OVULACIÓN – Síntomas, causas y pruebas de diagnósticos

¿Qué es ovulación?

Podemos describir la ovulación de la siguiente manera: evento que ocurre cíclicamente en el organismo femenino, en el cual se libera un óvulo desde uno de los ovarios hacia la trompa de Falopio, quedando disponible para ser fertilizado en caso de tener relaciones sexuales sin protección.

En pocas palabras, podemos decir que la ovulación es simplemente la liberación de un óvulo por el ovario, un evento que ocurre en promedio una vez al mes.

¿Cómo surge la ovulación?

A diferencia de los hombres, que siempre producen nuevos espermatozoides, las mujeres ya nacen con una cantidad de óvulos inmaduros, llamados ovocitos I u ovocitos primarios.

Al nacer, la niña tiene alrededor de 2 millones de ovocitos primarios en su ovario. A lo largo de la vida, este número está disminuyendo progresivamente, de modo que para cuando llegan a la adolescencia, solamente el 25% (alrededor de 500 mil) aún están disponibles.

Los ovocitos están rodeados por una capa de células epiteliales que forman lo que llamamos el folículo primordial.

Todos los meses, el cuerpo de una mujer sufre variaciones hormonales inducidas por la glándula pituitaria, ubicada en el cerebro. La pituitaria produce dos hormonas: LH y FSH.

Cada comienzo del ciclo menstrual comienza con la FSH estimulando la maduración de un grupo seleccionado de folículos primordiales, que se convierten en folículos primarios. Siete días después del inicio del ciclo, se pueden detectar varios folículos en crecimiento que miden entre 9 y 10 mm en la ecografía del ovario.

COMO OCURRE LA OVULACIÓN
Como ocurre la ovulación

Estos folículos primarios comienzan a producir la hormona estrógeno. A medida que aumentan los niveles de estrógeno, uno de los folículos se vuelve dominante, continúa desarrollándose mientras que los otros dejan de crecer y comienzan a atrofiarse.

El folículo dominante produce niveles crecientes de estrógenos, que alcanzan su punto máximo en la víspera de la ovulación. También justo antes de la ovulación, la glándula pituitaria comienza a producir hormona LH en grandes cantidades, lo que estimula la maduración final del ovocito primario al secundario.

24 a 36 horas después del pico de LH, el folículo maduro se rompe y libera el óvulo en la trompa de Falopio.

Si la mujer tiene relaciones sexuales en esta etapa, el esperma encontrará el óvulo maduro en una de las trompas de Falopio, comenzando el proceso de fertilización.

¿Cuándo voy a ovular?

En mujeres con ciclo menstrual regular, es posible predecir el día de la ovulación con un pequeño margen de error, porque en el 95% de los casos la liberación de óvulos ocurre dentro de los cuatro días anteriores o posteriores a la mitad del ciclo menstrual. En el 30% de las mujeres, el día de la ovulación cae exactamente en el ciclo medio.

Para facilitar la comprensión, tomemos como ejemplo una mujer que tiene un ciclo regular de 28 días. Dado que la mitad del ciclo ocurre el día 14, esto significa que tiene un 95% de posibilidades de ovular entre los días 10 y 18 del ciclo y un 30% de posibilidades de ovular exactamente el día 14.

Si deseas estimar el día de tu próxima ovulación, o saber qué día cayó la ovulación en el ciclo anterior, usa la calculadora de ovulación disponible a continuación.

Calculadora del día de la ovulación



La calculadora anterior solamente es confiable para mujeres con un ciclo regular entre 21 y 35 días. En ciclos fuera de este rango, la ovulación puede no ocurrir en la mitad del ciclo.

Para obtener más informaciones sobre el día de la ovulación y el período fértil, lee el siguiente artículo: Período fértil para quedar embarazada.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de la ovulación varían de una mujer a otra. En la mayoría de los casos, son muy sutiles, y es perfectamente normal que muchas mujeres no reporten síntomas al momento de la ovulación.

Además de eso, el momento de la ovulación difiere entre las mujeres. Algunas ovulan como un reloj suizo, siempre el mismo día del ciclo todos los meses; otras, ovulan de manera completamente impredecible, en diferentes días del ciclo cada mes.

Cuando una mujer tiene un ciclo muy regular, es más fácil no solo estimar el día de la ovulación, sino también aprender a reconocer sus síntomas. De hecho, muchas mujeres que dicen no tener síntomas de ovulación en realidad los tienen, simplemente no han aprendido a reconocerlos todavía.

A continuación, enumeramos los principales signos de ovulación para tener en cuenta:

  • Aumento de la temperatura basal del cuerpo en aproximadamente 0.3ºC.
  • Flujo vaginal ligero, claro y delgado con una consistencia más escurridiza, similar a la clara de huevo.
  • Dolor en la parte inferior del abdomen en el lado donde se produce la ovulación. Este tipo de dolor se llama Mittelschmerz, puede aparecer repentina y generalmente mejora después de unas horas.
  • Aumento del deseo sexual.
  • Discreta pérdida de sangre vaginal.
  • La vulva o la vagina pueden aparecer hinchadas.
  • Aumento de la sensibilidad en los senos.
  • El olor se vuelve más sensible (a veces también el sabor).
  • Sensación de gases en el vientre.

