Tratamiento Del Dolor Menstrual – Cólicos Menstruales

Tratamientos caseros y medicamentos para controlar el dolor de los cólicos menstruales.

Los cólicos menstruales, también llamados de dolor menstrual o dismenorrea, es definido como un dolor de tipo calambre que afecta a la región inferior del abdomen y viene justo antes o durante la menstruación.

Los cólicos menstruales son un evento tan común que hasta el 90% de las adolescentes y el 25% de todas las mujeres adultas sufren de este dolor todos los meses.

La dismenorrea causada por las contracciones uterinas durante la menstruación, que son importantes para que el útero pueda expulsar a todo el tejido uterino desvitalizado. En algunas mujeres, sin embargo, los cólicos menstruales son muy intensos, causados por contracciones tan fuertes, que inclusive los vasos sanguíneos que irrigan el útero se comprimen, causando una isquemia temporal uterina.

En este artículo vamos a hablar sobre las opciones de tratamiento de los cólicos menstruales. Si estás buscando informaciones  sobre los calambres menstruales, incluyendo los síntomas, causas y factores de riesgo, visita el siguiente enlace: CÓLICOS MENSTRUALES – Síntomas, Causas y Tratamiento.

Tratamiento de cólicos menstruales

El objetivo del tratamiento de los cólicos menstruales debe ser siempre aliviar el dolor tanto como sea posible. Si  puedes eliminar el dolor menstrual completamente, óptimo. Sin embargo, por desgracia, la resolución completa del dolor no siempre es alcanzable.  En estos casos, con cólicos más intensos, el objetivo debe ser el alivio del dolor para que la mujer pueda realizar sus tareas habituales.

Se puede hacer el tratamiento de la dismenorrea con medicamentos o solamente con medidas educativas, tales como ejercicio, dieta adecuada, técnicas de relajación y remedios caseros. Lo que diferencia el tratamiento más adecuado es el grado de intensidad del dolor menstrual. La intensidad de los cólicos menstruales se puede dividir en 4 grados:

  • Dismenorrea grado 0: la menstruación no provoca dolor, o lo hace de forma muy discreta, sin causar cualquier tipo de alteración para mujer. → Este tipo de menstruación no requiere ningún tratamiento específico.
  • Dismenorrea grado 1: la menstruación provoca un pequeño cólico, que en la mayoría de los casos no perjudica las actividades diarias. → Este tipo de menstruación raramente requiere medicamentos y medidas caseras son más que suficientes para aliviar el dolor menstrual.
  • Dismenorrea grado 2: la menstruación provoca cólicos moderados a fuertes, a veces acompañados de otros síntomas como irritabilidad, dolor de cabeza y malestar general. El cólico puede ser suficientemente severo como para interrumpir la ejecución de tareas habituales del día a día. → Este tipo de menstruación es usualmente tratado con medicamentos.
  • Dismenorrea grado 3: la menstruación provoca cólicos muy intensos, casi siempre acompañados de síntomas como diarrea, fatiga, dolor de cabeza, erupción cutánea o vómitos. El cólico es fuerte y casi siempre impide la ejecución de tareas habituales del día a día → Este tipo de menstruación es usualmente tratado con medicamentos, pero no siempre funcionan.

Papel del placebo en el tratamiento de la dismenorrea

El placebo, por definición, es una sustancia o un tratamiento que no tiene ningún efecto directo sobre la enfermedad, pero el paciente cree  ser eficaz. Como el paciente cree que este falso tratamiento es real, realmente puede funcionar en determinadas situaciones.

El placebo puede ser simplemente una píldora hecha de harina o una vitamina cualquier. También puede ser una pulsera que supuestamente emite vibraciones, terapia con luces coloridas o un remedio homeopático.

Los cólicos menstruales tienen una característica interesante, que es la elevada, sin embargo temporal, eficacia de los placebos. En el primer mes, el 84% de las mujeres tratadas con un placebo refieren mejora del dolor menstrual. Este efecto, sin embargo, no dura mucho. En el segundo mes, la tasa de efectividad ya cae para el 29%, en el tercer mes para 16% y en el cuarto para  10%.

Mientras más intensos son los cólicos menstruales, menos eficaz es el tratamiento con placebos.

Tratamiento casero y no medicamentoso de los cólicos menstruales

El tratamiento de los cólicos menstruales con medidas caseras se puede hacer en cualquier caso, siendo a menudo la única medida necesaria en las dismenorreas grados 0 y 1. A continuación citamos las opciones de tratamiento no medicamentoso que en los estudios científicos demostraron tasa de eficacia superior a los placebos.

a) Calor local

La aplicación de calor en la región inferior del abdomen es una medida muy eficaz para aliviar el dolor menstrual. Los estudios demuestran que una bolsa de agua caliente puede ser tan eficaz como antiinflamatorios e inclusive mejor que analgésicos comunes,  como el paracetamol.

