OBESIDAD INFANTIL – Causas, riesgos y cómo evitar

¿Qué es obesidad?

La definición más simple posible de obesidad es el exceso de grasa en el cuerpo. Sin embargo, esta definición es algo subjetiva. ¿Cuánto exactamente es grasa demasiada?

Existen algunas herramientas y pruebas que nos ayudan a estimar el porcentaje de grasa corporal, como el método del pliegue cutáneo, la resonancia magnética, la densitometría y la bioimpedancia eléctrica. Sin embargo, estas técnicas requieren capacitación y herramientas específicas que generalmente no están disponibles.

En la práctica, la forma más simple y generalizada de evaluar la obesidad es a través del índice de masa corporal (IMC), que es un índice que relaciona el peso con la altura.

El IMC no es una herramienta perfecta, pero es fácil de usar y tiene una muy buena precisión para la mayoría de la población.

El cálculo es sencillo: IMC = Peso (en kilos) ÷ altura² (en metros).

Ejemplo: una persona de 75 kg e 1,80 m:
Cálculo del IMC: 75 kg ÷ (1,80 m x 1,80 m) = 23,14 kg/m².

Después de calcular tu IMC, ver en qué rango te encuentras.

  • Bajo peso – IMC inferior a 18,5 Kg/m².
  • Peso normal – IMC entre 18,5 y24,9 Kg/m².
  • Sobrepeso – IMC entre 25 y 29,9 Kg/m².
  • Obesidad grado I – IMC entre 30 y 34,9 Kg/m².
  • Obesidad grado II – IMC entre 35 y 39,9 Kg/m².
  • Obesidad mórbida – IMC superior a 40 Kg/m².

El paciente en nuestro ejemplo está dentro del rango de peso normal. Consideramos obesos solo adultos con un IMC superior a 30 Kg /m².

¿Qué es obesidad infantil?

Como los niños crecen y aumentan de peso constantemente, los estándares de IMC deben variar según la edad y el género.

Se debe hacer el proceso de la siguiente manera: primero se debe calcular el IMC utilizando la fórmula tradicional. En seguida, se debe consultar una tabla de edad y género que proporcione el percentil de acuerdo con el IMC calculado.

Los resultados deben ser interpretados de la siguiente manera:

  • Bajo peso –percentil inferior a 5.
  • Peso normal – entre el percentil 5 y 85.
  • Sobrepeso – entre el percentil 85 y 95.
  • Obesidad –percentil superior a 95.

Cuando un niño está por encima del percentil 95, esto significa que tiene un IMC superior al 95% de todos los niños. Es decir, se encuentra en el 5% de los niños con el mayor peso para la misma edad y altura.

Proporcionamos más explicaciones, así como las tablas infantiles y las calculadoras de IMC en el artículo: Calcula tu peso ideal e IMC.

¿Cuál es la tasa de obesidad infantil en Brasil y en todo el mundo?

En las últimas décadas, la prevalencia de la obesidad infantil ha aumentado de manera alarmante en todo el mundo.

Según un estudio divulgado por la revista The Lancet, la prevalencia de obesidad infantil en las niñas aumentó de 0,7% en 1975 a 5,6% en 2016. En los niños, el aumento fue aún mayor, de 0,9% en 1975 a 7,8% en 2016. Como resultado, alrededor de 124 millones de niños entre las edades de 5 y 19 en todo el mundo actualmente tienen criterios para la obesidad.

En Brasil, la tendencia es similar. De 1975 a 2016, la tasa de obesidad infantil aumentó del 0,93% al 12,7% entre los niños y del 1,0% al 9,37% entre las niñas.

Portugal tuvo en 2017 una tasa de obesidad infantil de aproximadamente el 11,7% de la población, pero, a diferencia de gran parte del mundo, la tendencia ha sido de baja, ya que la prevalencia en 2008 fue del 15,3%.

En los Estados Unidos, el 13,7% de los niños en edad preescolar, el 18,7% de la edad escolar y el 20,6% de los adolescentes son obesos.

¿Los niños obesos serán adultos obesos?

Los niños obesos a menudo se convierten en adolescentes y adultos obesos. Esta tendencia es más fuerte si los padres también son obesos o tienen sobrepeso.

Grandes estudios en los últimos años han arrojado los siguientes datos:

  • Los niños que son obesos durante el preescolar tienen cuatro veces más probabilidades de llegar al octavo grado todavía obesos.
  • Casi el 50% de los niños obesos, por encima del percentil 95, durante el preescolar, llega obesos al octavo grado.
  • Alrededor del 70% de los niños con obesidad severa, por encima del percentil 99, durante el preescolar, alcanza la obesidad de octavo grado.
  • Entre los niños obesos a los seis años, y con un padre obeso, el 50% seguía siendo obeso en la edad adulta.
  • Entre los niños obesos de 10 a 14 años, y con un padre obeso, el 80% seguía siendo obeso en la edad adulta.
  • 2/3 de los adolescentes obesos se convierten en adultos obesos.

Causas

La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad infantil es el desequilibrio entre las calorías consumidas y las calorías gastadas durante los días. Es decir, los niños comen más calorías y hacen menos ejercicios.

