Efectos secundarios de los anticonceptivos

Este artículo abordará las principales contraindicaciones, los riesgos y efectos secundarios de la píldora anticonceptiva.

Introducción

La píldora anticonceptiva, también llamada anticonceptivo oral, es un método anticonceptivo muy confiable, con una tasa de éxito del 99%.

Además de prevenir el embarazo, las píldoras anticonceptivas también son beneficiosas en otras situaciones, como por ejemplo en el tratamiento del hiperandrogenismo (exceso de hormona masculina), de la dismenorrea (dolores menstruales), de la menorragia (menstruación excesiva) y de la tensión premenstrual.

A pesar de ser una droga segura y utilizada durante muchas décadas, existen varias contraindicaciones y posibles efectos secundarios relacionados con el uso de anticonceptivos.

La disminución progresiva de las dosis de estrógeno y progestina (una forma sintética de la progesterona) desde la introducción de la píldora en el mercado en la década de 1960  causó una importante reducción  en los efectos secundarios, tales como trombosis y complicaciones cardiovasculares.

Tenemos otros artículos sobre métodos anticonceptivos que pueden ser consultados en los siguientes enlaces:

Efectos secundarios de los anticonceptivos

1- Sangrado de escape

Sangrados de escape, es decir,  pérdidas de sangre a través de la vagina fuera de la menstruación son el efecto secundario más común de los anticonceptivos orales.

La hemorragia de escape no indica falla en la eficacia de la píldora no es considerada una menstruación fuera de hora. Ocurre, habitualmente, en los primeros ciclos de uso de la píldora debido a la fragilidad de la pared del útero, que generalmente se atrofia por el uso de anticonceptivos. Las píldoras con dosis bajas de estrógeno suelen ser las causadoras del sangrado de escape. Con el tiempo, sin embargo, el sangrado tiende a disminuir y desaparecer.

Una causa común de sangrado de escape en mujeres en uso de la píldora es el mal uso de anticonceptivos, especialmente cuando la paciente se olvida de tomar el medicamento todos los días. En estos casos, el sangrado se produce en razón de variaciones repentinas en los niveles de hormonas y puede estar relacionado con una falla en el efecto protector de la píldora anticonceptiva.

2- Amenorrea-ausencia de menstruación

La amenorrea es el nombre dado a la ausencia de la menstruación. La amenorrea en las mujeres que usan la píldora puede ser intencional o no. En las formas de uso continuo de la píldora, sin pausas, la ausencia de la menstruación es un hecho esperado y programado.

Sin embargo, también puede ocurrir la amenorrea en las mujeres que usan las  píldoras clásicas, con 4 o 7 días de pausa al final de cada tarjeta. En esta situación, la ausencia de la menstruación no es algo que se espera porque la pausa sirve exactamente para que se baje los niveles hormonales y la menstruación descienda normalmente. La ausencia de la menstruación en estos casos generalmente está relacionada con el uso de píldoras de baja dosis de estrógeno (20 mcg de etinilestradiol). En general, el cambio de pastillas con dosis más altas (30 ó 35 mcg de etinilestradiol) solucionará el problema.

Debemos aclarar, sin embargo, que la presencia de amenorrea de ninguna manera indica falta de acción de la píldora.

Otro tipo de amenorrea que puede ocurrir se denomina amenorrea pos-pastilla, que es la que surge cuando la mujer decide dejar de tomar la píldora anticonceptiva. Un período de 1 ó 2 meses sin  menstruación es común en las mujeres que se utilizaron de la píldora durante mucho tiempo. Sin embargo, más del 90% de las mujeres volverá a menstruar normalmente dentro de 3 meses. La ausencia de menstruación durante más de 3 meses seguidos es una indicación para una cita con el ginecólogo para la investigación de la causa.

Lee también: 15 CAUSAS DE RETRASO DE LA MENSTRUACIÓN.

3- Aumento de peso

Histórica y popularmente siempre se creyó que el uso de anticonceptivos se asocia con un aumento de peso. Es muy común escuchar historias de mujeres que afirman haber ganado peso después de comenzar la píldora. Sin embargo, los estudios disponibles hasta los días de hoy no confirman esta relación.

Por ejemplo, un estudio comparó  49 mujeres sanas que habían comenzado recientemente un anticonceptivo oral conteniendo 30 mcg de etinilestradiol y 75 mcg de gestodeno, con mujeres de edad y peso similares, pero que no tomaban  píldora. Después de 6 meses de seguimiento, cuando se compararon los dos grupos, se observó que no se encontraron diferencias relevantes en relación con el  aumento de peso, IMC, porcentaje de grasa, y proporción cintura-cadera. En ambos grupos alrededor del 30% de las mujeres han ganado por lo menos un kilo de peso en este intermedio y alrededor del 20% perdió más de medio kilo, demostrando que la variación de peso no necesariamente tiene que ver con el uso de la píldora.

Por lo tanto, la famosa declaración de que anticonceptivo engorda carece de apoyo científico. Para más detalles sobre este tema, lee el siguiente artículo: ¿LAS PASTILLAS ANTICONCEPTIVAS ENGORDAN?

