Alimentos que no debes comer durante el embarazo

Los alimentos pueden ser una fuente de toxinas peligrosas para el desarrollo del feto y de infecciones potencialmente causadoras de malformaciones, como por ejemplo la toxoplasmosis. Por lo tanto, la mayoría de las mujeres embarazadas necesita  adaptar su dieta para minimizar la ocurrencia de intoxicaciones que puedan causar efectos negativos a corto y largo plazo en la vida del bebé.

No son solamente los tipos de alimentos que necesitan ser cambiados, sino también cómo preparar los mismos. Cuando la mujer embarazada come los alimentos equivocados, pone la salud de su bebé en peligro.

En este artículo vamos a abordar, a la luz de los conocimientos científicos actuales, las dudas más comunes en relación con los tipos de alimentos que pueden o no pueden ser consumidos por mujeres embarazadas, incluyendo, entre otros, carnes, sushi, camarón, chocolate, queso y maní.

¿Mujeres embarazadas pueden comer carnes mal cocidas?

Una de las principales preocupaciones en el embarazo es el consumo de carnes crudas o mal cocidas visto que pueden ser una fuente de huevos de Toxoplasma gondii, parásito que causa toxoplasmosis. La toxoplasmosis es una de las infecciones más peligrosas para adquirirse en el embarazo porque el riesgo de generar malformaciones fetales es enorme.

Cualquier carne cruda, sea de res, cerdo, pollo, pato, pavo, etc., puede estar contaminada con huevos del parásito. Afortunadamente, estos huevos no pueden sobrevivir al proceso de cocción. Así, carnes al punto, o carne bien hecha pueden ser consumidas normalmente por las mujeres embarazadas.

Personas que han tenido toxoplasmosis durante la vida están inmunizadas y no corren el riesgo de padecer la enfermedad durante el embarazo. Como la toxoplasmosis es una enfermedad que no causa síntomas en la mayoría de los casos, la mayoría de la gente solamente descubre que ya ha sido contaminada a través de pruebas de sangre. Por lo tanto, si durante el examen prenatal descubres que nunca tuviste toxoplasmosis, lo que significa que eres una mujer embarazada susceptible, debes redoblar el cuidado con el consumo de carnes.

Aunque tengas serología positiva para toxoplasmosis, que indican inmunidad a la enfermedad, sugerimos que evites carnes crudas o mal cocidas porque, además de la toxoplasmosis, hay otras infecciones que pueden adquirirse al comer carnes mal cocidas.

¿Mujeres embarazadas pueden comer embutidos o chorizos?

Alimentos como chorizos, salchichas, salami, calabresa, jamón, etc., son hechos con carne cruda y, por lo tanto, también pueden ser fuentes de huevos de la toxoplasmosis. Siendo así, no deben ser consumidos antes  ser cocinados.

Una de las maneras de reducir el riesgo de transmisión de la toxoplasmosis es a través de la congelación de estas carnes, una vez que los huevos de Toxoplasma gondii no resisten a temperaturas muy bajas. Lo ideal es mantener la carne congelada al menos 4 a 5 días antes de consumirla.

Otro riesgo de los embutidos es la contaminación por la bacteria Listeria, que puede causar intoxicación alimentaria y mayor riesgo de aborto espontáneo o parto prematuro. Es importante destacar que la infección por Listeria es poco común, correspondiente a solamente el 1% de los casos de intoxicación alimentaria.

En mujeres embarazadas con serología negativa para la toxoplasmosis, lo ideal es no consumir embutidos crudos. Si el deseo es muy grande, por lo menos consumas  solamente carnes que han sido previamente congeladas.

¿Mujeres embarazadas pueden comer sushi o pescado crudo?

La carne de pescado no es una fuente habitual de transmisión de la toxoplasmosis, pero la contaminación puede ocurrir si el agua en que fue capturado el pescado está contaminada con heces de gatos. A pesar del riesgo de la toxoplasmosis ser bajo, así como cualquier otro tipo de carne mal cocida, los pescados también pueden ser una fuente de intoxicación alimentaria, especialmente si están mal mantenidos o preparados de forma poco higiénica.

Hay mucha controversia sobre la seguridad del consumo de pescado crudo, como el sushi. En general, si el pescado se almacena a temperaturas bajo cero, el frío elimina gran parte de las bacterias y parásitos que puedan existir, como los huevos de Toxoplasma gondii. Si quieres ir a un restaurante de sushi, opta por uno con un alto estándar de higiene y habla con el gerente sobre las condiciones de preservación del pescado crudo. Los buenos restaurantes japoneses optan por  congelar el pescado y luego mantenerlos a bajas temperaturas para minimizar el riesgo de intoxicación alimentaria en sus clientes.

Además, muchos restaurantes de sushi reciben su salmón venido de  piscifactorías. En estos lugares, los peces se crían en cautiverio, y el riesgo de agua contaminada con huevos de Toxoplasma gondii es prácticamente nulo. El “salmón  cultivado” es seguro para el consumo durante el embarazo.

Por lo tanto, aunque sea  muy común encontrar sitios web que dicen que está prohibido el consumo de sushi en el embarazo, carecen de base científica para tal prohibición. En Inglaterra, por ejemplo, el sitio del NHS (Sistema Nacional de Salud) pone de manifiesto que el consumo de sushi en el embarazo no es contraindicado siempre y cuando se cumplan las condiciones anteriores (para aquellos que leen en Inglés:http://www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/foods-to-avoid-pregnant.aspx#Sushi).

