DISTENSIÓN ABDOMINAL – VIENTRE HINCHADO

0

vientre hinchado
Los términos vientre hinchado, barriga hinchada o estómago hinchado son muy usados por la población para designar una sensación de aumento del volumen abdominal asociado al malestar, generalmente por exceso de gases. Por no ser un término médico, la “barriga hinchada” no posee una definición clara, pudiendo significar situaciones completamente distintas, desde una simple e inocente acumulación de gases hasta la presencia de un tumor abdominal, pasando por el embarazo y la acumulación de grasa en el vientre.

En este texto vamos a aclarar las principales situaciones que pueden causar la hinchazón del vientre. Vamos a abordar no solo el vientre hinchado, sino también todos los otros términos que designan situaciones semejantes, como distensión abdominal, barriga dura, exceso de gases, hinchazón abdominal, estómago hinchado, abdomen voluminoso, etc.

Si quieres saber cuáles son las principales causas de dolor en el vientre, accede al siguiente artículo: DOLOR ABDOMINAL – DOLOR DE ESTÓMAGO.

Publicidade - Publicidad

Causas del vientre hinchado

El mejor término para designar un vientre hinchado es la distensión abdominal. Un abdomen distendido es aquél que se encuentra con volumen aumentado debido a la presencia de alguna substancia en su interior, sea ella gas, líquido o sólido.

Existen también las situaciones donde el paciente se queja de vientre hinchado, pero, visualmente, no conseguimos notar una real alteración del volumen abdominal. Generalmente, el paciente se queja de exceso de gases en esta situación. Por lo tanto, el paciente siente su vientre  hinchado y lleno de gases, pero en la verdad él se encuentra prácticamente del mismo tamaño. Vamos a comenzar abordando esa sensación de vientre  hinchado y seguiremos, después, con las otras causas de distensión abdominal.

1. Exceso de gases y sensación de vientre hinchado

Como acabé de relatar, la sensación de hinchazón abdominal a menudo se atribuye al exceso de gases. Sin embargo, la relación entre la cantidad de gases intestinales y la sensación de abdomen hinchado no es lineal. En un estudio que comparó el volumen medio de gas intestinal en pacientes con quejas de sensación de vientre hinchado y personas sin queja alguna, se notó que la cantidad de gas en los dos grupos era muy parecida (176 y 199 ml, respectivamente). Estudios con radiografías simples y tomografía del abdomen tampoco demostraron cualquier evidencia de aumento relevante del gas en pacientes con queja de distensión gaseosa.

Muchos de estos pacientes presentan la sensación de hinchazón después de la ingestión de determinados tipos de alimentos. Los más comunes son los oligosacáridos, un tipo de carbohidrato que es más difícil de ser digerido. Asociado al malestar, el paciente pasa realmente a eliminar más gases, sea en forma de eructaciones (eructos) o flatos (pedo).

Ejemplos de alimentos que pueden llevar al aumento de los gases son:

  • Judía.
  • Huevos.
  • Leche.
  • Patata.
  • Maíz.
  • Salvado de trigo.
  • Cereales.
  • Brócolis.
  • Espárragos.
  • Ajo.
  • Repollo.
  • Bebidas gasificadas.
  • Coliflor.

Algunas personas tienen algún grado de intolerancia a azúcares contenidos en ciertos alimentos. Dos ejemplos comunes son:

1- Fructosa, contenida en las frutas secas, miel, cebolla y alcachofas
2- Sorbitol, un sustituto del azúcar contenido en algunos dulces y gomas de mascar dichos sin azúcar.

Publicidade - Publicidad

El consumo de estos alimentos puede generar un aumento de los gases y una sensación de barriga hinchada en algunas personas.

Es importante destacar que el hecho de estar eliminando más gases no significa necesariamente que el vientre  está visiblemente hinchado. Un pequeño aumento en la producción intestinal de gases puede ser suficiente para causar malestar y aumento en la frecuencia de los flatos, pero no es suficiente para distender el abdomen de forma visible. El paciente, por lo tanto, tiene síntomas de vientre hinchado, pero el volumen abdominal está prácticamente inalterado.

Muchos de los pacientes que se quejan de exceso de gases y vientre hinchado, sin tener aumento real del volumen abdominal, pueden poseer una forma más blanda del síndrome del intestino irritable. Estos pacientes tendrían una mayor sensibilidad a la distensión gaseosa de los intestinos, sintiendo malestar e hinchazón con pequeños aumentos del volumen de gas intestinal, lo que en la mayoría de las personas pasa desapercibido.

2. Síndrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable (SII) es un disturbio funcional de los intestinos. Un disturbio funcional significa que existe un problema con la función del órgano, pero no
se identifica ninguna alteración en la estructura. En el síndrome del intestino irritable no hay lesión visible de los intestinos, pero la motilidad de los mismos se encuentra alterada y el paciente presenta diversos síntomas gastrointestinales cuyo origen no conseguimos explicar totalmente, tales como episodios de constipación alternos con diarrea, sensación de barriga hinchada, dolor y cólicas abdominales, aumento de la liberación de gases, malestar, cansancio, náuseas y otros.

