Cataratas en los ojos: síntomas, causas y operación

Autor: Dr. Pedro Pinheiro

Sin comentarios

Actualizado:

Tiempo estimado de lectura: 6 minutos.

¿Qué es la catarata?

La catarata es una condición extremadamente común, especialmente en los ancianos, causada por la opacificación parcial o total del cristalino natural de nuestros ojos.

La catarata es una enfermedad de evolución lenta y progresiva, siendo actualmente la principal causa de pérdida de visión en el mundo. Cerca de 160 millones de personas en todo el mundo sufren de catarata en un cierto grado. Entre la población de más de 65 años de edad, casi la mitad de los individuos tiene esta enfermedad.

A pesar de ser una causa común de ceguera, afortunadamente las cataratas tienen cura y pueden corregirse mediante cirugía. Incluso los pacientes con casos avanzados pueden volver a ver.

En este artículo vamos a explicar qué es la catarata ocular, cuáles son sus síntomas, cuáles son las opciones de tratamiento y cómo es la cirugía.

¿Cómo surge?

El cristalino es una lente, transparente, biconvexa y gelatinosa, que está situada detrás del iris (parte coloreada de los ojos) y de la pupila.

Como ya se mencionó, el cristalino es la lente natural de nuestros ojos. Ya que es flexible, se puede cambiar el ángulo de curvatura a través de la contracción de los músculos oculares, lo que nos permite enfocar objetos de lejos o de cerca con igual efectividad.

Catarata - estructuras de los ojos
Estructuras de los ojos

Para ilustrar el papel del cristalino, podemos citar los casos de presbicia, también conocida como “vista cansada”, que es una anomalía de la visión que se produce a partir de los 40 años de edad y se caracteriza por la disminución de la capacidad del ojo para enfocar objetos que están muy cercanos. La presbicia se produce debido a una pérdida de flexibilidad de la lente.

Ya la catarata es una enfermedad que se produce cuando el cristalino del ojo pierde su transparencia natural y se vuelve progresivamente opaco, haciendo que la visión sea borrosa o nublada. En casos avanzados, el paciente pierde la visión por completo.

Causas

El cristalino es compuesto, básicamente, por agua y proteínas. Las proteínas del cristalino tienen características propias y son responsables de su claridad y transparencia. Con el envejecimiento de los ojos, la estructura de estas proteínas se altera, lo que provoca una pérdida gradual de la transparencia del cristalino.

La catarata que se presenta en la población anciana se llama catarata senil, y es la forma más común.

Además de la catarata senil, hay otras causas para la pérdida de transparencia del cristalino, entre ellas:

Catarata congénita: es una forma de catarata que está presente al nacimiento o que se desarrolla durante el primer año de vida. La catarata congénita puede tener varias causas, entre las más comunes están enfermedades de origen genético y las infecciones durante el embarazo, tales como toxoplasmosis, rubéola, sífilis, citomegalovirus y herpes.

Catarata traumática: es una forma de catarata que surge después de un trauma del ojo. A diferencia de las otras formas, la catarata traumática es generalmente unilateral. Algunos tipos de cirugía de los ojos también pueden causar este tipo de catarata.

Catarata por radiación: es el tipo de catarata que se presenta después de la exposición a la radiación ionizante, como en el caso de pacientes que se someten a la terapia de radiación en las regiones cerca de los ojos.

Catarata secundaria a medicamentos: varios medicamentos, si se utilizan continuamente durante varios años, pueden facilitar la aparición de la catarata. Las más comunes son los glucocorticoides, como la prednisona. El uso a largo plazo de las estatinas, fármacos utilizados en el tratamiento del colesterol alto, también aumenta el riesgo de catarata, pero este riesgo es mucho menor que de los corticoides.

Factores de riesgo

La catarata senil es una situación que ocurrirá en casi todas las personas, especialmente aquellas con más de 70-80 años. Algunas situaciones, sin embargo, aumentan el riesgo de lesión del cristalino, favoreciendo la aparición de una catarata temprana. Entre los principales factores de riesgos están:

Síntomas

La catarata es un proceso lento, gradual y sin dolor. En las primeras etapas puede pasar desapercibida. La catarata, en la gran mayoría de los casos, afecta a ambos ojos, pero lo hace, generalmente, de modo asimétrico. En general, un ojo presenta una catarata en una etapa más avanzada que otro.

Las primeras quejas con respecto a la catarata tienden a ser la dificultad de ver en lugares con poca iluminación, conducir de noche y resultar difícil leer señales o letras pequeñas. El agravamiento de una miopía ya existente también es un síntoma inicial común. La necesidad de cambiar el grado de las gafas frecuentemente puede ser un signo de catarata.

