Imágenes de herpes zoster (culebrilla)

Foto del autor

Escrito por: Dr. Pedro Pinheiro

Actualizado en:
Tiempo estimado de lectura del artículo: 1 minutos

¿Qué es el herpes zoster?

El herpes zoster, también llamado culebrilla, es una enfermedad de la piel provocada por el virus Varicella-Zoster, el mismo que provoca la varicela.

A pesar de ser causadas por el mismo virus, la varicela y el herpes zóster son enfermedades diferentes. De hecho, el herpes zoster es una reactivación del virus de la varicela, que suele ocurrir décadas después de que el paciente se haya infectado por primera vez, normalmente en la infancia.

Cualquiera que haya sido infectado con el virus Varicella-Zoster en algún momento permanece con él “dormido” en el cuerpo por el resto de sus vidas, controlado por el sistema inmunológico. El virus puede esperar décadas a que se produzca un evento que provoque un debilitamiento del sistema inmunitario para “despertar” y volver a multiplicarse.

Cuando esto ocurre, la reactivación de Varicela-Zoster no provoca un nuevo cuadro de varicela, sino de herpes zoster, que clínicamente es bastante diferente.

En este artículo te vamos a mostrar diferentes imágenes de lesiones cutáneas por herpes zoster. Si quieres información más detallada sobre la enfermedad, accede al enlace: Herpes zoster: causas, síntomas y tratamiento.

Imágenes de herpes zoster

Herpes zoster
herpes zoster
herpes zoster na face
herpes zoster
herpes zoster
herpes zoster
herpes zoster no tronco
herpes zoster
herpes zoster nas costas
Herpes zoster
Herpes Zoster

Las lesiones típicas del herpes zóster son múltiples vesículas rojizas que suelen estar restringidas a una pequeña zona del cuerpo, como la cara, el tronco o una de las extremidades.

La forma en que las lesiones del herpes zoster se agrupan, generalmente en una “banda” y nunca van más allá de la línea media del cuerpo, es la característica más importante para diagnosticar la infección.

Si la lesión se desarrolla en el lado izquierdo del tronco, no se extiende al lado derecho. En el artículo sobre el Herpes zoster explicamos por qué ocurre esto.


Referencias


Autor(es)

Médico licenciado por la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), con títulos de especialista en Medicina Interna por la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y de Nefrología por la Universidad Estadual de Río de Janeiro (UERJ) y por la Sociedad Brasileña de Nefrología (SBN). Actualmente vive en Lisboa, Portugal, tiene títulos reconocidos por la Universidad de Oporto y por el Colegio de Nefrología de Portugal.

Sigue Leyendo

Artículos Similares

¿Tienes alguna duda?

COMENTARIOS Y PREGUNTAS

Deja un comentario


11 respuestas a «Imágenes de herpes zoster (culebrilla)»

  1. Rafaela carrasco
    Doctor estoy pasando o recuperándome de una culebrilla el tratamiento fue aciclovir
  2. Federico
    Perfectas las imagines y perfecto los comentarios y/o explicacion
    1. Avatar de Dr. Pedro Pinheiro
      Dr. Pedro Pinheiro
      Gracias.
  3. Julio

    Que puedo tomar para esta enfermedad

    1. Avatar de Dr. Pedro Pinheiro
      Dr. Pedro Pinheiro
      Explicamos el tratamiento del herpes zóster en el artículo: Herpes zoster: síntomas, causas y tratamiento.
      1. Monica
        Estoy en contacto con un paciente que tiene varicela zoster. Me puedo contagiar
        1. Avatar de Dr. Pedro Pinheiro
          Dr. Pedro Pinheiro
          Si nunca has tenido varicela y no te has vacunado, sí.
  4. Brenda Mejía

    Doctor con que especialista debo acudir para tratamiento de herpes zoster?

    1. Avatar de Dr. Pedro Pinheiro
      Dr. Pedro Pinheiro
      Puede ser un médico general, un dermatólogo o un infectólogo.
  5. Rosa Angélica Tenorio Quiñones

    Buenas, me dio herpes zoster en el 2012, en el 2021, me repitió y aún tengo mucho dolor, no puedo usar toda ropa, mi calidad de vida se ve afectada, que puedo hacer, muchas gracias

    1. Avatar de Dr. Pedro Pinheiro
      Dr. Pedro Pinheiro
      Existen tratamientos para el dolor neuropático del herpes zóster. Hay varios medicamentos que pueden ayudar. Consulte a un neurólogo o a un médico especializado en dolor crónico.