Astigmatismo – Causas, Síntomas y Tratamiento

Introducción

El astigmatismo ocurre cuando la córnea, parte anterior transparente de los ojos, presenta una alteración de su curvatura, haciendo que la luz que llega a los ojos no pueda ser enfocada adecuadamente en la retina, lo que impide nuestro cerebro de crear imágenes nítidas.

El astigmatismo es un problema de visión que se encuadra en lo que llamamos errores refractivos o errores de refracción, o sea, es una alteración de la anatomía de los ojos que afecta la forma en que la luz llega a la retina. Otras formas comunes de errores de refracción son la miopía, la hipermetropía y la presbicia.

En este artículo vamos a abordar los siguientes puntos sobre el astigmatismo:

  • Qué es.
  • Cuáles son sus  causas.
  • Cuáles son los síntomas.
  • Cómo se realiza el diagnóstico.
  • Cuáles son las opciones de tratamiento.

Qué es el astigmatismo

En situaciones normales, la córnea y el cristalino presentan una curvatura bien redondeada, que hace que los rayos de luz sean refractados de forma que se unen en un solo punto en la retina, lo que permite al cerebro crear imágenes nítidas. En el paciente astigmático, la córnea o el cristalino presentan curvatura irregular, lo que hace que la luz no sea refractada de forma uniforme, provocando la formación de la imagen antes, después o en más de un punto de la retina.

Esta incapacidad para formar la imagen en un punto único impide que el cerebro consiga crear una imagen perfectamente en foco, tanto para objetos cercanos como a distancia.

Astigmatismo

Cuando el astigmatismo es provocado por cambios en la curvatura de la córnea, llamamos astigmatismo corneal; cuando el defecto es del cristalino, damos el nombre de astigmatismo cristalino.

La mayoría de las personas tiene algún grado de astigmatismo, ya que los cambios discretos en la curvatura del cristalino o de la córnea son comunes. Grados ligeros de astigmatismo, sin embargo, no afectan a la visión de forma relevante y no requieren tratamiento.

El astigmatismo frecuentemente ocurre asociado a otros errores de refracción, como miopía o hipermetropía, siendo llamado en esos casos astigmatismo compuesto.

Factores de riesgo para el astigmatismo

El astigmatismo es una condición muy común. En la mayoría de los casos, las personas ya nacen con los cambios en la curvatura de la córnea que provocan el astigmatismo, y la probabilidad de que esto ocurra tiene que ver con la historia familiar. Hasta el 30% de los niños y de los adultos mayores de 30 años son astigmáticos. Si tomamos en cuenta también los casos más leves, con dioptrías (grados) menores que 0,5, esa prevalencia salta al 60%.

Además de la historia familiar, otros factores de riesgo para el desarrollo del astigmatismo son:

  • Parto prematuro.
  • Bajo peso al nacer.
  • Cirugía ocular, como corrección de catarata.
  • Traumatismo ocular.
  • Queratocono (enfermedad no inflamatoria del ojo que provoca cambios estructurales en la córnea).
  • Edad avanzada.
  • Errores de refracción preexistentes del ojo, tales como miopía o hipermetropía.
  • Alergias oculares que hacen que el paciente cuele los ojos a menudo.

Al contrario de lo que dice la sabiduría popular, no es verdad que el astigmatismo puede desarrollarse o ser agravado si el paciente tiene el hábito de leer con poca luz o sentarse muy cerca de la televisión.

Síntomas del astigmatismo

El principal síntoma del astigmatismo es la visión borrosa, ya sea cerca o lejos. El paciente astigmático también puede presentar fatiga ocular (vista cansada) o cefaleas (dolor de cabeza).

Otros signos y síntomas que llaman la atención son:

  • Necesidad frecuente de apretar los ojos para poder ver de lejos o leer de cerca.
  • Fotofobia (sensibilidad a la luz).
  • Visión doble.
  • Dolor en la musculatura alrededor de los ojos.
  • Empeora de la agudeza visual por la noche.
  • Caída del rendimiento escolar

Dependiendo de cómo el ángulo de la córnea o el cristalino está alterado, la visión borrosa puede ocurrir en más de una dirección: horizontal, verticalmente o diagonalmente.

Prueba casera para astigmatismo

Si tienes algunos de los síntomas descritos en el tema anterior y sospechas que puede ser astigmático, hay algunas pruebas rápidas de seguimiento que se pueden hacer en casa si tienes curiosidad. A continuación te ofrecemos un ejemplo.

Ten en cuenta que ninguna de estas pruebas tiene la confiabilidad de los exámenes oftalmológicos y nunca debe sustituir la consulta con el médico oftalmólogo, ya sea el resultado positivo o negativo.