Con la progresión de la opacificación del cristalino, la visión va se volviendo cada vez más turbia y los contrastes menos notables. Otros síntomas comunes son los incómodos con luces fuertes, que provocan un resplandor en la visión, y las quejas por los colores de los objetos y el medio ambiente más amarillento, parduscos o menos intensos. Algunos pacientes con catarata presentan visión doble.

En etapas más avanzadas es posible ver el cristalino opacificado a través de la pupila, que se convierte en gris, como en la imagen a continuación. En general, la catarata lleva muchos años para llegar a este punto.

Catarata -  Opacificación del cristalino
Opacificación del cristalino

Tratamiento

El único tratamiento eficaz para curar la catarata es la cirugía. Gafas y lupas pueden aliviar las fases de inicio de los síntomas, pero para solucionar el problema la única opción es la operación.

En general, la cirugía de catarata está indicada cuando la opacificación del cristalino ya está lo suficientemente grande para interferir con las actividades comunes. Idealmente, el médico decide conjuntamente con el paciente el mejor momento de operar.

A diferencia de lo que ocurría antiguamente, cuando la técnica quirúrgica era todavía subdesarrollada y los riesgos de complicaciones eran altos, no es necesario esperar el avanzo de la catarata para operar. Si la catarata disturba el paciente, esto es razón suficiente para programar la operación.

En los niños, sin embargo, el comportamiento es diferente. Una vez que se hace el diagnóstico de catarata, el médico debe programar la cirugía porque la catarata perturba el desarrollo normal de los ojos en los bebés.

Exámenes preoperatorios

Por lo general, el oftalmólogo ordenará que se realicen varias pruebas antes de realizar la cirugía de cataratas. Los más comunes son:

  • Tonometría: prueba para evaluar la presión ocular.
  • Fundoscopia o fondo de ojo: este examen busca cualquier enfermedad de la retina que pueda estar contribuyendo a la baja visión. Es decir, si hay alguna enfermedad distinta a la catarata que interfiere en su visión
  • Ecografía: en muchos casos puede ser necesario un examen de ecografía ocular.
  • Ecometría: esta prueba calcula el grado de la lente intraocular (LIO) que se implantará en el ojo después de que se extraiga la catarata. Este examen es muy importante, ya que si el grado del cristalino se calcula mal, después de la cirugía, la persona deberá usar gafas de alto grado. Hoy en día, un examen llamado ecometría IOL-Master proporciona una medición muy precisa.
  • Topografía corneal: proporciona datos que ayudarán al examen de ecometría para calcular el grado del cristalino.
  • Microscopía especular: evalúa la cantidad de células corneales. Comprueba que tu córnea está sana y que la cirugía de cataratas podría dañar la córnea.
  • Agudeza visual potencial (MAP): proporciona una estimación de cuánto mejorará la visión de una persona después de la cirugía.

Es posible que su médico no ordene todas estas pruebas u ordene algunas otras pruebas que no figuran en la lista, pero en general, estas son las más comunes.

¿Cómo es la operación de cataratas?

La cirugía de catarata es simple y consiste en extirpar el cristalino opacificado y reemplazarlo por una lente artificial.

La más moderna técnica de cirugía de la catarata se llama facoemulsificación. Esta cirugía se realiza sin la necesidad de hospitalización y bajo anestesia local, con colirios o inyecciones. No se usa anestesia general.

La cirugía de facoemulsificación se realiza mediante una pequeña incisión, de menos de 3 mm en la córnea. A través de esta apertura se insiere un aparato que emite ondas de ultrasonido las cuales fragmentan el cristalino defectuoso en varios pedazos. Este dispositivo también es capaz de aspirar los fragmentos del cristalino roto.

Después de que el cristalino defectuoso es todo quitado, una nueva lente intraocular (LIO) se inserta a través de la misma abertura en la córnea, reemplazando la antigua lente natural. La lente artificial puede ser multifocal, que además de curar la catarata también permite que el paciente ya no necesite de gafas para lejos o cerca.

La cirugía de facoemulsificación dura unos 30 minutos y el período postoperatorio se realiza en el domicilio; el paciente no necesita ser hospitalizado. Al final del día, el paciente puede ir a hacer sus actividades diarias más ligeras, tales como comer, leer, caminar o ver la televisión. No se requiere ninguna dieta especial. El paciente necesita solamente aplicar los colirios prescritos correctamente y evitar esfuerzos físicos o llevar las manos a los ojos.

Una leve picazón o molestia son comunes después de la cirugía, por lo que debes tener cuidado de mover  el ojo todo el tiempo. En los primeros días el paciente puede permanecer con un vendaje que cubre la cirugía de los ojos.

Después de la cirugía de catarata, la visión vuelve progresivamente, pero, generalmente, en los primeros días, la agudeza visual ya es muy buena. Es común el doctor volver a evaluar al paciente al día siguiente y una o dos veces más durante el primer mes.

