La infección por el virus del papiloma humano, más comúnmente conocido por el acrónimo VPH o HPV, es la enfermedad de transmisión sexual más común en el mundo.

La forma de presentación clínica del VPH depende del estado inmune del paciente y del subtipo de VPH por lo cual el mismo ha sido infectado. Algunas personas con el virus del papiloma humano pueden no desarrollar signos o síntomas algunos; algunas personas desarrollan verrugas genitales, mientras que otras presentan cambios a nivel celular que pueden predisponer a ciertos tipos de cáncer. Prácticamente todos los casos de cáncer de cuello uterino y un gran porcentaje de los casos de cáncer anal y de pene se relacionan con infección por el VPH.

En este artículo vamos a nos centralizar en dos simples preguntas:

  1. ¿-Una persona infectada por el virus VPH (HPV) se puede curar?
  2. ¿Hay un tratamiento para las infecciones causadas por el virus VPH (HPV)?

¿El VPH tiene cura?

¿El VPH tiene cura? La respuesta a esta pregunta no es tan simple como suena, porque no puede ser sí o no, dependiendo de cómo se interprete la pregunta.

Existe diferencia entre curar el VPH y sanar las lesiones causadas por el VPH. Por lo tanto, para obtener la respuesta correcta, primero debemos explicar cómo actúa el VPH y cómo es la evolución natural del virus del papiloma en nuestro organismo.

Para resumir lo que se explicará a lo largo de este artículo, podemos hacer 3 afirmaciones:

  • El VPH suele sanar espontáneamente en el 80 a 90% de casos. Después de 1 o 2 años, el sistema inmunitario de la mayoría de las personas es capaz de destruir el virus del papiloma humano y eliminarlo totalmente de nuestro organismo.
  • Lesiones causadas por VPH, sean ellas verrugas o tumores cervicales, tienen cura a través de tratamiento médico. Sin embargo, es importante recordar que curar las lesiones del VPH  no significa eliminar el VPH del organismo.
  • Cuando el sistema inmune del paciente es incapaz de eliminar el VPH por sí mismo, el paciente se queda infectado por toda la vida, ya que todavía no existen remedios que curen el VPH.

¿Existe cura para los subtipos de HPV que causan verrugas en la piel?

El VPH  es un virus que tiene más de 150 diferentes subtipos. No todos son capaces de causar cáncer y no atacan a la región genital. Algunos subtipos del VPH, como por ejemplo HPV-1, HPV-2 y HPV-4, están restringidos a la piel, causando verrugas simples en las manos, pies, rodillas y codos. En estos casos, la transmisión del VPH no es por vía sexual.

Quien tuvo verruga  en la infancia sabe que, en la mayoría de los casos, la lesión desaparece con o sin tratamiento después de 1 o 2 años. Pueden aparecer verrugas nuevas durante los años, pero, en general, al llegar a la fase adulta, la mayoría de las personas no se contamina más con ningún subtipo de VPH que causa verrugas en la piel. Solamente un 10 a 15% de los pacientes con verrugas comunes son adultos.

Es importante tener en cuenta que las personas que se contaminan con subtipos de VPH responsables de la aparición de verrugas no desarrollan verrugas. El paciente se contamina, no desarrolla cualquier síntoma, y después de 1 o 2 años el sistema inmunitario se deshace del virus sin que el individuo tenga tomado conocimiento de la infección.

Por lo tanto, existe cura para el VPH que causa verrugas en la piel y es espontanea en la mayoría de los casos. En los pacientes que desarrollan verrugas, el tratamiento con medicamentos ayuda a acelerar el proceso de eliminación de la verruga, pero no elimina el virus del papiloma humano.

Es importante señalar que una pequeña porción de los individuos sigue teniendo las verrugas durante la edad adulta. Son personas cuyos sistemas inmunológicos son incapaces de deshacerse del VPH. En estos individuos, no existe cura para el VPH. Todo lo que se puede hacer es tratar individualmente cada verruga que aparece, si el paciente quiere, ya que la verruga propiamente dicha no causa complicaciones además del efecto estético indeseable.

¿Existe cura para los subtipos de VPH que causan verrugas genitales?

Así como existen subtipos de VPH que causan verrugas en las manos y en los pies, también hay varios subtipos de VPH que son responsables de la aparición de verrugas en los genitales. También llamadas  condiloma acuminado, estas verrugas son causadas por los subtipos HPV  transmitidos sexualmente y pueden afectar al pene, uretra, nalgas, ano, vagina y regiones cercanas del perineo.

Varios subtipos de VPH pueden causar verrugas genitales, pero aproximadamente el 90% de los casos son causado por solamente 2 subtipos: HPV-6 y HPV-11. Afortunadamente, estos dos subtipos tienen bajo potencial de generar cáncer.

