7 SÍNTOMAS DE LA ANEMIA

Cuanto más severa es la anemia más intensos serán los signos y síntomas.

Anemia es el nombre dado a la reducción del número de glóbulos rojos en la sangre. Los glóbulos rojos, también llamados hematíes o eritrocitos, son las células responsables del transporte de oxígeno por la circulación sanguínea.

En este texto vamos a explicar los principales signos y síntomas de la anemia.

Si quieres leer un texto más completo sobre la anemia, con información sobre las causas y tratamientos, accede al siguiente enlace: ANEMIA – Síntomas y Causas

¿POR QUÉ LA ANEMIA PROVOCA SÍNTOMAS?

Para entender los síntomas de la anemia es preciso antes comprender como funcionan los glóbulos rojos (hematíes). La sangre no es una sustancia  puramente líquida; en ella están diluidas millones de células, siendo los hematíes las más abundantes. La hematíe es una célula cuya principal función es transportar oxígeno desde la sangre hasta los tejidos. Dentro de los hematíes existe una proteína llamada hemoglobina, que es la estructura responsable de la ligación con la molécula de oxígeno. Este, cuando entra en la hematíe, se liga con la hematíe, pudiendo así ser transportado por todo el cuerpo.

Por lo tanto, resumiendo el proceso de funcionamiento de los glóbulos rojos, podemos decir que los hematíes van hasta el pulmón, captan el oxígeno respirado (ligándolo a la  hemoglobina), y viajan por el resto de la circulación sanguínea distribuyendo oxígeno para que las células del cuerpo puedan  funcionar adecuadamente.

Cuando hay anemia, o sea, una cantidad reducida de hematíes en la sangre, pasamos a presentar  síntomas debido a una mayor dificultad de los hematíes en recibir cantidades adecuadas de oxígeno.

Cuanto más severa es la anemia, es decir, cuanto menor es la concentración de hematíes  circulantes en la sangre, más intensos serán los signos y síntomas.

Obs: la anemia puede ser cuantificada en el examen de hemograma por medio de los valores del hematocrito y de la hemoglobina. Para entender más lee: HEMOGRAMA – Valores Normales.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LA ANEMIA

Síntomas de la anemia 1# – Cansancio y falta de energía

Cuando la cantidad de células que transportan oxígeno está reducida, la capacidad del organismo de fornecer oxígeno para todos los tejidos queda comprometida. Como el oxígeno es un combustible esencial para que las células funcionen, su reducción provoca síntomas como cansancio, debilidad, vértigos, falta de ánimo, dificultad de concentración, somnolencia y dolor de cabeza.

Personas jóvenes y sanas toleran mejor el cansancio de la anemia,  sintiendo estos síntomas solamente cuando precisan hacer esfuerzos. Ya las personas más viejas suelen quejarse mucho de cansancio y falta de energía, lo que hace más difícil la realización de tareas sencillas, como vestirse, ducharse y andar por la casa.

El cansancio es el síntoma más común y más típico de la anemia. Cuanto más rápido es el descenso en la concentración de hematíes, más intenso es el síntoma de cansancio.

Síntomas de la anemia 2# – Falta de aire

La falta de aire suele ocurrir los casos severos de anemia o en los pacientes que ya presentan algún grado de malo funcionamiento cardíaco y/o pulmonar.  Como la cantidad de oxigeno que llega a las células es insuficiente, la respuesta del organismo es acelerar la frecuencia respiratoria en la tentativa de aumentar la oxigenación de la sangre.

Por lo tanto, el paciente con anemia puede quejarse de  falta de aire y presentar una respiración más acelerada.

Síntomas de la anemia 3# – Taquicardia – corazón acelerado

Así como hay un aumento de la frecuencia respiratoria, también hay un aumento de la actividad del corazón. El corazón acelera tentando aumentar la cantidad de sangre que llega a los tejidos. La lógica es simple: si la sangre es pobre en oxígeno, es preciso llegar más sangre a fin de que las células puedan recibir una cantidad aceptable de oxígeno.

La taquicardia también puede provocar la aparición de soplo en el corazón.

Síntomas de la anemia 4# – Dolor en el pecho

En los pacientes con enfermedades cardíacas, la reducción de la oxigenación de los tejidos y la aceleración de los latidos cardíacos pueden no ser bien toleradas. Si el paciente ya tiene el corazón enfermo, tendrá dificultad de aumentar  su funcionamiento, e inclusive una ligera anemia puede ser la gota de agua que faltaba para desencadenar una isquemia cardíaca.