La aplicación de calor en la región del abdomen se puede utilizar junto con analgésicos o antiinflamatorios, ayudando a aumentar la eficacia de los medicamentos.

b) Ejercicio físico

La práctica regular de ejercicios físicos ayuda a reducir la intensidad de los cólicos menstruales. Mujeres sedentarias tienden a tener cólicos más intensos que las mujeres que hacen actividad física regularmente.

c) Yoga

No hay muchos estudios sobre la eficacia del yoga en el tratamiento de la dismenorrea, pero los pocos que existen indican que es eficaz. De hecho, cualquier medida que ayude a controlar el estrés parece ser eficaz en el control de la dismenorrea, incluyendo técnicas de relajación, meditación, masajes, etc.

d) Relación sexual

Estudios muestran que el orgasmo puede aliviar la intensidad de los cólicos menstruales en algunas mujeres. El problema es que difícilmente la mujer tiene deseo sexual si el dolor es de intensidad moderada o severa.

e) Dieta

Una dieta baja en grasa animal y rica en vegetales y omega 3 puede reducir significativamente la intensidad y duración de los cólicos menstruales. Sin embargo, los estudios publicados hasta hoy se realizaron con pocos pacientes, lo que hace el grado de evidencia débil.

f) Cigarrillo y alcohol

El consumo de cigarrillo y alcohol está ligado a un empeoramiento de los síntomas de cólicos menstruales. Si tienes cólicos fuertes, evita estas dos sustancias.

g) Acupuntura

La mayoría de los estudios sobre la efectividad de la acupuntura en la dismenorrea es pequeña y de mala calidad. Sin embargo, hay unos buenos estudios, y estos muestran que la acupuntura parece ser eficaz. En general, el resultado de la acupuntura parece ser inferior a los medicamentos, pero ella es una buena opción para los que quieren evitar las drogas. De todos os modos, el nivel de evidencia es todavía débil.

Tratamiento con remedios para los cólicos menstruales

El tratamiento de la dismenorrea es hecho, preferentemente, con fármacos antiinflamatorios o anticonceptivos hormonales. Ningún estudio hasta la fecha actual ha podido demostrar la superioridad de uno sobre otro. Ambos parecen ser igualmente eficaces y pueden ser utilizados al mismo tiempo.

a) Antiinflamatorios no esteroides (AINES)

Los antiinflamatorios son eficaces en el 85% de los casos y, a diferencia del placebo, su efecto no disminuye con el tiempo.

Los AINES más indicados para el control de cólicos menstruales son el ibuprofeno y el ácido mefenámico (más conocido como Ponstan® o Ponstel®).

Analgésicos comunes, como paracetamol, tienen una eficacia inferior a los antiinflamatorios y, por lo tanto, no suelen ser utilizados como tratamiento de primera línea. La única excepción parece ser la dipirona (Metamizol), que es un analgésico que tiene un efecto antiespasmódico relevante, siendo una buena opción para el alivio de los cólicos tanto de origen uterina, intestinal o renal.

b) Anticonceptivos hormonales

Los anticonceptivos hormonales ayudan a estabilizar el ciclo menstrual y controlan el flujo y las contracciones uterinas, ayudando a reducir los cólicos menstruales.

Todas las formas de contracepción hormonal son efectivas, como:

El DIU Mirena, que es un DIU que contiene pequeñas cantidades de hormona, también ayuda a tratar la dismenorrea. Por otra parte, el DIU de cobre no es adecuado, porque tiende a agravar los síntomas (Lee: DIU de cobre y DIU Mirena – Anticonceptivo intrauterino).

c) Vitaminas y sales minerales

Algunos pequeños estudios han evaluado la efectividad de ciertas vitaminas en el control de los cólicos menstruales. Tuvieron mejores resultados la vitamina E y vitamina B1. En todos ellos, sin embargo, los estudios eran pequeños y el nivel de evidencia es débil. El magnesio también parece ser superior al placebo, pero los estudios pequeños y de mala calidad no nos permiten sacar conclusiones.

d) Parches de nitrato

Los parches transdérmicos que contienen nitrato son una opción de tratamiento, pero su eficacia es menor que los AINES y los anticonceptivos y la tasa de efectos secundarios como dolor de cabeza es mayor.

e) Nifedipina

La nifedipina es un medicamento antihipertensivo que ayuda a reducir el dolor de la dismenorrea. En mujeres hipertensas, es una  buena opción, a pesar de ser inferior a los AINES.

La endometriosis es una hipótesis que debe ser considerada en todas las mujeres con dolores menstruales severos que no responden bien a ninguno de los tratamientos mencionados anteriormente (Lee: ENDOMETRIOSIS – Síntomas y Tratamiento).

¿Te resultó útil este artículo?  
1 Estrela2 Estrelas3 Estrelas4 Estrelas5 Estrelas6 Estrelas7 Estrelas8 Estrelas9 Estrelas10 Estrelas (0 votos)
Cargando…

Publicidade - Publicidad

También podría gustarte