La gripe es una infección de las vías respiratorias causada por un virus llamado Influenza, que causa brotes prácticamente todos los  años en la temporada de invierno. Cuanto más frío es el invierno, más comunes suelen ser los brotes de gripe.

La gripe es una enfermedad benigna en la mayoría de los casos, con una tasa de mortalidad por debajo del 1%. Sin embargo, por ser altamente contagiosa,  es capaz de infectar a millones de personas en un período relativamente corto de tiempo, haciendo con que una tasa de cerca del 1% represente, en números absolutos, un gran número de víctimas. Por lo tanto, la vacunación contra el virus Influenza se ha convertido en una importante  medida de salud pública en los últimos años.

En este artículo vamos a explicar la vacuna contra la gripe al abordar las preguntas más frecuentes sobre el tema.

Si estás buscando informaciones específicas sobre la gripe, accede: GRIPE – SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

¿QUÉ ES LA VACUNA CONTRA LA GRIPE?

La vacuna contra la gripe está hecha de virus muertos.  Contiene solamente algunas proteínas específicas del virus Influenza, llamadas antígenos,  que son capaces de estimular el sistema inmunológico para producir anticuerpos.

El virus influenza es famoso por su elevada frecuencia de mutación, lo que compromete la capacidad del sistema inmunológico de crear anticuerpos que sean eficaces a largo plazo. Puedes tener una gripe hoy y crear anticuerpos altamente efectivos contra el virus Influenza. El problema es que, en los próximos años, hay una gran oportunidad del virus circulante ya ser diferente de aquél que te contaminó. Los anticuerpos que  has creado ahora ya no serán efectivos, o serán solamente parcialmente efectivos contra la nueva cepa mutante.

Las grandes epidemias de gripe que surgen de tiempos en tiempos, como la pandemia del H1N1 (gripe porcina) de 2009, ocurren toda vez que el virus Influenza sufre mutaciones tan relevantes que lo hacen prácticamente un virus nuevo a los ojos del sistema inmunológico de la mayoría de la población. El virus es tan diferente de aquellos Influenzas que las personas tuvieron a lo largo de sus vidas que prácticamente nadie tiene inmunidad contra el mismo. Millones de personas se enferman en todo el mundo, y la gripe se convierte en titulares de periódicos durante semanas. Pero, pasado el periodo de crisis, la población crea los anticuerpos necesarios y la cepa del Influenza que tanto asustó se convierte en un microbio poco temido e incapaz de infectar grandes multitudes (hasta una nueva mutación aparecer e iniciar el ciclo otra vez).

Como consecuencia de esta característica del influenza, existen varias cepas diferentes del virus circulando por el mundo. Por lo tanto, para que una vacuna sea eficaz, ella debe ser eficaz contra más de un tipo de Influenza y necesita ser actualizada con frecuencia con el fin de estar siempre activa frente a las mutaciones más recientes.

Por esto, nuevas vacunas son producidas anualmente con el objetivo de cubrir las cepas del virus Influenza que circularon más recientemente. En el mundo entero hay pesquisas para que podamos saber exactamente cuáles son las cepas que están circulando con más intensidad, tanto en el hemisferio norte cuanto en el hemisferio sur. Son estas investigaciones que orientan la composición de la vacuna cada año.

Actualmente, la producción de vacunas tiene, en promedio, seis meses a partir de  la selección de cepas circulantes hasta el producto final disponible para su distribución. Como se hacen campañas de vacunación en el otoño, la vacuna es generalmente elaborada en los meses anteriores, generalmente en la primavera. De esta manera, salvo en los casos de cambios súbitos de gran intensidad, raramente hay  separación de los pares entre las cepas cubiertas por la vacuna y las cepas circulantes entre la población.

La elección por el otoño se debe por el hecho del sistema inmunológico necesitar cerca de 1 mes para desarrollar de forma plena una  inmunidad contra las cepas presentes en la vacuna. Como el pico de incidencia de la gripe ocurre en el invierno, la población vacunada tendrá tiempo suficiente para estar preparada contra el virus.

Es bueno señalar que la vacuna contra la gripe no contiene todas las cepas conocidas del Influenza, solamente aquellas que probablemente estarán más activas en el próximo invierno. La composición de la vacuna contra la gripe varía de país a país. La composición de la vacuna en América Latina es siempre ligeramente diferente de la vacuna en Europa. Por ejemplo, para el año 2015, la Organización Mundial de la Salud ha establecido que la vacuna contra la gripe en Brasil tendrá actividad frente las siguientes variaciones del Influenza:

– Influenza A/California.
– Influenza A / Suiza.
– Influenza B/Phuket.
– Influenza B/Brisbane.

Como la vacuna se hace con proteínas específicas del virus, también puede ser eficaz contra varias otras cepas del Influenza. Por ejemplo, la composición de la vacuna para 2015 es también eficaz contra las cepas de Influenza A/South Australia, A/Noruega,  A/Estocolmo y H1N1 de 2009 porque poseen antígenos que estarán presentes en la vacuna.

¿QUIÉN DEBE TOMAR LA VACUNA CONTRA LA GRIPE?

Cualquier persona mayor de 6 meses de edad puede recibir la vacuna contra la gripe. Sin embargo, hay ciertos grupos que deben recibir prioridad en campañas de vacunación, ya que tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones. En el caso de la gripe, el propósito de las campañas de vacunación no es eliminar la circulación del virus, sino reducir la incidencia de complicaciones y, en consecuencia, el número de muertes.

Por lo tanto, el público objetivo de estas campañas son profesionales de la salud, personas con más de 60 años, niños entre seis meses y cinco años de edad, mujeres embarazadas durante el período del brote de la gripe, los pueblos indígenas, prisioneros, personas con enfermedades crónicas y los receptores de trasplante.

