CAUSAS DE DOLOR ABDOMINAL – Dolor en el vientre

La mayoría de los problemas en los órganos abdominales o pélvicos causan un dolor difuso o alrededor del centro del abdomen.

La región abdominal es la que posee más órganos en nuestro cuerpo, estando, por lo tanto, sujeta a doler debido a muchas enfermedades diferentes. El dolor abdominal, llamado popularmente de dolor en la barriga o dolor de tripa, es muchas veces un desafío para el médico en virtud de la gran cantidad de diagnósticos diferenciales posibles.

En la mayoría de las veces, el dolor abdominal es un evento benigno y autolimitado. Todas las personas del mundo ya sintieron dolor en el vientre de leve intensidad, que desapareció sin necesidad de tratamiento médico. Sin embargo, cuando el dolor abdominal es de fuerte intensidad o existen otros síntomas asociados, como fiebre, vómitos, postración o diarrea sanguinolenta, la evaluación de un médico se hace necesaria.

En este artículo abordaremos las principales causas del dolor abdominal, explicando de forma simple como tratar de distinguirlas.

No uses este artículo para autodiagnóstico, pues, sin pruebas de sangre e imagen, el dolor abdominal puede ser difícil de diagnosticar inclusive para los médicos.

Si estás buscando informaciones sobre hinchazón en el vientre y sensación de exceso de gases, el artículo indicado es: DISTENSIÓN ABDOMINAL – VIENTRE HINCHADO.

Órganos abdominales y pélvicos

En las ilustraciones a continuación, mostramos los dos modos de dividir anatómicamente el abdomen. Esta división sirve para facilitar la descripción y la interpretación del examen físico. Usa estas ilustraciones para acompañar las explicaciones sobre las principales causas de dolor abdominal que serán dadas más adelante.

regiones abdominales

Todos los órganos que se encuentran dentro de la cavidad abdominal y de la cavidad pélvica son pasibles de causar dolor en la barriga. Algunas veces, órganos en la cavidad torácica también pueden causar dolor abdominal, como es el caso del corazón o de las inflamaciones en las bases de los pulmones.

Los órganos dentro del abdomen que pueden causar dolor abdominal son: hígado, vesícula biliar, vías biliares, páncreas, bazo, estómago, riñones, glándulas suprarrenales, intestino delgado (duodeno, yeyuno e íleo) y colon (incluyendo apéndice).

Ya los órganos dentro de la pelvis son: ovarios, trompas de Falopio, útero, vejiga, próstata, recto y colon sigmoide (porción final del intestino grueso)

Ubicación del dolor abdominal

El tipo de inervación de la mayoría de los órganos abdominales hace que el cerebro tenga alguna dificultad en localizar el punto exacto del dolor. La mayoría de los problemas en los órganos abdominales o pélvicos causan un dolor difuso o alrededor del centro del abdomen. Las excepciones son los problemas en los riñones, en la vesícula, en los ovarios o en el apéndice, que suelen ser más lateralizados.

En la ilustración más abajo es posible ver como los principales órganos abdominales y pélvicos acaban por presentar dolores localizados en regiones muy próximas unas de las otras.

Por lo tanto, la ubicación del dolor ayuda, pero no suele ser suficiente para una segura elaboración de las hipótesis diagnósticas. Más allá de la localización, también es importante evaluar otras características del dolor, tales como: tipo (si es un dolor en ardentía, cólica, puntada, presión…), tiempo de duración, intensidad, otros síntomas asociados (como vómitos, diarrea, fiebre o ictericia), factores agravantes o desencadenadores, región para donde el dolor irradia, etc.

En la mayoría de las veces, el dolor abdominal no indica ninguna enfermedad seria. La mayor parte de los casos son cólicas intestinales asociadas a la alimentación grasa o las intoxicaciones alimentes. Los dolores de barriga ligeras, de corta duración o que desaparecen después de algunas horas, son normalmente causados por dilataciones del intestino por gases. Cuadros de ansiedad pueden causar dolor abdominal de corta duración por aumentar el contenido de gases en los intestinos.

dolor abdominal

El dolor abdominal preocupante es aquella que dura varias horas, a veces días, que es de gran intensidad, que causa incapacitación o que está asociada a vómitos, fiebre y/o postración.