En pacientes con enfermedades del corazón,  valores de hematocrito inferiores a 10g/dl suelen ser peligrosos.

Para saber más sobre dolor en el pecho y angina, lee: DOLOR EN EL PECHO – Causas y Signos de Gravedad

Síntomas de la anemia 5# – Palidez cutánea

La palidez de la piel y de las mucosas ocurre por dos motivos. El principal es la reducción de la circulación de sangre que tiene lugar en los tejidos periféricos (como la piel), ya que el organismo pasa a priorizar los órganos nobles del cuerpo,  desviando el flujo de sangre hacia ellos. Como la piel recibe menos sangre, se vuelve más pálida. Además de eso, conforme hay un descenso en el número de hematíes circulantes, la sangre se vuelve más diluida, asumiendo un color menos vivo. Por lo tanto, en la anemia, la piel y las mucosas pasan a recibir menos sangre, que llega más diluido debido a la falta de hematíes. Además de la palidez, la piel también puede volverse más fría.

anemia
Conjuntiva pálida es un signo de anemia

En personas de piel más oscura, esta  palidez de la piel es más difícil de notarse. Para identificar una anemia, es preciso mirar el color de la boca y de la conjuntiva de los ojos, que se presenta más pálida en casos de anemia.

La palidez cutánea puede no ser notada hasta que la hemoglobina baje a valores alrededor  de 10g/dl. Por lo tanto, solamente la ausencia de palidez no descarta una anemia.

Síntomas de la anemia 6# – Calambres

Los calambres ocurren por los mismos motivos del cansancio y de la palidez cutánea. La falta de oxigenación de los músculos, asociada a la reducción efectiva de la circulación en la sangre,  provoca trastornos en el funcionamiento normal de la musculatura, pudiendo surgir contracciones involuntarias.

Para saber más sobre calambres, lee: CALAMBRES MUSCULARES – Causas y tratamientos

Síntomas de la anemia 7# – Hipotensión

La hipotensión es un síntoma común que surge debido a las pérdidas sanguíneas. Cuando el paciente presenta una hemorragia, él pierde no solo hematíes, sino también volumen de sangre circulante, lo que lleva a una caída de la presión arterial.

La hipotensión se manifiesta clínicamente como debilidad extrema, dificultad  de quedarse en pie, vértigos y  sensación de desmayo.

Anemia con hipotensión es una emergencia médica, habiendo indicación para transfusión de sangre muy pronto

ANEMIA AGUDA X ANEMIA CRÓNICA

La intensidad de los síntomas de la anemia depende de dos factores: el tiempo de instalación de la anemia y la gravedad de la misma.  Anemias crónicas, que se instalan de forma lenta y gradual, a lo largo de varias semanas o meses, no suelen causar síntomas hasta las fases bien avanzadas. Como el proceso es lento, las hemoglobinas existentes tienen tempo de adaptarse, pasando a ser más efectivas en la captación y distribución del oxígeno por el cuerpo.

Los valores normales de hemoglobina son mayores que 13g/dl para hombres y  mayores que 12g/dl para mujeres. Debido a la capacidad de adaptación de los hematíes, los pacientes con anemia crónica consiguen mantenerse asintomáticos en reposo hasta niveles de 8 o 9g/dl de hemoglobina. Lógicamente, el estado de salud anterior debe ser llevado en cuenta.  Si el paciente ya presenta otras enfermedades,  principalmente de origen pulmonar o cardíaco, su capacidad de adaptación a la anemia es bien más reducida. Pacientes jóvenes y en excelente estado físico pueden sentir solamente los síntomas de la anemia en casos graves, con hemoglobina alrededor de 6g/dl. Ya las personas más viejas pueden empezar a sentir los efectos así que los niveles de hemoglobina desciendan por debajo de  10g/dl.

En los casos de anemias agudas, con instalación rápida, como las que ocurren por hemorragias, el paciente siente los síntomas inclusive si el descenso de la hemoglobina no es muy acentuado. Una hemoglobina que desciende abruptamente desde 14g/dl hasta 10g/dl es suficiente para provocar  muchos de los síntomas de anemia descritos anteriormente.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More