Si no eres parte del grupo objetivo de las campañas y aún quieres vacunarse contra la gripe, no hay ningún problema. La vacuna no ofrece casi contraindicaciones. Busca tu médico o centro de salud  y averigua.

CONTRAINDICACIONES DE LA VACUNA CONTRA LA INFLUENZA

Prácticamente todas las personas mayores de 6 meses pueden ser vacunadas contra la gripe. En algunos países hay vacuna antigripal con el virus vivo atenuado. Esta vacuna tiene contraindicaciones propias que no son abordadas en este texto. Vamos a limitarnos solamente a la vacuna de virus muertos, que es la vacuna que se utiliza generalmente en campañas de vacunación.

La principal contraindicación a la vacunación contra la gripe es la alergia al huevo. Como la preparación de la vacuna utiliza huevos de gallina, las personas pueden desarrollar reacciones alérgicas. Si eres alérgico al huevo, no tomes la vacuna contra la gripe sin consejo médico.

También debe haber alguna precaución en relación a las personas que ya tuvieron el síndrome de Guillain-Barré (SBG). En la verdad, el riesgo de desarrollo de esta enfermedad después de la vacuna de la gripe es extremadamente bajo, cerca de 1 caso cada 1 millón de dosis. Esto significa que el riesgo de tener una complicación de la gripe es mucho más alto que el riesgo de desarrollar Guillain-Barré después de la vacunación. Si ya tuviste SGB y forma parte del grupo de riesgo de la gripe, conversa con tu médico sobre los riesgos y beneficios de la vacuna.

Individuos con enfermedades febriles agudas no deben tomar la vacuna hasta estar completamente recuperados.

EFECTOS SECUNDARIOS DE LA VACUNA CONTRA LA GRIPE

Las vacunas contra la gripe compuestas por virus muertos son generalmente bien toleradas,  siendo el efecto secundario más común el dolor y la inflamación en el local de la inyección. En los ensayos clínicos, eventos adversos graves fueron muy raros.

Otros efectos adversos que pueden ocurrir, pero son infrecuentes y generalmente de corta duración, incluyen: dolor de cabeza, fiebre, náuseas, tos, irritación en los ojos y dolor muscular. Hay casos descritos de desmayos entre los adolescentes, pero estos parecen estar relacionados con el miedo de la aguja de que la vacuna en sí.

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

1- ¿Es posible contraer la gripe a través de la vacuna?
No. La vacuna se hace con fragmentos del virus. No hay posibilidad de alguien quedarse  gripado debido a la vacunación.

2- ¿La vacuna contra la gripe también previene resfriados?
No; aunque tengan síntomas similares, la gripe y el resfriado son infecciones diferentes causadas por virus distintos.

3- ¿Inclusive vacunado es posible quedarse gripado?
Sí, la vacuna cubre las principales cepas, pero no cubre todas. La tasa de éxito es de aproximadamente un 70 a 90%. Sin embargo, la mayoría de las personas que tuvieron gripe, aunque habían sido vacunadas, de hecho presentan cuadros de resfriado. Como la mayoría de la población no sabe distinguir la gripe de un resfriado, esta confusión es común.

4- ¿Las mujeres embarazadas pueden recibir la vacuna contra la gripe?
Sí, no solo pueden como deben.

5- ¿Personas inmunosuprimidas, como portadores de VIH o receptores de trasplante, pueden ser vacunadas?
Sí, no solo pueden como deben.

6- ¿Puedo tomar la vacuna en cualquier momento del año?
Puede, pero como el pico de eficacia de la vacuna ocurre en los primeros 3 meses, el ideal es tomarla justo antes del invierno, que es la época que los brotes de gripe generalmente surgen. Tomar la vacuna mucho antes de la época del brote  puede hacer que su eficacia no sea la pretendida.

7- ¿Si estoy de viaje para el hemisferio norte, la vacuna brasileña es efectiva?
Solamente en parte porque las cepas seleccionadas no son las mismas. En este año de 2015, por ejemplo, de las 4 cepas solicitadas en la vacuna, sólo 2 están presentes en la vacuna de americanos y europeos. Por otro lado, si el viaje es a otro país en el hemisferio sur, la cobertura es total, porque la composición de la vacuna generalmente es la misma.

8- ¿La vacuna contra la gripe interfiere con cualquier otra vacuna?
No, la vacuna antigripal puede administrarse el mismo día o junto con otras vacunas.

9- ¿Cuánto tiempo tarda la vacuna contra la gripe hacer efecto?
Se requieren por lo menos 2 semanas para asegurar que se pueden producir los anticuerpos inducidos  por la vacuna.

10- ¿Realmente se hace necesario vacunarse cada año?
Sí, la vacunación debe reforzarse cada año. Si tomaste la vacuna en 2014 no te protegerás durante el brote de gripe del invierno de 2015.

11- Yo no soy parte del grupo de riesgo. ¿Aun así es necesario vacunarme?
No es necesario porque el riesgo de complicaciones de la gripe en tu caso es muy bajo. Sin embargo, como la tasa de efectos adversos de la vacuna es demasiado baja, estarás más seguro si te vacunas. En la evaluación entre los pros y los contras, los pros salen ganadores con una gran ventaja.

12- ¿Conoces a alguien que ya haya sido vacunado?
Sí, yo. Por ser un profesional de salud, tomo la vacuna contra la gripe anualmente desde 2010 y nunca presenté problemas.

compartir
Médico especialista en Medicina Interna y Nefrología. Títulos reconocidos por el Colegio de Nefrología Portugués y la Sociedad Brasileña de Nefrología. Editor jefe del sitio web MD.Saúde desde 2008