Antes de hablar individualmente sobre las principales enfermedades que provocan dolor abdominal, vamos, de forma bien resumida, explicar las habituales causas de dolor en la barriga en consonancia con su localización abdominal. Recuérdate de lo que acabamos de decir: dolores de corta duración, poca intensidad y que no presentan síntomas asociados casi nunca son preocupantes y no se encuadran en las hipótesis abajo.

Dolor abdominal derecho – Causas comunes de dolor en el lado derecho del vientre

Los dolores del vientre en el lado derecho pueden ser divididos en dolores en el cuadrante superior derecho y cuadrante inferior derecho.

Las principales causas de dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen son aquellas causadas por el hígado y por la vesícula, con destaque para la cólica biliar, provocada por piedra en la vesícula o colecistitis. Inflamaciones del hígado, como en los casos de hepatitis viral, también pueden evolucionar con dolor en esta región. Lesiones en la porción inferior del pulmón derecho pueden ser una causa de dolor abdominal a la derecha sin origen en el abdomen.

Ya en relación a los dolores en el cuadrante inferior derecho del abdomen, las causas intestinales son las más prevalentes, con destaque para la apendicitis. En las mujeres, problemas en el ovario, como la presencia de un quiste, también son muy comunes. Un embarazo ectópico en la trompa derecha también puede ser la causa.

Eventualmente, problemas en el testículo o un cálculo renal que ha migrado para la región inferior del uréter pueden manifestarse con dolor en el cuadrante inferior del abdomen (izquierdo o derecho).

Si el paciente ha realizado esfuerzo excesivo recientemente, un dolor de origen muscular debe ser considerado.

Dolor de estómago – Causas comunes de dolor en medio del vientre

Dolor en el centro del vientre, también llamada de dolor en la boca del estómago, es generalmente provocado por problemas estomacales. La gastritis o la úlcera péptica son las causas más comunes. Problemas del páncreas, como la pancreatitis, suelen causar intenso dolor abdominal en toda la mitad superior, pudiendo irradiar para la espalda. Tanto los problemas del estómago cuanto los del páncreas pueden causar un dolor descrito como dolor en el fondo del vientre.

Dolor de origen muscular también puede acometer esta región.

El infarto agudo del miocardio, en algunos casos, puede irradiar para la región céntrica del abdomen, pudiendo ser confundido, inicialmente, con algún problema estomacal.

Dolor abdominal bajo – Causas comunes de dolor en la parte baja del vientre

Dolores abdominales que se localizan en el bajo vientre o región hipogástrica son, generalmente, provocadas por la vejiga o el útero, este último, obviamente, solamente en el caso de las mujeres.

Infección urinaria (cistitis) y cólica menstrual son las causas más comunes. Cuadros diarreicos, como gastroenteritis viral o intoxicación alimentar, también pueden causar dolor en esta región, pero generalmente son más dispersos por todo el abdomen.

Embarazo no suele causar dolor, solamente una sensación de peso. Sin embargo, en caso de aborto en curso, pueden ocurrir cólicas intensas.

Dolor abdominal izquierdo – Causas comunes de dolor en el lado izquierdo del vientre

Así como del lado derecho, los dolores del vientre en el lado izquierdo pueden ser divididos en dolores en el cuadrante superior y cuadrante inferior.

En el cuadrante superior izquierdo, los dolores más comunes son las de origen muscular o del estómago. Raramente el bazo, órgano localizado abajo de las costillas del lado izquierdo del abdomen, es causa de dolor en el vientre.

Así como el dolor epigástrico, el infarto también puede causar dolor en el cuadrante superior izquierdo de la barriga. Problemas en la base del pulmón izquierdo también pueden ser la causa.

En la región céntrica e inferior del abdomen izquierdo, los problemas intestinales acostumbran ser las principales causas. Gastroenteritis y diverticulitis son las principales causas.

En las mujeres con dolor en el cuadrante inferior izquierdo, problemas en los ovarios y un posible embarazo ectópico deben ser siempre considerados.

Principales causas de dolor abdominal

Vamos a abordar de forma resumida las principales enfermedades que evolucionan con dolor en el vientre.

