¿La Tabla China Para Predecir El Sexo Del Bebé Funciona?

La tabla china de embarazo, también conocida como el calendario chino del bebé, es una técnica desarrollada en la medicina tradicional china, que supuestamente tendría la capacidad para predecir el sexo del bebé basado en el calendario lunar chino.

La tabla china ha ganado mucha popularidad con el Internet, hay cientos de sitios que indican esta técnica para embarazadas curiosas por saber el sexo de su bebé. Hay también aquellos que indican la tabla para las parejas que todavía no se quedaron  embarazadas, pero desean tener la posibilidad de elegir el sexo del (la) niño(a) que vendrá a nacer. Los apologistas de la tabla china dicen que la técnica tiene más del 90% de eficiencia. Algunos sitios van más allá y afirman que la eficiencia de la tabla es del 99%.

¿Pero lo que la ciencia tiene que decir sobre la tabla china? ¿Hay estudios científicos sobre este método? Si la tabla china del embarazo es solamente un folclore, un mito, ¿por qué ella se hizo tan popular en Internet?

En este artículo vamos a hablar específicamente sobre la tabla china; si estás buscando información sobre las formas científicamente probadas para saber el sexo del bebé durante el embarazo, lee el siguiente artículo: CÓMO SABER SI EL BEBÉ ES NIÑO O NIÑA.

Qué es la tabla china en el embarazo

Como reza la leyenda, la tabla china del embarazo habría sido utilizada por los emperadores como un guía para que pudiesen elegir el sexo de sus futuros hijos, asegurando que tuviesen descendentes  hombres, lo que les aseguraba la continuidad de su linaje real.

A continuación ofrecemos un ejemplo de la tabla china, conforme publicada anualmente por el Almanaque de los Hacendados Chinos. Para utilizar la tabla  china es necesario el uso de algunas herramientas que sirven para equiparar el calendario chino con nuestro calendario gregoriano. Estas herramientas se encuentran fácilmente en Internet. Esta tabla no fue diseñada para ser utilizada con nuestro calendario tradicional (más adelante explico algunas diferencias entre los calendarios).

Tabla china embarazo

Dependiendo de la fuente en que se investiga la historia de la tabla china suelen presentarse algunas diferencias importantes. Hay por lo menos 3 diferentes versiones para el origen de la tabla:

1-La versión más elaborada de la historia dice que esta tabla china para predecir el sexo del bebé sería una gráfica originada en la dinastía Qing (1644-1912) que tendría desaparecido en el año de 1900 en el Palacio de Verano del emperador Guangxu, después que la dinastía perdió la guerra con la Alianza de las Ocho Naciones en el mismo año. Al final de la confrontación, la tabla original habría sido enviada a Inglaterra, donde la monarquía británica la mantenía escondida como un tesoro. Muchos años después, en 1972, en circunstancias poco claras, el papel apareció en Austria. Allí fue visto por un historiador chino, que copió el contenido y lo publicó en un periódico de Taiwán. Desde entonces, la gráfica ha sido publicada anualmente por el Almanaque de los Hacendados Chinos y está disponible en los paritorios de los hospitales chinos.

2- Otra versión sobre el origen de la tabla china dice que la gráfica fue encontrada en las cercanías de Beijing, en una tumba de la familia real de la Dinastía Qing. La  gráfica tendría alrededor de 700 años y por lo tanto antes de la Dinastía Qing.

3- Una tercera versión dice que la tabla china original fue encontrada en una sala subterránea de la ciudad prohibida de la Dinastía Qing. La gráfica  habría sido concebida desde la teoría del Yin y el Yang, de los 5 elementos (metal, agua, madera, fuego y tierra) y del Pa Kua.

A pesar de las diferentes historias sobre su origen, todas las fuentes coinciden que la tabla está basada en la edad de la madre china y en el mes de la concepción, según el calendario lunar chino, lo que resulta en algunas diferencias relevantes en comparación con nuestro calendario gregoriano occidental, que se basa solamente en el sol.

Según algunas fuentes, en China, el bebé nace con 1 año de edad y cumple 2 años en el día del año nuevo chino, que suele ser entre enero y febrero, sin una fecha fija anual.

Por lo tanto, para que se pueda utilizar la tabla china, debes primero averiguar la edad de la madre, según el calendario chino. En general, excepto para las mujeres que nacieron en enero y febrero, la edad lunar china es un año por encima de la edad real. Por ejemplo, si naciste en 30.08.1990 y quedaste embarazada en 20.09.2016, tu verdadera edad es 26 años, pero tu edad china será 27. Por otro lado, si naciste en 25.01.1990 y quedaste embarazada en 20.09.2016, tu edad real y tu edad china serán 26 años.

Problemas de la tabla china

A la luz del conocimiento científico actual, existen numerosos problemas teóricos con la tabla china; y ninguna de las fuentes explica la relación o la lógica detrás del uso de la edad de la madre y del mes de la concepción en la definición del sexo del bebé.

¿Cuál sería la explicación racional para creer, por ejemplo, que todas las mujeres con 30 años que han sido fertilizados en el mes de junio siempre tendrán bebés del sexo masculino? Y ¿cuál es la razón por qué mujeres con 21 años solamente tienen la oportunidad de tener hijos hombres, si la concepción se produce en el mes de enero?

Cuando se hace este tipo de previsión, está  más allá de la sensatez y lucha con la ley de las probabilidades, esperamos que una buena explicación sea dada; de lo contrario, el uso de la tabla está mucho más cercano de la superstición que de la racionalidad.

