URTICARIA – Síntomas y Tratamiento

Introducción

La urticaria es una reacción extensa de la piel, con características de la alergia, bastante común, que afecta  alrededor del 20% de las personas en algún momento de la vida. Esta reacción alérgica puede ocurrir en adultos y niños, generalmente desencadenada por infecciones, medicamentos, comidas, calor u otros estímulos.

En este artículo vamos a abordar los siguientes puntos sobre la urticária:

  • Qué es.
  • Causas.
  • Síntomas.
  • Tratamiento.

Qué es urticaria

La urticaria no es necesariamente una reacción alérgica, aunque tenga características de alergia en la piel. La urticaria se produce por una activación de células del sistema inmunológico de la piel, llamadas basófilos y mastocitos. Estas células son responsables de la liberación de numerosos mediadores químicos, incluyendo la histamina, una sustancia que provoca vasodilatación, prurito, hinchazón de la piel y el temido angioedema (edema de las membranas mucosas, como boca, ojos y vías respiratorias).

A pesar de estar muy relacionada con un proceso alérgico, la liberación de histamina por los mastocitos puede ser causada directamente por un agente infeccioso, como un virus o una bacteria. La urticaria puede ser un síntoma de una infección, como son la tos, los estornudos, el dolor de garganta, etc. En algunos casos, la urticaria puede ocurrir secundariamente a estímulos físicos, como el contacto con calor, frío, sol, presión sobre la piel, el contacto con agua, ejercicio físico, etc. Este tipo de erupción se llama urticaria física y tampoco es una forma de alergia.

La urticaria alérgica, por el contrario, se produce cuando un paciente alérgico a ciertos tipos de alimentos, medicamentos o sustancias entra en contacto con ellos. En estos casos, la urticaria es una de las manifestaciones de una reacción alérgica.

La urticaria es una dermatosis bien común, alrededor del 20% de la población presenta al menos un episodio agudo de la enfermedad en su vida. Aproximadamente un 50% de los pacientes con urticaria presentan lesiones en la piel,  10% sólo angioedema y 40% presentan lesiones cutáneas y angioedema juntos.

La urticaria es llamada aguda cuando dura menos de 6 semanas y crónica cuando el proceso persiste por más de 6 semanas.

Causas de la urticaria

Las posibles causas de urticaria son numerosas, pero no siempre conseguimos identificar el proceso del agente desencadenante. En las urticarias  agudas, la causa es generalmente más fácil de identificarse. Ya los pacientes con urticaria crónica a menudo no pueden averiguar por qué sus  mastocitos de la piel actúan de forma muy agresiva.

En los niños, más del 80% de los casos de urticaria no son de origen alérgico y se producen debido a una infección, sea ella viral, bacteriana o parasitaria. Entre las posibles causas están la gripe, resfriados, infección urinaria, faringitis, mononucleosis, infección por Coxsackievirus, VIH, infección por micoplasma o infestación por parásitos como estrongiloides o áscaris. La urticaria puede presentarse en cualquier momento en el curso de la infección.

Ya las urticarias  alérgicas suelen aparecer poco después del contacto con el agente causador. El tiempo varía entre unos pocos minutos hasta 1 o 2 horas. Las principales causas son:

  • Antibióticos, especialmente los de la familia de la penicilina.
  • Aspirina y antiinflamatorios.
  • Picaduras de insectos, principalmente abejas y avispas (lee: PICADURA DE ABEJA Y AVISPA).
  • Contacto con látex, como usar guantes desechables, soplar globos de fiesta o usar  condón.
  • Alimentos, como huevos, leche, mariscos, soja, colorantes  (inclusive los naturales), nueces y cacahuete.
  • Contacto con sustancias, incluyendo plantas, polen, saliva de animal, pintura, resinas, perfumes, detergente.

