Síntomas del Infarto agudo de miocardio y angina

Dolor en el pecho es el síntoma que más asusta y que más lleva los pacientes a buscar un servicio de emergencia.

El infarto agudo de miocardio, conocido comúnmente como infarto, es un cuadro potencialmente grave que se presenta cuando el flujo de sangre que irriga el corazón a través de las arterias coronarias es insuficiente, llevando a la necrosis de parte del músculo cardíaco.

El principal y más clásico síntoma de infarto es un dolor tipo presión en el lado izquierdo del pecho, con irradiación al brazo. Sin embargo, el infarto puede ser un evento traidor, con síntomas atípicos como dolor en la boca del estómago, náuseas y vómitos o dolor en el cuello. Además de eso, docenas de otras enfermedades pueden provocar dolor en la región del tórax, mimetizando un cuadro de infarto.

CAUSAS DE DOLOR EN EL PECHO

Dolor en el pecho es el síntoma que más asusta y que más lleva los pacientes a buscar un servicio de emergencia. El miedo de tener un infarto es tan grande que inclusive jóvenes sin ningún factor de riesgo para enfermedad coronaria suelen buscar un hospital debido a incomodidades en el pecho.

El hecho es que hay decenas de enfermedades que pueden causar dolor en el pecho, algunas de ellas sencillas, tales como dolores musculares, y otras graves, como el propio infarto o un aneurisma de la aorta.

¿Pero cómo saber solamente por los síntomas si un dolor en el pecho es un infarto o no?

En la verdad no hay ninguna respuesta definitiva para la pregunta anterior. Lo que hacen los médicos es evaluar diversas variables como las características clínicas del dolor, la edad del paciente, los factores de riesgo, etc., para decidir si el dolor es de alto o bajo riesgo. El diagnóstico solamente puede confirmarse con pruebas de sangre y un electrocardiograma.

Como se ha mencionado anteriormente, varias enfermedades que no son de origen cardíaco pueden presentarse como dolor en el pecho. Entre ellas podemos mencionar:

Entre las enfermedades cardíacas que pueden causar dolor en el pecho tenemos:

Si deseas más informaciones sobre dolor en el pecho y sus causas, tenemos un texto específico sobre el tema: DOLOR EN EL PECHO – Causas y Signos de Gravedad.

DIFERENCIAS ENTRE ANGINA E INFARTO

Antes de seguir con los síntomas de ataque al corazón, es importante explicar qué es la angina.

La angina y el infarto causan dolor en el pecho con características muy semejantes, ya que ambos se originan de un flujo insuficiente de sangre en las arterias coronarias. La diferencia es que en la angina el flujo se reduce, pero no lo suficiente para causar necrosis del músculo del corazón. La angina es una señal de que el corazón está en su límite, trabajando con un chorro de sangre que solamente es suficiente para satisfacer  a sus demandas básicas.

Imagina un paciente que tenga una obstrucción parcial en una o más de las arterias coronarias. Cuando este paciente está en reposo él nada siente porque la demanda cardíaca por sangre está baja en este momento. Sin embargo, cuando este paciente hace un esfuerzo físico, los latidos cardíacos aceleran y hay una necesidad de aumentar el aporte de sangre para el corazón. Como existe una obstrucción al flujo, esta sangre extra no llega en la cantidad necesaria, provocando una isquemia del músculo cardíaco, llamada angina. Si este paciente reposar, después de algunos minutos la frecuencia cardíaca y la demanda por sangre del corazón volverán al basal, haciendo que la isquemia y el dolor de la angina desaparezcan.

Por lo tanto, mientras que el infarto es una grave falta de sangre al corazón, que causa la muerte del tejido cardíaco, la angina es una etapa anterior, donde hay una reducción del flujo sanguíneo en las arterias coronarias, pero todavía hay  perfusión suficiente para que el músculo cardíaco no sufra necrosis.

TIPOS DE DOLOR ISQUÉMICO DEL CORAZÓN

La isquemia cardiaca puede ser dividida en tres etapas: angina estable, angina inestable e infarto de miocardio. Vamos a resumirlas:

– Angina estable es la isquemia cardíaca causada por un esfuerzo físico, estrés o cualquier otra situación que incremente temporalmente la demanda de sangre del músculo del corazón. Hay una o más obstrucciones en las arterias coronarias, pero no son suficientemente grandes para causar dolor en reposo. Cuando el paciente hace un esfuerzo siente dolor, pero es de corta duración y desaparece unos minutos después del reposo.

Angina inestable es la isquemia cardiaca que se produce en reposo o con solamente un mínimo esfuerzo, como bañarse o peinarse el cabello. La obstrucción es grande lo suficiente para que el flujo de sangre sea menor que el necesario en situaciones basales. La angina inestable puede ser considerada un pre infarto, clasificada como un síndrome coronario agudo. Solamente con base en los síntomas no es posible distinguir una angina inestable de un infarto.

– Infarto agudo de miocardio es una isquemia cardiaca severa que conduce a la necrosis del tejido muscular del corazón. Infartos fulminantes son aquellos que se producen debido a la necrosis de una extensa área cardíaca, haciendo con que el corazón sea incapaz de continuar su trabajo de bombear la sangre.

