CATETERISMO CARDÍACO – Angioplastia con Stent

El cateterismo cardíaco es un procedimiento médico utilizado para diagnosticar y tratar, si necesario, los casos de obstrucción de las arterias coronarias, que son las arterias que alimentan el músculo del corazón. Obstrucción sin tratar de las arterias coronarias resultantes en el infarto agudo de miocardio. La obstrucción de las arterias coronarias es la principal causa de infarto agudo de miocardio.

En este texto vamos a abordar algunas de las principales armas en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades coronarias: el cateterismo cardíaco, la angioplastia y la inserción de un stent.

Introducción

La enfermedad isquémica cardíaca es causada por una obstrucción de una o más arterias coronarias, impidiendo el flujo adecuado de sangre para el músculo cardíaco, llamado  miocardio. Como cualquier tejido de nuestro cuerpo, el miocardio, cuando privado de su suministro de sangre, entra en isquemia y puede sufrir necrosis, caracterizando el infarto de miocardio. Como el mecanismo básico de esta enfermedad es una obstrucción de la arteria coronaria, el tratamiento consiste en desobstruirla lo más rápido posible, impidiendo que una isquemia se convierta en un infarto. En el texto INFARTO DE MIOCARDIO – Causas y Prevención explicamos con detalles todo este proceso.

Para hacer el aprendizaje sobre la enfermedad isquémica cardíaca más completo, sugerimos también la lectura de nuestros otros textos sobre enfermedad coronaria donde abordamos con detalles los síntomas, las causas y la prevención de la angina y del infarto. En los textos a continuación explicamos los conceptos básicos como angina, isquemia, trombosis, necrosis e infarto:

Síntomas del Infarto agudo de miocardio y angina
DOLOR EN EL PECHO – Causas y Signos de Gravedad

Existen 3 tipos de tratamiento para los pacientes con angina de pecho causada por la obstrucción de las arterias coronarias: tratamiento con medicamentos, cirugía de bypass del corazón (el famoso puente de safena) y la angioplastia. Las dos primeras opciones de tratamiento se explicarán en textos aparte. Por ahora, vamos a centrarnos en la angioplastia y el cateterismo cardíaco.

¿Qué es un cateterismo cardíaco? ¿Qué es la coronariografía?

Vamos a empezar por el cateterismo cardíaco, también conocida como coronariografía o angiografía coronaria. Vamos a usar figuras y videos para volver la explicación más simple.

El cateterismo cardíaco es un angiograma, una exploración radiológica en la cual podemos analizar los vasos sanguíneos. La teoría de la prueba es simple:

1- Vamos a elegir un vaso que será estudiado, por ejemplo, las arterias coronarias.

2- A través de una punción de la arteria femoral (localizada en el muslo), o en la arteria radial (en el brazo), introducimos un catéter largo a través de la arteria aorta hasta el corazón, en el punto donde nacen las arterias coronarias.

3- Mediante este catéter se administra, seguidamente, pequeños volúmenes de contraste radiopaco intravenoso haciendo con que el mismo, al pasar por las coronarias, las «pinte» con miras a hacerlas visibles a través de un examen de rayos x. En lugar de una radiografía simple, en la coronariografía tenemos varias imágenes seguidas, haciendo una película de  todo el trayecto del contraste por las arterias.

Ve el video a continuación  para entender mejor la explicación. En esta película se puede ver el contraste que se administra por el catéter directamente en las arterias coronarias. Son 4 administraciones consecutivas que se presentan en este corto video.

Si una de las arterias está con su interior lleno de placas de colesterol que obstruyen el paso de la sangre, ellas también estarán obstruyendo el paso del contraste, siendo esto fácilmente evidente durante la angiografía, como se puede ver en la imagen al lado. La flecha indica el lugar exacto donde hay una obstrucción del vaso. Observa que el punto de obstrucción no presenta casi ningún contraste en el interior.

La coronariografía es, actualmente, el mejor método para el diagnóstico de las obstrucciones de las arterias coronarias.

Una vez realizada la coronariografía, podemos decidir qué estrategia vamos a adoptar con el paciente. Si los vasos están sin señales de obstrucción, el examen termina y se remueve el catéter. Por otro lado, si la angiografía apuntar lesiones obstructivas de las coronarias, se hace necesario desobstruirlas. Si las lesiones son muy graves y múltiples, la alternativa es la cirugía de bypass. Si solamente una, o como máximo dos ramas de las coronarias están enfermas, es posible realizar la angioplastia de las mismas.

¿Qué es angioplastia?

La angioplastia es un procedimiento no quirúrgico en el que es posible desobstruir las arterias con flujo de sangre deficiente causado por placas de colesterol en su pared. La angioplastia puede ser realizada en varias arterias del cuerpo, pero en este texto vamos a hablar solamente de la angioplastia coronaria

La angioplastia se realiza inmediatamente después de la coronariografía. Una vez identificada la arteria bloqueada, se inserta un balón especial para angioplastia desinflado por el catéter que ahora está situado dentro de la arteria coronaria enferma. Al llegar al sitio de la placa, este balón se infla a una presión de 20 atmósferas, volviéndolo increíblemente resistente, capaz de literalmente deformar la placa de grasa, abriendo otra vez la luz de la arteria y permitiendo que el flujo sanguíneo retorne a la normalidad.