El síndrome del intestino irritable puede provocar solamente una sensación de vientre hinchado, pero también puede llevar a una real distensión del volumen abdominal, causada por la dilatación del colon por exceso de gases.

3. Constipación intestinal

La constipación intestinal, llamada popularmente de prisión de vientre, es una posible causa para aumento del volumen abdominal. Cuanto más intensa es la constipación, mayor es el riesgo del paciente tener distensión abdominal.

El estreñimiento  puede ser idiopático, o sea, no tener causa definida, pero también puede ser resultado de problemas de salud, como tumores intestinales, divertículos, diabetes, enfermedades de la tiroides, lesiones neurológicas. Algunos medicamentos también pueden hacer el intestino perezoso, llevando a la constipación. Los más comunes son analgésicos opioides, antidepresivos, antipsicóticos, antihistamínicos, hierro y antiácidos a la base de aluminio.

4. Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es una enfermedad inmunológica que se caracteriza por la ocurrencia de una reacción inflamatoria en el intestino cuando este se expone a los alimentos que contienen gluten, una proteína que se encuentra en muchos cereales, como trigo, avena, centeno o cebada.

Uno de los síntomas de la enfermedad celíaca es la mayor producción de gases, calambres y sensación de vientre hinchado.

5. Grasa abdominal

Un aumento del volumen del vientre puede ser causado por acumulación de grasa en la región abdominal. Aunque  te sientas lleno de gases, recuerda que personas con exceso de gases pueden engordar. Muchas veces el motivo para aquél pantalón ya no cerrar en la región del abdomen puede no ser propiamente una barriga hinchada, pero sí una deposición de grasa localizada en la región abdominal. El aumento del peso corporal es una pista ya que gases no hacen un paciente ganar 1,2 o 3 kilos más en la balanza.

6. Embarazo

Puede parecer absurdo hablar de embarazo, pero la verdad es que muchas mujeres llegan a etapas avanzadas del embarazo sin saber que están embarazadas. Esto es particularmente común en las mujeres con sobrepeso, que ya tienen un vientre protuberante, y en aquellas con ciclo menstrual muy irregular, lo que hace difícil saber cuándo la menstruación  se retrasa por mucho tiempo.

Inclusive cuando el feto todavía es demasiado pequeño para causar la expansión del útero, algunas mujeres pueden notar  una hinchazón abdominal que se produce como una preparación del cuerpo para apoyar el crecimiento del útero. El crecimiento real del estómago comienza a aparecer alrededor de la 16a semana de gestación, pero en mujeres embarazadas por la primera vez y con una buena musculatura abdominal, el “vientre embarazado”  puede mostrar signos solamente más adelante.

El embarazo causa un aumento del volumen abdominal, con una barriga dura, lo que es diferente de la mayoría de las otras causas de abdomen hinchado. Para aprender a reconocer los síntomas del embarazo, leer: 20 PRIMEROS SÍNTOMAS DE EMBARAZO.

7. Ascitis

La ascitis, a veces popularmente llamada vientre del agua, es un término para la acumulación de líquido en la cavidad abdominal. La ascitis es casi siempre la señal de algún enfermedad más seria, como la cirrosis hepática.

En la mayoría de los casos, la ascitis no es la única señal de enfermedad que el paciente presenta; siendo así, si te quejas solamente de barriga hinchada y no eres portador de enfermedades del hígado, riñones o corazón, es poco probable que tengas  ascitis.

En algunos casos más graves, la acumulación de líquidos en la región abdominal puede ser bien intensa, llegando a varios litros, lo que provoca un vientre muy hinchado, duro y doloroso. Algunos pacientes tienen hasta dificultad para respirar cuando acostados.

8. Intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa ocurre cuando el cuerpo tiene dificultad en digerir la lactosa, el azúcar encontrado en la mayoría de los productos a la base de leche. Los síntomas de la intolerancia a la lactosa incluyen diarrea, cólicas y flatulencia tras consumir leche u otros productos lácteos. Ni todas las personas tienen diarrea. Si estás acostumbrado a presentar sensación de abdomen hinchado hasta dos horas después de la ingestión de lácteos, la intolerancia a la lactosa puede ser la causa.

9. Aumento de órganos intraabdominales o pélvicos

Órganos dentro de la cavidad abdominal o pélvica que crecen demasiado también pueden provocar aumento del volumen abdominal. Algunos ejemplos:

  • Hígado aumentado en pacientes con esquistosomiasis.
  • Mioma grandes (leer: MIOMA UTERINO).
  • Riñones poliquísticos.
  • Tumores del ovario.
  • Tumores de órganos de la cavidad abdominal
  • Obstrucción de la vejiga por una próstata de tamaño aumentado.

10. Infecciones parasitarias

Cólicos, exceso de gases y diarrea pueden ser síntomas de infecciones parasitarias. Los más comunes son la giardiasis y la estrongiloidiasis.

11. Menstruación

Durante el periodo premenstrual las mujeres pueden notar los síntomas del vientre hinchado, con denuncias de un aumento de gases, sensación pesada en el estómago y fatiga. Estos síntomas son más intensos en las mujeres que sufren de PMS.

Publicidade - Publicidad

Este post também está disponível em Portugués

También podría gustarte