Pero los problemas de fundamentos de la tabla china no se reducen a una simple falta de explicaciones acerca de cómo funciona. Hay problemas ampliamente conocidos que hacen con que la fiabilidad de la tabla sea baja. Vamos a nombrar algunos de ellos:

1- El primer problema es saber exactamente el día de la concepción. Sabemos que la concepción en la mayoría de los casos no se produce en el día de las relaciones sexuales. El esperma puede sobrevivir hasta 5 o 6 días en el tracto reproductor femenino. Por lo tanto, una mujer que tuvo relaciones sexuales el día 29 de abril, puede haber ovulado (y tener sido fertilizada) solamente el día 4 de mayo. Esto implica que todas las mujeres que tuvieron relaciones sexuales en la última semana del mes tendrán dificultades de decir cuando fue realmente el mes de la concepción (explicamos el período fértil con más detalles en el artículo: PERIODO FÉRTIL PARA QUEDAR EMBARAZADA).

¿Y las mujeres que han tenido múltiples relaciones en los últimos meses? ¿Cómo saber el día correcto de la concepción?

2- Sabemos que quien “define” el sexo del bebé es el espermatozoide masculino, que puede llevar el cromosoma sexual X o Y.  Si el espermatozoide que  fertiliza el óvulo tiene el cromosoma Y, el feto será hombre; si tiene el cromosoma X, el feto será mujer. En la definición del sexo del bebé, la genética de la mujer tiene poca o ninguna influencia, pues como su par de cromosomas es obligatoriamente XX, ellas solamente pueden donar un cromosoma X a su hijo(a).

Por lo tanto, es extraño que la tabla china solamente tenga en cuenta la edad de la madre y el mes de concepción. ¿Cómo estos datos podrían decidir qué tipo de esperma será responsable de la fertilización?

No es imposible que el cuerpo de la mujer tenga cierta influencia en la elección de los espermatozoides, pero para que esto tenga credibilidad, se hace necesaria alguna explicación plausible, preferentemente basada en datos científicos.

Es interesante recordar que la tabla fue diseñada supuestamente para varios siglos, en una época en  que el conocimiento científico era muy pobre. Es lógico que los pueblos más antiguos imaginaban que, de alguna manera, era el cuerpo de la mujer que decidía el sexo del bebé.

3- ¿Cómo explicar los casos de mujeres que tienen gemelos, cada uno de un sexo distinto?

4- Si la tabla es realmente eficaz, ¿cómo explicar la línea sucesoria de los emperadores chinos no ser compuesta exclusivamente por niños hombres a lo largo de la historia?

Qué dicen los estudios científicos sobre la tabla china

Muchos sitios web que hacen apología de la tabla china a menudo describen la gráfica de la siguiente forma: “Aunque no haya ninguna prueba científica, la tabla presenta impresionante tasa de éxito”.

De hecho, hay, sí, prueba científica. El problema es que los estudios demuestran, a lo contrario, que la tabla no es confiable y presenta una baja tasa de éxito. Por lo tanto, el consenso científico existe y es que la tabla no es confiable.

El más famoso e importante estudio acerca de la tabla china se hizo en Suecia en 2010 (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20618730). En este estudio, los investigadores levantaron los datos acerca de 3.400.000 de nacimientos ocurridos entre los años de 1973 y 2006. De éstos, los investigadores fueron capaces de obtener datos fiables de las madres de aproximadamente 2.800.000 de casos. La tasa de éxito de la tabla china en este grupo de 2.800.000 de mujeres fue de aproximadamente un 50%, es decir, exactamente la tasa de efectividad esperada para cualquier prueba que no funcione, como, por ejemplo, tratar de adivinar el sexo del bebé a través de cara o cruz  Y la tasa rondaba siempre el 50%, independientemente de la edad de la madre o del mes de concepción.

Este estudio sueco es el más grande, pero no es el único. Existen varios estudios publicados sobre el efecto del calendario lunar de embarazo, no solo sobre el sexo del bebé, sino también sobre la fecha del parto, riesgo de complicaciones, desarrollo del bebé y aumento de la fertilidad. En todos ellos no se logró comprobar ninguna relación causal entre el calendario lunar y los resultados del embarazo.

¿Por qué es tan popular en internet la tabla china?

La tabla china tiene una tasa de éxito del 50%. Esto significa que en 3.000.000 de mujeres embarazadas, ella acertará al sexo del bebé en 1,5 millones. Por lo tanto, inclusive con una tasa de error alta, para 50% de las personas que hicieron la prueba, ella parecerá ser eficaz. Ya la oportunidad de la prueba acertar el sexo con 2 hijos es del 25%, o sea, 750 mil mujeres en un universo de 3 millones de embarazadas. Por eso, es tan común encontrar relatos de madres que garantizan que la tabla es realmente confiable.

Conclusión: ¿la tabla china es confiable?

Por todo lo que se ha explicado hasta ahora, como era de esperarse, podemos concluir que la tabla china para predecir el sexo del bebé no tiene ninguna base teórica plausible y no ha podido ser probada de forma científica en un gran grupo de mujeres. De hecho, hasta ahora, todos los estudios que intentan encontrar alguna relación entre las fases de la luna y los resultados del embarazo no lograran éxito.

Si estás embarazada y deseas saber el sexo de tu bebé, las formas más fiables son la exploración del sexado fetal, desde la 8ª semana de gestación tiene más de un 99% de tasa de aciertos, o a través de la ecografía fetal,  que desde la 14ª semana  de embarazo puede identificar los órganos genitales del bebé.

Apenas como una nota personal, el autor de este texto tiene 3 hijas. La tabla china erró el sexo en 2 de ellas.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More