DEPRESIÓN POSTPARTO – Causas, Síntomas y Tratamiento

La melancolía y la depresión postparto son problemas comunes en el final del embarazo, que a menudo son ignorados por la madre y por la familia.

El nacimiento de un hijo(a) es generalmente interpretado como un momento de gran alegría para la familia, especialmente para la madre.

Lo que mucha gente no sabe, sin embargo, es que entre un 40 a 80% de las madres pueden desarrollar cuadros de degradación de ánimo pronto después del parto, que comúnmente incluyen episodios de llanto, ansiedad, miedo de no ser una buena madre, melancolía y dificultad para dormir. Estos cambios de humor generalmente aparecen dentro de los primeros dos o tres días después del nacimiento y pueden durar hasta dos semanas.

Cuando el cambio de estado de ánimo después del parto es muy intenso y perdura más de 14 días, podemos estar delante de un cuadro llamado depresión posparto.

La depresión posparto no es un signo de debilidad, defecto de carácter o incompetencia para el papel de madre. Las mujeres que desarrollan esta forma de depresión no deben subestimar su capacidad de ser una buena madre, pero deben entender que están sufriendo de un desorden mental y que necesitan ayuda profesional para superar el problema.

Advertisements

En este artículo vamos a hablar específicamente de la depresión que viene justo antes o después del parto. Si estás buscando informaciones generales sobre la depresión, accede al siguiente artículo: DEPRESIÓN – Causas, Síntomas, Diagnóstico y Tratamiento.

Qué es la  depresión postparto

A pesar de esta forma de depresión ser llamada postparto, ella es un cuadro que puede surgir durante el embarazo en casi la mitad de los casos. Cuando la depresión se presenta después del parto, ella generalmente se manifiesta dentro de las primeras 4 semanas después de que el bebé nació.

Estudios clínicos nos muestran que la depresión postparto (DPP) afecta a aproximadamente el 10% de las mujeres, pero esto número está probablemente subestimado porque, a menudo, el diagnóstico tampoco es hecho, ya que la madre deprimida no busca ayuda médica. Se estima que solamente la mitad de las madres con DPP recibe un diagnóstico y, en consecuencia, tratamiento adecuado.

La aparición de la depresión postparto ocurre generalmente de la siguiente manera:

– El 20% de las mujeres desarrollan DPP durante el embarazo.
– El 38% desarrollan cuando el trabajo de parto está cerca.
– El 42% desarrollan después del parto.

Entre las madres que desarrollan depresión después del parto, el momento de inicio del cuadro suele ser:

– En las primeras 4 semanas para el 54% de las mujeres.
– Entre 4 y 16 semanas para el 40% de las madres.
– Después de 16 semanas para el  6% de las mujeres.

Es interesante notar que la depresión posparto no es una enfermedad exclusiva de las madres. Los padres también pueden tener DPP. Y como ocurre con las mujeres, los síntomas depresivos pueden hacer con que tengan dificultad de encargarse de ellos y de sus hijos.

Causas y factores de riesgo

La depresión postparto es un trastorno provocado por múltiples factores. La caída en los niveles hormonales que ocurre justo después del final del embarazo, asociada con la fatiga física por privación del sueño y el estrés emocional que genera un bebé recién nacido, generalmente tienen gran peso en el cambio de estado de ánimo de la madre.

Advertisements

Algunos factores pueden aumentar el riesgo de la madre desarrollar DPP:

  • Historia de depresión posparto en el embarazo anterior.
  • Conflictos maritales.
  • Dificultades financieras.
  • Madres menores de 25 años.
  • Madres solteras
  • Historia familiar de depresión.
  • Problemas de salud del bebé.
  • Embarazo no deseado.
  • Dificultad para amamantar.
  • Bebés de temperamento difícil.
  • Mujeres con historia de severa de síndrome de tensión premenstrual (Lee: SÍNTOMAS DEL SPM – Síndrome Premenstrual).

Síntomas de la depresión postparto

Los síntomas de DPP son similares a los síntomas de la depresión mayor que puede ocurrir en cualquier individuo (Lee: SÍNTOMAS DE LA DEPRESIÓN).

Como ya se mencionó, la mayoría de las mujeres presenta cuadros de tristeza y melancolía en las 2 primeras semanas postparto, pero no lo suficiente para desarrollar la depresión propiamente dicha.

Los signos y síntomas de la melancolía posparto incluyen:

  • Cambios frecuentes de humor.
  • Ansiedad.
  • Tristeza.
  • Irritabilidad.
  • Llanto fácil.
  • Falta de concentración.
  • Pérdida de apetito.
  • Dificultad para dormir

La depresión postparto puede ser confundida con melancolía postparto, pero sus signos y síntomas son más intensos, de larga duración y a menudo interfieren con la capacidad para cuidar del bebé y ocuparse de otras tareas diarias.

