VACUNAS PARA INFECCIÓN URINARIA

Introducción

La infección del tracto urinario (ITU), también llamada infección urinaria, es una de las formas más comunes de infección bacteriana que afecta a millones de personas cada año, principalmente las mujeres.

La forma más común de infección urinaria es la cistitis, que es una infección de la vejiga. Alrededor del 40% de las mujeres tendrán al menos un episodio de cistitis en su vida.

Solamente en los EE. UU., la infección urinaria es responsable de aproximadamente 8 millones de consultas médicas, 100.000 ingresos hospitalarios y un gasto de más de $ 2 mil millones en costos médicos.

Además de la alta prevalencia y del alto costo, la infección del tracto urinario es también uno de los principales factores responsables del uso extensivo de antibióticos entre la población, que corresponde al 25% de todas las recetas.

Por lo tanto, una forma efectiva de prevención que no implique el uso de antibióticos es actualmente el principal deseo de los médicos y pacientes. Una vacuna, por ejemplo, podría actuar sobre los tres problemas a la vez: reduciría la incidencia de infección, sus costos y la necesidad de antibióticos.

En este artículo vamos a hablar exclusivamente sobre la vacuna contra la infección urinaria. Para información sobre otras formas de prevención, lee: 21 Consejos para Evitar la Infección Urinaria.

¿Existe vacuna para infección urinaria?

Sí, ya existen algunas vacunas para la infección urinaria y todavía hay otras en la fase de prueba, algunas con resultados prometedores.

El problema es que ninguna de las vacunas actualmente disponibles en el mercado tiene una tasa de efectividad muy alta a largo plazo. Después de 6 a 12 meses, todas parecen perder su efecto.

Además de eso, a diferencia de las vacunas bien establecidas, como el sarampión, la poliomielitis y la hepatitis B, las opciones para las vacunas contra la infección urinaria aún carecen de pruebas científicas sólidas. Parecen funcionar, especialmente a corto / mediano plazo, pero todavía no hay grandes estudios controlados sobre estos medicamentos.

¿Quién debe tomar?

La vacuna solamente está indicada para mujeres con cistitis recurrente, es decir, tres o más episodios de ITU por año.

Como la efectividad de la vacuna tiende a disminuir después de 6 a 12 meses, si no tiene cistitis con frecuencia, no tiene sentido recibir la vacuna, ya que el efecto de la vacuna ya no estará presente cuando la necesite.

Uro‐Vaxom®

Existen 4 marcas de vacunas contra la infección urinaria en el mercado mundial: Uro-Vaxom®, SolcoUrovac®, StroVac® y Uromune®.

La Uro-Vaxom® es la vacuna más utilizada en todo el mundo.

La Uro-Vaxom® es una vacuna formada a partir del lisado de la estructura de la membrana celular de 18 cepas diferentes de la bacteria Escherichia coli. Esto significa que esta vacuna solamente otorga inmunidad contra las infecciones del tracto urinario causadas por la bacteria E.coli.

Estos datos pueden parecer una debilidad de la vacuna, pero no lo son. Alrededor del 80% al 90% de la cistitis es causado por E. coli. Siendo así, una vacuna compuesta por varias cepas de esta bacteria es potencialmente capaz de prevenir casi todos los casos de infección urinaria.

El uso de Uro-Vaxom® durante 3 meses reduce la incidencia de ITU en aproximadamente 30 a 40%. El efecto protector máximo de la vacuna ocurre a los 3 meses, con una pérdida progresiva de efectividad con el tiempo.

No hay estudios sobre la efectividad de la vacuna más allá de un año.

¿Cómo tomar?

La dosis de Uro-Vaxom® es de 1 cápsula de 6 mg todos los días por la mañana, con el estómago vacío, durante 3 meses.

Las dosis de refuerzo se pueden hacer con 1 cápsula al día durante los primeros 10 días de los meses 7, 8 y 9. El refuerzo aumenta el tiempo de efectividad de la vacuna.

Indicaciones

Como ya se mencionó, la vacuna para la infección urinaria solamente está indicada para mujeres que tienen cistitis recurrente.

Para saber más sobre la cistitis recurrente, lee: Infección urinaria recurrente – Causas y Prevención.

Efectos secundarios

La incidencia de efectos indeseables es aproximadamente del 4%. Los más comunes son:

  • Diarrea.
  • Náusea.
  • Dolor abdominal.
  • Picor.
  • Rash cutáneo.
  • Fiebre.

Contraindicaciones

La única contraindicación es un historial de alergia a cualquier de los componentes de la vacuna. Ellos son: lisado bacteriano de Escherichia coli, propilgalato anhidro, glutamato de sodio monobásico, manitol, almidón pregelatinizado, estearato de magnesio, óxido de hierro rojo, óxido de hierro amarillo, dióxido de titanio, gelatina.

Debido a la falta de estudios de seguridad, Uro-Vaxom® no está indicada para el embarazo o la lactancia.

La vacuna tampoco ha sido estudiado en niños menores de 4 años.

Otras vacunas

SolcoUrovac® y StroVac®

SolcoUrovac® y StroVac® son vacunas compuestas por 10 cepas de bacterias inactivadas: 6 de Escherichia coli y 1 de Proteus mirabilis, Morganella morganii, Klebsiella pneumoniae y Enterococcus faecalis.

La SolcoUrovac® se administra como un supositorio vaginal, una vez por semana durante tres semanas consecutivas, seguido de tres dosis de refuerzo a las 6, 10 y 14 semanas.

La StroVac® se administra como una inyección intramuscular, una vez por semana durante tres semanas consecutivas. Después de un año, se puede aplicar una dosis de refuerzo.

La SolcoUrovac® y StroVac® también parecen ser efectivas para reducir la incidencia de cistitis, pero los estudios con estas vacunas son pequeños y de baja calidad.

Uromune®

La Uromune® es una vacuna en aerosol sublingual compuesta de cepas inactivadas de E. coli, Klebsiella pneumoniae, Proteus vulgaris y Enterococcus faecalis.

La Uromune® se administra con 2 inhalaciones sublinguales por día durante 3 meses.


Referencias


RELACIONADOS