Mareos y Vértigo – Causas y Síntomas

Mareo es un término difícil de definirse y se utiliza erróneamente para describir sensaciones como desequilibrio, náuseas, hipotensión, debilidad, doble visión, turbidez visual o malestar.

El mareo verdadero es lo que se presenta como una falsa sensación de movimiento propio o del ambiente y a menudo se asocia con desequilibrio y/o náuseas. Cuando el mareo es causado por un sentido de movimiento de rotación, es decir, parece que todo gira, llamamos vértigo. El vértigo es el tipo más común de mareo.

En este texto vamos a explicar por qué surge el mareo y cuáles son las enfermedades que lo causan. Si estás buscando información sobre cinetosis, las náuseas que surgen al andar en un coche o barco, lee:
CINETOSIS – MAREO POR MOVIMIENTO.

¿Por qué surgen los mareos y el vértigo?

Para mantenernos en equilibrio, para saber en qué posición estamos en relación con el medio ambiente (acostados, de pie, inclinados, de un lado, piernas estiradas, brazos levantados, etc.) y para saber si estamos parados o en movimiento, nuestro cuerpo debe proporcionar toda la información al cerebro

Tenemos básicamente tres formas de enviar esta información al sistema nervioso central:

  1. Visión, que nos orienta  dónde estamos y cómo está el medio que nos rodea.
  2. Propiocepción, que es la capacidad del cerebro para reconocer la ubicación espacial del cuerpo, su posición y orientación, la fuerza ejercida por los músculos y la posición de cada parte del cuerpo en relación a las demás, sin utilizar la visión. La propiocepción nos permite, de ojos cerrados, reconocer que estamos con el brazo levantado, la cabeza hacia bajo, inclinados hacia adelante, con las piernas dobladas, etc.
  3. Oído interno, que es responsable, en gran parte, de los mareos y  vértigos. Es sobre él que ahora vamos a hablar un rato.

Oído interno: laberinto y aparato vestibular

Dentro del oído interno tenemos un órgano llamado laberinto, que forma parte del aparato vestibular, responsable del mantenimiento del equilibrio.

Laberinto

El laberinto es un conjunto de arcos semicirculares que poseen líquido en su interior. El movimiento de estos líquidos es interpretado por el cerebro, ayudando a identificar los movimientos y a mantenernos en equilibrio.

Las informaciones pasadas por el laberinto a través del moviendo de estos líquidos  ayudan al cerebro a interpretar movimientos angulares y aceleraciones lineales de las fuerzas gravitacionales.

Sólo como curiosidad: ¿Sabes por qué quedamos mareados después de girarnos varias veces? Porque cuando paramos de girar, a pesar de ya estar parados, los fluidos dentro de nuestro oído interno aún están en movimiento rotatorio durante algunos segundos, haciendo que el cerebro interprete que todavía estamos girando. Si cerramos los ojos, el mareo aumenta más, porque de ojos abiertos la visión puede mitigar el mensaje equivocado que el oído interno está enviando  al cerebro.-

Diferencias entre el vértigo y otros tipos de mareo

La caracterización de un mareo como vértigo es importante ya que este síntoma es típico de enfermedades del aparato vestibular. Las causas más comunes de vértigos son enfermedades que afectan asimétricamente el oído interno sea por la calcificación de las zonas del laberinto, por inflamación, por infecciones, por traumas o por exceso de líquido dentro del aparato vestibular.

Como ya se mencionó en la introducción de este texto, el vértigo es un tipo de mareo donde hay ilusión de movimientos rotacionales. Esta información es esencial para distinguirlo de otros tipos de mareos. También es característico del vértigo el hecho del mareo ser intermitente, es decir, va y vuelve a lo largo de las semanas. Un mareo permanente, que no mejora nunca, difícilmente se trata del vértigo. El vértigo generalmente empeora con los movimientos de la cabeza, siendo una forma simple de identificar el tipo de mareo que presenta el paciente.

Síntomas del vértigo

En resumen, los síntomas del vértigo son:

  • Mareos rotatorios. La sensación es que tú o el ambiente están rodando.
  • Dificultad para mantener el equilibrio.
  • Mareos que van y vuelven a menudo a lo largo de varios días.
  • Mareos que empeoran con el movimiento de la cabeza o del torso, cuando tosemos o cuando estornudamos.
  • También pueden estar asociados a mareos: dolor de cabeza, sensibilidad a la luz o ruido, sensación de debilidad, doble visión, taquicardia (corazón acelerado) y dificultades para hablar.