En casos raros, la urticaria puede ser causada por otras enfermedades, tales como:

Síntomas de la urticaria

Las lesiones cutáneas de la urticaria pican mucho, son rojizas, tienen relieve, poseen tamaño y formas variadas, pero tienden a ser circulares. Las lesiones pueden tener una forma de anillo, con el centro y los bordes elevados y rojizos. El prurito puede ser tan intenso que impide el paciente de dormir. En algunos casos, los parches pueden ser extensos y si agrupan, formando grandes placas en todo el cuerpo. Cuando se presiona una lesión con en el dedo, ella tiende a clarear, pero rápidamente adquiere un color rojizo otra vez.

Nuevas lesiones ocurren durante todo el día, mientras que las más antiguas desaparecen, creando un patrón transitorio y migratorio. Cada lesión individual por lo general desaparece dentro de 24 a 36 horas. A veces, la misma lesión viene en la mañana y se va por la noche. El local del cuerpo más afectado puede variar a lo largo de los días. Por ejemplo, en el primer día, el abdomen puede ser el local con más lesiones, al día siguiente las espaldas y en el tercer día los miembros. En casos más severos, el paciente puede tener numerosas lesiones por todo el cuerpo a la vez.

La urticaria aguda dura unos días, 1 a 5 en general, pero hay casos que puede tardar un poco más a desaparecer. Si el cuadro persiste más de 6 semanas, clasificamos como urticaria crónica. Hay casos de urticaria crónica que duran años. La urticaria aguda puede mejorar, dar la impresión de estar curada y volver muy pronto.

urticaria

La mayoría de los casos de urticaria es benigna, pero pueden ocurrir reacciones alérgicas más severas. El gran peligro es el desarrollo del angioedema y de la anafilaxis. El angioedema es la hinchazón de las mucosas y de capas más profundas de la piel, generalmente se presentando como hinchazón de los labios, ojos, lengua, manos, pies o genitales. El edema en las vías aéreas causa ronquera y puede obstruir el paso del aire, causando dificultad para respirar, lo que constituye una emergencia médica. El angioedema puede tardar hasta 72 horas para desaparecer.

Tratamiento de la urticaria

El paso principal en la urticaria es evitar la exposición al agente desencadenante de la reacción. Sin embargo, esto no siempre es posible, como en los casos de urticarias causadas por infecciones virales.

En la mayoría de los casos, la urticaria es benigna y desaparece espontáneamente en horas o días. El tratamiento, por lo tanto, apunta al alivio de los síntomas, en particular, la picazón.

El principal remedio para tratar la urticaria son los antihistamínicos, conocidos popularmente como antialérgicos. Estas drogas inhiben la liberación de histamina, actuando directamente sobre la causa de las lesiones de piel. Los antihistamínicos más antiguos, como hidroxizina y difenhidramina, causan somnolencia y pueden ser útiles cuando el paciente tiene dificultad para dormir. Sin embargo, en la actualidad, la segunda generación de antihistamínicos son los más usados porque causan menos efectos secundarios y duran más, además de que pueden ser tomados sólo una vez al día. Entre los nuevos antihistamínicos podemos destacar: loratadina, desloratadina, fexofenadina, cetirizina y levocetirizina.

En casos severos, la dosis necesaria de antihistamínicos de segunda generación para el control de los síntomas puede ser dos o tres mayor que la recomendada en el prospecto. No se debe usar dosis altas de antihistamínicos de primera generación porque causan muchos efectos secundarios no deseados.

Si el caso es grave y el paciente no responde a altas dosis de antihistamínicos, el uso de corticoides, como prednisona o prednisolona, puede ser indicado por unos días (lee: Prednisona y Glucocorticoides – Para Que Se Toma y Efectos Secundarios).

Si el paciente tiene signos de angioedema, debe ser atendido en una emergencia médica y medicamentos por vía intravenosa o intramuscular pueden ser necesarios. Se puede utilizar una inyección  de adrenalina para revertir cuadros de anafilaxia y obstrucción respiratoria.

¿Encontraste un error de traducción? Háganos saber por correo electrónico: pedro@mdsaude.com

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. OkLee mas