15 CAUSAS DE RETRASO MENSTRUAL

Existen diversas causas para el retraso en la menstruación. Conozca las principales.

El retraso en la menstruación es el signo más temprano de un embarazo, sin embargo decenas de otras causas pueden hacer que tu regla no te bajes el día esperado. En general, pocos días de retraso menstrual pueden ocurrir hasta en mujeres con ciclo menstrual regular, sin que eso tenga cualquier relevancia clínica.

En las mujeres no embarazadas, inclusive cuando la menstruación no viene en un determinado mes, la oportunidad de eso ser algo importante es pequeña. Sin embargo, cuando las reglas no se bajan durante 3 meses seguidos, consideramos que la mujer presenta amenorrea. En estos casos, una vez excluida la posibilidad de embarazo, algunas enfermedades pueden estar por detrás del cese de la menstruación.

En este artículo vamos a abordar las 15 causas comunes del retraso. Por lo tanto, si tu menstruación no te bajas, ve en cuál situación te encuentras.

Principales causas del retraso menstrual

1 – Embarazo

Toda mujer sexualmente activa que presenta retraso menstrual debe pensar en embarazo. El embarazo debe ser la primera hipótesis descartada, inclusive en las mujeres que usan métodos anticonceptivos, como condones o  píldora anticonceptiva.

El cese de la menstruación suele ser el primer síntoma de un embarazo. Sin embargo, cerca de 1/3 de las embarazadas presenta pequeños sangrados de escape en el primer trimestre de gestación, haciendo que las mujeres crean que la menstruación está se bajando normalmente. Por lo tanto, si tu menstruación sufrió un retraso de algunos días, e inmediatamente después presentas un sangrado vaginal diferente de aquel que está habituada a tener durante el periodo menstrual, la causa puede ser un embarazo.

El cese de la menstruación suele venir antes de cualquier otro síntoma de embarazo. No espere sentir mareos, con senos aumentados, deseos alimentes, dolor abdominal o aumento de volumen urinario antes de quedarte sin menstruación. El retraso menstrual, habitualmente, surge tan temprano cuánto 3 o 4 semanas de embarazo, mientras los otros síntomas suelen surgir solamente después de la 4ª o 5ª semana.

No existe forma  más segura para confirmar o descartar un embarazo en curso que hacer una prueba de embarazo. Las pruebas actuales son capaces de identificar un embarazo con solamente un día de retraso. Sin embargo, las pruebas son más confiables si realizadas después de 1 semana de retraso. La determinación de la prueba de sangre BhCG es más confiable, pero la prueba de embarazo de farmacia es más fácil de hacer y también cuenta con un alta índice de aciertos.

2 – Estrés y ansiedad

El ciclo menstrual es fácilmente influenciado por factores externos al sistema reproductivo. Factores emocionales son suficientes para retrasar tu periodo por unos pocos días. El estrés o la ansiedad excesiva pueden afectar negativamente tu producción hormonal, que es regulada por el hipotálamo, una parte del cerebro. El estrés incluso puede hacer que no ovules en un ciclo determinado, causando la ausencia de la menstruación en este mes.

Cuando hablamos en estrés, están incluidas situaciones comunes a muchas personas, como trabajo excesivo, problemas profesionales, financieros o familiares, tener una prueba importante a corto plazo, necesitar defender una tesis, tener un hijo enfermo en casa, etc. Cambios bruscos en el horario de trabajo, como la necesidad constante de trabajar de madrugada, pueden interrumpir el ciclo del sueño e interferir en el ciclo ovárico normal.

Si deseas quedarte embarazada  en el momento, y algo de errado ocurrió en una de sus relaciones sexuales, así como un condón que se rompió o haber olvidado de tomar la píldora correctamente, el estrés generado por el riesgo de quedarte embarazada  también puede ser grande lo suficiente para que la reglas no te las baje. El proceso puede acabar por convertirse en una bola de nieve, pues la ansiedad lleva al retraso menstrual, que por su parte provoca todavía más ansiedad. Lo ideal en estos casos, si la menstruación ya está 2 o 3 días atrasada, es hacer inmediatamente la prueba de embarazo para romper con este ciclo.

3 – Interrupción de la píldora anticonceptiva

Mujeres que toman píldora anticonceptiva oral de forma correcta menstrúan de forma bien regular. Sin embargo, si tras algunos años de uso de la píldora resuelves  suspenderla, es posible que su ciclo natural tarde algún tiempo para normalizarse. Hay mujeres que entran en amenorrea y quedan meses sin ovular después de la interrupción del anticonceptivo. Eventualmente, la menstruación retornará, no habiendo riesgo de infertilidad. Basta tener paciencia que el ciclo ovárico va a reorganizarse naturalmente dentro de 3 a 6 meses. Sin embargo, es bueno resaltar que toda mujer con más de 3 meses de ausencia de menstruación debe buscar orientación de un ginecólogo.

La amenorrea post-anticonceptivos puede ocurrir en todas las formas de administración: implante, inyección o comprimidos.

4 – Infecciones o enfermedades

Estar enferma puede ser una causa del retraso menstrual. No es necesario ser una enfermedad grave, como infarto, tuberculosis o hepatitis. Virosis comunes, como gripe, o infecciones simples, como cistitis o amigdalitis, pueden ser suficientes para alterar el ciclo menstrual, retrasando la menstruación algunos días.

Algunos medicamentos también pueden influir en el ciclo hormonal, desregulando la menstruación. Entre los más comunes están:

– Antipsicóticos.
– Corticoides.
– Antidepresivos.
– Quimioterapia.
– Inmunosupresores.
– Anti-hipertensivos.