¿CÓMO ES EL DOLOR DEL INFARTO?

Típicamente los síntomas del infarto son un dolor en el centro o lado izquierdo del pecho, tipo aprieto, presión o peso, muchas veces con irradiación al brazo izquierdo, mandíbula o espalda. El dolor puede ser provocado por un esfuerzo físico, estrés emocional o después de una comida exagerada, pero también puede surgir de repente en reposo.

El dolor del infarto presenta empeora gradual y es normalmente acompañado de sudores, falta de aire, palidez, inquietud y, muchas veces, náuseas y vómitos. Al contrario de la angina estable, en el infarto el dolor dura varios minutos y no hay alivio con reposo.

Una curiosidad es el hecho de que el paciente frecuentemente relata el dolor en el pecho como un aprieto, cerrando el puño y tocando la mano al pecho para tratar de describir este dolor opresivo.

Los lugares más típicos del dolor del infarto se ilustran a continuación.

Dolor del infartoCuando el infarto se presenta con sus síntomas clásicos que acabamos de describir, el propio paciente puede sospechar que el dolor es causado por una isquemia del corazón. En estos casos, el paciente generalmente busca atención médica rápidamente.

El problema reside en los infartos que presentan síntomas atípicos, como es relativamente común en los pacientes ancianos, mujeres o diabéticos. Muchas veces no hay dolor en el pecho y los síntomas se restringen a cansancio intenso, náuseas y/o un malestar inespecífico en el pecho o abdomen. Hay muchos casos de pacientes que infartan y no saben. Si la necrosis es pequeña y los síntomas atípicos, el paciente solamente descubre que ya infartó cuando va a hacer un electrocardiograma o un ecocardiograma de rutina.

¿QUÉ VALORAR  EN UNA QUEJA DE DOLOR EN EL PECHO?

Además de las características del dolor, un otro factor muy importante en la evaluación de un posible infarto es conocer los factores de riesgo del paciente. Cuanto más factores de riesgo para enfermedad coronaria un paciente tiene, más importancia se debe dar  a sus quejas, aunque ellas inicialmente no parezcan indicar un cuadro de infarto. Pacientes diabéticos, obesos, hombres con más de 45 años, hipertensos, personas con colesterol alto, con insuficiencia renal o fumadores presentan mayor riesgo de infarto. En estos individuos cualquier dolor o malestar en la región del tórax debe levantar sospechas.

Un paciente joven y sin factores de riesgo de cardiopatía coronaria, que llega al hospital quejándose de dolores en el pecho, preocupa menos que un individuo de 55 años, obeso, fumador y diabético que se queja de náuseas y solamente una ligera incomodidad en la región del tórax.

SEÑALES QUE SUGIEREN OTRA CAUSA PARA EL DOLOR EN EL PECHO

Todo dolor en el pecho debe ser considerado como potencialmente grave, sin embargo, algunas características nos hacen pensar en otras causas además del infarto de miocardio. Llamamos dolor anormal todo aquel que no muestra las características clásicas de infarto, cómo dolor opresivo en el centro o el lado izquierdo del pecho, con o sin irradiación al brazo izquierdo.

Los dolores torácicos atípicos generalmente indican otras enfermedades que no el infarto. Vamos a ejemplificar algunos casos de dolor atípico que no sugiere infarto:

1. Un dolor en el pecho que empeora al toque o a la compresión local, a la rotación del tronco o a la movilización de los brazos generalmente sugiere patologías musculoesqueléticas. El dolor de la angina o de infarto no suele empeorar cuando se aprieta en algún lugar del pecho o cuando movemos el tórax.

2. Dolor en el pecho que no presenta íntima relación con el esfuerzo físico, es decir, que no empeora por correr, subir escaleras o llevar algo de peso también no suele ser de origen isquémico.

3. Dolor ardiente asociado a ardor de estómago y normalmente presente durante varias semanas y de intensidad ligera/ moderada, generalmente indica problemas de origen gastroesofágico.

4. La presencia de fiebre, tos con esputo, respiración sibilante o empeoramiento del dolor cuando se hace una respiración profunda, sugiere patología pulmonar.

5. Personas jóvenes sin factores de riesgo, especialmente las mujeres, pueden presentar cuadros de ansiedad que se presentan como dolor en el pecho. Suelen ser personas con problemas personales recientes o crónicos, historia de depresión, llanto fácil, nerviosismo, temblores en las manos y muchas otras quejas además de dolor en el pecho.

Típicamente, el paciente que está infartando se queja de dolor en el pecho. Él puede inclusive tener otros síntomas, pero da más importancia al dolor en el pecho. Por otro lado, los pacientes con crisis de ansiedad que piensan estar infartando generalmente se quejan de dolor en el corazón, pero refieren también una gama de otros síntomas inespecíficos, como mareos, visión borrosa, hormigueo en la boca, debilidad en las piernas, dolor en los brazos, dolor de estómago, etc.

Obviamente, nada impide que personas ansiosas puedan infartar. Lo ideal es siempre dejar que el médico decida si el dolor en el pecho es angina/infarto o no. Esto vale, principalmente, para personas que tienen factores de riesgo.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. OkLee mas