VIDEO: ¿POR QUÉ TENEMOS RESACA?

Subtítulos en español

Visite nuestro canal en Youtube: https://www.youtube.com/mdsaude

Transcripción del vídeo

En el último video, explicamos cuáles son los efectos de bebidas alcohólicas  en nuestro cuerpo según la concentración de alcohol en la sangre.

En el vídeo de hoy, vamos a responder la siguiente pregunta: ¿por qué tenemos resaca cuando bebemos demasiado?

La resaca es un cuadro de  malestar que aparece después de un consumo exagerado de alcohol.

Sus principales síntomas son: debilidad, náuseas, dolor de cabeza y una sed intensa.

Vamos a entender entonces porque cada uno de ellos surge.

Nuestro hígado es una especie de estación de tratamiento de la sangre. Uno de los papeles principales es transformar sustancias tóxicas que se ingieren en sustancias no tóxicas

Y es exactamente eso lo que ocurre con el alcohol.

El alcohol es una sustancia altamente tóxica, que al llegar al hígado se transforma en ácido acético, que es una sustancia que no nos hace mal.

El problema es que nuestro hígado no puede hacer esta transformación directamente. Antes del alcohol convertirse en acético ácido, se convierte en acetaldehído, que para nuestra desgracia es aún más tóxico que el  propio alcohol.

Por lo tanto, cuando bebemos, nuestro cuerpo se expone inicialmente a sustancias tóxicas, no solamente una, sino dos.

Como nuestro estómago puede absorber el alcohol a una velocidad mayor que la capacidad de procesamiento del hígado, el alcohol y el acetaldehído pueden circular en nuestro cuerpo durante horas hasta que finalmente se transformen en ácido acético.

Aquella sensación de malestar que surge en el final de la borrachera es, en gran parte, un reflejo de la acción tóxica de acetaldehído en el cuerpo.

La amnesia del día siguiente también es el resultado de un cerebro que fue intoxicado.

Además, tanto el alcohol como el acetaldehído tienen acción sedante sobre el sistema nervioso.

El problema es que el tipo de sueño que ellos inducen es un sueño de mala calidad y poco restaurador. Por eso que nos levantamos tan cansados después de beber demasiado.

Para empeorar la situación, mientras que el hígado intentaba desesperadamente inactivar todo el alcohol que bebiste, él dejó de realizar funciones importantes, como la liberación de glucosa en la sangre durante los momentos de ayuno.

La debilidad que sientes al día siguiente también es el resultado de un cuerpo que pasó la noche intoxicado y luchando contra la hipoglucemia.

Pero los problemas no terminan por ahí; entre los varios efectos adversos del alcohol en el cerebro, uno de los más importantes es la inhibición de la hormona ADH, que es responsable de la cantidad de agua que se elimina por los riñones.

Sin la ADH, los riñones no absorben el agua y la producción de orina es muy alta.

Con el tiempo, el individuo termina orinando una cantidad de líquido mucho más grande que la que se ingiere con las bebidas.

Este efecto diurético lleva a la deshidratación, que es responsable de los síntomas de boca seca, sed intensa, dolor de cabeza e irritación inmediatamente después de despertar.

En resumen, la resaca es causada, básicamente, por tres razones: deshidratación, hipoglucemia y efectos tóxicos del alcohol y del acetaldehído en el cerebro.

No hay cafés ni fórmulas mágicas para curar la resaca.

Lo que tienes que hacer es beber agua para tratar la deshidratación, comer para mejorar la hipoglucemia y descansar para que el cerebro pueda recuperarse de todo el mal que te hiciste en la noche anterior.

También podría gustarte