Mejores Métodos Anticonceptivos Durante la Lactancia

Píldora, DIU, implantes, inyecciones, condones, la píldora del día después... Sabe cuáles son los métodos anticonceptivos más seguros durante la lactancia.

Mujeres que hacen lactancia exclusiva de sus bebés generalmente no ovulan o menstrúan. La propia lactancia sirve como un método de control de la natalidad y su tasa de éxito es del 98% en los 6 primeros meses.

Cuando la lactancia materna exclusiva es interrumpida, generalmente a los 6 meses, el bebé empieza a chupar menos y el estímulo para la supresión de la ovulación disminuí. En general, la mujer vuelve a ovular entre el 6° y el 10 º mes después del parto, pero esto puede ocurrir antes o después según la frecuencia de la lactancia materna. Algunas mujeres que vuelven a ovular con menos de 2 meses y hasta casi 1 año y medio sin ovular o menstruar.

Como es imposible predecir el momento del retorno de la ovulación, las mujeres en lactancia materna que tienen vida sexual activa deben elegir un método anticonceptivo para evitar la aparición de un nuevo embarazo con menor tiempo de intervalo del último.

En este artículo vamos a discutir las opciones anticonceptivas más adecuadas para las mujeres que están lactando.

¿Cuándo la mujer amamanta debe usar un método anticonceptivo?

Mujeres que tienen un bebé y deciden no iniciar la lactancia materna suelen ovular otra vez con aproximadamente 6 semanas. Este intervalo termina siendo el límite que la mayoría de los médicos  considera seguro para iniciar la anticoncepción, inclusive en las mujeres que optan por la lactancia materna exclusiva.

Por lo tanto, en razón del riesgo de nuevo embarazo, no se aconseja relaciones sexuales sin un método anticonceptivo después de la 6ª semana postparto.

Sin embargo, hay una cadena creciente de médicos que sugieren la reanudación de la anticoncepción inmediatamente después del parto a través de métodos no hormonales, como el preservativo o el DIU. Es muy posible que el obstetra implemente el DIU inmediatamente después de la expulsión de la placenta o justo antes del alta hospitalaria. Vamos a discutir las ventajas y desventajas de esta conducta más adelante.

Si la mujer desea volver a tomar anticonceptivos hormonales, el intervalo de tiempo mínimo para el parto es de 3 a 4 semanas. Muchos médicos, sin embargo, prefieren esperar hasta la 6ª semana. El tipo de control de la natalidad es importante porque el estrógeno tiene efectos deletéreos sobre la lactancia materna y puede pasar al bebé a través de la leche.

Vamos a resumir las ventajas y desventajas de los principales métodos anticonceptivos que pueden ser utilizados durante la lactancia.

Anticonceptivos hormonales durante la lactancia

Los anticonceptivos hormonales están compuestos, generalmente, de estrógeno y/o progesterona. De estos dos, solamente la progesterona está permitida durante la lactancia, ya que el estrógeno presenta 3 posibles problemas:

  • En los primeros 30 días postparto, las mujeres naturalmente presentan un mayor riesgo de desarrollar fenómenos trombóticos. El uso de estrógenos aumenta ese riesgo (Lee: EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS ANTICONCEPTIVOS y TROMBOSIS VENOSA PROFUNDA).
  • El estrógeno puede cambiar la calidad y la cantidad de leche producida, especialmente en los primeros meses.
  • El estrógeno puede pasar al bebé a través de la leche, lo que es potencialmente dañino, porque tanto el hígado como los riñones del niño son muy inmaduros y no pueden metabolizar o excretar la hormona recibida.

Por lo tanto, si la mujer que está amamantando optar por un método anticonceptivo hormonal, sus opciones se limitan a los métodos que contienen solamente progesterona. Las mejores opciones son:

1 – Implante subcutáneo de etonogestrel – Implanon®

Este implante es un anticonceptivo hormonal a base de etonogestrel (progesterona sintética), que tiene la forma de una varilla y es introducido en el tejido subcutáneo. Su tasa de efectividad es mayor que un 99% y su efecto dura 3 años. El Implanon puede ser insertado en cualquier momento después del parto y no tiene ninguna influencia en la lactancia materna.

2- Anillo vaginal de etonogestrel – Implanon®

El Implanon también es vendido como un anillo vaginal. Se puede hacer su implementación a cualquier momento después de dar a luz y se debe cambiar el anillo  a cada 3 semanas.

3- Inyección intramuscular de Acetato de Medroxiprogesterona – Depo Provera® 150 mg

El Depo Provera 150 mg es una inyección intramuscular de progesterona que debe ser aplicada a cada 12 semanas. La inyección puede ser administrada en cualquier momento y su tasa de eficacia postparto es mayor que un 99% (Lee: 20 Métodos Anticonceptivos y sus Tasas de Éxito).

