SÍNTOMAS DE PROBLEMAS DE TIROIDES

0

PROBLEMAS DE TIROIDES
Las hormonas de la tiroides son esenciales para el desarrollo del sistema nervioso de los niños y para el control de las actividades metabólicas en los adultos, afectando la función de prácticamente todos los órganos de nuestro cuerpo. Las enfermedades de la glándula tiroides son de las más comunes de la práctica médica.

En este texto, vamos a explicar los síntomas de la tiroides y las diferencias entre hipertiroidismo e hipotiroidismo.

Vamos a aclarar algunas cosas desde el principio: la tiroides es un órgano y no una enfermedad. Es muy común escuchar que las personas «tienen tiroides», como si eso fuese un problema de salud. Precisemos: tiroides todo mundo tiene, lo cual no quiere decir nada. Decir «yo tengo tiroides» es lo mismo que decir «yo tengo cerebro» o «yo tengo hígado», etc. Para que exista algún significado es necesario decir cuál es el problema que la tiroides presenta, por ejemplo: hipotiroidismo, hipertiroidismo, cáncer de la tiroides, nódulo tiroideo, etc.

Publicidade - Publicidad

¿Qué es la tiroides?

La tiroides es una glándula en forma de mariposa localizada en la base del cuello (debajo de la conocida como «manzana de Adán» o «nuez de Adán»), frente a la tráquea. La tiroides produce dos hormonas llamadas triyodotironina y tiroxina, más conocidas como T3 y T4, respectivamente. Esas hormonas son las responsables por el metabolismo del cuerpo, es decir, el modo en que el organismo almacena y gasta energía.

tiroidestiroides

Cuando la tiroides trabaja mucho y produce hormonas en exceso, ocurre lo que llamamos de hipertiroidismo. Cuando trabaja poco, o cuando ha sido removida quirúrgicamente debido a algún tumor, ocurre lo que llamamos de hipotiroidismo.

Reforzando los conceptos:

  • Hipertiroidismo: producción excesiva de hormonas tiroideas.
  • Hipotiroidismo: producción insuficiente de hormonas tiroideas.

Señales y síntomas de hipotiroidismo (falta de hormonas tiroideas):

  • Bocio (aumento de tamaño de la tiroides)
  • Astenia.
  • Piel seca.
  • Dolor en las articulaciones.
  • Síndrome del túnel carpiano.
  • Constipación intestinal (prisión de vientre).
  • Cambios en el gusto
  • Aumento de colesterol.
  • Hipertensión arterial.
  • Alteraciones de la menstruación.
  • Aumento de peso.
  • Intolerancia al frío.
  • Pérdida de cabello.
  • Uñas débiles
  • Reducción del pelo de las cejas.
  • Letargia.
  • Edemas (hinchazón).
  • Disminución de la libido.
  • Disfunción eréctil.
  • Infertilidad.
  • Coma (en casos graves y no tratados).

Señales y síntomas del hipertiroidismo (exceso de hormonas tiroideas):

  • Bocio (aumento de tamaño de la tiroides)
  • Aumento de sudor.
  • Intolerancia al calor.
  • Uñas débiles
  • Prurito generalizado
  • Piel húmeda y enrojecida.
  • Cabello más fino y débil.
  • Proptosis ocular.
  • Debilidad muscular.
  • Colesterol bajo, en especial el colesterol HDL.
  • Hipertensión arterial.
  • Palpitaciones y arritmias cardiacas.
  • Aumento de los niveles de azúcar (glucosa) en sangre
  • Dedos en palillo de tambor (agrandamiento de las yemas de los dedos).
  • alteraciones menstruales.
  • Insomnio.
  • Pérdida de peso.
  • Aumento de sed y de hambre.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Irritabilidad y ansiedad.
  • Temblor en las manos.

¿Qué es el bocio?

bocio

El bocio es el aumento de tamaño de la tiroides, que puede ser notado como un abultamiento en la región anterior al cuello. Puede ocurrir en el caso de hipotiroidismo y en el caso de hipertiroidismo.

Publicidade - Publicidad

El bocio era muy común hasta el inicio del siglo XX debido a la deficiencia de yodo en la alimentación (el yodo es un elemento necesario para la formación de las hormonas tiroideas). A partir de la mitad del siglo pasado, el yodo fue adicionado a la sal de cocina y desde entonces su carencia dejó de ser una causa común de bocio.

Las enfermedades de la tiroides que no están relacionados con la falta de yodo, como la tiroiditis de Hashimoto y la enfermedad de Graves también pueden presentar bocio, sobre todo si no se encuentran bien controlados.

En la mayoría de los casos, el bocio es sólo una cuestión estética. Hoy en día, con los tratamientos actuales para las enfermedades de la tiroides, difícilmente la glándula crece lo suficiente como para formar un bocio grande que llegan a obstruir las estructuras del cuello, dando lugar a síntomas, tales como dificultad para respirar, tos, ronquera o dificultad para tragar. Para causar obstrucción de los órganos del cuello, el bocio tiene que ser muy grande.

Causas de hipotiroidismo y hipertiroidismo

Las principales causas de hipotiroidismo y hipertiroidismo son enfermedades autoinmunes (aquellas en que el cuerpo produce de manera inapropiada anticuerpos contra sí mismo), como la enfermedad de Graves-Basedow (causa de hipertiroidismo) y la enfermedad de Hashimoto (causa de hipotiroidismo). La extirpación quirúrgica de la glándula tiroides o su destrucción por yodo radiactivo son también causas comunes de hipotiroidismo.

El diagnóstico, en general, es realizado con análisis de sangre, a través de dosis de hormonas TSH y T4 libre. En los textos sobre hipertiroidismo e hipotiroidismo explicamos con más detalles los efectos de la TSH sobre la tiroides.

El tratamiento es realizado con reposición de hormonas en caso de hipotiroidismo o con drogas que inhiben la producción de las mismas en el hipertiroidismo.

Publicidade - Publicidad

Este post também está disponível em Portugués

También podría gustarte