RESULTADOS DE LA MAMOGRAFÍA – CLASIFICACIÓN BI-RADS

El término BI-RADS, que es el acrónimo en inglés para Breast Image Reporting and Data System, es una clasificación desarrollada en 1993 por el Colegio Americano de Radiología para estandarizar los informes de mamografía con el fin de minimizar el riesgo de la interpretación de los reportes de mamografía y facilitar la comparación de los resultados para futuros estudios clínicos.

El  BI-RADS, por lo tanto, es una forma estandarizada de relatar los informes radiológicos de la mamografía, que reduce mucho el riesgo de interpretaciones subjetivas de los informes puramente descriptivos e impide que un mismo hallazgo sea interpretado de forma diferente entre el médico radiólogo que realizó el examen y el médico tratante de la paciente que solicitó el examen.

La clasificación BI-RADS también ayuda al médico asistente averiguar cuándo la investigación de un nódulo sospechoso debe ser complementada con otros métodos y cuando ella puede ser interrumpida satisfactoriamente solamente con el resultado de la mamografía. También ayuda a estandarizar las conductas médicas.

Originalmente propuesta como una clasificación para los informes de mamografía, actualmente el BI-RADS ha sido utilizado también para describir informes de ecografía mamaria y de resonancia magnética de las mamas.

Clasificación BI-RADS

Si haces una mamografía y presentas alguna lesión sospechosa, sea ella un nódulo, un quiste, una calcificación o una lesión claramente maligna, es importante que el informe de esta mamografía sea lo más sencillo y comprensible como sea posible. Para que todos los médicos, independientemente de sus especialidades, puedan entender e interpretar los resultados de tu mamografía de modo uniforme, el radiólogo necesita sintetizar los hallazgos mamográficos usando una de las 6 categorías de la clasificación de BI-RADS. A través de esta clasificación, tu médico podrá fácilmente distinguir la probabilidad de la lesión ser maligna o benigna.

Lo que vamos a describir a continuación son las 6 categorías de clasificación de BI-RADS (criterios actualizados en noviembre de 2015 por el Colegio Americano de Radiología).

BI-RADS categoría 0 – Examen inconcluso

Cuando el radiólogo clasifica su resultado como BI-RADS 0, esto significa que él considera el examen inconcluso o incompleto. Las causas de una BI-RADS 0 incluyen factores técnicos, tales como imágenes de baja calidad que pueden ser debidas a una colocación incorrecta de la mama o al movimiento de la paciente durante el examen. El BI-RADS 0 también puede ser asignado cuando hay duda acerca de la existencia o no de una lesión, teniendo  la necesidad de la realización de otro examen de imagen para sacar la conclusión.

La disponibilidad de informes de mamografía anteriores para que el radiólogo pueda comparar imágenes antiguas con imágenes actuales reduce el riesgo de la mamografía ser clasificada como BI-RADS 0. Por ejemplo, una lesión de difícil evaluación, pero que existe desde hace varios años y nunca ha cambiado su aspecto, habla claramente a favor de una lesión benigna. Con la ayuda de los resultados anteriores, el médico puede cambiar la clasificación de BI-RADS 0 para BI-RADS 2 (ver adelante).

Cuando el informe de mamografía recibe la clasificación BI-RADS, la paciente está orientada a realizar imágenes mamográficas adicionales y/o un ultrasonido de la mama.

Por lo tanto, un BI-RADS 0 no indica si la lesión es probablemente benigna o que es probablemente maligna. BI-RADS 0 es un examen inconcluso que debe repetirse.

BI-RADS categoría 1 – Examen normal o examen negativo

Cuando el radiólogo clasifica su resultado como BI-RADS 1, esto significa que la mamografía no presenta ningún cambio.  El examen es completamente normal. Las mamas son simétricas y no se visualizaron masas, distorsiones de la arquitectura o calcificaciones sospechosas.

El riesgo de lesión maligna en un examen clasificado como BI-RADS 1 es de 0%.

BI-RADS categoría 2 – Examen con hallazgos seguramente  benignos

Cuando el radiólogo clasifica su resultado como BI-RADS 2, esto significa que él encontró cambios en la mamografía, pero las características de la lesión permiten afirmar que es benigna.

Entre las lesiones que se encuentran generalmente en los exámenes con clasificación BI-RADS 2 incluyen:

  • Fibroadenomas calcificados.
  • Quistes simples de mama.
  • Ganglios linfáticos intra-mamarios.
  • Calcificaciones vasculares.
  • Lipomas.
  • Hamartomas.
  • Calcificaciones  de origen secretor.
  • Implantes de silicona.
  • Cicatriz quirúrgica.

