CÓMO ES LA SESIÓN DE HEMODIÁLISIS

Aprende cómo se hacen las sesiones de hemodiálisis, cuánto tiempo duran y lo que suele suceder durante cada tratamiento.

Como los riñones son órganos vitales, no hay manera de sobrevivir sin que ellos estén funcionando mínimamente. Cuando los riñones dejan de funcionar, el paciente tiene solamente 3 opciones: trasplante renal, hemodiálisis o diálisis peritoneal. Estos tres tratamientos forman parte de lo que llamamos terapia del reemplazo renal, que, como su nombre lo indica, son tratamientos que tienen como objetivo reemplazar los riñones naturales.

La  hemodiálisis (HD), tema que iremos tratar aquí, es por tanto una de las opciones de tratamiento que permite al paciente con insuficiencia renal grave e irreversible permanecer vivo y activo durante varios años.

Este artículo tratará de explicar a los familiares, o para el paciente que está a punto de entrar en tratamiento de hemodiálisis, como son hechas las sesiones de hemodiálisis, cuánto tiempo duran y lo que suele suceder durante cada tratamiento.

Si  quieres entender los aspectos más técnicos, tales como el funcionamiento de la hemodiálisis y las maneras en que este tratamiento puede sustituir parte de las funciones de los riñones, accede al siguiente artículo: QUÉ  ES  HEMODIÁLISIS.

¿Por cuánto tiempo es necesario hacer hemodiálisis?

La diálisis es un tratamiento para los pacientes con insuficiencia renal aguda (IRA) o insuficiencia renal crónica (IRC).

El primer caso se produce cuando un paciente que previamente tenía una función renal adecuada presenta un problema que hace que los riñones dejen de funcionar súbitamente. La IRA ocurre generalmente en casos de intoxicación exógena, uso de drogas nefrotóxicas, deshidratación severa u obstrucción de las vías urinarias. En la insuficiencia renal aguda, una vez tratada a la causa, la función de los riñones vuelve a funcionar correctamente. Por lo tanto, las sesiones de hemodiálisis se hacen solamente mientras los riñones no se recuperen, lo que ocurre generalmente después de algunos días.

Ya la insuficiencia renal crónica es una enfermedad progresiva e irreversible de los riñones. Es una lesión renal causada generalmente durante años y años por una agresión continua a los riñones, como en los casos de diabetes o presión arterial alta. Pacientes con insuficiencia renal crónica cuando llegan en etapas avanzadas de la enfermedad requieren hemodiálisis y, salvo casos excepcionales, son dependientes de la máquina para el resto de la vida, porque no hay ninguna posibilidad de recuperación de la función renal.

A partir de este punto, vamos a hablar de las sesiones de hemodiálisis en pacientes con insuficiencia renal crónica.

Sala de hemodiálisis

Los pacientes con insuficiencia renal crónica que necesitan comenzar el tratamiento de hemodiálisis generalmente se colocan en una clínica de hemodiálisis. Clínicas de diálisis son unidades extra-hospitalarias cuya única función es ofrecer este tipo de tratamiento a los pacientes.

Sala de hemodiálisis

Las salas de hemodiálisis suelen tener varias máquinas, pudiendo recibir a veces hasta 20 pacientes en una única sala. Las clínicas grandes pueden tener 4 o 5 salas, lo que les permite hacer diálisis en docenas de pacientes por vez.

Cada paciente tiene derecho a un sillón, que es completamente reclinado y contiene dos soportes para el brazo. La mayoría de las salas tiene uno o más televisores para que los pacientes puedan ver programas mientras hacen diálisis.

El equipo responsable de las salas de hemodiálisis es compuesto por uno o dos médicos y un grupo de enfermeros.

¿Cuánto tiempo dura una sesión de hemodiálisis?

Las sesiones de hemodiálisis generalmente duran 4 horas y se realizan 3 veces a la semana. El paciente puede optar por días impares (el martes, el jueves y el sábado) o días pares (el lunes, el miércoles y el viernes). También se puede elegir uno de los tres turnos del día: mañana, tarde o noche.

Cada clínica proporciona su horario, pero, en general, el turno de la mañana se hace de 7 a las 11 h, el turno de la tarde de 12h a las 16h y el turno de la noche de 17h a las 21h. Algunas clínicas hacen intervalos más cortos entre los turnos y pueden ofertar un 4° turno, que generalmente comienza  a las  20h y termina a la medianoche.

