Endoscopia digestiva: qué es y cómo se realiza

Autor: Dr. Pedro Pinheiro

Sin comentarios

Actualizado:

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos.

¿Qué es la endoscopia digestiva alta?

La endoscopia digestiva alta, también llamada endoscopia superior, es un examen cuyo objetivo es visualizar directamente la parte superior del tracto gastrointestinal, compuesto por el esófago, el estómago y el duodeno (la primera porción del intestino delgado).

La endoscopia también puede denominarse esofagogastroduodenoscopia, ya que es un examen endoscópico que permite la visualización directa del interior del esófago, estómago y duodeno.

La endoscopia superior es un procedimiento hecho por el médico gastroenterólogo y puede ser usada tanto como medio diagnóstico como para el tratamiento de diversos problemas del sistema digestivo alto.

¿Cómo es el aparato de endoscopia digestiva?

La endoscopia digestiva se hace con un aparato llamado de endoscopio, un largo y fino tubo flexible que posee una cámara en su extremidad, permitiendo que el interior de los órganos digestivos sean filmados. Los endoscopios actuales tienen alta definición de imagen y pueden filmar en HDTV.

Los endoscopios actuales tienen cerca de un metro de largo y 8 a 11 milímetros (0,8 a 1,1 cm) de diámetro. Ya existen endoscopios ultrafinos que poseen apenas 0,5 cm de diámetro.

Endoscopia superior

El endoscopio posee una cámara de alta resolución y una fuente de luz propia, que sirve para iluminar el interior de los órganos. El aparato también es capaz de aspirar e inyectar agua para limpiar secreciones que puedan dificultar la visualización directa de la mucosa del esófago, estómago o duodeno.

La endoscopia digestiva no sirve solo para ver y filmar el interior del esófago, estómago y duodeno, también puede ser usada para realizar biopsias y tratamiento de algunos problemas, como úlceras o várices sangrantes.

A través del endoscopio es posible introducir una serie de herramientas, tales como pinzas de biopsia, lazos, agujas, sondas para escleroterapia o electrocauterio, balón de dilatación, redes y cestas. De este modo, una variedad de procedimientos pueden ser realizados durante una endoscopia digestiva.

Indicaciones

La endoscopia digestiva alta es un procedimiento habitualmente indicado en las siguientes situaciones:

  • Investigación de cuadros de dolor o incomodidad inexplicable en el abdomen superior.
  • Evaluación de la gravedad de la enfermedad del reflujo gastroesofágico, que no responde al tratamiento clínico inicial.
  • Examen de rastreo del cáncer en pacientes con diagnóstico previo de esófago de Barrett.
  • Investigación de cuadro de náuseas y vómitos persistentes.
  • Evaluación y posible tratamiento para cuadros de sangramiento del tracto gastrointestinal superior (como vómitos con sangre o señales de sangre digerida en las heces, sugiriendo el estómago como causa).
  • Investigación de várices del esófago en pacientes con cirrosis y/o hipertensión portal.
  • Investigación de cuadros de anemia por carencia de hierro sin causa definida.
  • Investigación de cuadros de dificultad de ingerir alimentos o sensación de comida atascada en el esófago.
  • Remoción de un cuerpo extraño accidentalmente ingerido.
  • Evaluar la gravedad de la lesión del esófago en pacientes que ingirieron soda cáustica, lejía o cualquier otra sustancia corrosiva.
  • Evaluar la cura o evolución de pólipos, tumores o úlcera encontrada en endoscopias anteriores.

La endoscopia digestiva alta también puede ser usada para diagnosticar infecciones por la bacteria H.pylori. No obstante, existen otros métodos diagnósticos del H.pylori menos invasivos que pueden ser utilizados para sustituir la endoscopia.

Preparación

Para maximizar los resultados y disminuir los riesgos de complicaciones, todo paciente que sea sometido a una endoscopia digestiva debe prepararse para el examen.

El paciente que tiene una endoscopia digestiva programada no debe alimentarse en las 4-8 horas que anteceden al examen. El tiempo correcto será decidido por el gastroenterólogo, de acuerdo con la situación clínica del paciente.

