SÍNTOMAS DE ÚLCERA EN EL ESTÓMAGO O DUODENO

Las úlceras en el estómago suelen presentar el dolor abdominal como síntoma principal.

Introducción

Llamamos úlcera péptica  a las lesiones que se presentan en la capa más superficial de la mucosa que recubre el estómago o duodeno (primera porción del intestino delgado). Cuando la úlcera aparece en el estómago, se denomina úlcera gástrica; cuando aparece en el duodeno, se llama úlcera duodenal.

Como se sabe, el estómago produce ácido clorhídrico, una sustancia que ayuda en el proceso de digestión de los alimentos. Generalmente, el interior de nuestro estómago posee un pH ácido alrededor de 4 a 5. Sin embargo, cuando comemos, se eleva la producción de ácido clorhídrico y el pH del estómago puede bajar a 1 o 2, convirtiéndose en un medio extremadamente ácido y hostil a cualquier elemento orgánico.

Para que todo este ácido producido no corroa la pared del propio estómago, él está recubierto con una gruesa capa de moco, que sirve como protección para su membrana mucosa (tejido que cubre la pared interior).

Las úlceras ocurren cuando hay una falla en esta protección, o bien porque la cantidad de moco se redujo o porque la cantidad de ácido se volvió excesiva. Independientemente de la causa, las úlceras pépticas surgen cuando el ácido en el tracto digestivo corroe la superficie de la pared interior del estómago o duodeno. El contacto del ácido con la mucosa puede abrir una herida, cuyos síntomas más comunes son dolor y sangrado (hemorragia digestiva).

En este artículo vamos a hacer una revisión sobre los principales síntomas de la úlcera gástrica y úlcera duodenal.

Diferencias entre los síntomas de la úlcera péptica y úlcera gástrica

Las dos formas de úlcera péptica tienen presentaciones muy similares. De hecho, en la mayoría de los casos, las úlceras pépticas son generalmente asintomáticas o causan síntomas poco relevantes, estén en el duodeno o el estómago. Cuando realmente existen síntomas, tanto el sangrado como el dolor abdominal son las formas más comunes de presentación.

La intensidad del dolor tiene una relación directa con la gravedad o el tamaño de la úlcera. De hecho, como vamos a explicar a continuación, las úlceras que causan hemorragias digestivas suelen ser aquellas que se desarrollan de forma asintomática.

Generalmente, el dolor de la úlcera péptica se llama dispepsia, que es, efectivamente, el nombre usado para describir una gama de síntomas que se origina en el estómago, que incluyen ardor en el estómago, dolor de estómago, indigestión, malestar gástrico, plenitud, exceso, estómago dilatado, etc. La dispepsia ocurre tanto en las úlceras como en la gastritis.

De acuerdo con lo que vamos a explicar a continuación, existen algunos detalles que diferencian el dolor de la úlcera duodenal del dolor de la úlcera gástrica como, por ejemplo, su relación con la alimentación  y el horario del día en que el dolor es más intenso. Sin embargo, estas diferencias son muchos sutiles, lo que en la mayoría de los casos no nos permite decir con precisión la localización de la úlcera sin la ayuda de la endoscopia digestiva alta (Lee: ENDOSCOPIA DIGESTIVA ALTA). No es infrecuente que un paciente con una queja más parecida con úlcera duodenal tenga, en realidad,  una úlcera de estómago o solamente una gastritis.

La úlcera gástrica es más frecuente en pacientes con más de 50 años, mientras que la úlcera duodenal suele afectar a adultos más jóvenes, a partir de 25 años. Sin embargo, una vez más, esto no es una regla. Los ancianos pueden tener úlcera duodenal y jóvenes pueden tener úlcera gástrica.

Síntomas de úlcera gástrica

Las úlceras en el estómago suelen presentar el dolor abdominal como síntoma principal (Lee: DOLOR ABDOMINAL – DOLOR DE ESTÓMAGO). El dolor de la úlcera gástrica tiende a ser un dolor o malestar como una sensación de ardor o una sensación de algo corroyendo en el estómago, que generalmente se encuentra en la región superior del abdomen, unos 4 dedos por encima del ombligo,  ubicación que los legos llaman dolor en la boca del estómago.

