5 SÍNTOMAS DE TUMOR CEREBRAL

Los síntomas del tumor cerebral dependen del tamaño, de la velocidad de crecimiento y de su ubicación dentro del cerebro.

Un tumor cerebral se presenta cuando algunas células del cerebro comienzan a multiplicarse anormalmente, creando una masa dentro del cráneo. Existen varios tipos de tumores cerebrales, desde de los  benignos hasta malignos, estos últimos llamados cáncer cerebral. Un tumor cerebral puede originarse en el cerebro o ser una metástasis de un cáncer originado en otra parte del cuerpo, como el cáncer de mama o cáncer de piel, por ejemplo.

Los tumores cerebrales pueden producir signos y síntomas a través de más de una manera:

1- Invasión cerebral local: cuando el tumor ocupa el espacio donde deberían haber solamente neuronas sanas.
2- Compresión de estructuras adyacentes al tumor: cuando el tumor comprime áreas del cerebro a su alrededor.
3- Aumento de la presión dentro del cráneo: una vez que la calota craneal es incapaz de expandirse, cualquier masa que crezca de forma relevante dentro del cráneo puede empezar a comprimir el cerebro entero.

Las manifestaciones clínicas del tumor cerebral dependen del tamaño, de la velocidad de crecimiento y de su ubicación dentro del cerebro.

En este artículo vamos a discutir sólo los principales síntomas que el paciente puede presentar cuando un tumor, sea benigno o maligno, se desarrolló en el cerebro. Pronto vamos a escribir un artículo más completo sobre tumores cerebrales, reportando los tipos, factores de riesgo, diagnóstico y tratamiento.

Principales signos y síntomas de tumor cerebral

  1. Dolor de cabeza

El dolor de cabeza llamado en Medicina cefalea es un síntoma común del tumor de cerebro, siendo considerado el peor síntoma para aproximadamente la mitad de los pacientes. Los dolores de cabeza suelen ser constantes y aburridos, aunque generalmente no son muy fuertes. A veces el dolor de cabeza de tumor cerebral puede ser pulsátil como una migraña común.

A pesar de la creencia popular, el tumor cerebral raramente causa fuertes dolores de cabeza. Cefalea intensa solamente se produce cuando el tumor causa gran aumento de la presión intracraneal o cuando hay irritación de las meninges (meningitis tumoral).

Es importante destacar que la cefalea es una queja muy común en la población general, y más del 95% de las personas que se quejan de dolor de cabeza presentan  otra causa que no un tumor cerebral.

Las características sugerentes, pero no exclusivas, de un tumor cerebral en un paciente quejándose de dolor de cabeza son:

– Náuseas y vómitos (presente en aproximadamente el 40% de los pacientes con el tumor, pero también muy comunes en personas con migraña).
– Cambios en el patrón habitual de su dolor de cabeza.
– Empeoramiento del dolor de cabeza con cambios de la posición del cuerpo, como inclinarse o bajar la cabeza, o con maniobras que aumenten la presión intratorácica, como toser o estornudar (este empeoramiento también puede ocurrir en otras cefaleas, causadas por la sinusitis).
– Dolor de cabeza bien situado en una zona del cráneo (una vez más, esta característica puede estar presente en otras formas de dolor de cabeza).
– Dolores de cabeza que empeoran por la noche y son capaces de despertar al paciente durante el sueño.

De hecho, la característica principal de la cefalea del tumor de cerebro es el hecho de que ella viene generalmente acompañada de otros síntomas neurológicos, como convulsiones, síncopes o debilidades en cualquier de los miembros. Solamente alrededor del 15% de los pacientes con tumor cerebral presenta dolor de cabeza como síntoma único y aún así por un corto espacio de tiempo, ya que la mayoría desarrolla otros síntomas dentro de 2 a 3 meses.

  1. Convulsiones

Las crisis convulsivas se encuentran entre los síntomas más comunes de gliomas (un tipo de tumor cerebral) y de las metástasis del cerebro. Incluso los pacientes que no tienen convulsiones al inicio del cuadro pueden pasar a tenerlas con la evolución de la enfermedad. Cerca del 60% de los pacientes con tumores en el cerebro presentan al menos una convulsión durante el curso de la enfermedad.

A pesar de ser un síntoma que asusta a muchos miembros de la familia, la crisis convulsiva es más común en las formas menos agresivas y en los tumores más pequeños. En muchos casos es el primer síntoma que aparece.

La convulsión es causada por una actividad eléctrica anormal en el cerebro. Dura solamente un corto período de tiempo y puede causar movimientos involuntarios, pérdida de conciencia y/o distorsiones sensoriales. Hay muchos tipos diferentes de convulsiones. Las crisis convulsivas pueden ser parciales, con movimientos involuntarios en una región del cuerpo, o generalizadas, con pérdida de conciencia y crisis tónico-clónicas generalizadas. Después de las crisis, los pacientes están agotados, con necesidad de permanecer acostados o durmiendo.

Si no se trata con anticonvulsivos, el paciente tiende a tener otras crisis con el tiempo.

  1. Síncope (desmayos)

Un aumento significativo en la presión intracraneal puede reducir temporariamente la perfusión de la sangre cerebral, causando la pérdida de conciencia, llamada síncope. Pacientes con tumores cerebrales son especialmente susceptibles a esta secuencia de acontecimientos. La elevación temporal de la presión dentro del cráneo puede ser desencadenada por esfuerzos, tos, estornudos o vómitos.

Es bueno señalar que hay varias causas de síncopes, algunas de ellas también disparadas por las mismas situaciones descritas anteriormente. De todos modos, el síncope no es un evento normal y siempre debe ser investigado por un médico.

  1. Cambios cognitivos (memoria y comportamiento)

La disfunción cognitiva es un síntoma de tumor cerebral que incluye problemas de memoria, cambios de humor o personalidad. La mayoría de los déficits cognitivos asociados con tumores cerebrales es sutil. Los pacientes generalmente se quejan de tener poca energía, cansancio, sueño constante y pérdida de interés en actividades diarias. Estos síntomas pueden ser similares a los síntomas de la depresión (Lee: SÍNTOMAS DE LA DEPRESIÓN). La pérdida de memoria también es ligera y tiende a ser más importante para los acontecimientos recientes, que se produjeron hace unos minutos. La memoria de hechos antiguos generalmente permanece conservada.

Como ya se mencionó, en algunos casos, estos síntomas pueden ser muy sutiles e inespecíficos, a menudo, reconocidos solamente en retrospectiva, después de que el diagnóstico de tumor cerebral ha sido investigado y establecido después de la aparición de algún otro síntoma más evidente.

  1. Síntomas neurológicos focales

Dependiendo de la zona del cerebro afectada, el paciente con cáncer en el cerebro puede tener los llamados síntomas neurológicos focales, que son síntomas localizados, causados por el compromiso de una región única del cerebro.

Entre los síntomas focales están la pérdida del habla, hipoacusia, tinnitus, pérdida de la sensibilidad en una región particular del cuerpo, debilidad muscular localizada en uno o más miembros, pérdida de coordinación motora, desequilibrios, dificultades para caminar, cambios visuales, etc.

¿Te resultó útil este artículo?  
1 Estrela2 Estrelas3 Estrelas4 Estrelas5 Estrelas (15 votos, Total: 4,47 de 5)
Cargando…
También podría gustarte