CÓMO ELIMINAR PIOJOS Y LIENDRES

Los piojos son unos diminutos insectos que viven entre el cabello de los seres humanos.

El piojo es un insecto que mide aproximadamente 4 mm de longitud y posee una coloración transparente y grisácea; es un ectoparásito, es decir, un parásito que vive en el exterior de su huésped.

El piojo hembra tiene una vida promedio de un mes, y es capaz de producir hasta diez huevos por día. Los huevos del piojo, que reciben el nombre de liendre, quedan adheridos a la base de los cabellos por hasta ocho días, tiempo promedio para el nacimiento de un nuevo piojo. Contrario a lo que algunas personas creen, liendre no es la forma femenina del piojo (liendre no es “la mujer” del piojo, popularmente hablando), sino el nombre del huevo del piojo. Existe el piojo macho, el piojo hembra y la liendre.

A la persona infestada de piojos se le denomina portadora de pediculosis. Un paciente con pediculosis, por lo tanto, es un paciente con piojos. La pediculosis es, después de la gripe, la enfermedad más común en niños en edad escolar. Se estima que hasta ¼ de los niños tienen piojos.

piojo
Piojo

Existen tres tipos de piojo:

  • Pediculus humanus capitis: o piojo que infecta el cuero cabelludo.
  • Pediculus humanus humanus: un tipo de piojo que infecta lo pelos del cuerpo.
  • Pthirus pubis: el piojo que infecta los pelos pubianos, también conocido como ladilla.

En este texto vamos a atenernos sólo al Pediculus humanus capitis, el más común de todos, el famoso piojo de la cabeza.

Transmisión del piojo

Antes de todo, es importante destacar que:

  • El piojo no salta.
  • El piojo no vuela.
  • El piojo no es señal de mala higiene.
  • El piojo no logra infectar a su mascota.

La transmisión del piojo se realiza por el contacto de personas y por objetos. La forma de interacción entre los niños es mucho más cercana y personal que en el caso de los adultos, lo cual explica la facilidad de transmisión en dicha edad. El piojo también puede pasar de una persona a otra a través de objetos, como ropas, toallas, sombreros, auriculares, diademas, peines, cepillos y ropa de cama. Un piojo adulto puede sobrevivir por hasta dos días en un objeto, manteniéndose viable para la transmisión.

Por motivos aún desconocidos, los niños negros presentan menos riesgo de transmisión que los blancos, así como los varones presentan menos riesgos que las niñas. El tamaño del cabello no influye en la transmisión.

Síntomas del piojo – Síntomas de la pediculosis

Contrario a lo que se imagina, la mayoría de los casos de piojos es asintomática. Por otro lado, es perfectamente posible encontrar a un niño con los cabellos infestados de liendres y piojos sin que presente ninguna queja. Por ese motivo, es rutina en algunas escuelas y colegios la frecuente inspección de los niños para buscarles piojos, evitando que el parásito se propague por toda la clase.

En los casos sintomáticos, y muchos de ellos son, el principal síntoma es una intensa comezón en la cabeza. Esta picazón en la cabeza ocurre por reacción a la saliva del piojo, que es liberada mientras se alimenta de sangre y restos de piel del cuero cabelludo. La comezón en la nuca y detrás de las orejas es bastante común. Algunos casos son tan intensos que el niño tiene dificultad para dormir; en otros casos, se rascan tanto que llegan a producirse heridas en la piel.

Una de las complicaciones es la infección bacteriana de estas heridas causadas por la picazón, llamada de pioderma. Esta infección es causada cuando la bacteria estafilococos, que vive en nuestra piel, contamina la herida abierta por el acto de rascarse la cabeza frenéticamente.

Tratamiento de los piojos y liendres

Existe una gran variedad de tratamientos y medicamentos contra los piojos. No obstante, tan importante cuanto el uso de medicamentos es la inspección e identificación de la pediculosis en todas las personas alrededor del caso identificado. Si un niño es tratado contra los piojos, pero sus hermanos o colegas de clase, también infectados, no lo fuesen, la posibilidad de infectarse de nuevo es altísima.

Como el piojo es nada más que un insecto, el tratamiento se realiza preferiblemente con insecticidas. Estos pueden ser aplicados en forma de champú, lociones o cremas. Algunas de las sustancias usadas incluyen:

  • Permetrina.
  • Piretrina.
  • Malatión.
  • Lindano.

La ivermectina, un medicamento antiparasitario, en dosis única por vía oral es una opción en los casos resistentes a los insecticidas tópicos.

En niños con menos de dos años, no recomendamos el uso de sustancias que contengan insecticida. En este caso, el peine fino mojado para la extracción mecánica del piojo es una opción. El cabello debe ser peinado cuatro veces por día, por al menos dos semanas. El objetivo es remover todo piojo posible. Puede usarse vinagre o aceite para facilitar el trabajo. Atención: estas sustancias ayudan en la remoción mecánica, pero no matan al piojo.

Después del tratamiento, la identificación de liendres no necesariamente significa falla del mismo. Si no hay más piojos, estos pueden ser apenas residuos de huevos viejos que permanecieron pegados al cabello.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. OkLee mas