Según la Organización Mundial de la Salud, la epidemia mundial de obesidad infantil puede ser atribuida a varios factores, que incluyen:

  • Cambio global en la dieta de los niños, con una mayor ingesta de alimentos ricos en grasas y azúcares, pero bajos en vitaminas, minerales y otros micronutrientes saludables.
  • Tendencia a la baja en los niveles de actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de las formas de recreación de los niños y los cambiantes modos de transporte. Cada vez más niños juegan videojuegos, miran televisión y se mueven en automóvil.

Entre los factores más relacionados con la obesidad infantil podemos mencionar:

  • Inactividad física (poca actividad física y tiempo excesivo frente al televisor, videojuegos o computadora).
  • Consumo de refrescos u otras bebidas azucaradas.
  • Dieta alta en calorías y baja en verduras.
  • Antecedentes familiares (los factores genéticos y el estilo de vida familiar contribuyen a la obesidad).
  • Pobreza (los alimentos de baja calidad son más baratos).
  • Estrés psicológico
  • Menos tiempo para dormir por la noche.

Medicamentos

Algunos medicamentos pueden causar aumento de peso en niños y adolescentes. Los más comunes son:

  • Glucocorticoides.
  • Antidiabéticos de la clase Sulfonilurea.
  • Antidiabéticos de la clase Tiazolidinediona.
  • Antidepresivos tricíclicos (ADTs).
  • Inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAOs).
  • Insulina.
  • Risperidona.
  • Olanzapina.
  • Clozapina.

Enfermedades 

Algunas enfermedades aumentan el riesgo del niño de desarrollar obesidad. Sin embargo, están presentes solamente en un pequeño porcentaje de pacientes.

Los principales síndromes genéticos asociados con la obesidad infantil son:

  • Síndrome de Prader-Willi.
  • Pseudo-Hipoparatiroidismo.
  • Síndrome de Laurence-Moon-Biedl (Bardet-Biedl).
  • Síndrome de Cohen.
  • Síndrome de Down.
  • Síndrome de Turner.

Los principales trastornos hormonales asociados con la obesidad infantil son:

  • Deficiencia de la hormona del crecimiento.
  • Resistencia a la hormona del crecimiento.
  • Hipotiroidismo.
  • Deficiencia de leptina o resistencia a la acción de leptina.
  • Síndrome de Cushing.
  • Pubertad precoz.
  • Síndrome de los ovarios poliquísticos (SOP).
  • Tumores secretores de prolactina.

Complicaciones

Las enfermedades asociadas con la obesidad en la infancia y la adolescencia incluyen anormalidades en los sistemas endocrino, cardiovascular, gastrointestinal, pulmonar, ortopédico, neurológico, dermatológico y psicológico.

Ciertas enfermedades, como la diabetes mellitus tipo 2 y la esteatohepatitis, que alguna vez se consideraron enfermedades de adultos, ahora se observan con frecuencia en niños obesos.

La obesidad durante la adolescencia también aumenta el riesgo de enfermedad y muerte prematura durante la edad adulta, incluso si el paciente puede perder peso. Como ejemplo, podemos mencionar el mayor riesgo de cáncer de seno en mujeres con sobrepeso durante la infancia. Los hombres que tenían sobrepeso cuando eran niños tienen un mayor riesgo de muerte por cardiopatía isquémica en la edad adulta.

A continuación vamos a enumerar las principales enfermedades y complicaciones a las que están sujetos los niños y adolescentes obesos:

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es simple: disminuir el IMC del paciente. La forma en que se logrará este objetivo es que es lo más complejo.

En pacientes con sobrepeso o levemente obesos, la pérdida de peso no es estrictamente obligatoria, porque si el niño mantiene su peso estable mientras crece, a largo plazo su IMC tenderá a ser normal.

En pacientes con obesidad más severa (percentil mayor de 99) o que ya tienen cualquiera de las enfermedades mencionadas antes, el objetivo generalmente es perder de 0,5 a 1 kg al mes.

Para lograr los objetivos descritos anteriormente, los cambios en el estilo de vida son esenciales. El niño/ adolescente necesita tener una dieta más equilibrada y debe hacer ejercicio regularmente.

En general, incluir a un dietista en el proceso frecuentemente facilita la pérdida de peso. Se debe desaconsejar las dietas muy restrictivas y omitir comidas. El niño no necesita comer menos, necesita comer mejor, es decir, tener una dieta saludable.

Es importante que toda la familia cambie sus hábitos alimenticios y no solamente el niño. Todos deberían comer mejor y todos deberían hacer ejercicio.

Dormir temprano también es importante. Los estudios demuestran que a los niños que se acuestan hasta las 20h les resulta más fácil controlar su peso que a los que duermen solamente después de las 21h.

Sé paciente, evita decir cosas negativas sobre el peso de tu hijo y celebra con ellos cualquier logro pequeño.

Recuérdate que los padres son siempre modelos que los niños siguen. Intenta ser el mejor modelo posible para ellos.

Medicamentos

Los medicamentos no están indicados para niños, pero pueden ser usados con prudencia en adolescentes.


Referencias


RELACIONADOS