ALERGIA AL SEMEN – Causas, Síntomas y Tratamiento

La alergia al semen es una condición real y que puede dificultar mucho la vida sexual de las mujeres que sufren de este problema.

La hipersensibilidad al plasma seminal humano, conocida popularmente como alergia al semen, alergia al esperma o simplemente alergia al sexo, es una rara reacción alérgica que generalmente se presenta en las mujeres que desarrollan una reacción después de tener contacto con algunas proteínas presentes en el semen.

Los síntomas de alergia al semen tienden a surgir poco después del acto sexual. Estas reacciones pueden ser restringidas a la región de la vagina o se extienden por todo el cuerpo.

En este artículo vamos a explicar cómo aparece la hipersensibilidad al plasma seminal humano, cuáles son los síntomas y las formas de prevención y tratamiento.

Qué es la alergia al semen

El semen o líquido seminal es el fluido producido por las gónadas masculinas, que contienen los espermatozoides y es eyaculado durante el orgasmo. Si sacamos los espermatozoides del semen lo que nos queda es el plasma seminal, rico en proteínas, enzimas, sustancias alcalinas, azúcares y moco.

Lo que llamamos de alergia al semen es, de hecho, una alergia a las proteínas existentes en el plasma seminal.

Esta reacción de hipersensibilidad al plasma seminal es bastante rara, ocurre casi exclusivamente en mujeres y no es específica a un determinado compañero. La mujer que tiene alergia al esperma desarrolla reacción alergia al contacto con cualquier plasma seminal, y es inútil cambiar de pareja.

A menudo, el cuadro alérgico puede parecer específico a un compañero, ya que las alergias pueden presentarse años después de que la mujer ya haya comenzado su vida sexual. Incluso puede aparecer con el esposo después de años de matrimonio.

La mayoría de las mujeres que sufren con este problema tiene entre 20 y 30 años, pero hay casos donde la alergia al semen se presenta solamente después de 50 años. También es posible que la hipersensibilidad se presente en la adolescencia, después de la primera relación sexual de la paciente.

Es probable que la alergia al esperma sea más común de lo que se piensa, porque el problema parece poco diagnosticado ya que muchas mujeres se sienten inhibidas para decir al doctor o a la pareja que tienen alergia al sexo.

Además, este tipo de alergia también es, a menudo, erróneamente diagnosticado como una inflamación de la vagina de origen infecciosa, porque los síntomas pueden ser similares, por ejemplo, como los de  una vaginitis. Muchas mujeres pasan años tratando una supuesta infección cuando en realidad tienen alergia al semen.

Factores de riesgo

Más del 80% de las mujeres con hipersensibilidad al plasma seminal tienen historias de alergias más comunes como asma, dermatitis atópica, urticaria o rinitis alérgica. Sin embargo, hay casos de alergia al semen en mujeres sin antecedentes de otras alergias.

Entre los factores de riesgo ya reconocidos incluyen:

Síntomas de alergia al semen

La reacción al esperma generalmente aparece dentro de 30 minutos después de la eyaculación y los síntomas duran por cerca de 24 horas, aunque hay casos un poco más lento. Alrededor del 70% de las mujeres tienen una reacción alérgica generalizada, mientras que en el 30% restante la reacción es solamente local y se limita a la región de la vagina y la vulva.

En 10 a 15% de las mujeres, la reacción alérgica es tardía, apareciendo varias horas después del final de la relación sexual. Estos son los casos que frecuentemente se confunden con la vaginitis de origen infeccioso.

En la vagina, los signos y síntomas incluyen ardor, sensación de calor, hinchazón, enrojecimiento y picazón. Los síntomas locales tardan más en desaparecer y pueden durar unos días.

Entre los síntomas sistémicos, los más comunes son urticaria, rinitis, hinchazón en los labios, conjuntivitis alérgica y dificultad para respirar. Las mujeres con reacciones sistémicas también tienden a tener reacciones locales en la región vaginal.

Reacciones anafilácticas que amenazan la vida, con hipotensión arterial y colapso cardiovascular, ocurren solamente en una minoría de las mujeres, y hasta la fecha de hoy no ha sido descrito un caso de muerte por alergia al semen.

Tratamiento de la hipersensibilidad al esperma

Los casos leves se pueden prevenir con la toma de una píldora de antihistamínico (antialérgica) pocos minutos antes del inicio de la relación. Estos medicamentos, sin embargo, no funcionan bien para casos más intensos.

La mejor manera de lidiar con la hipersensibilidad al plasma seminal es con el uso frecuente de condones, que previenen eficazmente la aparición de los síntomas, evitando el contacto directo del semen con la mucosa vaginal. Se debe colocar el condón antes del inicio de la actividad sexual porque el líquido pre-eyaculatorio puede ser suficiente para desencadenar la reacción alérgica.

El condón, sin embargo, no resuelve el problema de las mujeres que desean quedarse embarazadas. En éstas, se puede hacer el tratamiento con la desensibilización al esperma. Este tratamiento consta en una repetida aplicación intravaginal o subcutánea de pequeñas y diluidas muestras del plasma seminal para que el sistema inmune se acostumbre gravativamente al antígeno. La vía  subcutánea tiene mejores resultados.

Este procedimiento debe ser hecho solamente con un inmuno-alergólogo y en un ambiente hospitalario apropiado para tratar una reacción anafiláctica si se presenta. El proceso de desensibilización al semen es similar a los procesos de desensibilización a otros alérgenos.

Para que el cuerpo se mantenga desensibilizado, la pareja debe mantener una frecuencia de 2 a 3 relaciones sexuales sin protección por semana. Si no hay contacto frecuente con el semen, la desensibilización desaparece con el tiempo y los síntomas alérgicos retornan.

Fertilidad

A pesar de ser muy incómoda, la alergia al esperma no causa infertilidad. Las mujeres con este tipo de alergia pueden concebir normalmente, especialmente aquellas con reacción leve y localizada.

El problema se presenta en mujeres que ya han desarrollado una reacción severa al semen y, comprensiblemente, no están dispuestas a arriesgar una nueva exposición al semen o no son capaces de hacer el tratamiento de desensibilización. En estos casos, el embarazo es posible por vías artificiales tales como fertilización in vitro o inseminación artificial.

También podría gustarte