Pescados ahumados tienden a ser seguros, sin embargo, este tipo de preparación no elimina el riesgo de contaminación por la bacteria Listeria, que, como hemos dicho, puede causar un mayor riesgo de aborto espontáneo.

¿Mujeres embarazadas pueden comer pescado?

La ingesta de pescados, especialmente si están bien cocidos, no suele ser un problema en el embarazo. Sin embargo, algunos tipos de pescado contienen altas concentraciones de mercurio, una sustancia altamente tóxica para el sistema nervioso del feto.

El consumo de pescados generalmente ricos en mercurio es prohibido durante el embarazo. Tiburón, pez espada, caballa y algunos tipos de atún son algunos ejemplos. En algunos países, como Estados Unidos, el consumo de pescados durante el embarazo, inclusive atún en conserva, sardinas y salmón, que tiene niveles bajos de mercurio, se limita generalmente a 2 comidas a la semana. Esta restricción, sin embargo, es vista por muchos médicos como excesivamente cautelosa. En general, si el pescado no tiene origen en las regiones con alta incidencia de contaminación por mercurio, el consumo no debe ser limitado.

¿Mujeres embarazadas pueden comer gambas o mariscos?

Gamba, langosta y otros mariscos normalmente no tienen altos niveles de mercurio y, por lo tanto, son seguros en el embarazo. Es importante tener en cuenta, sin embargo, que mariscos se contaminan por bacterias muy fácilmente. Es importante asegurarse de que son bien cocidos antes de comerlos. Ningún tipo de mariscos crudos debe ser consumido durante el embarazo.

¿Mujeres embarazadas pueden comer verduras?

Verduras y legumbres crudas pueden estar contaminadas con huevos de la toxoplasmosis. Cualquier verdura que se come cruda debe lavarse bien antes de ir a la mesa. Si está bien limpia o cocida, puede ser consumida sin problemas.

¿Mujeres embarazada pueden comer huevo?

Los huevos, a menudo, están contaminados por la bacteria Salmonella, que puede causar intoxicación alimenticia grave.

La orientación sobre el consumo de huevos es la misma que para la carne. Está permitido el consumo siempre y cuando el huevo esté cocido. La embarazada debe recordar que se puede hacer algunas salsas, crema o mayonesa casera con huevo crudo. Mayonesa y helados comerciales se hacen con los alimentos pasteurizados, lo que elimina el riesgo de contaminación por bacterias.

¿Mujeres embarazadas pueden comer queso o leche?

Productos lácteos pueden estar contaminados con la bacteria Listeria. Quesos como Brie  Camembert, Roquefort, Feta y Gorgonzola, si hechos de forma casera, deben ser evitados. Cualquier leche no industrializada, también. Quesos y leche industrializados son seguros ya que están pasteurizados, un procedimiento que destruye los gérmenes presentes en los alimentos.

¿Mujeres embarazadas pueden comer chocolate?

El consumo de chocolate no está contraindicado en el embarazo. No hay ninguna sustancia en cantidades relevantes en el chocolate que es perjudicial para la mujer embarazada o su bebé, excepto el azúcar. De hecho, el único problema del libre consumo de chocolate durante el embarazo es exactamente la gran cantidad de calorías y carbohidratos que las mujeres embarazadas comen, que puede llevar al aumento excesivo de peso y sus consiguientes complicaciones como diabetes gestacional e hipertensión.

¿Mujeres embarazadas pueden tomar café?

A pesar de también ser un tópico controversial, algunos estudios han demostrado que el consumo exagerado de cafeína puede causar aborto espontáneo, parto prematuro y retraso del crecimiento fetal. No hay necesidad de cortar radicalmente las fuentes de cafeína pero, en la actualidad, la mayoría de los médicos sugiere un consumo máximo de 200 a 300 mg de cafeína al día.

Solamente como referencia, una taza de café de 50 ml contiene alrededor de 60 a 70 mg de cafeína. Una lata de Coca-Cola tiene entre 40 y 50 mg de cafeína. Una barra de chocolate tiene menos de 10 mg.

¿Mujeres embarazadas pueden beber alcohol?

Otro tema polémico. Históricamente, el consumo de bebidas alcohólicas siempre ha sido contraindicado en el embarazo. Sabemos que el consumo de moderado a pesado de alcohol durante el embarazo está relacionado con varios problemas en el desarrollo del feto. El alcohol es una droga conocida como teratogénica (que causa malformaciones). Sin embargo, en los últimos años algunos estudios han demostrado que el consume leve o solamente ocasional de alcohol no parece provocar cambios relevantes en el desarrollo del bebé.

El problema es que no sabemos cuál es el límite entre lo que se puede considerar consumo seguro y consumo perjudicial. De hecho, lo más probable es que la respuesta sea  individual. Lo que puede ser seguro para algunas embarazadas puede causar  problemas gestacionales en otras. Por lo tanto, las principales Sociedades de Obstetricia en el mundo mantienen la orientación para evitar totalmente el alcohol durante el embarazo.

Si acabasteis de descubrir que estás embarazada y recordaste  que bebiste una copa de vino a la comida o un vaso de cerveza anoche, no te preocupes – el riesgo de este consumo de traer daño es prácticamente inexistente.

¿Una mujer embarazada puede comer maní?

Hasta hace poco los médicos orientaban las mujeres embarazadas a evitar alimentos que contuviesen  maní. Pensábamos que con esta medida se reduciría  la incidencia de bebés con alergia a maní. Estudios recientes, sin embargo, demostraron que el consumo de maní en el embarazo no tiene ninguna influencia sobre el riesgo del bebé ser alérgico.

Anúncios

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More