Los síntomas de la depresión postparto incluyen todos los mencionados anteriormente, más:

  • Dificultad de establecer vínculos con el bebé.
  • Reducción del interés en las tareas anteriormente agradables
  • Alejarte de familiares y amigos.
  • Pensamientos de hacerte daño a ti o tu bebé.
  • Fatiga brusca o pérdida de energía.
  • Intensa irritabilidad y rabia.
  • Miedo intenso de no ser una buena madre.
  • Sentimientos de inutilidad, vergüenza, culpa o inadecuación.
  • Ansiedad severa y ataques de pánico.
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio

A pesar de los pensamientos suicidas e ideas de perjuicio para el bebé, son raros los casos en que las dos situaciones se convierten en realidad. Las tasas de suicidio o infanticidio postparto son solamente de un 0.002%.

Psicosis postparto

Aunque sea raro, tanto el suicidio materno como el infanticidio son situaciones que pueden ocurrir, especialmente si la madre desarrollar un cuadro de psicosis postparto, que es la forma más severa de depresión postparto.

La psicosis posparto afecta a aproximadamente el 0.1% de las madres y suele aparecer en las primeras 2 semanas después del parto. Sus signos y síntomas son:

  • Confusión mental y desorientación.
  • Pensamientos obsesivos sobre el bebé.
  • Alucinaciones y delirios.
  • Paranoia.
  • Tentativas de perjudicar a ti misma o a tu bebé.

La psicosis posparto es una emergencia médica. Si piensas en lastimar a ti o al bebé, o tienes alguien de tu familia que está en esta situación, busca ayuda médica inmediatamente.

Advertisements

Diagnóstico de la depresión postparto

La depresión postparto puede clasificarse como leve o severa, según sus síntomas. Si la paciente tiene de 5 a 6 de los signos y síntomas que se enumeran a continuación, se clasifica como sufriendo de depresión postparto leve a moderada. Si tiene de 7 a 9 síntomas, la depresión se clasifica como severa.

1) Estado de ánimo deprimido en la mayor parte del día, en prácticamente todos los días.

2) Pérdida de interés en todas o casi todas, las actividades en la mayoría del día, casi todos los días.

3) Significativa pérdida de peso involuntaria o aumento de peso en pocas semanas (por ejemplo, un cambio de más del 5% del peso corporal, más o menos, en un intervalo de un mes).

4) Insomnio o sueño excesivo casi todos los días.

5) Agitación o letargo casi todos los días

6) Fatiga o pérdida de energía casi todos los días.

7) Sentimientos de inutilidad o culpa excesivo, a menudo sin causa real, casi todos los días.

8) Disminución de la capacidad para concentrarse o tomar decisiones casi todos los días.

9) Pensamientos recurrentes de muerte (no sólo temor de morir), ideación suicida recurrente o intento de suicidio fracasado.

Advertisements

Para ser depresión, los síntomas deben interferir con la vida de la mujer de manera personal, social y profesional y no puede atribuirse a efectos adversos de los medicamentos o relacionarse con problemas de salud previamente conocidos.

Tratamiento de la depresión postparto

El tratamiento de la depresión postparto se realiza generalmente con sesiones de psicoterapia y uso de medicamentos antidepresivos.

Con el tratamiento adecuado, la depresión postparto generalmente desaparece dentro de seis meses. En algunos casos, el cuadro puede durar más tiempo, convirtiéndose en una depresión crónica. Los pacientes no tratados adecuadamente tienen un mayor riesgo de progresar a la depresión crónica.

Los antidepresivos más utilizados son:

– Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), por ejemplo: sertralina, escitalopram, fluoxetina, citalopram o paroxetina.
– Inhibidores selectivos de la recaptación serotonina y noradrenalina (ISRSN), por ejemplo: venlafaxina o duloxetina.
– Bupropiona.
– Mirtazapina.

La mejoría de los síntomas se presenta dentro de 1 a 3 semanas, pero es importante que la madre comprenda que una buena respuesta no permite la interrupción del tratamiento. La suspensión temprana de medicamentos generalmente lleva a episodios de recaída de la enfermedad.

¿Te resultó útil este artículo?  
1 Estrela2 Estrelas3 Estrelas4 Estrelas5 Estrelas (4 votos, Total: 4,50 de 5)
Cargando…
Advertisements
Advertisements
También podría gustarte