Principales Causas de Orina con Olor Fuerte

La orina presenta un olor característico que es causado por la presencia de una sustancia llamada urea.

¿Por qué la orina tiene olor fuerte?

La orina es un subproducto de nuestro metabolismo producido a partir de la filtración de la sangre por los riñones. Se compone, básicamente, de gran cantidad de agua y un pequeño porcentaje de varios tipos de solutos presentes en la sangre.

La orina presenta un olor característico que es causado por la presencia de una sustancia llamada urea. Cuanto mayor es la concentración de urea, más fuerte será el olor de la orina. En la inmensa mayoría de los casos, una orina mal olorosa indica una orina con menos cantidad de agua para diluir la urea.

Típicamente, en un litro de orina tenemos la siguiente composición:

  • Agua: 950 ml.
  • Urea: 9 a 23 mg.
  • Cloro: 1,8 a 8,4 mg.
  • Sodio: 1,2 a 4,4 mg.
  • Potasio: 0,7 a 2,6 mg.
  • Sulfatos: 0,2 a 2,2 mg.
  • Creatinina: 0,6 a 2,1 mg.
  • Fósforo: 0,4 a 1 mg
  • Amoníaco: 0,2 a 0,7 mg.
  • Ácido úrico: 0,04 a 0,6 mg.
  • Bicarbonato: 0,02 a 0,5 mg
  • Calcio: 0,03 a 0,4 mg.

Por lo tanto, el 95% de la orina está formada por el agua. Esta cantidad puede variar para más o para menos de acuerdo con el estado de hidratación del individuo. Si está un día caliente y no te hidratas adecuadamente, la tendencia de los riñones es preservar el agua, disminuyendo su eliminación en la orina y aumentando la concentración de los solutos. Por otro lado, si bebes grandes cantidades de agua, más de lo necesario para el organismo, más agua será excretada y más diluida quedará la orina.

Observa la siguiente ilustración. Cuanto más deshidratado el paciente está, más agua los riñones necesitan preservar, lo que lleva a la producción de orina concentrada, caracterizada por la coloración más amarillenta y un olor más intenso.

Grados de hidratación

Por lo tanto, el primer paso para quien tiene una orina con olor fuerte es aumentar la ingesta de líquidos. Principalmente si la orina está con coloración amarilla fuerte. No hay un número mágico, tenemos que beber líquidos hasta que la orina se vuelva casi transparente. A veces, son necesarios hasta tres litros de agua al día (lee: ¿Cuántos litros de agua debemos beber al día?).

Una orina más diluida además de mejorar su olor también reduce el riesgo de formación de cálculos renales, como explicamos en el artículo: Piedra en los riñones – Cólico Renal.

También hablamos sobre los diferentes colores de la orina, incluyendo orinas verdes, rojas y azules, en el texto: Cambios en el color de la orina.

La orina concentrada es el principal motivo para un olor más fuerte, pero no es el único. Una orina maloliente también puede ser provocada por infección urinaria, sustancias presentes en ciertos alimentos o ciertos tipos de medicamentos, como veremos a continuación.

Mal olor en la orina causada por bacterias

Si la orina ya está bien diluida y aún huele mal, debemos pensar en la presencia de bacterias que metabolizan la urea en amoníaco, sustancia que presenta olor aún más fuerte que la propia urea. Sin embargo, no todas las bacterias producen olores y la mayoría de los cuadros de infección urinaria no cursan con orina maloliente.

Es importante señalar también que, a pesar de que la orina ser normalmente estéril, la presencia de una pequeña cantidad de bacterias no indica necesariamente que haya una infección urinaria. Este cuadro se llama bacteriuria asintomática, es decir, bacterias en la orina sin síntomas.

Para ser una infección urinaria, el paciente tiene que tener bacterias y síntomas compatibles con la infección. Tener una orina con mal olor sin ningún otro síntoma de infección urinaria no es una indicación para el tratamiento con antibióticos. La mayor parte de las bacteriurias asintomáticas mejora espontáneamente.

Además de la presencia de bacterias en la orina, algunas uretritis (infecciones de la uretra), como la gonorrea, también pueden ser la causa del mal olor. Un olor fuerte asociado a un flujo de la uretra es muy indicativo de que el origen del olor sea una uretritis.

En las mujeres, el flujo uretral no es tan fácil de notar como en el hombre. Si no hay flujo vaginal, puede pasar desapercibido. En estos casos, el mal olor en la orina puede terminar siendo una señal para el diagnóstico. Sin embargo, es siempre importante asegurarse de que el supuesto mal olor de la orina no es en realidad un mal olor de la vagina, causado por flujos vaginales. Una consulta al ginecólogo puede descartar infecciones vaginales y uretritis.

Otras causas de olor fuerte en la orina

Hay medicamentos y alimentos que pueden alterar el olor de la orina. El espárrago tal vez sea el alimento más asociado a la producción de una orina con olor fuerte. No sabemos todavía exactamente cuál es la sustancia responsable del olor sulfuroso de la orina provocado por el espárrago, pero suele estar presente en más del 90% de los casos.

Café, ajo y suplementos vitamínicos, principalmente aquellos con vitamina B6, son otras causas posibles de orina con olor fuerte. Algunos antibióticos, principalmente de la familia de la penicilina, también pueden ser responsables.

A veces, no podemos detectar la causa del mal olor, pero los cambios en la dieta pueden mejorar el cuadro.

Enfermedades

La diabetes mellitus puede causar orina mal olorosa, pero en general presenta otros síntomas asociados, como pérdida de peso, debilidad, sed, exceso de orina (poliuria), etc. Difícilmente, la orina con olor malo es el único síntoma del paciente con diabetes mellitus.

En las personas mayores, cáncer de vejiga y fístula (enlace) de la vejiga al intestino pueden ser la causa del olor malo. El cáncer de vejiga suele aparecer en los fumadores y cursa con hematuria (presencia de sangre en la orina). La fístula de la vejiga con el intestino causa un síntoma llamado neumaturia, que es la salida de gases del intestino por la orina. Son dos enfermedades que no deben ser pensadas en personas jóvenes, pues son muy raras en ese grupo de edad.

Algunas enfermedades genéticas raras, tales como fenilcetonuria, enfermedad de la orina en jarabe de arce, cistinuria y trimetilaminuria también suelen provocar mal olor en la orina. Pero estas son enfermedades raras y el olor de la orina es solamente un síntoma poco importante en medio a tantos otros.

Tratamiento para orina con olor fuerte

El mejor tratamiento para una orina maloliente es una mayor ingesta de líquidos. Antes de cualquier investigación, debemos cerciorarnos de que la orina está bien diluida.

Si la causa de la orina con olor fuerte es una infección urinaria, una uretritis o una vaginitis, el olor mejora con el uso de antibióticos para tratar estas infecciones. Si se detectan bacterias en la orina, pero no existen síntomas de infección urinaria, no se recomienda el tratamiento con antibióticos. Es necesario tener cuidado con el uso indiscriminado de antibióticos para evitar la aparición de bacterias resistentes.

Si el paciente hace uso de suplementos de vitamina, el mal olor puede desaparecer después de algunos días sin estas sustancias.

Si el olor es algo que molesta mucho y no mejora después de una buena hidratación, lo ideal es que el paciente busque un urólogo o ginecólogo para elucidación del cuadro.


Referencias:


¿Encontraste un error de traducción? Háganos saber por correo electrónico: pedro@mdsaude.com

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More