1- Gastritis y úlcera péptica

La gastritis, la úlcera de estómago o la úlcera de duodeno normalmente se presentan con síntomas semejantes: un dolor en ardentía en la región superior del abdomen, principalmente en el epigastrio. Este tipo de dolor en la barriga es llamado de dispepsia y suele surgir cuando el estómago está vacío. La intensidad del dolor es muy variable y no sirve para distinguir la úlcera de una simple gastritis.

La presencia de sangre en las heces o vómitos con sangre asociados a un cuadro de dispepsia suelen indicar una úlcera sangrante. Personas de edad con dispepsia y anemia sin causa aparente también deben ser investigadas para úlceras.

Lea también: SÍNTOMAS DE ÚLCERA EN EL ESTÓMAGO O DUODENO

2- Colecistitis y cálculos biliares

La simple presencia de piedras en la vesícula, llamada de colelitiasis, no suele causar síntomas. El dolor abdominal ocurre cuando hay una obstrucción del ducto de drenaje

de la vesícula biliar por uno de estos cálculos. Si la obstrucción es prolongada, surge la colecistitis, inflamación de la vesícula.

El dolor de la obstrucción de la vesícula es llamado de cólica biliar y suele estar localizado en el hipocondrio derecho y epigastrio; es típicamente una cólica que surge inmediatamente después de la ingestión de alimentos grasos. El dolor de la cólica biliar puede irradiarse para la espalda y para el hombro derecho.

La cólica biliar simple, sin colecistitis, suele surgir y ser más fuerte en las primeras 2 horas después de la última comida. Cuando el dolor surge acompañado de fiebre y vómitos, y no mejora con el pasar de las horas, normalmente es un indicio de la presencia de una colecistitis.

Lea también: PIEDRA EN LA VESÍCULA – COLELITIASIS.

3- Pancreatitis aguda

La inflamación del páncreas, llamada de pancreatitis aguda, normalmente ocurre en personas que abusan de bebidas alcohólicas. La pancreatitis aguda acostumbra surgir de 1 a 3 días después de un cuadro de gran ingestión de alcohol, presentándose como un intenso dolor en toda región superior del abdomen, incluyendo ambos hipocondrios y epigastrio. El dolor de la pancreatitis aguda dura varios días, suele estar acompañado de vómitos y empeora después de la alimentación.

4- Hepatitis aguda

Hepatitis es el término usado para describir la inflamación del hígado. Las hepatitis más comunes son aquellas causadas por los virus A, B o C; sin embargo, pueden surgir por otras causas, entre ellas por intoxicación medicamentosa o por alcohol.

La hepatitis aguda suele causar un dolor apenas definido en el hipocondrio derecho y está generalmente asociada a la presencia de ictericia.

Lea también: 8 SÍNTOMAS DE LA HEPATITIS

5- Piedras en el riñón

El cálculo renal acostumbra manifestarse como un intenso dolor en la región lumbar, unilateralmente. Frecuentemente se irradia para el abdomen, principalmente en los flancos. Si la piedra está obstruyendo el uréter ya próximo a la vejiga, el dolor puede ser en el hipogastrio o en la fosa ilíaca, irradiándose para la región escrotal.

6- Apendicitis

El dolor de la apendicitis suele ir creciendo y se inicia difusamente, principalmente alrededor del ombligo, localizándose en el cuadrante inferior derecho del abdomen solamente cuando se vuelve más intenso. Es común haber fiebre y vómitos asociados.

Lea también: 10 SÍNTOMAS DE LA APENDICITIS

7- Diverticulitis

Un divertículo es una pequeña bolsa que se forma en la pared del intestino grueso (colon), semejante a un dedo de guante, normalmente en personas por encima de 60 años. La diverticulitis es la inflamación de un divertículo.

La mayoría de los divertículos que inflaman está localizada en la porción descendiente del colon, localizado a la izquierda en el abdomen. En un 70% de los casos la diverticulitis se manifiesta como un dolor en el cuadrante inferior izquierdo del abdomen y en personas por encima de 60 años. El dolor dura varios días y suele venir acompañado de fiebre.

