ATENOLOL – Para Qué Sirve, Posología y Efectos Adversos

El Atenolol es un fármaco utilizado en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, principalmente en la hipertensión arterial y enfermedad coronaria.

El Atenolol es un fármaco que pertenece a la clase de los betabloqueantes (o beta bloqueadores), que generalmente se utiliza en el tratamiento de la hipertensión arterial, enfermedad isquémica coronaria y algunos tipos de arritmias cardiacas.

El Atenolol, como otros betabloqueantes, se indica en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares ya que tienen acción directa sobre la frecuencia cardiaca y sobre la fuerza de contracción del músculo del corazón, reduciendo así la demanda de energía por parte del corazón.

En este artículo, vamos a abordar los siguientes puntos sobre el Atenolol:

– Mecanismo de acción.
– Indicaciones.
– Nombres comerciales más conocidos.
– Cómo tomar.
– Efectos secundarios.
– Contraindicaciones.
– Interacciones medicamentosas.

Atención: este texto no pretende ser un prospecto completo del Atenolol. Nuestro objetivo es ser menos técnico que un prospecto y más útil a los pacientes que buscan informaciones objetivas y en lenguaje accesible para el público en general

Cómo el Atenolol actúa

El Atenolol es un medicamento que forma parte de la clase de los betabloqueadores, también llamados bloqueadores beta adrenérgicos. Otros fármacos conocidos de esta clase son: propranolol, bisoprolol, metoprolol, nebivolol, carvedilol y timolol.

Los fármacos betabloqueantes actúan impidiendo la acción de la adrenalina y de la noradrenalina sobre los receptores beta que están presentes en varios órganos, tales como corazón, pulmones y vasos sanguíneos.

Hay 2 tipos de receptores beta: beta-1 y beta-2.

Los receptores beta-1 están presentes, principalmente, en el corazón, riñones, intestinos, ojos y en menor medida en los pulmones. Ya los receptores beta-2 existen predominantemente en los pulmones, en los vasos sanguíneos, en el páncreas y en menor medida en el corazón.

El Atenolol es un bloqueador beta-1 selectivo, es decir, actúa predominantemente en los receptores beta-1. El principal objetivo de su acción es el corazón.

Como resultado del bloqueo de los receptores beta-1, el Atenolol promueve:

– Reducción de la frecuencia cardíaca.
– Reducción de la fuerza de contracción del músculo del corazón.
– Reducción del volumen de sangre bombeada por el ventrículo izquierdo.
– Reducción de la producción de renina por los riñones, que inhibe la retención de sal y líquidos.
– Retraso en la conducción de impulsos eléctricos a través del nodo AV del corazón.

El Atenolol comienza a tener efecto alrededor de 60 minutos y la acción máxima se produce con 2 a 4 horas. Su efecto dura cerca de 24 horas.

En la hipertensión arterial, el efecto máximo del fármaco solamente se alcanza después de 1 a 2 semanas de uso continuo.

La selectividad beta-1 del Atenolol se reduce conforme su dosis va elevándose, de forma que, en dosis altas, el medicamento inhibe tanto los receptores beta-1 como beta-2.

Para qué sirve el Atenolol

Las acciones betabloqueadoras sobre los receptores beta-1 hacen que el Atenolol sea  útil en el tratamiento de las siguientes situaciones:

La reducción del trabajo del corazón por inhibición de los receptores beta-1 ayuda a reducir el gasto de energía y necesidad de la sangre del corazón, que es útil en los cuadros de  isquemia, como en la angina y en el infarto.

La reducción de la fuerza de la contractilidad del corazón y del volumen de sangre bombeada por el ventrículo izquierdo, asociada con la reducción de la retención de líquidos y sodio por los riñones, ayuda en el  control de la presión arterial.

Por último, la reducción de la velocidad de transmisión de los impulsos eléctricos cardíacos  ayuda a controlar las arritmias cardíacas, tales como flutter atrial, fibrilación atrial y taquicardia supraventricular.

Cómo tomar el Atenolol

Se puede encontrar el Atenolol en tabletas de 25 mg, 50 mg y 100 mg.