Así como ocurre en las verrugas simples, la mayoría de las infecciones por el VPH que provoca verrugas genitales es subclínica. Aproximadamente el 80 a 90% de los pacientes se quedan libres del VPH de forma espontánea después de 1 o 2 años, y muchos ni quedan sabiendo que estuvieron infectados pues no llegaron a desarrollar verrugas aparentes.

Sin embargo, hay casos en que el paciente desarrolla una o más verrugas genitales clínicamente aparentes y permanece con ellas durante varios años. Entre los pacientes que se contaminan con VPH y desarrollan verrugas, la tasa de remisión espontánea de cada verruga es 30 a 40% dentro de 6 meses a 1 año. Sin embargo, la desaparición de la verruga no necesariamente significa eliminación del VPH. Así, la tasa de recurrencia es alta.

En la mayoría de los casos, la verruga genital es un problema estrictamente estético. El riesgo de progresión a cáncer es bajo en la mayoría de los subtipos de VPH y los síntomas tales como dolor, picor u obstrucción del canal anal o vaginal son poco frecuentes. Si el paciente opta por el tratamiento es importante recordar que los fármacos actúan solamente contra verrugas, no teniendo ningún efecto sobre la presencia del virus en el cuerpo. Por lo tanto, la tasa de recurrencia de las verrugas genitales es de 30% en el plazo de 1 año. En general, el objetivo es ir tratando las verrugas hasta que el cuerpo del paciente pueda eliminar el VPH definitivamente. En algunos casos esto ocurre, en otros no. Depende del grado de competencia del sistema inmune de cada uno.

Por lo tanto, no existe cura para el VPH que causa verrugas genitales, siendo espontanea en muchos casos.

El tratamiento de verrugas con medicamentos ayuda a acelerar el proceso de eliminación de la verruga propiamente dicha, pero no elimina el VPH. En algunos casos sin embargo, el sistema inmune del paciente es incapaz de eliminar el VPH definitivamente, y una infección permanente puede ocurrir. En estos casos, aunque cada verruga individual pueda ser curada, nuevas lesiones pueden siempre surgir, ya que el virus todavía está presente en el cuerpo.

¿Existe cura para los subtipos de HPV que causan cáncer de cuello uterino?

Algunos subtipos VPH, especialmente HPV-16 y HPV-18, se relacionan con la aparición de cáncer de cuello uterino. El HPV-16 es responsable de un 50% de los casos y el HPV-18 aproximadamente de un 20%.

Como en otros casos de infección por VPH, los subtipos que pueden causar cáncer de cuello uterino también suelen desaparecer espontáneamente dentro de los 2 primeros años de infección. Incluso en pacientes que tienen lesiones premalignas del cuello uterino, llamada neoplasia intraepitelial cervical (CIN o NIC), la tasa de regresión espontánea de la lesión y cura del virus es muy alta (lee: PRUEBA DE PAPANICOLAOU – NIC1, NIC 2, NIC 3, ASCUS Y LSIL).

Los casos de cánceres de cuello uterino ocurren en pacientes que tienen un subtipo más agresivo (HPV-16 o HPV-18) y cuyo sistema inmunitario es incapaz de eliminar el virus en el corto/mediano plazo. En general, son necesarios unos 10 a 20 años de infección para que el virus del papiloma humano pueda causar la aparición del cáncer de cuello uterino.

Los pacientes que a largo plazo no pueden deshacerse de los subtipos peligrosos del VPH deben hacer seguimiento a cada 6 meses o 1 año con el ginecólogo. Si hay signos de evolución de la lesión premaligna, el riesgo de desarrollo tumoral debe ser suprimido quirúrgicamente.

Una vez más, es importante destacar que la extirpación de la lesión cura la neoplasia intraepitelial cervical (lesión premaligna), impidiendo que la misma evolucione para un cáncer, sin embargo, no afecta en nada el estado del VPH en el cuerpo. La paciente debe continuar  siendo monitoreada para que, casos aparezcan nuevas lesiones premalignas, éstas puedan ser tratadas tempranamente.

Conclusión

Podemos concluir que, independientemente del subtipo, la cura para el VPH  se produce espontáneamente. No hay tratamientos ni medicamentos que ataquen el virus directamente, eliminándolo del cuerpo. Por otra parte, las lesiones causadas por VPH, sean verrugas o neoplasias premalignas, pueden ser curadas mediante una serie de tratamientos, que van desde la aplicación local de sustancias hasta la supresión quirúrgica de la lesión. Sin embargo, estos tratamientos no atacan directamente al virus, y las lesiones pueden surgir otra vez con el paso de los años.

Por lo tanto, la infección por el VPH da razón al famoso dicho que dice que prevenir es mejor que remediar. En el caso del virus del papiloma humano, ya existe prevención efectiva, que se hace con la vacunación. La vacuna contra el VPH previene la infección contra  los subtipos más peligrosos.

compartir
Médico especialista en Medicina Interna y Nefrología. Títulos reconocidos por el Colegio de Nefrología Portugués y la Sociedad Brasileña de Nefrología. Editor jefe del sitio web MD.Saúde desde 2008