Cuando ocurre inflamación de un divertículo en la parte ascendente del intestino grueso (a la derecha), los síntomas son muy parecidos con los de la apendicitis.

8- Infección intestinal y diarrea

Infecciones intestinales, por bacterias o por virus, son causas comunes de dolor abdominal. La manifestación más común es una cólica abdominal asociada a la diarrea y/o vómitos.

Infecciones bacterianas graves pueden causar diarrea sanguinolenta, un cuadro conocido como disentería.

Las parasitosis intestinales también son causa frecuente de dolor abdominal, que puede venir asociado o no a la diarrea.

Lea también: DIARREA – Causas y Tratamiento.

9- Cólicos menstruales (dismenorrea)

Los cólicos menstruales ocurren en la porción inferior del abdomen, generalmente en la línea media, pero pueden irradiarse para la espalda y los muslos. Síntomas como náuseas, sudores, dolor de cabeza, heces ablandadas y mareos pueden estar asociados.

Además de las causas descritas anteriormente, varias otras también pueden causar dolor abdominal o pélvico, entre ellas:

  • Tumores de los órganos abdominales o pélvicos.
  • Obstrucción intestinal.
  • Infarto e isquemia intestinal.
  • Aneurisma de aorta abdominal.
  • Infección urinaria.
  • Hernias.
  • Cetoacidosis diabética.
  • Enfermedad de Crohn o retocolitis ulcerativa.
  • Enfermedades ováricas.
  • Endometriosis.
  • Embarazo ectópico.
  • Mioma uterino.
  • Absceso hepático.
  • Anemia falciforme (anemia drepanocítica).
  • Riñones poliquísticos.

Causas de dolor abdominal que se originó fuera del abdomen

Algunas enfermedades de órganos no localizados en el abdomen/pelvis pueden presentarse con dolor abdominal. Son manifestaciones atípicas de estas enfermedades, pero que a cada paso son vistas en la práctica médica. Entre estas causas podemos citar:

  • Infarto del miocardio.
  • Neumonía.
  • Hernia de hiato.
  • Reflujo gastroesofágico.
  • Derrame pleural.

¿Qué es la peritonitis?

Los órganos de la cavidad abdominal no quedan sueltos dentro de la barriga; son envueltos por una membrana muy vascularizada e inervada, llamada de peritoneo. La peritonitis, o sea, la inflamación del peritoneo, es un cuadro grave pues significa que alguna infección/inflamación abdominal se volvió extensa lo suficiente para acometer el peritoneo. Como el peritoneo es bastante inervado, suele doler mucho cuando inflamado y, como es muy vascularizado, facilita la propagación de bacterias de la región abdominal para el resto del organismo, pudiendo llevar a la sepsis.

Los síntomas de la peritonitis son un intenso dolor abdominal difuso, asociado a un enrojecimiento de la barriga causado por la contracción involuntaria de la musculatura abdominal. El paciente suele presentar aspecto de una persona enferma y normalmente hay fiebre y vómitos asociados.

Una característica de la peritonitis es un intenso dolor cuando apretamos la barriga y la soltamos rápidamente. Al contrario de las otras causas de dolor abdominal, en las cuales el dolor es mayor durante la presión con las manos, en la peritonitis hay más dolor cuando se quita la mano rápidamente de lo que cuando se está apretando el vientre.

La peritonitis es una complicación común de varias enfermedades, como apendicitis, diverticulitis, perforaciones de intestino o estómago, colecistitis, etc., y debe ser tratada con cirugía para eliminación del órgano inflamado/infeccionado.

La presencia de una inflamación abdominal con peritonitis es llamado de abdomen agudo.

Cómo diagnosticar el dolor abdominal

En la mayoría de los casos, la investigación de un dolor abdominal sospecha es iniciada con un ultrasonido del abdomen y de la pelvis. Gran parte de las causas descritas anteriormente pueden ser identificadas con este simple examen. En casos más difíciles, la tomografía computarizada del abdomen y de la pelvis ayuda mucho.

Cuando existe sospecha de lesión dentro de órganos huecos, como estómago e intestino grueso, la endoscopia digestiva y la colonoscopia son, respectivamente, las mejores opciones para investigación.

También podría gustarte