). Actualmente vive en Lisboa, Portugal, tiene títulos reconocidos por la Universidad de Oporto y por el Colegio de Nefrología de Portugal.


COMENTARIOS (por favor, lea las reglas del sitio antes de enviar su pregunta).

Temas relacionados
Endometriosis: qué es, síntomas y tratamento Endometriosis: qué es, síntomas y tratamento
¿Tengo síntomas de menstruación o embarazo? ¿Tengo síntomas de menstruación o embarazo?
15 causas comunes de retraso menstrual
Pastilla del día después: qué es y cómo tomar
Mioma uterino (fibroma): qué es, síntomas y tratamiento Mioma uterino (fibroma): qué es, síntomas y tratamiento
Cómo quedar embarazada rápido y natural Cómo quedar embarazada rápido y naturalmente
¿Me puedo quedar embarazada con la regla? ¿Me puedo quedar embarazada con la regla?
¿Es posible menstruar durante el embarazo? ¿Es posible menstruar durante el embarazo?
Menopausia: qué es, síntomas y cuándo aparece Menopausia: qué es, síntomas y cuándo aparece
Menarquia: ¿Cómo es el primer periodo de una niña? Menarquia: ¿Cómo es el primer periodo de una niña?
Cólico menstrual Cómo aliviar los cólicos menstruales (dolor de regla)
Síndrome premenstrual y trastorno disfórico premenstrual Síndrome premenstrual y trastorno disfórico premenstrual
Ácido mefenámico: qué es, para qué sirve y dosis Ácido mefenámico: qué es, para qué sirve y dosis
Menstruación: 30 preguntas y respuestas Menstruación: 30 preguntas y respuestas
Ovulación: qué es, síntomas, test y calculadora Ovulación: qué es, síntomas, test y calculadora
Síndrome de ovario poliquístico Síndrome de ovario poliquístico: síntomas y tratamiento