Para ser clasificada como BI-RADS 2, el médico debe tener seguridad para afirmar que la lesión es de origen benigna. Si el médico tiene dudas, el resultado no puede ser clasificado como BI-RADS 2 pero como BI-RADS 3.

Por lo tanto, en la práctica, un resultado BI-RADS 2 tiene el mismo valor clínico de un BI-RADS 1. El riesgo de lesión maligna es de 0%.

BI-RADS categoría 3 – Examen con hallazgos probablemente benignos

Cuando el radiólogo clasifica su resultado como BI-RADS 3, esto significa que él encontró cambios en la mamografía, que probablemente son benignos, pero no tiene 100% de seguridad. Aunque el médico esté casi seguro que la lesión es benigna, si tiene la mínima duda, la clasificación debe ser Bi-RADS 3.

Cuando el examen se clasifica como BI-RADS 3, la conducta sugerida es repetir la mamografía después de 6 meses. Si el nuevo examen es también BI-RADS 3, se repite una nueva mamografía después de más 6 meses (12 meses después de la primera). Si en esta mamografía el resultado es lo mismo, se debe hacer una última revaluación de la mamografía después de más de 1 año (2 años después del primer resultado). Si después de 2 años, la lesión  sigue siendo la misma, el radiólogo puede pasar a considerarla un BI-RADS 2.

Por otra parte, si en cualquier momento del seguimiento la lesión cambiar de características y convertirse en más sospecha, debe cambiarse la clasificación para BI-RADS 4 y debe hacerse una biopsia en la lesión. Varios estudios han demostrado que este seguimiento semestral no implica riesgo a la paciente. Incluso en los raros casos donde la lesión cambia de característica y pasa a existir la sospecha de malignidad, la espera no trae daños a la salud de la paciente.

Por lo tanto, un resultado BI-RADS 3 indica una lesión con muy bajo riesgo de malignidad, que no necesita inicialmente de una biopsia, pero, por prudencia,  debe ser seguida muy de cerca en los próximos 2 años.

El riesgo de lesión maligna de BI-RADS 3 es solamente un 2% o sea, el 98% de los casos son, en verdad,  lesiones benignas.

BI-RADS categoría 4 – Examen con hallazgos sospechosos

Cuando el radiólogo clasifica su resultado como BI-RADS 4, esto significa que él encontró algunos cambios en la mamografía, que puede ser un cáncer, pero que no es necesariamente cáncer. Todas las pacientes con un resultado de BI-RADS 4 deben ser sometidas a la biopsia de la lesión para que se pueda establecer el diagnóstico correcto.

La  clasificación de BI-RADS 4 se divide generalmente en 3 subcategorías según el riesgo de cáncer:

BI-RADS 4A – Lesión con  baja sospecha de malignidad  – 2 a 10% de riesgo de cáncer.

BI-RADS 4B – Lesión con moderada sospecha de malignidad-11 a 50% de riesgo de cáncer.

BI-RADS 4C – Lesión con alta sospecha de malignidad- 51 a 95% de riesgo de cáncer.

Independientemente de la subcategoría de BI-RADS 4, todos los casos deben someterse a la biopsia. La diferencia es que en la paciente con BI-RADS 4A, lo esperado es que la biopsia confirme una lesión benigna, mientras que en la BI-RADS 4 C, lo esperado es que la biopsia confirme el diagnóstico de cáncer.

BI-RADS categoría 5 – Examen con alto riesgo de cáncer

Cuando el radiólogo clasifica su resultado como BI-RADS, esto significa que encontró cambios en la mamografía, que seguramente se deriva de un cáncer de mama.

Lesiones de las mamas con las características típicas incluyen nódulos densos y espiculados, calcificaciones pleomórficas, lesiones con retracción de piel o distorsión de la arquitectura de la mama o calcificaciones lineales delgadas dispuestas en un segmento  de la mama.

Todas las lesiones BI-RADS 5 deben ser sometidas a una biopsia.

El riesgo de lesión maligna en un examen clasificado como BI-RADS 5 es superior al 95%.

BI-RADS categoría 6 – Examen con lesión maligna conocida

La clasificación de BI-RADS 6 solamente es utilizada en pacientes que ya tienen un diagnóstico de cáncer de mama establecido y eventualmente hacen una mamografía para el control de la enfermedad, por ejemplo, después de comenzar la quimioterapia. Esta clasificación solamente sirve para confirmar al médico que la lesión maligna identificada en la mamografía es la misma ya conocida anteriormente.