Un signo importante de vértigo es la presencia de nistagmo: involuntarios, rápidos y cortos movimientos  oculares, generalmente en dirección lateral, como en el siguiente vídeo.

Causas de vértigo y mareos

Alrededor del 40% de los casos de mareos son debido a enfermedades del aparato vestibular, 10% son debidos a daños cerebrales, 15% a trastornos psiquiátricos, 25% no son verdaderamente mareos, pero pre-síncopes y desequilibrios, y 10% son de origen indeterminado. Vamos a citar rápidamente algunas causas comunes de mareos y vértigos. Más adelante voy a escribir un texto individual sobre cada una de estas causas.

a. Vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB)

Vértigo posicional paroxístico benigno, también llamado vértigo posicional o vértigo postural, es la causa más común de vértigo; es causado por calcificaciones de los pequeños canales dentro del sistema vestibular. El vértigo posicional presenta corta duración (segundos a pocos minutos) y a menudo es desencadenado por ciertos movimientos de la cabeza. La enfermedad puede estar presente durante varias semanas.

Para obtener más información sobre el vértigo posicional paroxístico benigno, lee: VÉRTIGO POSICIONAL PAROXÍSTICO BENIGNO.

b. Enfermedad de Ménière

La enfermedad de Ménière es causada por exceso de líquido en el laberinto, que causa vértigos, pérdida de la audición y tinnitus. Los episodios de mareos de la enfermedad de Ménière duran entre varios minutos hasta horas.

En la enfermedad de Ménière el paciente puede presentar pérdida permanente de audición y se esforzar por mantener el equilibrio de forma crónica.

c. Laberintitis (neuritis vestibular)

Laberintitis es causada por una inflamación del laberinto o de la rama vestibular del nervio auditivo que lleva informaciones del oído interno al cerebro. La principal causa de esta inflamación parece ser una infección viral. Pacientes con laberintitis cuentan con un cuadro repentino de mareos fuertes, asociado a náuseas, vómitos y dificultad de mantenerse de pie. También pueden existir pérdida de audición y tinnitus. En la laberintitis los síntomas pueden durar varios días. Para obtener más informaciones, lee: LABERINTITIS – Síntomas, Causas y Tratamiento.

d. Vértigos de migraña

Pacientes con migraña también pueden presentar episodios de vértigo.

e. ACV o ataque isquémico transitorio

Isquemia o infarto cerebral puede causar mareos (lee: 7 SÍNTOMAS DEL ACV – ACCIDENTE CEREBROVASCULAR). El cuadro es más común en ancianos, en pacientes con antecedentes de diabetes, hipertensión, tabaquismo o enfermedades cardiovasculares. En el ACV están presentes otros síntomas además de los mareos, como pérdida de movimientos y/o sensibilidad en uno o más miembros, desorientación, dificultad en el habla, etc.

f. Medicamentos

Intoxicaciones por algunas drogas pueden causar lesiones al oído interno, incluyendo cisplatino, fenitoína y antibióticos de la clase de los aminoglucósidos.

g. Obstrucción del oído  por cera

Raramente pacientes con impactación de cera en el oído pueden quejarse de mareos (lee: CERUMEN – Cómo Tratar La Cera De Los Oídos).

h. Esclerosis múltiple

Lee: ESCLEROSIS MÚLTIPLE – Síntomas y Tratamiento.

i. Traumatismo craniano

j. Crises de ansiedad o ataques de pánico

Lee: Trastorno de Ansiedad Generalizada – Síntomas y Tratamiento.

Signos de severidad de los vértigos

La mayoría de los casos de vértigo es autolimitada y aunque los síntomas sean bastante incómodos, no traen mayores riesgos. El otorrinolaringólogo está indicado para evaluar los casos de mareos. Sin embargo, si el mareo viene acompañado de algunos otros síntomas, un cuadro más grave puede  estar detrás de esto.

Siendo así, si presentas mareos y algunos de los signos y síntomas que se describen a continuación, busca atención médica inmediata:

  • Fiebre alta.
  • Dolor de cabeza muy intenso (excepto en pacientes que ya son conocidos por sufrir de migraña).
  • Debilidad en algún miembro.
  • Dificultad para hablar.
  • Pierda de consciencia.
  • Dolor en el pecho.
  • Desorientación.
  • Vómitos irreprimibles.

¿Encontraste un error de traducción? Háganos saber por correo electrónico: pedro@mdsaude.com

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. OkLee mas