ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR EL AGUA

La mayoría de las enfermedades transmitidas por el agua es causada por microorganismos encontrados en depósitos de agua dulce, generalmente después de la contaminación por las heces humanas o animales. La transmisión del agente infeccioso a través del agua puede ocurrir por contacto con la piel durante el baño, por ingestión o aspiración de los gérmenes presentes en el agua.

La forma más común de contaminación es a través de la ingestión, ya sea directamente bebiendo agua contaminada o por comer alimentos lavados en agua infectada.

En las regiones donde no hay saneamiento básico (falta de agua tratada o red de aguas residuales), las enfermedades infecciosas pueden ocurrir debido a la contaminación del agua de ríos, lagos, arroyos y, en algunos casos, inclusive del mar por desechos humanos y animales. El modo más común de contaminación del agua es a través de la descarga de  aguas residuales sin tratamiento.

Solamente para tenerse una idea, cantidades mínimas de heces, como solamente un gramo, pueden contener aproximadamente 10 millones de virus, 1 millón de bacterias o inclusive 1000 parásitos.

Además de las infecciones transmitidas directamente por el agua, también hay otras enfermedades relacionadas con el agua tales como infecciones causadas por los mosquitos que se reproducen en agua dulce parada, en particular dengue, fiebre chikungunya y fiebre amarilla. Ya que no son enfermedades transmitidas por agua contaminada directamente, no se citan en este artículo.

El consumo de agua contaminada por productos químicos, tales como plomo, arsénico y flúor, también puede causar enfermedades.

En este texto vamos a hacer un rápido repaso sobre las principales enfermedades causadas por agua contaminada con gérmenes. Si quieres saber más detalles acerca de las enfermedades mencionadas en este texto, utiliza el enlace para acceder a los artículos específicos sobre cada una.

Enfermedades infecciosas transmitidas por el agua

1- Hepatitis A

La hepatitis A es una infección viral transmitida por la ruta fecal-oral, es decir, la persona necesita tener contacto con heces humanas contaminadas para contaminarse.

La transmisión del virus de la hepatitis A puede darse a través de la contaminación de los alimentos preparados por personas infectadas que no  lavan las manos después de evacuar o por contacto de las heces contaminadas con aguas en lugares donde no hay saneamiento básico.  Playas, ríos y lagos que reciben aguas residuales no tratadas pueden tener sus aguas contaminadas con el virus de la hepatitis A

La hepatitis A se presenta, habitualmente, como un cuadro de diarrea, asociada a la pérdida de apetito, náuseas, vómitos, debilidad, dolor muscular, dolor de cabeza y fiebre. Después de una semana surge la ictericia,  síntoma clásico de hepatitis A aguda, que se caracteriza por piel  y ojos amarillos.

Para más informaciones sobre la hepatitis A, lee HEPATITIS A – Síntomas, Tratamiento y Vacuna.

2- Cólera

El cólera es una infección causada por la bacteria Vibrio cholerae y se caracteriza por un cuadro severo de diarrea acuosa, que rápidamente puede llevar a una deshidratación grave.

El cólera también se transmite por vía fecal-oral y puede ser adquirido a través de alimentos contaminados y agua. El Vibrio cholerae, después de ser ingerido, se instala en el intestino y pasa a producir una toxina que ataca a las células intestinales, provocando una  diarrea severa.

Vamos a hablar detalladamente sobre el cólera en un artículo que se escribirá muy pronto.

3- Diarrea infecciosa

Además del cólera y de la hepatitis A, varios otros gérmenes, incluyendo bacterias, virus y parásitos, pueden contaminar aguas y los seres humanos que entran en contacto con el mismo. Solamente para nombrar algunos:

a) Bacterias:

  • Escherichia coli.
  • Salmonella.
  • Shigella.
  • Campylobacter pylori.
  • Chlamydia trachomatis.
  • Yersinia enterocolítica.
  • Vibrio vulnificus.

b) Virus:

  • Rotavirus.
  • Norovirus (anteriormente llamado  virus de Norwalk).
  • Adenovirus.
  • Sapovirus.
  • Astrovirus.
  • Adenovirus entérico.
  • Poliomielitis.
  • Hepatitis E.

c) Parásitos

Para obtener más información sobre diarrea y sus causas, lee: DIARREA – Causas y Tratamiento

4- Leptospirosis

La principal fuente de transmisión de la leptospirosis son las ratas de alcantarilla. La infección puede ocurrir después del consumo de líquidos y alimentos, pero la principal causa es por contacto directo de la piel con agua contaminada por la orina de estos roedores. El riesgo de transmisión es grande durante las inundaciones, cuando las aguas contaminadas de las alcantarillas se mezclan con el exceso de agua de las lluvias. Cuánto más largo es el contacto de la piel con el agua contaminada por orina de rata, mayor es el riesgo de contagio.

Más del 75% de los pacientes presentan fiebre alta con escalofríos, dolor de cabeza y dolor muscular. 50% presentan náuseas, vómitos y diarrea. Un hallazgo típico de la leptospirosis son  los ojos muy rojos

5- Esquistosomiasis

La esquistosomiasis, también conocida como “barriga de agua” o enfermedad del caracol, es una infección causada por el parásito Schistosoma, que vive en aguas contaminadas por heces y pobladas por el caracol.

Se puede adquirir la esquistosomiasis a través de la ingestión de agua contaminada, pero su ruta principal es a través de la piel en las personas que se bañan en aguas contaminadas por el parásito

La esquistosomiasis puede causar una enfermedad grave del intestino y del hígado.

6- Otitis externa

La exposición del oído al agua es un factor de riesgo bien conocido para la otitis externa (inflamación de la región más externa del oído). La otitis externa es también conocida como «otitis de nadador».

El exceso de humedad conduce a la maceración de la piel y al rompimiento de la barrera de la cera, cambiando la microflora del canal auditivo, lo que favorece el crecimiento de las bacterias que causan la otitis.  La infección del oído puede ser causada por bacterias u hongos, y aguas con alto grado de contaminación aumentan aún más el riesgo de lesión en el oído. Sin embargo, la otitis puede presentarse inclusive en personas que solamente frecuentan piscinas con tratamiento de agua adecuado.

Para obtener más información sobre la otitis externa, lee: OTITIS EXTERNA – DOLOR DE OÍDO.

7- Legionelosis (enfermedad de los legionarios)

La legionelosis, también conocida como enfermedad de los legionarios, es una infección causada por una bacteria llamada Legionella pneumophila. La legionelosis es una infección pulmonar que se adquiere, generalmente, por inhalación de partículas de agua contaminada con las bacterias de Legionella.

La legionelosis no se transmite de persona a persona, ni se adquiere por el consumo de agua contaminada. Para adquirir la Legionella es necesario aspirar partículas de agua contaminada presentes en el ambiente.

Varios tipos de sistema de agua han sido identificados como fuentes potenciales de legionelosis. Entre los más comunes son los sistemas de calefacción o refrigeración por agua, aires acondicionados centrales, bañeras de hidromasajes, duchas, equipos de agua de alta presión, humectadores, fuentes, fuentes artificiales, nebulizadores, saunas a vapor, etc. Cualquier ambiente donde existe vaporización o emisión de partículas de agua puede ser una fuente de contagio si el agua está contaminada con la bacteria.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. OkLee mas