4- Disminución del deseo sexual

Este es otro tema controvertido. Popularmente, existe la creencia de que el uso de la píldora reduce la libido en las mujeres. Sin embargo, los resultados de los estudios son contradictorios porque, mientras algunos trabajos muestran disminución del deseo sexual, otros mostraron aumento de la libido y la frecuencia de actos sexuales entre la pareja.

Por lo tanto, el efecto parece ser más individual y estar relacionado con otros factores psicológicos que no sólo el uso de anticonceptivos orales. Algunas mujeres que relacionan la disminución de la libido con el principio de la píldora incluyen mejora cuando cambian de una marca con la formulación de  hormonas distintas.

Riesgos de los anticonceptivos para la salud

Anticonceptivo y trombosis

Desde hace algunos años se conoce la relación entre anticonceptivo y trombosis. En las últimas décadas, la disminución progresiva de las dosis de hormonas que se encuentran en las píldoras anticonceptivas ha sido bastante efectiva en la reducción de la incidencia de complicaciones, sin embargo, todavía existe el riesgo de trombosis venosa.

De hecho, en las mujeres jóvenes y saludables, el riesgo de trombosis asociada a la píldora es demasiado bajo. Los estudios demuestran que la incidencia de eventos trombóticos en las mujeres que usan la píldora es de 10 casos por cada 10.000 mujeres contra 5 casos por cada 10.000 que no usan anticonceptivos orales. Por lo tanto, el riesgo de trombosis con la píldora puede incluso doblar, pero aun así sigue siendo bastante bajo, alrededor del 0,1%.

Como comparación, el riesgo de trombosis venosa en las mujeres embarazadas es de por lo menos 30 cada 10.000. Así, estar embarazada trae un riesgo 3 veces mayor  de trombosis que el uso de la píldora.

En general, el riesgo de eventos trombóticos es mayor durante el primer año de uso de la píldora anticonceptiva. Sin embargo, algunos factores, aumentan el riesgo de trombosis que lo habitual; entre los más comunes son:

  • Obesidad.
  • Más de 39 años de edad.
  • Ser un fumador.
  • Historia familiar de trombofilias u otras enfermedades que interfieren con la coagulación, como deficiencia de proteína S, proteína C o antitrombina, Factor V deLeiden, hiperhomocisteinemia, anticuerpo antifosfolipídico, síndrome nefrótica…
  • Cirugías, especialmente las ortopédicas de los miembros inferiores.
  • Antecedentes de episodios trombóticos.

La composición hormonal de las pastillas también parece tener una influencia en el riesgo de trombosis. La mini píldora, por ejemplo, no causa un riesgo mayor. Por otro lado, existen nuevas pastillas con progestina de 3ª generación, como desogestrel o gestodeno,  que parecen presentar un riesgo ligeramente mayor de trombosis que las píldoras con progestágenos de segunda generación, como el levonorgestrel.

Anticonceptivos y enfermedades cardiovasculares

Históricamente, una preocupación importante en relación al uso de anticonceptivos orales fue el aumento de los eventos cardiovasculares (infarto o AVC) asociados con el uso de la píldora. Este problema, sin embargo, ocurría más a menudo hace décadas, cuando las píldoras eran compuestas de altas dosis de hormonas. La reducción de los niveles de estrógeno en los últimos años ha aumentado sustancialmente la seguridad de la píldora. En la actualidad, el infarto de miocardio es un acontecimiento extremadamente raro en mujeres sanas en edad reproductiva. El riesgo actual es aproximadamente de 2 casos por cada 10.000 mujeres, es decir, un 0,02%.

Anticonceptivo y cáncer

El uso de anticonceptivos orales no está asociado con un mayor riesgo de cáncer en general. Sin embargo, hay cánceres que parecen ser más comunes en personas que utilizan la píldora, y existen cánceres que parecen ser menos comunes.

Por ejemplo, los cánceres de colon, recto, ovario y útero (cáncer de endometrio) parecen ser menos comunes en las mujeres que usan la píldora anticonceptiva. Por otro lado, el cáncer de cuello uterino y del sistema nervioso central parece ser más común. En relación al cáncer de mama existen controversias. Excepto en las mujeres que tienen una mutación en los genes BRCA 1 o 2, no hay evidencias que el uso de los anticonceptivos orales aumenta el riesgo de cáncer

Infertilidad

A pesar de la creencia popular, el uso de los anticonceptivos hormonales no aumenta el riesgo de infertilidad a largo plazo. Excepto durante los primeros 2 o 3 meses de amenorrea, las mujeres que suspendieron el uso de la píldora, aun después de años de uso, quedan embarazadas sin problemas. De hecho, los estudios demuestran que el uso de la píldora anticonceptiva aumenta la tasa de fertilidad y no al contrario.

Por lo tanto, si el embarazo tardar a ocurrir, la pareja debe ser investigada para la infertilidad, pero es poco probable que la píldora sea responsable del problema.

Lee también: PERIODO FÉRTIL PARA QUEDAR EMBARAZADA.

¿Encontraste un error de traducción? Háganos saber por correo electrónico: pedro@mdsaude.com

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More