Andropausia – La Menopausia Masculina

A medida que los hombres envejecen, sus niveles de testosterona comienzan a disminuir. Esta caída se denomina andropausia, en analogía a la menopausia de las mujeres.

Sin embargo, los efectos negativos de los niveles bajos de testosterona en la andropausia son menos evidentes que la reducción de estrógenos en la menopausia.

A diferencia de la menopausia, en la que una deficiencia de estrógeno es completa y provoca cambios clínicos conocidos como osteoporosis, resequedad vaginal, pérdida de elasticidad de la piel, etc., la disminución de la testosterona en los hombres ancianos es modesta y las posibles consecuencias aún no han sido bien establecidas.

Actualmente el nombre aceptado para la andropausia es hipogonadismo masculino tardío.

¿Qué es hipogonadismo?

El hipogonadismo masculino es una condición en la que el testículo no produce niveles suficientes de testosterona, la hormona que desempeña un papel fundamental en el crecimiento y desarrollo masculino durante la pubertad.

El hipogonadismo puede ser causado por trastornos genéticos, malformaciones de los testículos o la glándula pituitaria (glándula en el sistema nervioso central que controla la producción de hormonas en el cuerpo), infecciones como las paperas, trauma testicular, uso de drogas o medicinas, entre otros.

Cuando el hipogonadismo se presenta en el feto, ocurren malformaciones genitales. Cuando surge en la pre adolescencia, el paciente no desarrolla signos típicos de la pubertad masculina, tales como vello corporal, cambio de voz, aumento de masa muscular, aumento de los testículos y pene, etc. En el adulto joven el hipogonadismo causa infertilidad, disminución de la libido, caída del cabello, atrofia muscular y otros síntomas de deficiencia de testosterona.

En este texto vamos a ceñirnos al hipogonadismo que viene con el envejecimiento, llamado hipogonadismo masculino tardío o andropausia. El hipogonadismo del anciano es completamente diferente de lo que ocurre en hombres más jóvenes.

Síntomas de la andropausia

La función de los testículos y la producción de testosterona disminuye gradualmente con la edad, este último en alrededor de un 1,3% al año después de los 40 años. Una proporción importante de  hombres mayores de 50 años presenta niveles de testosterona lo suficientemente bajos como para el diagnóstico de hipogonadismo. Es bueno señalar que una ligera deficiencia de testosterona en hombres de mediana edad puede ser considerada un fenómeno natural de envejecimiento. La pregunta es cuándo esta deficiencia se hace clínicamente relevante.

A diferencia del hipogonadismo en bebés, niños y adultos jóvenes, la disminución de la testosterona en los hombres mayores no produce consecuencias realmente claras. Sin embargo, aunque no hay ninguna evidencia clara, actualmente se atribuye a la andropausia algunas consecuencias del envejecimiento en el sexo masculino, entre ellas:

  • Libido reducida.
  • Disfunción eréctil.
  • Pérdida de masa ósea – osteoporosis.
  • Reducción de masa y fuerza muscular.
  • Aumento del porcentual de grasa corporal.
  • Cambios de humor.
  • Cambios de la memoria.
  • Caída de rendimiento en el trabajo.

El problema es que no todos los cambios descritos anteriormente mejoran con la suplementación de testosterona y muchos de ellos también pueden presentarse en los ancianos sin criterios de andropausia

Tratamiento de la andropausia

Aunque hay trabajos científicos que sugieren que la disminución de la testosterona con la edad puede tener varias consecuencias negativas, el impacto del reemplazo de testosterona en los hombres mayores sigue siendo desconocido.

Lo que actualmente es aceptado a la luz de los conocimientos actuales es que el reemplazo de testosterona puede ser beneficioso en pacientes seleccionados. Las sociedades internacionales de Endocrinología indican, actualmente, la terapia con testosterona en pacientes ancianos con niveles bajos de testosterona – menos de 200 ng/dL medidos en por lo menos dos o tres oportunidades diferentes durante el período de la mañana – y síntomas importantes de la deficiencia de testosterona. No se indica testosterona para personas mayores con síntomas vagos e inespecíficos.

Se puede hacer el reemplazo por vía oral o a través de adhesivos inyectables o cremas para la piel.

Efectos adversos del reemplazo de testosterona

Ya que hay pocas pruebas de que el reemplazo de testosterona en el  hipogonadismo masculino tardío trae beneficios reales sin riesgo de efectos adversos significativos, el tratamiento solamente debe ser hecho por expertos y bajo estrecha supervisión.

Entre los riesgos de reemplazo de testosterona, el más temido es el aumento de la incidencia de cáncer de próstata. No existen estudios científicos para probar la seguridad del reemplazo de testosterona en relación con el cáncer de próstata y, por ello, no se indica el reemplazo a largo plazo. La evaluación de la próstata con toque rectal y la medición de PSA sanguíneo son importantes antes de planificar el tratamiento hormonal.

Para obtener más información sobre testosterona, lee: TESTOSTERONA – Qué es, Para qué sirve y Efectos Secundarios.

¿Encontraste un error de traducción? Háganos saber por correo electrónico: pedro@mdsaude.com

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More