Nota: el uso de antibióticos, en general, no provoca retraso menstrual. Lo que habitualmente interfiere en el ciclo menstrual es la infección para la cual el antibiótico fue prescrito.

5 – Errores de cálculo

Mujeres con ciclo menstrual irregular pueden tener dificultad para calcular el día que la menstruación debería llegar. Puedes pensar que tu menstruación está con retraso, cuando, en la verdad, ella solamente vendrá 2 o 3 días después este mes. Inclusive mujeres con ciclo regular pueden, eventualmente, tener una menstruación que venga con pocos días de retraso, sin motivo alguno. El útero no tiene un calendario fijo y no está obligado  a actuar como un reloj cada mes.

6 – Cambios recientes en el peso corporal

Ganar demasiado peso o perderlo en poco espacio de tiempo también es una causa de desregulación del ciclo menstrual. Las células grasientas de nuestro cuerpo contribuyen en la producción de estrógeno, hormona femenina que es responsable de la maduración de los óvulos. Alteraciones bruscas en la composición de grasa del cuerpo alteran de modo agudo los niveles de estrógeno, pudiendo interferir en la ovulación y, consecuentemente, en la fecha de la menstruación.

7 – Obesidad

Esta es una variación de la situación anterior. Mujeres con sobrepeso tienen una masa de tejido adiposo grande y terminan produciendo estrógeno además del necesario. El estrógeno es necesario para la ovulación, pero en exceso termina inhibiendo la liberación del óvulo, haciendo que la mujer tenga períodos de anovulatorios. Sin ovular, la mujer no menstrúa.

8 – Delgadez excesiva o disturbios alimentarios

Otra variación del nº5. La falta de tejido graso también es prejudicial al ciclo ovárico, pues reduce la capacidad del cuerpo femenino de producir estrógeno. Mujeres que sufren de anorexia o hacen dietas extremas, típicamente, no ovulan todo mes, presentando no solo retraso menstrual, sino también riesgo de amenorrea.

9 – Actividad física excesiva

Mujeres atletas que hacen ejercicio físico a nivel profesional también suelen tener alteraciones menstruales. No estamos hablando de aquella mujer físicamente activa que va el gimnasio a menudo, pero sí de triatletas, maratonistas, nadadoras de competición, gimnastas y otras deportistas profesionales.

El gasto calórico elevado, el estrés de los entrenamientos intensos y la baja tasa de grasa corporal parecen ser los responsables de las alteraciones del ciclo menstrual.

10 – Problemas en la tiroides
Un mal funcionamiento de la tiroides (hipotiroidismo) o un trabajo en exceso (hipertiroidismo) también pueden causar cambios en el ciclo menstrual. En general, problemas de tiroides no controladas pueden llevar a la amenorrea. No obstante, en cuadros más suaves o en aquellas mujeres que ya usan  medicamentos para la tiroides, pequeños cambios en los niveles sanguíneos de las hormonas tiroideas pueden desregular el ciclo menstrual y causar retrasos.

11 – Lactancia

Si acabas de tener un bebé y estás dando el pecho, no espere por la menstruación en el próximo mes. La lactancia materna, en realidad, no causa retraso menstrual, pero una amenorrea transitoria debido a la inhibición de la ovulación, causada por las hormonas responsables de la producción de leche materna. En general, la menstruación vuelve tan pronto como comienza el proceso de destete.

12 – Ovarios poliquísticos

Mujeres con SOP (síndrome de los ovarios poliquísticos) presentan frecuentemente menstruación irregular en virtud de producir androgénicos (hormonas masculinas) en exceso. Retrasos menstruales y ausencia completa de menstruación en un determinado mes son muy comunes en estas mujeres. Mujeres con SOP frecuentemente presentan exceso de peso, lo que, como ya vimos, también colabora para los retrasos menstruales.

13 – Menopausia

La menopausia generalmente llega entre los 45 a 55 años, sin embargo, algunas mujeres pueden tener menopausia antes de los 45 años. También existen aquellas que tienen menopausia temprana, antes de los 40 años. Uno de los síntomas de la falla ovárica inminente es la desregulación del ciclo menstrual y la ausencia de ovulación en determinados meses. Si tienes más de 35 años y tu menstruación comienza a atrasar y a fallar a menudo, busque tu ginecólogo.

14 – Inicio reciente  del ciclo menstrual

Si tu menarca (primera menstruación) ocurrió hace poco tiempo, es normal que tu ciclo sea irregular durante los primeros años. Alteraciones menstruales pueden ocurrir hasta en los dos primeros años de menstruación porque el sistema reproductor femenino aún está en fase de maturación. Por lo tanto, el retraso menstrual en esta fase es extremadamente común.

15 – Amenorrea

Existen diversas causas para la amenorrea, incluyendo problemas uterinos, de ovario e inclusive de las glándulas cerebrales que controlan la producción de hormonas sexuales, como la hipófisis y el hipotálamo. Amenorrea es diferente de retraso menstrual. Si no tienes tu periodo menstrual durante tres o más meses, eso ya no puede ser considerado retraso menstrual. Algunas causas de amenorrea fueron citadas en este texto, pero existen varias otras. Por lo tanto, si tú no estás embarazada y la menstruación paró de venir de vez, busque tu ginecólogo, pues es posible que haya alguna enfermedad oculta bloqueando tu capacidad de ovular.

¿Te resultó útil este artículo?  
1 Estrela2 Estrelas3 Estrelas4 Estrelas5 Estrelas (10 votos, Total: 4,80 de 5)
Cargando…
También podría gustarte