Se puede ingerir agua hasta 2 horas antes del procedimiento. Es importante que el estómago esté vacío para que no haya riesgo de que el paciente vomite durante el examen y para que el médico pueda visualizar todo el interior sin ser obstaculizado por restos de alimentos.

La mayoría de los medicamentos puede ser mantenida hasta el momento de la endoscopia, debiendo apenas tener el cuidado de tomarlo con pequeños tragos de agua para no llegar a la hora del examen con el estómago lleno.

Algunos medicamentos pueden necesitar de ajustes en las dosis, tales como medicamentos para la diabetes, debido al ayuno que deber ser realizado durante 8 horas antes de la endoscopia.

La decisión de suspender medicamentos antiplaquetarios (ejemplo: clopidogrel o ticlopidina) o anticoagulantes (ejemplo: heparina o warfarina) debe ser individualizada, tomando en cuenta el riesgo de hemorragia durante la endoscopia. Los pacientes que usan aspirina en dosis baja, generalmente no necesitan suspenderla antes del procedimiento.

No es necesario tomar antibióticos antes de hacerse una endoscopia digestiva, incluso en los pacientes con riesgo de endocarditis infecciosa.

Evidentemente, si la endoscopia está indicada de forma urgente, como en los pacientes con sangrado digestivo activo, el examen acaba realizándose de inmediato, sin preparación alguna.

Sedación y anestesia

La endoscopia digestiva puede realizarse con o sin sedación. En la mayoría de los casos, el examen se efectúa con el paciente despierto, apenas con una leve sedación y un analgésico opioide (de la familia de la morfina) que le ayude a mantenerse cómodo durante el procedimiento. Un spray anestésico también suele ser usado en la garganta para que el paciente pueda tolerar mejor el paso del endoscopio.

Muchos pacientes acaban durmiendo durante el examen y otros se encuentran tan relajados que casi no se incomodan con el procedimiento.

Los endoscopios ultrafinos pueden ser introducidos a través de la nariz y no necesitan de sedación, pues causan una mínima incomodidad.

Al final de la endoscopia, el paciente permanece en observación por un corto periodo de tiempo, generalmente inferior a una hora, mientras el efecto del medicamento sedativo desaparece.

Algunos de los medicamentos usados pueden causar alguna sensación temporal de cansancio o dificultad de concentración. El paciente suele ser instruido para no conducir vehículos y no volver al trabajo sino hasta el día siguiente.

La incomodidad más común después del examen es una sensación de distensión abdominal, que ocurre como resultado del aire introducido durante el examen. Esta incomodidad generalmente se resuelve rápidamente.

Algunas personas pueden quejarse de un leve dolor de garganta después del examen. La mayoría de los pacientes son capaces de comer después de llegar a casa.

¿Cómo se hace la endoscopia digestiva?

La endoscopia es un examen relativamente rápido, con duración total de 10 a 30 minutos. No se requiere hospitalización y el paciente puede volver a casa inmediatamente después del examen.

Para realizar la endoscopia digestiva, el paciente es colocado de lado y una vena del brazo es punzada para la administración de medicamentos sedativos y analgésicos. Un protector bucal de plástico suele ser colocado entre la boca y el endoscopio para impedir que el paciente lo muerda.

El examen se inicia con la introducción del endoscopio por la boca, empujándolo lentamente a través de la orofaringe, esófago, estómago y duodeno. Mientras avanza a lo largo del sistema digestivo, el gastroenterólogo va evaluando el estado de la mucosa y buscando lesiones. El endoscopio es introducido apenas en el tracto digestivo, sin que haya interferencia en el tracto respiratorio; el paciente no siente ninguna dificultad al respirar.

En caso de encontrar lesiones sospechosas, el médico puede realizar biopsias, retirando pequeños pedazos de mucosa para posterior evaluación por un médico patólogo. La biopsia es un procedimiento indoloro. Si el médico encuentra pólipos, estos pueden ser retirados. En el caso de lesiones sangrantes, el gastroenterólogo puede cauterizar la lesión, estancando la pérdida de sangre. El endoscopio también sirve para dilatar constricciones del esófago o para retirar objetos extraños que hayan sido ingeridos.