Para poder reconocer la mayoría de las señales anteriores, es importante que conozca las señales basales de tu cuerpo.

Por ejemplo, no hay forma de reconocer un aumento de solamente 0,3°C en la temperatura corporal si no está midiendo la temperatura diariamente, siempre en la misma hora, para conocer su temperatura basal. El mismo razonamiento se aplica a la aparición de flujo vaginal y de la vulva.

¿Cómo sé si estoy ovulando?

Existen varios tipos de pruebas en el mercado que ayudan a las mujeres a predecir el día de la ovulación o detectar si ya ha ocurrido.

Hablemos brevemente sobre las pruebas de ovulación más confiables. Son ellos:

  • Dosificación de hormona LH en la orina.
  • Ultrasonido de los ovarios.
  • Medición de temperatura axilar.
  • Medición de la temperatura vaginal.
  • Prueba de saliva.

Dosificación de la LH en la orina

Como ya se explicó, el aumento repentino y rápido de la LH es un signo que precede a la ovulación en aproximadamente 36 horas. Por lo tanto, la dosificación frecuente de estos niveles hormonales es una forma muy efectiva de identificar la llegada del período fértil.

La concentración de LH en la orina comienza a aumentar aproximadamente 12 horas después del aumento de los niveles sanguíneos. Por lo tanto, las pruebas que miden la presencia de LH en la orina pueden detectar la ovulación con aproximadamente 24 horas de anticipación.

Ya existen varias marcas diferentes de pruebas que miden la concentración de LH urinaria. Algunos ejemplos que se encuentran fácilmente en farmacias son:

  • Prueba de Ovulación Clearblue Digital®.
  • Prueba de Ovulación Confirme Fertilidade®.
  • Fast Test Fertilidad Femenina®.
  • Prueba de Fertilidad Needs Tira®.

Estas pruebas se realizan de manera similar a las pruebas de embarazo. Los paquetes vienen con varias tiras y la prueba debe hacerse diariamente en el momento en que se estima que es el período fértil.

Si se realizan correctamente, estas pruebas tienen una precisión del 95 al 97% para predecir la ovulación.

Ultrasonido de los ovarios

El ultrasonido de los ovarios es un método que identifica los folículos dominantes que están a punto de romperse.

La ecografía transvaginal es más confiable que la ecografía pélvica.

A pesar de ser un buen método para la detección de la ovulación, el ultrasonido es un método poco práctico, ya que no se puede hacer en casa y es difícil de realizar casi que diariamente, especialmente si el consultorio del médico no está cerca de tu casa.

Medición de la temperatura axilar

El aumento de la temperatura corporal es un método para identificar, pero no predecir la ovulación. La temperatura solamente aumenta después de que la ovulación ya ha ocurrido.

En el pasado, la temperatura axilar se medía manualmente cada mañana tan pronto como la paciente se despertaba.

Actualmente hay parches con sensores que se colocan cerca de las axilas y miden la temperatura corporal varias veces al día, sincronizando los resultados con una aplicación en el teléfono móvil. Una de las marcas más utilizadas es DuoFertility®.

Medición de la temperatura vaginal

Este método es similar al de la temperatura axilar. La diferencia es que la temperatura se mide en el canal vaginal. También hay sensores y aplicaciones móviles que miden la temperatura varias veces al día.

La marca más conocida es OvuSense®, que tiene un termómetro intravaginal que debe ser colocado en la vagina como si fuese un tampón.

Prueba de saliva

La prueba de ovulación menos conocida es la prueba de saliva, que puede ser hecha cualquier persona que tenga una lente o microscopio con un aumento de al menos 100 veces.

El aumento en la producción de estrógenos y otras hormonas en el período preovulatorio hace que aumente la concentración de sales en la saliva, especialmente el cloruro de sodio (NaCl).

Cuando la saliva comienza a evaporarse, las sales presentes en ella precipitan y forman cristales, como podemos ver en la imagen a continuación.

Cristalización de la saliva
Cristalización de la saliva

Para aquellos que no tienen un microscopio en casa, ya existe un kit llamado Ovatel® que cuesta alrededor de 40 reales y viene con un pequeño microscopio de bolsillo.

La prueba de saliva, aunque simple, tiene una tasa de éxito de solamente un 50%, ya que muchas mujeres tienen dificultades para reconocer la cristalización de la saliva, y la prueba puede ser alterada por medicamentos, alimentos, cigarrillos, etc.

Signos de que no estás ovulando regularmente

La menstruación es el resultado de la ovulación no fertilizada. Si no usas anticonceptivos hormonales y generalmente menstrúas todos los meses, esto es un signo de ovulación regular.

Por otro lado, si tu período generalmente es de meses sin venir, y cuando llega es completamente caótico e impredecible, es probable que tengas ciclos sin ovulación llamados ciclos anovulatorios.

Los ciclos menstruales muy cortos (menos de 21 días) o muy largos (más de 35 días) también son un signo de problemas de ovulación.

Las mujeres que no están ovulando tampoco tienen temperatura corporal basal elevada. La ausencia de menstruación asociada con la temperatura basal inmutable es una fuerte indicación de los ciclos anovulatorios.

Hablamos específicamente sobre las causas de la menstruación tardía en el artículo : 15 causas comunes de menstruación con retraso.


Referencias


RELACIONADOS