Posología en hipertensión: Dosis inicial de 25 a 50 mg al día. La dosis puede incrementarse a 100 mg al día como dosis única diaria. Dosis por encima de 100 mg/día no traen beneficios en el control de la presión arterial e incluso aumentan el riesgo de efectos secundarios.

Posología en angina de pecho: 50 a 100 mg al día. Algunos cardiólogos utilizan dosis de hasta 200 mg/día (100 mg de 12/12 horas).

Posología en el post-infarto de miocardio: 100 mg al día.

Posología en la fibrilación atrial: 25 mg a 50 mg al día. La dosis puede incrementarse a 100 mg, si es necesario, para controlar la frecuencia cardíaca.

Nombres Comerciales del Atenolol

El Atenolol ya está presente en el mercado durante muchos años y se puede encontrar fácilmente en forma de medicamentos genéricos.

Entre los nombres comerciales, el más famoso es el Tenormin (laboratorio Astrazeneca), que se considera el fármaco de referencia para la sustancia Atenolol en varios países.

Otros nombres comerciales fácilmente encontrados en las farmacias son:

– Argentina: Atenoblock, Cardioblock, Corpoaz, Ilaten, Plenacor, Prenormine y Vericordin.
– Chile: Atomex, Betacar y Sotacor.
– Colombia: Plenacor.
– España: Blokium.
– México: Atoken, Biofilen, Blotex, Cartenol, Min-T y Nosbal.
– Paraguay: Alfatenol, Atarox, Atensil, Betafar, Blokium, Plenacor, Prenormine y Terquin.
– Perú: Tenolat y Tonocor.
– Uruguay: Atenolan, Miocardox y Preventil.
– Venezuela: Beloc, Blokium y Ritmilan.

Efectos secundarios del Atenolol

Los efectos adversos del Atenolol están directamente relacionados con la acción bloqueadora de los receptores beta-1.

La bradicardia, caracterizada por una frecuencia cardíaca por debajo de 60 latidos por minuto, es el efecto indeseable más común. El riesgo de bradicardia es mayor si el paciente ya tiene un ritmo cardíaco regular cerca de 60 lpm o si está usando cualquier otro medicamento que también tiene efecto bradicárdico, como digoxina, diltiazem o verapamil.

Así como ocurre con cualquier medicamento antihipertensivo, la hipotensión arterial también es un efecto adverso común del Atenolol, especialmente si se toma en dosis altas.

Otros posibles efectos secundarios incluyen: extremidades frías, fatiga, mareos, impotencia sexual, depresión, broncoespasmo, insomnio, diarrea, estreñimiento y náuseas.

Contraindicaciones del Atenolol

El Atenolol no debe ser utilizado en pacientes que presentan alto riesgo de efectos adversos relacionados con el bloqueo beta-1. Entre ellos podemos mencionar los individuos que presentan:

  • Bradicardia.
  • Bloqueo atrio-ventricular de 2º o 3º grado.
  • Insuficiencia cardíaca descompensada.
  • Hipotensión arterial.
  • Isquemia de los miembros inferiores.

El Atenolol está también contraindicado en el embarazo porque puede cruzar la barrera placentaria, causando efectos en el feto.

Situaciones que requieren precaución:

  • Asma- solamente se permite dosis bajas y con  atención médica.
  • Diabetes –  puede evitar que el paciente sienta los síntomas de la hipoglucemia.
  • Feocromocitoma –  puede ser utilizado si el paciente ya está medicado con un bloqueador alfa.
  • Psoriasis – puede empeorar los síntomas.
  • Depresión – puede empeorar los síntomas.

Interacciones medicamentosas

La administración conjunta del Atenolol con los siguientes fármacos debe ser hecha con precaución y monitoreo de los riesgos porque hay un mayor riesgo de bradicardia:

  • Diltiazem.
  • Digoxina.
  • Amiodarona.
  • Alfa-2-agonistas.
  • Rivastigmina.

El Atenolol no tiene ninguna influencia sobre el efecto de las píldoras anticonceptivas.

También podría gustarte