ESPOLÓN CALCÁNEO: Causas, Síntomas y Tratamiento

El espolón calcáneo es una prominencia ósea que puede aparecer en la parte anterior del talón.

El espolón calcáneo, o espolón en el talón, es un problema ortopédico que surge debido al crecimiento anormal de una parte del hueso del talón, formando una prominencia, que puede causar dolor intenso en la planta del pie.

¿Qué es el espolón en el talón?

Calcáneo es el nombre dado al hueso del talón. El espolón calcáneo es una prominencia ósea que suele aparecer, habitualmente, en la base del hueso calcáneo, en la planta del pie (ver ilustración). Otro sitio donde el espolón puede surgir es en la región posterior del calcáneo, cerca de la inserción del tendón de Aquiles.

espolón calcáneo

El espolón, generalmente, se desarrolla debido a microtraumas e inflamación crónica de la parte inferior del talón, afectando no sólo al hueso calcáneo, sino también a los tendones y la fascia plantar (ligamento ubicado en la planta del pie, cuyo uno de los extremos está adherido al hueso calcáneo).

Los múltiples microtraumas y la inflamación crónica durante varios meses favorecen la calcificación de los tejidos que rodean el hueso del talón, lo que lleva a la formación de los espolones.

Causas del espolón calcáneo

Cualquier situación que causa estrés crónico en la región del talón puede provocar el desarrollo de un espolón. Como uno de los extremos de la fascia plantar se queda adherido a la base del hueso calcáneo, la fascitis plantar (inflamación de la fascia) presenta los factores de riesgo que el espolón del talón, siendo común la coexistencia de dos problemas ortopédicos.

Son factores de riesgo para el desarrollo del espolón calcáneo y de la fascitis plantar:

  • Edad superior a 40 años.
  • Obesidad .
  • Pie chato.
  • Pie cavo.
  • Práctica de deportes de alto impacto en los pies como corrida, ballet y danza.
  • Trabajar mucho tiempo en pie, como guardias de seguridad, profesores, cirujanos, trabajadores de fábricas, etc.
  • Uso excesivo de tacones altos.
  • Uso de calzados poco apropiados para los pies como zapatos apretados, anchos o viejos.
  • Alteraciones de la marcha, como pisar con el pie torcido, especialmente hacia dentro.

Síntomas del espolón calcáneo

Los espolones de talón, frecuentemente, causan poco o ningún síntoma. La existencia de un espolón no es suficiente para causar dolor en aproximadamente un 95% de los pacientes. Para haber dolor hay que existir también una inflamación en la región alrededor del talón, habitualmente con compromiso de la fascia plantar.

A pesar de presentarse de forma puntiaguda, el dolor del espolón no suele ocurrir en virtud del pinchazo de alguna estructura a su alrededor. El dolor surge por el proceso inflamatorio local que es causado por microtraumas repetitivos. En general, los pacientes con espolones del talón que se quejan de dolor también presentan el cuadro de fascitis plantar (es bueno señalar que el espolón en el talón no causa la fascitis plantar).

Siendo así, no es el espolón por si que causa dolor en los pies. El espolón es solamente un signo indirecto de que esta región del talón estuvo en los últimos meses, o años, expuesta a traumas y estreses repetitivos.

Cuando hay inflamación local el síntoma más común es el dolor en la planta del pie, especialmente en el área por debajo del talón. El dolor es característicamente peor durante los primeros pasos, como al salir de la cama por la mañana o levantarse después de estar sentado durante mucho tiempo.

Tratamiento del espolón calcáneo

El tratamiento de espolón calcáneo solamente es necesario cuando hay inflamación de los tejidos circunyacentes, habitualmente bajo la forma de fascitis plantar. Inicialmente, se puede hacer el control de la inflamación con reposo y hielo local.

En los casos más resistentes, otras opciones son la fisioterapia, con ejercicios y estiramiento específico para los pies y las pantorrillas, y el uso de zapatos con plantillas especiales para reducir la presión sobre el calcáneo y la fascia plantar. Las personas obesas deben perder peso a fin de reducir el estrés provocado por el exceso de peso en los pies.

Si no hay contraindicaciones, el uso de antiinflamatorios por un período corto es muy útil para controlar el proceso inflamatorio. Las inyecciones de corticosteroides en el talón pueden ser utilizadas en los casos en que no hay una respuesta satisfactoria al tratamiento conservador.

La cirugía para remover el espolón es el último recurso y en los días de hoy es raramente indicada porque la gran mayoría de los pacientes consigue controlar el dolor con medidas conservadoras.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More