Generalmente, por razones de seguridad, el oftalmólogo opera un ojo a la vez. El intervalo entre las dos cirugías depende de la recuperación de la primera. Como la curación completa de la cirugía tarda de 4 a 8 semanas, suele ser este el intervalo entre las dos operaciones. Hay pacientes, sin embargo, que operan el segundo ojo después de solamente una semana si la primera cirugía ha transcurrido bien.

Preguntas y respuestas

¿Cuándo se deben operar las cataratas?

Esta es una decisión muy subjetiva. En principio, una persona debe operarse de cataratas cuando la enfermedad le está afectando la visión.

Como la catarata progresa lentamente, el paciente puede tardar mucho en notar que la visión es borrosa. En muchos casos, la pérdida de agudeza visual ya está muy avanzada cuando el paciente acude al oftalmólogo.

En algunos casos, las cataratas pueden aumentar la presión ocular (glaucoma), lo que es indicación de cirugía de cataratas, independientemente del grado de pérdida visual.

También hay que tener en cuenta que cuanto más tarde el paciente en operarse, más grande y “dura” será la catarata, haciendo la cirugía más difícil y con mayor riesgo de complicaciones.

¿La catarata necesita “madurar” para operarse?

No. La catarata no necesita estar “madura” para ser operada. Esto era cosa de hace muchos años, cuando la operación de cataratas no tenía buen resultado. Hoy en día, con la técnica moderna de facoemulsificación de la cirugía de catarata, los resultados son excelentes.

¿Qué hacer el día de la cirugía?

Se le indicará que ayune durante unas horas antes de la cirugía. No use maquillaje, aretes o collares. Dúchate y lávate el pelo.

El día de la cirugía, podrá tomar todos sus medicamentos habituales con normalidad, excepto aquellos que su médico le haya indicado que suspenda.

Si tiene fiebre, tos, alergia o cualquier otro problema de salud, informe al personal médico y de enfermería antes de comenzar la cirugía. Si es alérgico al yodo, informe a los médicos antes y tan pronto como llegue al quirófano.

¿Qué está prohibido en el postoperatorio?

En el postoperatorio, el paciente NO debe realizar esfuerzo físico excesivo ni levantar pesos, frotarse o rascarse los ojos, dormir sobre el ojo operado los primeros días, utilizar colirios que lleven mucho tiempo abiertos o caducados, entrar en el mar o piscina (y en la sauna) durante los primeros días u olvidarse de usar el colirio recomendado.

¿Qué está permitido en el postoperatorio?

El paciente puede lavarse la cara, lavarse la cabeza y ducharse, comer lo que quiera (no existe una dieta específica para este tipo de cirugía), leer y escribir, ver televisión, usar los anteojos viejos temporalmente, mientras no reciba los nuevos prescripción.

¿Necesito usar gotas para los ojos después de la cirugía de cataratas?

Sí, su médico le recetará unas gotas para los ojos para prevenir infecciones e inflamaciones postoperatorias. En general, usará gotas para los ojos durante aproximadamente 30 días después de la cirugía.


Referencias


Autor(es)

Médico licenciado por la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), con títulos de especialista en Medicina Interna por la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y de Nefrología por la Universidad Estadual de Río de Janeiro (UERJ) y por la Sociedad Brasileña de Nefrología (SBN). Actualmente vive en Lisboa, Portugal, tiene títulos reconocidos por la Universidad de Oporto y por el Colegio de Nefrología de Portugal.

El Dr. Renato Oliveira es oftalmólogo egresado de la Universidad Federal de Rio de Janeiro (UFRJ) con especialización en Córnea y Enfermedades Oculares Externas de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp). Es miembro del Consejo Brasileño de Oftalmología y de la Sociedad Brasileña de Catarata y Cirugía Refractiva.

COMENTARIOS (por favor, lea las reglas del sitio antes de enviar su pregunta).
Temas relacionados
Miopía Miopía: causas, síntomas y tratamiento
Glaucoma: síntomas, tipos, causas y tratamiento Glaucoma: síntomas, tipos, causas y tratamiento
Conjuntivitis alérgica Conjuntivitis alérgica: qué es, síntomas y tratamiento
Síndrome de Sjögren: qué es, síntomas y tratamiento Síndrome de Sjögren: qué es, síntomas y tratamiento
Orzuelo: qué es, causas, síntomas y tratamiento Orzuelo: qué es, causas, síntomas y tratamiento
Astigmatismo: qué es, causas, síntomas y tratamiento Astigmatismo: qué es, causas, síntomas y tratamiento
Blefaritis: qué es, causas, síntomas y tratamiento Blefaritis: qué es, causas, síntomas y tratamiento
10 signos que pueden indicar problemas de visión en niños 10 signos que pueden indicar problemas de visión en niños