Complicaciones

La endoscopia digestiva es un procedimiento bastante seguro, con bajo riesgo de complicaciones en la mayoría de los pacientes. La actual tasa de complicaciones es de 0,0002% en las endoscopias apenas diagnósticas y 0,15% en las endoscopias en que una intervención es realizada. El riesgo de perforación del esófago o estómago es menor que 0,03%.

Si los aparatos fuesen debidamente esterilizados, siguiendo los protocolos internacionales, no hay riesgo de contraer infecciones, como hepatitis o VIH después de una endoscopia digestiva.

Preguntas comunes

Qual é a diferença entre endoscopia e colonoscopia?

Ambos son procedimientos endoscópicos del tracto gastrointestinal. Lo que cambia es la vía de entrada y los órganos investigados. En la endoscopia digestiva, el dispositivo se introduce por la boca, pasa por el esófago, el estómago y llega, como máximo, al duodeno (porción inicial del intestino delgado). En la colonoscopia, el equipo se introduce por el ano, pasando por el recto y el colon, llegando, como máximo, al íleon terminal (porción final del intestino delgado).

¿Es posible hacerse una endoscopia y una colonoscopia el mismo día?

Sí, no tiene nada de malo hacerse una endoscopia y una colonoscopia el mismo día. Por lo general, ambos se realizan de forma sucesiva, requiriendo que el paciente sea sedado una sola vez.

¿Cuánto tiempo se tarda en obtener el resultado de la biopsia realizada durante la endoscopia?

El resultado depende del servicio de patología clínica. En general, de 2 a 5 días son suficientes.

¿Cuánto tiempo después de una endoscopia puedo conducir?

Lo ideal es venir con un familiar o amigo para que te lleve de vuelta a casa, ya que los sedantes provocan una disminución de la atención y coordinación motora. Lo ideal es esperar por lo menos 5 a 6 horas después de finalizado el procedimiento para conducir un vehículo.

¿Cuánto dura una endoscopia superior?

La endoscopia digestiva demora entre 10 y 30 minutos, aunque puede llevar más tiempo dependiendo de los hallazgos que se encuentre.

¿La endoscopia digestiva es dolorosa?

La endoscopia no suele ser dolorosa, pero puede ser incómoda si la sedación no es adecuada.

¿Qué probabilidad hay de morir en una endoscopia?

El riesgo de muerte durante la endoscopia es inferior al 0,004%.

¿Dónde se administra la anestesia para la endoscopia?

La sedación endoscópica se administra al paciente a través de una vena en un brazo.


Referencias


Autor(es)

Médico licenciado por la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), con títulos de especialista en Medicina Interna por la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y de Nefrología por la Universidad Estadual de Río de Janeiro (UERJ) y por la Sociedad Brasileña de Nefrología (SBN). Actualmente vive en Lisboa, Portugal, tiene títulos reconocidos por la Universidad de Oporto y por el Colegio de Nefrología de Portugal.

COMENTARIOS (por favor, lea las reglas del sitio antes de enviar su pregunta).
Temas relacionados
Helicobacter pylori: qué es, síntomas y tratamiento Helicobacter pylori: qué es, síntomas y tratamiento
Hinchazón y distensión abdominal Hinchazón y distensión abdominal: qué es y causas
Mal aliento ¿Como quitar el mal aliento (halitosis)?
¿Qué hacer si vomito el medicamento?
Cáncer de colon y recto: síntomas y tratamiento
Gases intestinales: causas y cómo eliminarlos Gases intestinales: causas y cómo eliminarlos
Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)
¿Qué es la gastritis (erosiva, nerviosa, enantematosa)? ¿Qué es la gastritis (erosiva, nerviosa, enantematosa)?
Omeprazol: para qué sirve, dosis y efectos secundarios Omeprazol: para qué sirve, dosis y efectos secundarios
Colonoscopia: qué es, preparación, sedación y riesgos Colonoscopia: qué es, preparación, sedación y riesgos
Disfagia (dificultad para tragar): causas y tipos Disfagia (dificultad para tragar): causas y tipos