QUISTE DE BAKER: Causas, Síntomas y Tratamiento

El quiste Baker es un quiste lleno de líquido que se presenta como un nódulo detrás de la rodilla.

El quiste de Baker, también conocido como quiste poplíteo, es una pequeña bolsa de líquido que emerge en la zona detrás de la rodilla, llamada fosa poplítea.

El quiste de Baker es una lesión benigna, que se presenta como una masa visible y palpable sobre la piel, causando dolor en la rodilla y dificultad para mover esta articulación. Cuando el quiste es pequeño, puede ser asintomático, pasando desapercibido por el paciente.

En este artículo vamos a explicar qué es el quiste de Baker, por qué surge, cuáles son los síntomas y cómo se hace el tratamiento.

¿Qué es el quiste de Baker?

En Medicina llamamos quiste toda colección líquida o semilíquida que es rodeada por una membrana, formando una especie de bolso o bolsa.

El quiste de Baker (quiste poplíteo) se presenta cuando hay un derramamiento de líquido sinovial de la articulación de la rodilla. El líquido sinovial es una especie de lubricante, cuya función principal es reducir la fricción durante el movimiento de las articulaciones, como de la rodilla.

Quiste de Baker

Cuando hay una lesión en la articulación de la rodilla o cuando la cantidad de líquido sinovial se torna excesiva, el mismo puede ser comprimido y empujado a la parte posterior de la articulación, formando una hernia, como se ejemplifica en la figura al lado.

Causas del quiste de Baker

Como  acabamos de decir, el quiste poplíteo aparece cuando hay una lesión en la rodilla o cuando el volumen de líquido dentro de la articulación se vuelve muy grande.

En general, trauma de la rodilla y enfermedades inflamatorias de la articulación, como diversas formas de artritis, son los principales factores de riesgo.

Podemos citar como ejemplos de situaciones generalmente relacionadas con la formación de quiste de Baker la osteoartritis (lee: ARTROSIS – SÍNTOMAS, CAUSAS Y TRATAMIENTO), la artritis reumatoide (lee: ARTRITIS REUMATOIDE – Síntomas y Tratamiento), la artritis infecciosa, artritis y diversos tipos de lesiones de rodilla, especialmente si hay lesión de los meniscos.

Síntomas del quiste de Baker

La mayoría de los quistes poplíteos es asintomática e invisible a la exploración física y, por lo tanto, son descubiertos por casualidad durante la realización de un examen de imagen de rodilla como la resonancia magnética, solicitada por cualquier otra razón.

En general, el quiste de Baker es un cambio en los adultos, que ocurre con mayor frecuencia a partir de los 35 años de edad. Como el individuo envejece, más desgastada se convierte la articulación de las rodillas y mayor es la incidencia del quiste poplíteo.

La aparición de los síntomas del quiste de Baker depende de ciertos factores, como el tamaño o la existencia de complicaciones como crecimiento excesivo o rotura del quiste.

Cuando hay síntomas, los más comunes son dolor en la fosa poplítea (parte posterior de la rodilla), rigidez de la articulación de la rodilla, hinchazón y aparición de un nódulo palpable detrás de la rodilla, especialmente cuando el mismo se encuentra en extensión, es decir, con la pierna completamente estirada. Estos signos y síntomas pueden empeorar con la actividad física.

Complicaciones del quiste poplíteo

El quiste poplíteo puede crecer demasiado o romperse, causando un cuadro que puede confundirse con trombosis venosa profunda de miembros inferiores (lee también: TROMBOSIS VENOSA PROFUNDA – TVP).

Un quiste que crece mucho puede causar dolor y edema de la pierna, especialmente si hay compresión de venas adyacentes, interrumpiendo el flujo de sangre de los miembros inferiores.

Cuando el quiste se rompe, este líquido presente fluye por los músculos, causando una reacción inflamatoria. El cuadro es dolor, enrojecimiento e hinchazón en la región de la pantorrilla.

¿El quiste de Baker es un tipo de cáncer?

No, el quiste de Baker no tiene nada que ver con el cáncer. Este quiste es un tumor benigno, compuesto principalmente de líquido. El quiste poplíteo no es cáncer y no hay riesgo de convertirse en él.

Diagnóstico del quiste de Baker

El examen físico es generalmente suficiente para el diagnóstico de la mayoría de los  quistes de Baker, que son lo suficientemente grandes como para ser visibles.

En caso de duda, o si el quiste es muy pequeño, puede utilizarse pruebas de imagen, como ultrasonido y resonancia magnética. La resonancia magnética también sirve para evaluar la articulación de la rodilla como un todo, ayudando en el diagnóstico de la lesión que llevó a la formación del quiste poplíteo.

Tratamiento del quiste de Baker

En pacientes con quistes pequeños y asintomáticos, ningún tratamiento es necesario, ya que la mayoría desaparece espontáneamente con el tiempo.

Cuando el quiste es demasiado grande o causa síntomas, el tratamiento inicial suele ser una artroscopia de la rodilla para drenar el exceso de líquido dentro de la articulación con inyección intra-articular de un glucocorticoide, como la triamcinolona. Con este tratamiento, dentro de una semana, aproximadamente  2/3 de los pacientes presentan una reducción significativa de los síntomas y el tamaño del quiste.

El tratamiento de la lesión primaria de la rodilla es esencial para reducir el riesgo del regreso del quiste en el futuro. No es suficiente tratar el quiste; se debe controlar su causa.

Si no mejora, el ortopedista puede, a través de una aguja, aspirar directamente el quiste, inyectando corticoide  para reducir el riesgo de recurrencia. Este procedimiento no es el más indicado, primero porque el líquido del quiste típicamente es muy viscoso, no siendo fácil de ser aspirado con una aguja; segundo, porque esta forma no trata  la lesión de  la rodilla y, por lo tanto, no ataca la causa de la formación del quiste, con un alto riesgo de recurrencia.

En los raros casos en que el tratamiento con artroscopia y el control de la inflamación de la rodilla no son suficientes para solucionar el quiste poplíteo, se puede proponer la cirugía para remoción.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. OkLee mas