Los pacientes más jóvenes y todavía activos profesionalmente generalmente prefieren el turno de noche, mientras que los ancianos generalmente hacen su sesión de HD en los turnos de la mañana.

El paciente debe permanecer fijo en los turnos y días elegidos, pero, en casos individuales, puede solicitar con antelación el cambio del horario o día.

Hay clínicas que ofrecen sesiones de hemodiálisis durante la mañana. El paciente llega a la clínica al final de la noche y se somete a una sesión más larga, de 6 a 8 horas. Es decir, el paciente duerme 3 veces por semana en la clínica de hemodiálisis mientras hace su sesión de HD.

Esta modalidad HD parece ser poco atractiva, pero es la que ha mostrado mejores resultados en relación con las complicaciones y la mortalidad a largo plazo.

¿Cómo se hace la sesión de hemodiálisis?

Una vez que el paciente llega a la clínica, debe esperar hasta la llamada del enfermero para entrar en la sala. Cuando está autorizado, el paciente es conducido a la sala de HD, es pesado y después se sienta en la silla junto a la máquina que está reservada para él.

Después de una breve conversación, para saber si hay algún problema o queja por parte del paciente, el enfermero mide su presión arterial. Si todo está bien, el enfermero se prepara para iniciar la sesión

aguja de hemodiálisis

Para que la máquina de hemodiálisis pueda hacer el trabajo de  limpiar las toxinas de la sangre y quitar el exceso de líquidos del cuerpo, ella necesita tener acceso a la sangre del paciente. Esto se hace a través de una fístula arteriovenosa (FAV) o de un catéter venoso central (CVC).

Vamos a usar la FAV como ejemplo, ya que es el acceso vascular más indicado para realizar una sesión de HD. La fístula del paciente debe ser pinchada por dos agujas, una para tirar la sangre hacia la máquina y otra para devolver la sangre filtrada hacia el paciente. Esto significa que el paciente será picado dos veces cada vez que inicie una sesión HD. En general, las picaduras se realizan en el mismo lugar, lo que crea un pequeño túnel, que facilita el pinchazo  y reduce la incidencia de dolor.

hemodialisis

Al iniciar la sesión, el círculo extracorpóreo de la máquina se llena con aproximadamente 300 mililitros de sangre del paciente, que a través de una bomba se lleva hacia el filtro de hemodiálisis, que es la estructura que efectivamente filtra la sangre y elimina el exceso de líquido. Durante 4 horas, la sangre del paciente pasa  continuamente por el círculo y por el filtro.

El proceso de limpieza de la sangre y la eliminación del exceso de agua es controlado por una computadora. Como el pacientes de diálisis no orina (o casi no orina), entre una sesión de HD y otra él  gana 3 kilos, esto significa que ha acumulado cerca de 3 litros de líquidos en este período. Es decir, esta será la cantidad de agua que la máquina eliminará de su cuerpo durante la sesión de 4 horas. Si el paciente es poco disciplinado y bebe agua indiscriminadamente entre una sesión y otra,  puede ganar 5 o 6 kilos en este intervalo, que es una gran cantidad de agua para quitarse en solamente 4 horas de sesión.

Hemodiálisis

Una o dos veces a cada hora de sesión, se evalúan los signos vitales del paciente, incluyendo la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal a fin de  asegurarse de que todo está bien  durante el tratamiento. Si hay cualquier problema, el médico es llamado a la sala para evaluar al paciente. En la mayoría de las veces, las complicaciones son simples, y el médico no necesita tomar ninguna acción más agresiva.

¿Cómo termina la sesión de hemodiálisis?

Después de 4 horas, el circuito extracorpóreo de la máquina de HD se vacía y toda la sangre retorna al paciente. Si  todo está bien, el personal de enfermería recoge una aguja de cada vez y pide al paciente que utilice sus dedos para presionar el sitio de la punción para evitar sangrado. En general, este proceso tarda unos 5 minutos. Después de ese tiempo, el personal de la enfermería se asegura que el sitio de punción ya no presenta riesgo de sangrado y lo cubre con un vendaje.

Se mide la presión arterial otra vez y, si todo va bien, se libera el paciente para ir a su casa. Antes de irse, él se pesa para confirmar la retirada de líquido. Si la máquina estaba programada para sacar 3 litros de agua, el paciente debe salir de la HD con aproximadamente 3 kilos  a menos que entró.

También podría gustarte