MOLUSCO CONTAGIOSO – Síntomas y tratamiento

¿Qué es el molusco contagioso?

El molusco contagioso es una infección viral de la piel relativamente común y contagiosa causada por el virus del mismo nombre.

El virus del molusco contagioso tiene el ser humano como su único huésped y causa lesiones cutáneas características que consisten en múltiples pápulas rosadas redondeadas de aproximadamente 2 a 5 mm de diámetro (los síntomas se explican con más detalles a continuación).

A pesar de tener un nombre pomposo, el molusco contagioso es, en la mayoría de los casos, una enfermedad cutánea benigna que se cura por sí sola sin dejar secuelas.

Síntomas

El virus del molusco contagioso se caracteriza por causar múltiples pápulas pequeñas en forma de cúpula (lesiones cutáneas elevadas) con un color rosa brillante. Es común una leve depresión en el centro de la lesión en forma de ombligo.

Ocasionalmente, el crecimiento de las pápulas puede causar lesiones que adquieren un aspecto de pólipo con una base delgada (ejemplificada en la imagen inferior izquierda).

Imágenes de lesiones de molusco contagioso
Molusco contagioso

En los niños, las lesiones suelen aparecer en la cara, el cuello, las axilas, los brazos y la parte superior de las manos. En adultos, la región genital, la parte inferior del abdomen y la parte interna de los muslos son las áreas más afectadas.

La lesión no duele y no siempre causa picazón. Si el paciente toca las heridas, pueden ser contaminadas con bacterias de la piel e inflamarse bien.

Al rascarse o rasparse, las pápulas pueden ser eliminadas. Esto, además de facilitar la infección de la herida, ayuda a propagar el virus, aumentando el riesgo de infección a otras partes de la piel y a las personas cercanas.

Las pápulas generalmente aparecen de 2 a 6 semanas después de la exposición al virus. La enfermedad puede durar desde varios meses hasta más de un año. Durante este tiempo, algunas lesiones pueden desaparecer por sí solas y pueden aparecer otras nuevas. En casos raros, la enfermedad puede tardar más de 3 años en desaparecer.

Cuando las lesiones de molusco desaparecen, pueden dejar manchas más claras en la piel que desaparecen con el tiempo. No es común que la enfermedad deje cicatrices o marcas permanentes.

En pacientes VIH positivos e inmunodeprimidos, las lesiones suelen ser más grandes y más difusas.

Complicaciones

El molusco contagioso no es una enfermedad que generalmente causa complicaciones. La más común es la infección bacteriana de la herida si el paciente la rasca o la toca con frecuencia. Las heridas infectadas pueden causar inflamación severa y cicatrices.

Los pacientes con lesión ocular pueden desarrollar conjuntivitis.

Transmisión

El virus del molusco contagioso se propaga por contacto físico directo de persona a persona y por efectos personales contaminados como ropa, sábanas, toallas, esponjas de baño y juguetes.

El virus puede propagarse a otras partes del cuerpo si el paciente se rasque una de las lesiones y luego toca otra parte del cuerpo con la misma mano.  (lee: ¿Por qué es importante lavarse las manos para prevenir enfermedades?). Afeitarse o depilarse también puede propagar el virus, ya que hace que las lesiones se rompan.

Todavía no sabemos si la enfermedad puede propagarse por simple contacto con lesiones aparentemente intactas. Se cree que es necesario causar algún tipo de ruptura en la lesión para que el virus pueda propagarse. Esto puede ocurrir a través del acto de rascarse, arrancar las lesiones con los dedos, frotarse en la cama, traumatismos en las  lesiones, etc. En caso de duda, lo ideal es no tocar las pápulas.

La transmisión de niño a niño es más común en países de clima cálido donde los niños caminan y juegan sin camisa y con poca ropa cubriendo la piel.

En adultos, la principal forma de transmisión de moluscos es a través del contacto sexual.

El virus del molusco contagioso permanece en la capa superior de la piel (epidermis) y no circula dentro del cuerpo. Por lo tanto, no hay transmisión al toser o estornudar.

Como el virus vive solamente en la capa superficial de la piel, cuando las lesiones desaparecen, él desaparece al mismo tiempo. El molusco contagioso no es como el virus del herpes, que puede permanecer latente en el cuerpo durante largos períodos y luego reaparecer.

Diagnóstico

En la gran mayoría de los casos, el diagnóstico se realiza mediante un simple examen de la piel, ya que las lesiones son bastante características. Un dermatólogo hace este diagnóstico con facilidad.

Algunas lesiones cutáneas pueden parecerse a las de los moluscos contagiosos y engañar a los médicos menos experimentados. Ejemplos son las lesiones causadas por criptococosis, histoplasmosis, infección por Penicillium marneffei, verrugas planas, condiloma acuminado, condiloma lata, granuloma piógeno, tumores anexiales, histiocitosis de células de Langerhans, carcinoma de células basales y melanoma amelanótico.

En caso de duda, se puede realizar un raspado o una biopsia de la lesión para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento

Como el molusco se cura espontáneamente después de algunas semanas o meses en la mayoría de los casos, el tratamiento no es necesario si las lesiones son pocas y no son incómodas.

No es necesario evitar que los niños vayan a la guardería o la escuela. Solamente es necesario orientarlos a:

  • No tocar las lesiones.
  • No compartir artículos personales como toallas y ropa.
  • Lavar las manos con frecuencia.
  • Cubrir las lesiones con ropa si es posible.

El tratamiento, aunque no es estrictamente necesario, a menudo se realiza porque acelera la curación y evita la transmisión del virus a otros.

Cuando el paciente y el médico eligen el tratamiento, las principales opciones son:

Crioterapia

La crioterapia se realiza aplicando nitrógeno líquido a cada lesión a través de swabs (un tipo de hisopo de algodón grande).

Debido a que el tratamiento consiste en «congelar» las pápulas, puede ocurrir dolor durante la aplicación de nitrógeno líquido, lo que dificulta la realización en niños pequeños. Los adolescentes y los adultos toleran mejor esta técnica.

La formación de cicatrices y la hipopigmentación (manchas claras) temporal o permanente de la piel son potenciales efectos adversos de la crioterapia.

Curetaje

El curetaje es la eliminación de las lesiones de molusco raspando con un instrumento llamado cureta.

Curetaje
Curetaje

El dolor y el sangrado de las lesiones hacen que esta técnica sea más difícil en los niños.

Cantaridina

La cantaridina es un químico que se aplica a las lesiones, produce ampollas y luego desaparece sin dejar marcas. El tratamiento debe ser repetido de 2 a 4 semanas hasta que todas las lesiones hayan desaparecido.

Este método se usa más comúnmente en niños y tiene una tasa de éxito de más del 90%. El medicamento debe ser aplicado por el médico.


Referencias


También te puede interesar

Médico licenciado por la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), con títulos de especialista en Medicina Interna por la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y de Nefrología por la Universidad Estadual de Río de Janeiro (UERJ) y por la Sociedad Brasileña de Nefrología (SBN). Actualmente vive en Lisboa, Portugal, tiene títulos reconocidos por la Universidad de Oporto y por el Colegio de Nefrología de Portugal.