Ocasionalmente, este malestar de la úlcera gástrica se localiza justo debajo de las costillas, a la derecha o a la izquierda, en la región llamada hipocondrio. En algunos pacientes, el dolor puede irradiarse a la espalda. No obstante, un dolor aisladamente en la espalda no suele ser una presentación típica de las úlceras en el estómago.

Contrario a lo que ocurre en la úlcera del duodeno, el dolor de la úlcera de estómago tiende a empeorar justo después de las comidas, especialmente en caso de que la úlcera gástrica se encuentre en el píloro, región terminal del estómago que se conecta con el duodeno. En algunos casos,  la úlcera en la región del píloro puede causar hinchazón en la mucosa y obstrucción en  el paso de los alimentos, provocando sensación de plenitud epigástrica (estómago lleno), saciedad precoz (quedarse satisfecho con una pequeña cantidad de comida) y vómitos después de comer.

Otros posibles síntomas de la úlcera de estómago son aumento de las eructaciones (eructos), intolerancia a los alimentos grasos y, ocasionalmente, náuseas y vómitos.

úlcera gástrica

La úlcera gástrica puede no causar ningún síntoma, siendo descubierta solamente cuando el paciente presenta un cuadro de hemorragia digestiva. Los pacientes que tienen úlceras asintomáticas son aquellos que tienen un mayor riesgo de desarrollar úlceras sangrantes; como éstas no se diagnostican, pueden continuar su proceso de erosión de la mucosa gástrica hasta el punto en que encuentran un vaso sanguíneo. Cuando el vaso sufre corrosión, surge la hemorragia.

El paciente con úlcera sangrante puede tener 4 tipos de presentación clínica:

  • Si el sangrado es pequeño, pero constante, la cantidad de sangre no será suficiente para cambiar las características de las heces o causar vómitos sangrientos. Sin embargo,  la pérdida continua de pequeños volúmenes de sangre  lleva, a medio plazo, a la aparición de una anemia por deficiencia de hierro (Lee: ANEMIA – Síntomas y Causas). En estos casos de anemia sin causa aparente, la endoscopia gastrointestinal superior es capaz de hacer el diagnóstico.
  • Si el sangrado es moderado, el paciente podrá tener vómitos con sangre (llamado hematemesis) o heces muy oscuras, que son el resultado de la digestión de la sangre cuando pasa a través de los intestinos. Este tipo de heces con sangre digerido y oscuro se llama melena, tiene un olor muy fuerte, desagradable y suele tener una consistencia pastosa.
  • Si el sangrado de la úlcera  es voluminoso, el paciente generalmente  presenta vómitos con sangre viva y abundante y las heces también con sangre viva, porque la velocidad y el volumen de la sangre son tan grandes que no hay tiempo para ser digerido y transformado en melena.

Además de la hemorragia digestiva, otra complicación grave de la úlcera gástrica es una perforación del estómago. Si la úlcera es asintomática y no encuentra un vaso grande en el camino, continúa el proceso de corrosión de la pared del estómago hasta hacer un orificio en el otro lado. El síntoma de la perforación es un dolor abdominal repentino asociado con un abdomen rígido.

Síntomas de úlcera duodenal

Como se ha mencionado anteriormente, los síntomas de la úlcera duodenal son muy similares a los de la úlcera gástrica. Gran parte de lo que ha sido descrito anteriormente se aplica a este tema.

Sin embargo, merece la pena llamar la atención sobre las posibles diferencias. En general, la úlcera duodenal generalmente duele más en los períodos entre las comidas o durante el ayuno de la noche. El dolor “clásico de las úlceras duodenales se presentan dos a cinco horas después de una comida y entre 23:00 y 2:00, período del día en que el pH del duodeno suele estar más bajo.

La dispepsia de las úlceras duodenales generalmente se alivia con la alimentación, mientras que las úlceras gástricas pueden intensificarse. Pero esto no es una regla.

En relación con las complicaciones, el sangrado de la úlcera duodenal generalmente causa melenas con más frecuencia que vómitos sangrientos. Ya las úlceras sangrantes de estómago frecuentemente provocan hematemesis.

Las úlceras duodenales no suelen causar obstrucción al paso de los alimentos.

¿Encontraste un error de traducción? Háganos saber por correo electrónico: pedro@mdsaude.com

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More