4- Minipíldora

La minipíldora es una píldora anticonceptiva compuesta exclusivamente por progesterona. Hay tres opciones de mini – píldora en el mercado:

  • Noretisterona 0,35 mcg (nombres comerciales: Norestin, Micronor).
  • Desogestrel 0,075 mcg (nombres comerciales: Cerazette, Nactali, Juliet, Kelly).
  • Linestrenol 0,5 mcg (nombres comerciales: Exluton).

Se puede iniciar la minipíldora  en cualquier momento en el postparto. Su tasa de éxito es un poco menor que las píldoras tradicionales porque, para tener el efecto máximo, se debe tomar todos los días más o menos en la misma hora. Un simple retraso de 3 o 4 horas es suficiente para que la píldora pierda su efecto protector.

Tenemos un único artículo sobre la mini-píldora, que se puede acceder a través del siguiente enlace: PÍLDORA DE PROSTÁGENO SOLO – MINIPÍLDORA.

5- Píldora del día después

La píldora del día después compuesta de levonorgestrel puede ser usada por mujeres que están amamantando.

Sin embargo, es importante recordar que esta es una forma de anticoncepción de emergencia, que está indicada para situaciones excepcionales. El uso debe ser puntual. No debes usar la píldora del día después como método anticonceptivo de uso frecuente, sobre todo durante la lactancia, ya que contiene dosis de hormonas mucho mayores que las píldoras normales.

Para aprender más sobre la píldora del día después accede al enlace: PÍLDORA DEL DÍA DESPUÉS – Como se Toma y Efectos Secundarios.

Dispositivos intrauterinos (DIU) durante la lactancia

El DIU se ha convertido en el método anticonceptivo más indicado por los ginecólogos debido a su alta eficacia y baja incidencia de efectos adversos severos.

Puede implementarse tanto el DIU de cobre como el DIU de progesterona en las mujeres que están lactando. La colocación del dispositivo puede realizarse 10 minutos después de la expulsión de la placenta, antes de la hora del alta hospitalaria o solamente después de 6 semanas.

La ventaja de la implantación del DIU después de 6 semanas del parto es una baja tasa de expulsión espontánea del dispositivo. Mientras que la colocación del DIU inmediatamente después del parto tiene una tasa de expulsión de un 20 a 40%,  el DIU insertado después de 6 semanas tiene una tasa de solamente un 4%.

Hablamos específicamente sobre el DIU en el siguiente artículo: DIU de cobre y DIU Mirena – Anticonceptivo intrauterino.

Condón durante la lactancia

El condón, sea masculino o femenino, es una opción obvia de la anticoncepción para las mujeres que amamantan, pero no quieren tomar cualquier sustancia hormonal o insertar el DIU.

El condón tiene una tasa de eficacia un poco menor que el DIU y la píldora, pero presenta una ventaja que ninguna de las dos características: previene la transmisión de enfermedades de transmisión sexual.

Explicamos el uso de condones en el siguiente artículo: CONDÓN – Preservativo Masculino.

Esterilización tubárica – Ligadura de trompas

Para las mujeres que ya tienen prole establecida y realmente no desean quedarse embarazadas otra vez, la ligadura de las trompas es una de las mejores opciones, pues no interfiere con la lactancia.

La ligadura de trompas es un método anticonceptivo permanente y con tasa de eficacia de un 99,5%. El procedimiento se realiza inmediatamente después del nacimiento o en un plazo máximo de 24 horas.

Explicamos la esterilización tubárica en detalle en el siguiente artículo: LIGADURA DE TROMPAS.

Lactancia materna como método anticonceptivo

Como ya se mencionó, la lactancia materna sirve como método contraceptivo ya que la elevación de la hormona prolactina responsable de la producción de leche también actúa mediante la inhibición de las hormonas que estimulan la ovulación.

El problema de la lactancia materna como método anticonceptivo es que es poco confiable, especialmente después del 6°mes. La eficacia de este método depende de la intensidad, la frecuencia de la lactancia materna y su singularidad como una fuente de alimentos para bebés.

En los primeros 6 meses son importantes los siguientes factores:

1) Intervalos regulares entre cada lactancia, no habiendo intervalos de más de 4 horas durante el día o 6 horas por la noche.

2) Lactancia materna exclusiva o casi exclusiva, correspondiendo a por lo menos el 90% de la comida del bebé.

3) Evitar el uso excesivo de bombas para sacar leche porque la succión del bebé es, generalmente, más eficaz para estimular la producción de prolactina.

Si no puedes garantizar las 3 condiciones anteriores, es temerario confiar únicamente en la lactancia como método anticonceptivo.

Después de 6 meses, el bebé empieza a recibir alimentos comunes y las frecuencias e intensidades de lactancia caen poco a poco. Cuanto menos el bebé mamá, mayor será el riesgo de la madre ovular otra vez. Después de 6 meses, ninguna mujer debe confiar exclusivamente en la lactancia materna como una forma de impedir la ovulación.

También podría gustarte