Mira la imagen a continuación mostrando una coronariografía antes de la angioplastia con balón y otra hecha después de la angioplastia. Observa que antes había un error en el llenado de la arteria por el contraste, lo que indica una obstrucción del flujo de  sangre. Después de la destrucción de la placa  por el balón, el contraste pasó a seguir su propio camino sin restricciones.

El término cateterismo cardíaco abarca 2 procedimientos diferentes: el cateterismo para diagnóstico, que es la simple coronariografía, y el cateterismo terapéutico, que incluye la angioplastia. Cuando el paciente solamente dice que fue sometido a un cateterismo cardíaco, es preciso completar la información diciendo si fue hecha una angioplastia o no, para que podamos saber exactamente a cuál tipo de procedimiento él fue sometido.

La angioplastia con balón ofrece excelentes resultados a corto plazo, con tasas de éxito superiores a un 90% en la resolución del dolor y la restauración del flujo sanguíneo. Sin embargo, es muy común a medio y largo plazo que la arteria coronaria se obstruya otra vez. Aproximadamente el 30% de los pacientes tendrán sus arterias obstruidas otra vez en 6 meses. Por eso, además de la angioplastia con balón, un procedimiento complementario es necesario para garantizar una permeabilidad prolongada de las arterias coronarias: la implantación de un stent.

¿Qué es la angioplastia con stent?

El stent es una prótesis metálica expandible, en forma cilíndrica, que se implanta justo después de la angioplastia con el fin de disminuir las probabilidades de la arteria coronaria quedarse obstruida otra vez por aterosclerosis con el paso del tiempo. El proceso de implantación es igual al de la angioplastia, como se aprecia en la ilustración a continuación.

angioplastiaActualmente, prácticamente no se hace más la angioplastia sin la colocación de un stent debido a la gran diferencia de resultados entre los dos procedimientos.

Después de la angioplastia con stent

La angioplastia con stent es un procedimiento muy sencillo y el paciente generalmente sale de alta al día siguiente, quedándose  internado durante la noche solamente para observación.

Al final del procedimiento, se retira el catéter y el paciente debe quedarse  acostado durante unas horas con compresión sobre la arteria femoral para evitar la formación de hematomas en el sitio de la inserción del catéter.

Generalmente el paciente con stent debe tomar medicamentos que inhiben la acción de las plaquetas para reprimir la formación del  coágulo y la trombosis del stent. Aspirina (ácido acetilsalicílico) y clopidogrel son los dos medicamentos más recetados

Cuando es aplicable, el control de la diabetes, de la hipertensión, del colesterol, la pérdida de peso y parar de fumar son factores esenciales para impedir la trombosis del stent.

Los stents más modernos son compuestos de materiales que no contraindican la realización de resonancia magnética nuclear (RMN), al contrario de las prótesis más antiguas. Si  tienes un stent y necesitas hacer una RMN, pregunta a tu cardiólogo si tu stent es seguro, denominado por el fabricante como “MR safe”.

Complicaciones del cateterismo cardíaco y de la angioplastia con stent

No existe ningún procedimiento médico invasivo sin riesgos. Las complicaciones del cateterismo cardíaco son inusuales desde que se toman todas las precauciones necesarias, pero siempre hay un pequeño riesgo de problemas. Entre las posibles complicaciones incluyen:

– Alergia al contraste venoso.
– Hematomas y sangrado en el sitio de la punción
– Embolización de fragmentos del trombo después de la angioplastia
– ACV (lee: ACV – ICTUS CEREBRAL – Causas y Síntomas).
– Infarto agudo de miocardio
– Ruptura de arteria coronaria
– Arritmia cardiaca (lee: TAQUICARDIA Y PALPITACIONES CARDÍACAS)
– Insuficiencia renal aguda.

Sobre esta última complicación, creemos importante dedicar unas líneas.

Insuficiencia renal aguda después de cateterismo cardíaco

La mayoría de los contrastes venosos usados para exámenes radiológicos es tóxica para los riñones, causando un descenso temporal en la tasa de filtración de la sangre.

Las personas con riñones sanos no presentan complicaciones, pues, aunque pierdan la mitad de la función renal durante unos días, pueden sobrevivir bien con el 50% restante. Personas que ya tienen enfermedad del riñón, sin embargo, no tienen esta reserva para tolerar grandes caídas en su función renal, siendo común la ocurrencia de insuficiencia renal aguda transitoria, con una duración promedio de 7 días.

El cateterismo cardíaco en pacientes con diagnóstico previo de insuficiencia renal crónica debe ser hecho con mucho cuidado y si es posible con la ayuda de un médico nefrólogo, porque el riesgo de deterioro de la función renal en las primeras 48 horas después del contraste es elevado. La toxicidad renal puede ser tan severa que  algunos pacientes llegar a necesitar de diálisis durante un par de días.

Los mayores riesgos  para la nefrotoxicidad del contraste ocurren en pacientes que presentan:

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. OkLee mas