Instrucciones para hacer la prueba: retira las gafas o las lentes de contacto. Colócate a unos dos metros del monitor del ordenador y tapa uno de los ojos (repite después la prueba con el otro ojo). Si tienes astigmatismo, algunos grupos de líneas quedarán más negros y con más enfoque que otros. Si todas las líneas tienen el mismo grado de nitidez, es probable que no tengas astigmatismo (o tengas un grado muy leve).

Test de astigmatismo

Diagnóstico del astigmatismo

El diagnóstico correcto debe realizarse en consulta con un médico oftalmólogo. Una evaluación completa de la salud ocular implica una serie de pruebas que incluyen:

  • Examen de agudeza visual: cuando se leen letras en un gráfico de distancia.
  • Topografía corneal o queratoscopía computarizada: utilizada para medir la forma y la curvatura de la córnea
  • Examen de refracción: realizado con un instrumento llamado foróptero, en el cual el oftalmólogo coloca una serie de lentes delante de sus ojos y mide cómo enfocan la luz.

Tratamiento del astigmatismo

Hay varias opciones de tratamiento que ofrecen al paciente una visión clara y confortable. Las más comunes son:

Gafas

El uso de gafas es la solución más simple y consiste en lentes cilíndricas (en la miopía e hipermetropía las lentes son esféricas), que corrigen la dirección de la luz de forma que ella forme la imagen exactamente sobre la retina. Las gafas también son útiles en los casos de astigmatismo compuesto, ya sea con miopía o hipermetropía.

En los casos de pacientes con más de 40 años que también tienen presbicia (visión cansada) puede ser necesaria una lente bifocal o progresiva.

Lentes de contacto

Así como los anteojos, las lentes de contacto pueden corregir la mayoría de los casos de astigmatismo. Las lentes están disponibles en una variedad de tipos y estilos. Las gelatinosas se pueden utilizar en los grados más bajos y rígidos en cualquier grado.

Algunas personas tienen resultados mejores con las lentes que con anteojos, presentando una visión más clara y un campo visual más amplio. Sin embargo, una vez que las lentes de contacto se utilizan directamente en los ojos, requieren limpieza y cuidados regulares para proteger la salud de los ojos.

Hablamos más sobre los diversos tipos de lente de contacto en el siguiente artículo: LENTES DE CONTACTO – Tipos y Cuidados.

Ortoqueratología

Las lentes de contacto también se pueden utilizar en un tratamiento llamado ortoqueratología. En este procedimiento, el paciente usa lentes de contacto rígidas durante varias horas del día (o durante el sueño) para moldear correctamente la curvatura de la córnea. Conforme la curvatura del ojo es corregida, el paciente puede reducir la frecuencia de uso de esas lentes, pasando varias horas viendo normalmente sin ninguna ayuda.

La ortoqueratología, sin embargo, no mejora de forma permanente la visión. Si el paciente deja de usar las lentes retenedoras definitivamente, la deformidad en la curvatura de la córnea puede retornar y el individuo vuelve a tener los síntomas del astigmatismo.

Cirugía refractiva

El astigmatismo puede ser corregido a través de la cirugía refractiva. En este tratamiento, el oftalmólogo utiliza un haz de láser para remodelar la curvatura de la córnea, corrigiendo así el error de refracción.

La cirugía refractiva está indicada para pacientes de más de 18 años y con una graduación estabilizada por lo menos 12 meses. Se trata de una cirugía simple, indolora, hecha bajo anestesia local y con una duración media de apenas 20 minutos. En aproximadamente 24 horas, el paciente ya puede tener una visión normal.

Entre las opciones de cirugía refractiva para el astigmatismo las más comunes son:

  • LASIK (acrónimo para Laser-Assisted in Situ Keratomileusis).
  • LASEK (acrónimo para Laser-Assisted Sub-Epithelial Keratectomy).
  • Queratectomía fotorrefractiva (PRK).
  • Epi-LASIK.
  • SMILE (acrónimo para Small Incision Lenticule Extraction).

Todas estas cirugías son seguras y efectivas. La mejor opción para su caso debe ser discutida con el oftalmólogo.

Algunas de las posibles complicaciones que pueden ocurrir después de la cirugía refractiva incluyen:

  • Corrección incompleta del astigmatismo.
  • Ojo seco.
  • Infección ocular.
  • Cicatriz corneana
  • Efectos adversos visuales, como una aureola o puntos brillantes que aparecen alrededor de las luces.

Es importante señalar que estas complicaciones son raras. Los resultados quirúrgicos son óptimos en la inmensa mayoría de los casos, principalmente cuando el procedimiento es realizado por oftalmólogo con experiencia en la técnica.

¿Encontraste un error de traducción? Háganos saber por correo electrónico: pedro@mdsaude.com

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More